29 de enero de 2016

Domingo 31 de enero de 2016. 4 TO C.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 31.01.2016

CERRAZÓN COMO NAZARET, APERTURA COMO MARÍA
           Queridos hermanos:
En el Evangelio de este Domingo, continuación del evangelio de la semana pasada, vemos reflejados otros muchos textos del evangelio, como aquel que dice “Vino a su casa y los suyos no lo recibieron (Jn 1,11).O también las palabras del anciano Simeón: “será como una bandera discutida: así quedará clara la actitud de muchos corazones.” (Lc 2,34). Juan nos dice que ni siquiera sus hermanos creían en él. (Jn 7,5). Y Marcos nos dice que los suyos... fueron a apoderarse de él, porque decían: Está fuera de sí. (Mc 3,21).
Decía San Ambrosio: “Aprende a implorar lo que deseas obtener; el fruto de los beneficios divinos no sigue a las gentes indiferentes.” (Tratado sobre el Evangelio de San Lucas. Libro IV.49). Arrancarnos de la indiferencia es el deseo de un Dios que no es indiferente ante los pobres, los cautivos, los ciegos, los oprimidos, los desgraciados. (cf. Lc 4,18). Dios no es indiferente ante el hombre. En cambio el pueblo de Nazaret está cerrado a la gracia, están “escondidos en una apariencia religiosa vacía de Dios.” (Francisco. Evangelii Gaudium 97).
Dice el Papa Francisco en su encíclica Lumen Fidei: “La salvación comienza con la apertura a algo que nos precede, a un don originario que afirma la vida y protege la existencia. Sólo abriéndonos a este origen y reconociéndolo, es posible ser transformados, dejando que la salvación obre en nosotros y haga fecunda la vida, llena de buenos frutos.”
Lo que le ocurre al pueblo de Nazaret es justamente lo contrario: se ponen a sí mismos en el centro. Se cierran, aislándose del Señor y de los otros, y por eso mismo sus vidas se vuelven vanas, sus obras estériles, como árbol lejos del agua. (cf. Lumen Fidei 19). “El pueblo de Dios, por tanto, tiene necesidad de renovación, para no ser indiferente y para no cerrarse en sí mismo.” (Francisco. Mensaje para la Cuaresma 2015)
El Papa Benedicto XVI, cuando estuvo en Nazaret, celebró la Eucaristía en un anfiteatro situado en el lugar donde intentaron despeñar a Jesús. Allí recordó: “Este Monte del Precipicio nos recuerda (…) que el mensaje del Señor fue en ocasiones fuente de contradicción y de conflicto con los mismos que lo escuchaban.” E invitó a renovar “nuestro compromiso de ser levadura de respeto y de amor en el mundo que nos rodea.” (Benedicto XVI. Monte del Precipicio – Nazaret. Jueves 14 de mayo de 2009). Pidamos al Señor parecernos a María abierta al Evangelio y la gracia de un “corazón fuerte y misericordioso, vigilante y generoso, que no se deje encerrar en sí mismo y no caiga en el vértigo de la globalización de la indiferencia.”
Jesús, vuestro párroco
+  Lectura del santo evangelio según san Lucas 4, 21-30

En aquel tiempo, comenzó Jesús a decir en la sinagoga: —«Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír.»
Y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que salían de sus labios.
Y decían: —«¿No es éste el hijo de José?»
Y Jesús les dijo: —«Sin duda me recitaréis aquel refrán: “Médico, cúrate a ti mismo, haz también aquí en tu tierra lo que hemos oído que has hecho en Cafarnaún.»
Y añadió: — «Os aseguro que ningún profeta es bien mirado en su tierra. Os garantizo que en Israel había muchas viudas en tiempos de Elías, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses, y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, más que a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado, más que Naamán, el sirio.»
Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo empujaron fuera del pueblo hasta un barranco del monte en donde se alzaba su pueblo, con intención de despeñarlo. Pero Jesús se abrió paso entre ellos y se alejaba.
Palabra del Señor.
LOS SUYOS NO LE ACOGEN
2610 Tanto como Jesús se entristece por la "falta de fe" de los de Nazaret (Mc 6, 6) y la "poca fe" de sus discípulos (Mt 8, 26), así se admira ante la "gran fe" del centurión romano (cf Mt 8, 10) y de la cananea (cf Mt 15, 28).
530 "Vino a su Casa, y los suyos no lo recibieron"(Jn 1, 11). Toda la vida de Cristo estará bajo el signo de la persecución. Los suyos la comparten con él (cf. Jn 15, 20).


