21 de abril de 2018

Domingo 22 de abril de 2018. 4 PASCUA B.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com




Domingo 22 de Abril de 2018


                  Queridos hermanos:
En este domingo cuarto de Pascua, domingo del Buen Pastor, escuchamos un fragmento del evangelio de San Juan.
Decía Santa Teresita del Niño Jesús: “El buen Pastor, mostrando al cordero sus pies, sus manos y su corazón hermoseados con luminosas llagas, respondió: «Mira estas llagas, ¡son las que recibí en casa de los que me amaban...! Por eso son tan bellas y gloriosas, y su resplandor arrobará de alegría a los ángeles y a los santos por toda la eternidad...” (Carta 190 a la madre María de Gonzaga).
Este Buen Pastor ama a sus ovejas, da la vida por sus ovejas. Y no forzadamente, sino de buena gana, voluntariamente. Porque ama a sus ovejas. Como decía San Juan de la Cruz en la poesía del pastorcico: “
Un pastorcico solo está penado / ajeno de placer y de contento / y en su pastora puesto el pensamiento / y el pecho del amor muy lastimado.   No llora por haberle amor llagado / que no le pena verse así afligido / aunque en el corazón está herido / mas llora por pensar que está olvidado.  Que sólo de pensar que está olvidado / de su bella pastora con gran pena / se deja maltratar en tierra ajena / el pecho del amor muy lastimado!

Este Buen Pastor conoce a sus ovejas, tiene con ellas un trato íntimo, que genera gran confianza con el Pastor. Ama a estas ovejas y ama a otras ovejas que las primeras no conocen. Son las ovejas de otro redil.
Y las ovejas ¿cómo reaccionan ante este Buen Pastor?
Hay ovejas asalariadas. Su único interés: la paga. Si hacen algo es por dinero o recompensa. No por amor, como el Buen Pastor. Y ante el peligro o el hecho de perder dinero, tiempo o salud abandona las tareas encomendadas y huye. ¿Qué es lo que les importa a estas ovejas asalariadas? Su vida. No se aman más que a sí mismas, sus ideas, sus amigos, su vida.
Hay ovejas enlobecidas por tener trato íntimo con el Lobo. Y a cualquier dificultad que se le presenta sacan los dientes y las uñas y responden con gritos y violencia.
Hay ovejas ingratas e indiferentes, como decía Santa Teresita del Niño Jesús: “Entre los discípulos del mundo, sólo encuentra ingratos e indiferentes, y entre sus propios discípulos ¡qué pocos corazones encuentra que se entreguen a él sin reservas, que comprendan toda la ternura de su amor infinito!” (Carta 196 a sor María del Sagrado Corazón).
Hay también ovejas que tienen al Pastor como de uso exclusivo. “Que hay otras ovejas”, les dice el Pastor. Y ellas siguen encerradas en su redil, sin percibir que la mies es mucha, que las ovejas heridas y dispersas por el lobo o por la falta de atención son muchas, que las hay que no saben siquiera que son ovejas, que tienen un Buen Pastor, y que las ama dando su Vida abundante por ellas. Pidamos la gracia de ser ovejas a semejanza del Buen Pastor.
Jesús, vuestro párroco
+ Lectura del santo Evangelio según san Juan 10, 11-18

En aquel tiempo, dijo Jesús:
«Yo soy el Buen Pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo las roba y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas.
Yo soy el Buen Pastor, que conozco a las mías, y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas.
Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a esas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño y un solo Pastor.
Por esto me ama el Padre, porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este mandato he recibido de mi Padre».
Palabra del Señor.
EL BUEN PASTOR DA SU VIDA
POR LAS OVEJAS LIBREMENTE
609  Jesús, al aceptar en su corazón humano el amor del Padre hacia los hombres, "los amó hasta el extremo" (Jn 13, 1) porque "Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos" (Jn 15, 13). Tanto en el sufrimiento como en la muerte, su humanidad se hizo el instrumento libre y perfecto de su amor divino que quiere la salvación de los hombres (cf. Hb 2,10. 17-18; 4,15; 5,7-9). En efecto, aceptó libremente su pasión y su muerte por amor a su Padre y a los hombres que el Padre quiere salvar: "Nadie me quita la vida; yo la doy voluntariamente" (Jn 10, 18). De aquí la soberana libertad del Hijo de Dios cuando él mismo se encamina hacia la muerte (cf. Jn 18, 4-6; Mt 26, 53).