EN NAZARET NO SE ACEPTA QUE LA SALVACIÓN SE DÉ A TODAS LAS NACIONES
JESÚS LLEVARÁ A CABO LA SALVACIÓN UNIVERSAL POR MEDIO DE LA IGLESIA CATÓLICA

752  En el lenguaje cristiano, la palabra "Iglesia" designa no sólo la asamblea litúrgica (cf. 1 Co 11, 18; 14, 19. 28. 34. 35), sino también la comunidad local (cf. 1 Co 1, 2; 16, 1) o toda la comunidad universal de los creyentes (cf. 1 Co 15, 9; Ga 1, 13; Flp 3, 6). Estas tres significaciones son inseparables de hecho. La "Iglesia" es el pueblo que Dios reúne en el mundo entero. La Iglesia de Dios existe en las comunidades locales y se realiza como asamblea litúrgica, sobre todo eucarística. La Iglesia vive de la Palabra y del Cuerpo de Cristo y de esta manera viene a ser ella misma Cuerpo de Cristo.


QUÉ QUIERE DECIR "CATÓLICA"

830  La palabra "católica" significa "universal" en el sentido de "según la totalidad" o "según la integridad". La Iglesia es católica en un doble sentido: Es católica porque Cristo está presente en ella. "Allí donde está Cristo Jesús, está la Iglesia Católica" (San Ignacio de Antioquía, Smyrn. 8, 2).
831  Es católica porque ha sido enviada por Cristo en misión a la totalidad del género humano (cf Mt 28, 19)
COMENTARIO AL EVANGELIO
DEL PAPA BENEDICTO XVI
“El Evangelio de hoy —tomado del capítulo cuarto de san Lucas— es la continuación del domingo pasado. Nos hallamos todavía en la sinagoga de Nazaret, el lugar donde Jesús creció y donde todos le conocen, a Él y a su familia. Después de un período de ausencia, ha regresado de un modo nuevo: durante la liturgia del sábado lee una profecía de Isaías sobre el Mesías y anuncia su cumplimiento, dando a entender que esa palabra se refiere a Él, que Isaías hablaba de Él. Este hecho provoca el desconcierto de los nazarenos: por un lado, «todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que salían de su boca» (Lc 4, 22); san Marcos refiere que muchos decían: «¿De dónde saca todo eso? ¿Qué sabiduría es esa que le ha sido dada?» (6, 2); pero por otro lado sus conciudadanos le conocen demasiado bien: «Es uno como nosotros —dicen—. Su pretensión no podía ser más que una presunción» (cf. La infancia de Jesús, 11). «¿No es éste el hijo de José?» (Lc 4, 22), que es como decir: un carpintero de Nazaret, ¿qué aspiraciones puede tener?
Conociendo justamente esta cerrazón, que confirma el proverbio «ningún profeta es bien recibido en su tierra», Jesús dirige a la gente, en la sinagoga, palabras que suenan como una provocación. Cita dos milagros realizados por los grandes profetas Elías y Eliseo en ayuda de no israelitas, para demostrar que a veces hay más fe fuera de Israel. En ese momento la reacción es unánime: todos se levantan y le echan fuera, y hasta intentan despeñarle; pero Él, con calma soberana, pasa entre la gente enfurecida y se aleja. Entonces es espontáneo que nos preguntemos: ¿cómo es que Jesús quiso provocar esta ruptura? Al principio la gente se admiraba de Él, y tal vez habría podido lograr cierto consenso... Pero esa es precisamente la cuestión: Jesús no ha venido para buscar la aprobación de los hombres, sino —como dirá al final a Pilato— para «dar testimonio de la verdad» (Jn 18, 37). El verdadero profeta no obedece a nadie más que a Dios y se pone al servicio de la verdad, dispuesto a pagarlo en persona. Es verdad que Jesús es el profeta del amor, pero el amor tiene su verdad. Es más, amor y verdad son dos nombres de la misma realidad, dos nombres de Dios. En la liturgia del día resuenan también estas palabras de san Pablo: «El amor... no presume, no se engríe; no es indecoroso ni egoísta; no se irrita; no lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia, sino que goza con la verdad» (1 Co 13, 4-6). Creer en Dios significa renunciar a los propios prejuicios y acoger el rostro concreto en quien Él se ha revelado: el hombre Jesús de Nazaret. Y este camino conduce también a reconocerle y a servirle en los demás.
En esto es iluminadora la actitud de María. ¿Quién tuvo más familiaridad que ella con la humanidad de Jesús? Pero nunca se escandalizó como sus conciudadanos de Nazaret. Ella guardaba el misterio en su corazón y supo acogerlo cada vez más y cada vez de nuevo, en el camino de la fe, hasta la noche de la Cruz y la luz plena de la Resurrección. Que María nos ayude también a nosotros a recorrer con fidelidad y alegría este camino.” (Benedicto XVI. Ángelus. 3 de febrero de 2013).
COMENTARIO AL EVANGELIO
DE SAN AMBROSIO
San Ambrosio, en su comentario al Evangelio de San Lucas que se proclama este domingo, comenta el fragmento: “Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado, más que Naamán, el sirio.” Y dice: “Está claro que estas palabras del Señor Salvador nos enseñan y nos exhortan a tener celo por el culto de Dios; que nadie es curado ni librado de la enfermedad que mancha su carne si no busca la salud con una actitud religiosa: pues los beneficios divinos no se otorgan a los soñolientos, sino a los que vigilan. Y con un ejemplo y una comparación bien elegida, la arrogancia de los compatriotas envidiosos queda confundida, y muestra que la conducta del Señor está de acuerdo con las antiguas escrituras.Y cuando habla del milagro que realiza Eliseo sobre el leproso de Siria Naamán, dice: “¿Por qué, pues, el profeta no tuvo cuidado de sus hermanos, de sus compatriotas, ni curaba a los suyos, cuando curaba a los extranjeros, a los que no practicaban la Ley ni observaban su religión? ¿No es, acaso, porque el remedio depende de la voluntad, no de la nación, y que el beneficio divino se consigue por los deseos del mismo y no por el derecho de nacimiento? Aprende a implorar lo que deseas obtener; el fruto de los beneficios divinos no sigue a las gentes indiferentes.” (Tratado sobre el Evangelio de San Lucas. Libro IV.49).
PRECES DE LOS PEREGRINOS
En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Por tu Santo Cáliz santifícanos, Señor
- Padre misericordioso, te pedimos por el Papa Francisco y sus intenciones en favor de la Iglesia; para que lo conserves y le concedas fruto abundante en su misión apostólica.
- Padre Eterno, te rogamos que protejas sin cesar a Nuestro Arzobispo Antonio y a la Iglesia Santa que peregrina en Valencia.
- Padre lleno de bondad, te invocamos en favor de la fidelidad de España a su vocación cristiana, por las vocaciones sacerdotales y religiosas y en defensa de la institución de la familia humana.
- Padre de los humildes, acepta nuestras súplicas, ofrecidas a tu misericordia por la sangre preciosa de Jesús, por los que sufren persecución por causa de su fe cristiana.