LA IGLESIA ES EL REDIL DEL BUEN PASTOR
754  "La Iglesia, en efecto, es el redil cuya puerta única y necesaria es Cristo (Jn 10, 1-10). Es también el rebaño cuyo pastor será el mismo Dios, como él mismo anunció (cf. Is 40, 11; Ez 34, 11-31). Aunque son pastores humanos quienes gobiernan a las ovejas, sin embargo es Cristo mismo el que sin cesar las guía y alimenta; Él, el Buen Pastor y Cabeza de los pastores (cf. Jn 10, 11; 1 P 5, 4), que dio su vida por las ovejas (cf. Jn 10, 11-15)".

EL SACRAMENTO DEL PERDÓN Y EL BUEN PASTOR
1465  Cuando celebra el sacramento de la Penitencia, el sacerdote ejerce el ministerio del Buen Pastor que busca la oveja perdida, el del Buen Samaritano que cura las heridas, del Padre que espera al Hijo pródigo y lo acoge a su vuelta, del justo Juez que no hace acepción de personas y cuyo juicio es a la vez justo y misericordioso. En una palabra, el sacerdote es el signo y el instrumento del amor misericordioso de Dios con el pecador.
EL EVANGELIO COMENTADO POR EL PAPA
Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!
El cuarto domingo de Pascua —éste—, llamado «domingo del Buen Pastor», cada año nos invita a redescubrir, con estupor siempre nuevo, esta definición que Jesús dio de sí mismo, releyéndola a la luz de su pasión, muerte y resurrección. «El buen Pastor da su vida por las ovejas» (Jn 10, 11): estas palabras se realizaron plenamente cuando Cristo, obedeciendo libremente a la voluntad del Padre, se inmoló en la Cruz. Entonces se vuelve completamente claro qué significa que Él es «el buen Pastor»: da la vida, ofreció su vida en sacrificio por todos nosotros: por ti, por ti, por ti, por mí ¡por todos! ¡Y por ello es el buen Pastor!
Cristo es el Pastor verdadero, que realiza el modelo más alto de amor por el rebaño: Él dispone libremente de su propia vida, nadie se la quita (cf. v. 18), sino que la dona en favor de las ovejas (v. 17). En abierta oposición a los falsos pastores, Jesús se presenta como el verdadero y único Pastor del pueblo: el pastor malo piensa en sí mismo y explota a las ovejas; el buen pastor piensa en las ovejas y se dona a sí mismo. A diferencia del mercenario, Cristo Pastor es un guía atento que participa en la vida de su rebaño, no busca otro interés, no tiene otra ambición que la de guiar, alimentar y proteger a sus ovejas. Y todo esto al precio más alto, el del sacrificio de su propia vida.
En la figura de Jesús, Pastor bueno, contemplamos a la Providencia de Dios, su solicitud paternal por cada uno de nosotros. ¡No nos deja solos! La consecuencia de esta contemplación de Jesús, Pastor verdadero y bueno, es la exclamación de conmovido estupor que encontramos en la segunda Lectura de la liturgia de hoy: «Mirad qué amor nos ha tenido el Padre...» (1 Jn 3, 1). Es verdaderamente un amor sorprendente y misterioso, porque donándonos a Jesús como Pastor que da la vida por nosotros, el Padre nos ha dado lo más grande y precioso que nos podía donar. Es el amor más alto y más puro, porque no está motivado por ninguna necesidad, no está condicionado por ningún cálculo, no está atraído por ningún interesado deseo de intercambio. Ante este amor de Dios, experimentamos una alegría inmensa y nos abrimos al reconocimiento por lo que hemos recibido gratuitamente.