El sábado 6 de febrero el Señor Arzobispo convoca a todos los fieles de la Vicaría 8 a celebrar la Eucaristía en la S.I. Catedral de Valencia a las 11.00 h. para ganar el Jubileo del Año de la Misericordia y del Santo Cáliz. Habrá un autobús para ir a Valencia. Apuntarse antes del 3 de febrero.
La peregrinación se dirigirá hasta la Seo, en la que los fieles entrarán por la Puerta Santa, la de los Hierros, la que está en la Plaza de la Reina, y donde serán recibidos por el Arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares. Se llegará por distintos medios, como autobuses o coches o en tren. La misa será concelebrada por los sacerdotes de la Vicaría VIII, que abarca las parroquias de las comarcas de la Valldigna, la Safor y la Marina.
Qué hacer para obtener la indulgencia
¿Cuáles son las condiciones para conseguir la indulgencia plenaria?
1. PEREGRINACIÓN A LA PUERTA SANTA
Para vivir y obtener la indulgencia los fieles están llamados a realizar una breve peregrinación hacia la Puerta Santa, abierta en la Catedral de Valencia. Entre otros sitios, también en la Colegiata de Gandía. Esta peregrinación la harán como signo del deseo profundo de auténtica conversión.
2. SACRAMENTOS DE LA CONFESIÓN Y EUCARISTÍA
Es importante que este momento esté unido, ante todo, al Sacramento de la Reconciliación y a la celebración de la santa Eucaristía con una reflexión sobre la misericordia.
3. REZO DEL CREDO Y ORACIÓN POR EL PAPA
Será necesario acompañar estas celebraciones con la profesión de fe (el Credo) y con la oración por el Papa y por las intenciones que lleva en su corazón para el bien de la Iglesia y de todo el mundo.

¿Qué pasa con los enfermos?