Pero contemplar y agradecer no basta. También hay que seguir al buen Pastor. En particular, cuantos tienen la misión de guía en la Iglesia —sacerdotes, obispos, Papas— están llamados a asumir no la mentalidad del mánager sino la del siervo, a imitación de Jesús que, despojándose de sí mismo, nos ha salvado con su misericordia. (Francisco. Regina Coeli. 26 de abril de 2015)
"GAUDETE ET EXSULTATE"
CADA UNO TIENE
SU PROPIO CAMINO DE SANTIDAD
La llamada a la santidad que nos hace el Señor a cada uno de nosotros, esa llamada que te dirige también a ti: «Sed santos, porque yo soy santo» (Lv 11,45; cf. 1 P 1,16).(GE 10). Pero como dice el Concilio Vaticano II, «Cada uno por su camino»
Contemplar modelos de santidad no es para desalentarse al ver que no pueden alcanzarse. Nos sirven de estímulo, de motivación, pero no se trata de copiarlos, dice el Papa. El Señor con cada uno tiene un camino de santidad “único y diferente”. Se trata, pues, de discernir el propio camino y sacar a la luz lo mejor de sí, aquello tan personal que Dios ha puesto en él (cf. 1 Co 12,7),
“Todos, dice el Papa, estamos llamados a ser testigos, pero «existen muchas formas existenciales de testimonio». Porque la vida divina se comunica «a unos en una manera y a otros en otra».(EG 11).
Después recuerda el Papa estilos femeninos de santidad: “Podemos mencionar a santa Hildegarda de Bingen, santa Brígida, santa Catalina de Siena, santa Teresa de Ávila o santa Teresa de Lisieux. Pero me interesa recordar a tantas mujeres desconocidas u olvidadas quienes, cada una a su modo, han sostenido y transformado familias y comunidades con la potencia de su testimonio.” (EG 12).
Todo esto para “entusiasmar y alentar a cada uno para darlo todo, para crecer hacia ese proyecto único e irrepetible que Dios ha querido para él desde toda la eternidad.” (Eg 13).
Señor Jesús, que para llevar a cabo el plan de Dios sobre todos los hombres, nos llamas a la alegría para que ésta sea el centro de nuestra vida. Concédenos en nuestra vida escuchar, discernir y vivir tu llamada a la alegría.
Concédenos en nuestra vida escuchar tu llamada.  Prepáranos para que nos preparemos a escuchar para que el Padre escriba la historia única y original con cada uno de nosotros. Que no quede silenciada por las numerosas preocupaciones o por los muchos ruidos o estímulos exteriores. Que podamos prestar atención a los detalles de nuestra vida diaria, aprender a leer los acontecimientos con los ojos de la fe, y mantenernos abiertos a las sorpresas del Espíritu. Concédenos discernir la misión a la que nos llamas y desarrollar la capacidad de «leer desde dentro» la vida e intuir hacia dónde y qué es lo que tú nos pides pide para ser continuadores de tu misión. Que no esperemos a que vengan tiempos mejores. Que asumamos el riesgo de elegir pues tú nos llamas “hoy” a seguirte y ser tus testigos, sin esperar a ser perfectos ni asustarnos de nuestros límites y de nuestros pecados. (Oración sacada de Mensaje del Santo Padre Francisco para la 55 Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones. 3-12-2017)

Durante varios domingos se realizarán encuentros de oración y predicación de la Buena Noticia llamados Misión en las Plazas con el Papa Francisco. Se realiza esta misión en las principales ciudades de Europa.
Es una reunión festiva, de oración y de anuncio del Evangelio durante una hora.
Nos dice San Pablo que la fe viene por el oído. Pero ¿qué es lo que hemos de escuchar para tener fe? Dice San Pablo que Dios ha querido salvar a los creyentes por medio del Kerygma, la necedad de la predicación. 
Este próximo domingo 22 de abril habrá Misión en el Parque de la Plaza de San Pere a las 11.00 h. con el rezo de Laudes, predicación del Kerygma y el testimonio de algún miembro de la parroquia. La misión continuará durante los próximos domingos. Tu vida puede cambiar. Te invitamos.
Domingo 22 de abril JORNADA POR LA VIDA
En la parroquia de San Francisco de Borja de Gandía
12.00 h. Acogida
12.30 h. Rezo del Regina Coeli y pase de un cortometraje y dos testimonios por la vida
14.00 h. Comida en los locales parroquiales
15.30 h. Mesa Redonda cortometrajes por la vida
18.00 h. Merienda y conclusión con el rezo de Vísperas cantadas con la bendición de madres gestantes y niños pequeños.

Domingo 6 de mayo
17.30 h. en los locales parroquiales de San Francisco de Borja de Gandía Película sobre el tema y coloquio.
El lunes 23 de abril a las 19.00 h. será la reunión arciprestal y a las 20.00 h. en Cáritas interparroquial el Rvdo. D. Avelino Castells, sacerdote diocesano y formador del Seminario, dará una charla sobre el documento de la Conferencia Episcopal Española “La Iglesia, servidora de los pobres.”

También tener en cuenta que el IV ENCUENTRO DIOCESANO DE VOLUNTARIOS DE CÁRITAS tendrá lugar el sábado 26 de mayo en las Escuelas de San José-Jesuitas de Valencia de 9 de la mañana a 5 de la tarde.
1. Fiesta del Beato Andrés Hibernón:
Domingo 22 de abril. Misa solemne a las 11.30 h. Solemne procesión a las 20.00 h.
2. De lunes a viernes a las 10.00 h.: oración de la mañana con exposición del Santísimo Sacramento.
3. El martes 24 de abril a las 20.15 h. habrá reunión del Equipo de Pastoral de la Salud para ir preparando la Pascua del Enfermo.
4. El viernes 27 de abril exposición con el Santísimo Sacramento desde las 16.30 h.
5. Reunión con los padres de los niños que van a comulgar en la parroquia en el mes de mayo: sábado 28 de abril a las 16.45 h.
6. Campamento interparroquial: del 2 al 8 de julio en el Campamento San Juan Pablo II de Siete Aguas.
7. Campaña de recogida de donativos para el cartel metálico colocado en los locales nuevos. Su coste es de 320 €. Recaudado hasta el momento: 263,10 €. Faltan: 56,90 €.
8. En breve comenzaremos otra campaña de recogida para la reforma de los ventanales que quedaron por reformar cuando se puso el aire acondicionado en el templo.
9. El Arzobispado convoca para el próximo 9 de junio un Encuentro de Catequistas simultáneo en Moncada, Xàtiva y Gandía. Es una iniciativa del Cardenal, organizado por la Delegación para la Iniciación Cristiana y Catequesis. Ya daremos más información.
10. La colecta de las misas del 28 y 29 de abril el Arzobispo ha decretado sea para los misioneros valencianos. Por tanto será extraordinaria.
Del 23 al 29 de abril de 2018

Lunes 23. San Jorge, mártir. 19.30 h.: En sufragio de: José Antonio Cabanilles. 
Martes 24. San Fidel de Sigmaringa, presbítero y mártir. 19.30 h.: Sin intención. 
Miércoles 25. Fiesta de San Marcos, evangelista. 19.30 h.: En sufragio de: Jesús Sánchez Godínez. 
Jueves 26. Fiesta de San Isidoro, Obispo y Doctor. 19.30 h.: Sin intención. 
Viernes 27. 19.30 h.: Sin intención.
Sábado 28. Por la mañana: San Luis Mª Grignion de Monfort, presbítero. Por la tarde: DOMINGO V DE PASCUA.
18.00 h.: Con niños. En sufragio de: Dif. Fam. Ojeda. 19.30 h.: En sufragio de: Rosendo Roche. 21.00 h.: En sufragio de: Dif. Fam. Escrivá –Peiró.
Domingo 29. DOMINGO V DE PASCUA.
10.00 h.: Sin intención. 11.30 h.: Pro Pópulo. 19.30 h.: Sin intención.
      -----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Puedes descargar la Hoja Parroquial:

13 de abril de 2018

Domingo 15 de abril de 2018.3 PASCUA B.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com




Domingo 15 de Abril de 2018


                Queridos Hermanos:
El evangelio de este domingo nos vuelve a colocar en el primer domingo, en el día en que Jesús resucitó.
El Papa Benedicto XVI en su obra Jesús de Nazaret se preguntaba “¿Qué ha traído Jesús, si no ha conseguido un mundo mejor? Pensamos siempre que, si quería ser el Mesías, debería haber traído la edad de oro.” Una edad donde no hubiera ya ni luto, ni llanto ni dolor. Donde no hubiera sufrimientos. Donde no hubiera injusticias. Esto es lo que han pretendido y pretenden todos los totalitarismos que ha habido y hay hoy día. Los más recientes el nacismo, el comunismo, y actualmente, entre otras, la ideología de  género. El totalitarismo de cada época acaba eliminando al que piensa diferente. Y nos decía entonces el Papa: “ningún reino de este mundo es el Reino de Dios, ninguno asegura la salvación de la humanidad en absoluto. El reino humano permanece humano, y el que afirme que puede edificar el mundo según el engaño de Satanás, hace caer el mundo en sus manos.”
Entonces. ¿qué ha traído Jesús realmente, si no ha traído la paz al mundo, el bienestar para todos, un mundo mejor? ¿Qué ha traído? Y nos responde el Papa: “La respuesta es muy sencilla: a Dios. Ha traído a Dios.” Dice el Papa que podría parecer poco, pero es muchísimo. No es lo mismo una vida con Dios que sin Dios. No es lo mismo una vida con Jesucristo resucitado que una vida con un recuerdo de una buena persona que murió de forma trágica dando la vida. No es lo mismo.
Jesús resucitado se pone en medio como el árbol de Vida del paraíso y nos da la Paz. Lo podemos ver, tocar, escuchar en su instrucción. Para ello nos capacita los sentidos interiores, nos abre el entendimiento, para ver, tocar, oír al Señor. El Señor hizo de los apóstoles testigos de su resurrección, de su misericordia, del perdón de los pecados. Nosotros también estamos llamados a ser testigos. Como solteros, casados, consagrados, trabajadores, como padre, abuelo, abuela, como autoridad al servicio del bien común. (Francisco Gaudete et Exsultate nº 14). Ser testigos como “misioneros apasionados, devorados por el entusiasmo de comunicar la verdadera vida” que nos ayuda a salir “de la mediocridad tranquila y anestesiante.” (cf. Id. 150), dejando que la presencia de Cristo en la comunidad cristiana y en la Eucaristía inflame con su fuego nuestro corazón. “Si no le permites que él alimente el calor de su amor y de su ternura, no tendrás fuego, y así ¿cómo podrás inflamar el corazón de los demás con tu testimonio y tus palabras? Y si ante el rostro de Cristo todavía no logras dejarte sanar y transformar, entonces penetra en las entrañas del Señor, entra en sus llagas, porque allí tiene su sede la misericordia divina. (id. 151).
Jesús, vuestro párroco
+ Lectura del santo evangelio según san Lucas 24, 35-48