Las personas enfermas o impedidas podrán ganar la indulgencia en sus casas. Para ellos será de gran ayuda vivir la enfermedad y el sufrimiento como experiencia de cercanía al Señor que en el misterio de su pasión, muerte y resurrección indica la vía maestra para dar sentido al dolor y a la soledad. Vivir con fe y gozosa esperanza este momento de prueba, recibiendo la comunión o participando en la santa misa y en la oración comunitaria, también a través de los diversos medios de comunicación, será para ellos el modo de obtener la indulgencia jubilar. 
¿TAMBIÉN SE PUEDE OFRECER POR LOS DIFUNTOS?
La indulgencia jubilar se puede ganar también para los difuntos. A ellos estamos unidos por el testimonio de fe y caridad que nos dejaron. De igual modo que los recordamos en la celebración eucarística, también podemos, en el gran misterio de la comunión de los santos, rezar por ellos para que el rostro misericordioso del Padre los libere de todo residuo de culpa y pueda abrazarlos en la bienaventuranza que no tiene fin.

1. INFANCIA MISIONERA. Durante este mes de enero les invitamos a colaborar con la infancia misionera del Domund aportando “sólo céntimos rojos, es decir, monedas de 1, 2 y 5 céntimos. Gracias.
2. CATEQUESIS PARA JÓVENES Y ADULTOS: Los martes y viernes a las 9.30 noche, entrando por la calle Ciudad de Laval 29. Habrá servicio de guardería para los que tengan niños pequeños o personas mayores.
3. El lunes 1 de febrero a las 20.00 h. se reunirá el Consejo de Cáritas arciprestal en Tavernes.
4. FIESTA DE LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR. El martes 2 de febrero a as 19.30 h. celebraremos la Fiesta de la Candelaria. En este día se celebra también la Jornada para la Vida Consagrada en el año en que se clausura su Año Jubilar. Con los religiosos y religiosas se celebrará esta fiesta a las 8 de la mañana en las Clarisas de Gandía presidida por el Vicario Episcopal de la zona.
5. El miércoles 3 de febrero a las 17.30 h. se reunirá el Equipo de Cáritas. A las 20.30 h. se reunirá el Equipo de Liturgia. Con motivo de la fiesta de San Blas se bendecirán dulces y caramelos para la tos.
6. El próximo fin de semana la 5ª comunidad Neocatecumenal vivirá su Primer Escrutinio bautismal.
7. El sábado 6 de febrero en la Misa de 6 tarde se hará la entrega de las Bienaventuranzas a los niños de 2º de Jesús es el Señor.
8. COMIENZA LA CUARESMA: el miércoles 10 de febrero. Con esta intención: orar por la Paz en los lugares castigados por la violencia, la guerra o el terror.
9. SEMANA DEL ENFERMO. Del 11 al 19 de febrero. Con la celebración de la Fiesta del enfermo el jueves 11 de febrero, día de la Virgen de Lourdes, una película el domingo 14 de febrero a las 17.00 h.; dos charlas el martes 16 de febrero y el viernes 19 de febrero a las 21.30 h. y el jueves 18 de febrero habrá una Vigilia de oración por los enfermos a las 20.30 h.
10. CAMPAÑA DE MANOS UNIDAS CONTRA EL HAMBRE: será el fin de semana del 13 y 14 de febrero con el lema: “Plántale cara al hambre: siembra”.
Lunes 1. 19.30 h.: En sufragio de: Vicente García Arlandis. 
Martes 2. Fiesta de la Presentación del Señor. 19.30 h.: En sufragio de: Dif. Fam. Ferrer-Puig. 
Miércoles 3. San Blas y San Óscar. 19.30 h.: En sufragio de: Rogelio Roselló. 
Jueves 4. 19.30 h.: En sufragio de: una intención particular. 
Viernes 5. Santa Águeda, mr. 19.30 h.: En sufragio de: María Fernández Cazorla. 
Sábado 6. Por la mañana: San Pablo Miki y comp. mr. Por la tarde: V Domingo del T.O. 18.00 h.: Con niños. En sufragio de: Dif. Fam. García—Estruch. 19.30 h.: Sin intención. 21.00 h.: Sin intención. 
Domingo 7.  V Domingo del T.O. 9.30 h.: En sufragio de: María Fernández Cazorla. 11.00 h.: En sufragio de: una intención particular. 12.00 h.: Pro Pópulo. 19.30 h.: En sufragio de: Antonio Casanova.
  ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Puedes descargar la Hoja Parroquial:

Hoja parroquial en formato pdf

Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil y tablet escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" que podrás encontrar en tu "App Store".
También la puedes descargar escaneando la siguiente etiqueta "QR":
Códigos QR / Qr Codes