En aquel tiempo, los discípulos de Jesús contaron lo que les había pasado por el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.
Estaban hablando de estas cosas, cuando él se presentó en medio de ellos y les dice: «Paz a vosotros».
Pero ellos, aterrorizados y llenos de miedo, creían ver un espíritu. Y él les dijo:
«¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro corazón? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un espíritu no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo».
Dicho esto, les mostró las manos y los pies. Pero como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo: «¿Tenéis ahí algo de comer?».
Ellos le ofrecieron un trozo de pez asado. Él lo tomó y comió delante de ellos. Y les dijo: «Esto es lo que os dije mientras estaba con vosotros: que era necesario que se cumpliera todo lo escrito en la Ley de Moisés y en los Profetas y Salmos acerca de mí».
Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras. Y les dijo: «Así está escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día y en su nombre se proclamará la conversión para el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto».
Palabra del Señor.
EL ESTADO DE LA
HUMANIDAD RESUCITADA DE CRISTO

645. Jesús resucitado establece con sus discípulos relaciones directas mediante el tacto (cf. Lc 24, 39; Jn 20, 27) y el compartir la comida (cf. Lc 24, 30. 41-43; Jn 21, 9. 13-15). Les invita así a reconocer que él no es un espíritu (cf. Lc 24, 39) pero sobre todo a que comprueben que el cuerpo resucitado con el que se presenta ante ellos es el mismo que ha sido martirizado y crucificado ya que sigue llevando las huellas de su pasión (cf Lc 24, 40; Jn 20, 20. 27). Este cuerpo auténtico y real posee sin embargo al mismo tiempo las propiedades nuevas de un cuerpo glorioso: no está situado en el espacio ni en el tiempo, pero puede hacerse presente a su voluntad donde quiere y cuando quiere (cf. Mt 28, 9. 16-17; Lc 24, 15. 36; Jn 20, 14. 19. 26; 21, 4) porque su humanidad ya no puede ser retenida en la tierra y no pertenece ya más que al dominio divino del Padre (cf. Jn 20, 17). Por esta razón también Jesús resucitado es soberanamente libre de aparecer como quiere: bajo la apariencia de un jardinero (cf. Jn 20, 14-15) o "bajo otra figura" (Mc 16, 12) distinta de la que les era familiar a los discípulos, y eso para suscitar su fe (cf. Jn 20, 14. 16; 21, 4. 7).
EL EVANGELIO COMENTADO POR EL PAPA
“En las lecturas bíblicas de la liturgia de hoy resuena dos veces la palabra «testigos». La primera vez es en los labios de Pedro: él, después de la curación del paralítico ante la puerta del templo de Jerusalén, exclama: «Matasteis al autor de la vida, pero Dios lo resucitó de entre los muertos, y nosotros somos testigos de ello» (Hch 3, 15). La segunda vez, en los labios de Jesús resucitado: Él, la tarde de Pascua, abre la mente de los discípulos al misterio de su muerte y resurrección y les dice: «Vosotros sois testigos de esto» (Lc 24, 48). Los apóstoles, que vieron con los propios ojos al Cristo resucitado, no podían callar su extraordinaria experiencia. Él se había mostrado a ellos para que la verdad de su resurrección llegara a todos mediante su testimonio. Y la Iglesia tiene la tarea de prolongar en el tiempo esta misión; cada bautizado está llamado a dar testimonio, con las palabras y con la vida, que Jesús ha resucitado, que Jesús está vivo y presente en medio de nosotros. Todos nosotros estamos llamados a dar testimonio de que Jesús está vivo.
Podemos preguntarnos: pero, ¿quién es el testigo? El testigo es uno que ha visto, que recuerda y cuenta. Ver, recordar y contar son los tres verbos que describen la identidad y la misión. El testigo es uno que ha visto, con ojo objetivo, ha visto una realidad, pero no con ojo indiferente; ha visto y se ha dejado involucrar por el acontecimiento. Por eso recuerda, no sólo porque sabe reconstruir de modo preciso los hechos sucedidos, sino también porque esos hechos le han hablado y él ha captado el sentido profundo. Entonces el testigo cuenta, no de manera fría y distante sino como uno que se ha dejado cuestionar y desde aquel día ha cambiado de vida. El testigo es uno que ha cambiado de vida.
El contenido del testimonio cristiano no es una teoría, no es una ideología o un complejo sistema de preceptos y prohibiciones o un moralismo, sino que es un mensaje de salvación, un acontecimiento concreto, es más, una Persona: es Cristo resucitado, viviente y único Salvador de todos. Él puede ser testimoniado por quienes han tenido una experiencia personal de Él, en la oración y en la Iglesia, a través de un camino que tiene su fundamento en el Bautismo, su alimento en la Eucaristía, su sello en la Confirmación, su continua conversión en la Penitencia. Gracias a este camino, siempre guiado por la Palabra de Dios, cada cristiano puede transformarse en testigo de Jesús resucitado. Y su testimonio es mucho más creíble cuando más transparenta un modo de vivir evangélico, gozoso, valiente, humilde, pacífico, misericordioso. En cambio, si el cristiano se deja llevar por las comodidades, las vanidades, el egoísmo, si se convierte en sordo y ciego ante la petición de «resurrección» de tantos hermanos, ¿cómo podrá comunicar a Jesús vivo, como podrá comunicar la potencia liberadora de Jesús vivo y su ternura infinita?
Que María, nuestra Madre, nos sostenga con su intercesión para que podamos convertirnos, con nuestros límites, pero con la gracia de la fe, en testigos del Señor resucitado, llevando a las personas que nos encontramos los dones pascuales de la alegría y de la paz. (Francisco. Regina Coeli. 19-4-2015).
GAUDETE ET EXSULTATE"

Es una exhortación apostólica de 40 páginas del Papa Francisco con fecha del 19 de marzo (día de San José), presentada este lunes 9 de abril, con el subtítulo "sobre el llamado a la santidad en el mundo actual". Es un llamado a vivir la santidad por el amor. Pues dice: a cada uno de nosotros el Señor nos eligió «para que fuésemos santos e irreprochables ante él por el amor» (Ef 1,4).” (GE 2).

Nos llama el Señor a ser santos como Abraham, Sara, Moisés... una "nube de testigos" que nos alientan, también los santos beatificados o canonizados. Pero también entre ellos puede estar nuestra propia madre, una abuela u otras personas cercanas (cf. GE 3).

En este camino a la santidad nadie se salva solo, como individuo aislado: vamos en comunidad, perteneciendo al pueblo de Dios. (cf. GE 6)

Dice así el Papa: Me gusta ver la santidad en el pueblo de Dios paciente: a los padres que crían con tanto amor a sus hijos, en esos hombres y mujeres que trabajan para llevar el pan a su casa, en los enfermos, en las religiosas ancianas que siguen sonriendo. En esta constancia para seguir adelante día a día, veo la santidad de la Iglesia militante. Esa es muchas veces la santidad «de la puerta de al lado», de aquellos que viven cerca de nosotros y son un reflejo de la presencia de Dios, o, para usar otra expresión, «la clase media de la santidad» (GE 7).

El llamado a la santidad que el Señor hace a cada uno de nosotros, ese llamado que te dirige también a ti: «Sed santos, porque yo soy santo» (Lv 11,45; cf. 1 P 1,16). (GE 10).
Señor Jesús, ayúdanos a promover el deseo de la santidad (GE 177), pues tú enviaste a los discípulos a proclamar la conversión para el perdón de los pecados (Lc 24, 47).
Concédenos asociarnos contigo, a tu muerte y resurrección de la manera única y personal que has previsto, concédenos morir y resucitar constantemente contigo.(cf. EG 20), para ser tus testigos.
Concédenos ser un mensaje que el Espíritu Santo toma de la riqueza de Jesucristo y regala a los demás (cf. EG 21).
Concédenos, Señor, identificarnos contigo y con tus deseos para colaborar contigo en la construcción de tu Reino de amor, justicia y paz para todos. Concédenos que todos los esfuerzos o renuncias, alegrías y fecundidad te los podamos ofrecer, entregándonos en cuerpo y alma para dar lo mejor de nosotros en este empeño (cf. GE 25).


Durante varios domingos se realizarán encuentros de oración y predicación de la Buena Noticia llamados Misión en las Plazas con el Papa Francisco. Se realiza esta misión en las principales ciudades de Europa.
Es una reunión festiva, de oración y de anuncio del Evangelio durante una hora.
Nos dice San Pablo que la fe viene por el oído. Pero ¿qué es lo que hemos de escuchar para tener fe? Dice San Pablo que Dios ha querido salvar a los creyentes por medio del Kerygma, la necedad de la predicación. 
Este próximo domingo 15 de abril habrá Misión en el Parque de las esclavas a las 11.00 h. con el rezo de Laudes, predicación del Kerygma y el testimonio de algún miembro de la parroquia.
La misión continuará durante los próximos domingos.
Tu vida puede cambiar. Te invitamos.


Domingo 22 de abril JORNADA POR LA VIDA
En la parroquia de San Francisco de Borja de Gandía
12.00 h. Acogida
12.30 h. Rezo del Regina Coeli y pase de un cortometraje y dos testimonios por la vida
14.00 h. Comida en los locales parroquiales
15.30 h. Mesa Redonda y cortometrajes por la vida
18.00 h. Merienda y conclusión con el rezo de Vísperas cantadas con la bendición de madres gestantes y niños pequeños.

Domingo 6 de mayo
17.30 h. en los locales parroquiales de San Francisco de Borja de Gandía Película sobre el tema y coloquio.
1. Fiesta del Beato Andrés Hibernón:
Novenario: del 13 al 21 de abril a las 20.00 h. Fiesta del Beato: Domingo 22 de abril. Misa solemne a las 11.30 h. Solemne procesión a las 20.00 h.
2. De lunes a viernes a las 10.00 h.: oración de la mañana con exposición del Santísimo Sacramento.
3. El miércoles 18 de abril a las 17.45 h. habrá reunión con el Equipo de Cáritas.
4. El viernes 20 de abril exposición con el Santísimo Sacramento desde las 16.30 h.
5. El sábado 21 de abril al finalizar la misa de 18.00 h. se entregarán los premios del concurso de dibujo, redacción y poesía.
6. Campamento interparroquial: del 2 al 8 de julio en el Campamento San Juan Pablo II de Siete Aguas.
7. Colectas:
Jueves Santo para Cáritas Interparroquial: 562,33 €.
Viernes Santo para los Santos Lugares: 562 €.
Segundo domingo de mes (7-8 abril): 331,74 €.
Total ingresos para Cáritas de la Cruz de Cuaresma: 1.038,55 €.
8. Jornada Mundial de Oración por las vocaciones: domingo 22 de abril.
9. Campaña de recogida de donativos para el cartel metálico colocado en los locales nuevos. Su coste es de 320 €. Recaudado hasta ahora: 263,10 €. Faltan: 56,90 €.
Del 16 al 22 de abril de 2018

Lunes 16.  19.30 h.: Sin intención. 
Martes 17. 19.30 h.: Sin intención.
Miércoles 18. Beato Andrés Hibernón. 19.30 h.: En sufragio de: Rvdo. D. Bernardino Buendía; Isabel Terrades y Petri Martínez.
Jueves 19. 19.30 h.: En sufragio de: María Pradillas Deante. 
Viernes 20. 19.30 h.: En sufragio de: Dif. Fam. Espí-Sanchis.
Sábado 21. Por la mañana: San Anselmo, obispo y doctor. Por la tarde: DOMINGO CUARTO DE PASCUA. 18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: Sin intención. 21.00 h.: Sin intención.
Domingo 22. DOMINGO CUARTO DE PASCUA. 10.00 h.: Sin intención. 11.30 h.: Pro Pópulo. 19.30 h.: Sin intención.
      -----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Puedes descargar la Hoja Parroquial: