8 de enero de 2016

Domingo 10 de enero de 2016. BAUTISMO DEL SEÑOR C.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Día 10 de Enero de 2016 
                 Queridos hermanos:
Celebramos este domingo la Fiesta del Bautismo del Señor. Es bautizado por Juan el bautista ¿Y cómo lo hace?
1. En la cola, como uno más. Dice el Evangelio: “En un bautismo general, Jesús también se bautizó.” Estaba en la fila de los pecadores, como un pecador más, en la fila de los que habían oído hablar del Bautismo de Juan y su llamada a la conversión. A ése, que pasa desapercibido, el Padre a través de su voz y el Espíritu Santo en forma de paloma, y la misma creación entera, en los cielos abiertos, lo entresacan de la fila y lo sitúan como el Hijo amado de Dios. Habiéndose colocado el último, comenzará su ministerio encabezando otra fila que arrastrará tras de sí a la humanidad entera.
2. Se bautizó, dice el evangelista. ¿Qué significa bautizar? Bautizar significa sumergir. Dice el catecismo: “bautizar (baptizein en griego) significa "sumergir", "introducir dentro del agua". (1214). Jesús se sumerge hasta la cabeza. Jesús sabe que entrar en el agua es aceptar, como venido del Padre, su propia muerte en la cruz.  ¡Cuántos cristianos lo son de orillita, de mojar un dedito del pie!
3. También dice: “Y, mientras oraba”. Jesús se sumerge en la oración como se sumerge en el agua. Se introduce hasta el fondo. Su humanidad participa de su relación de Hijo amado de Dios Padre.
Tres actitudes que pueden ayudarnos de cara a la Nueva Evangelización a los cristianos rutinarios y conformistas, a los cristianos descristianizados, a los que todavía no han recibido el anuncio de Jesucristo. Los católicos que formamos parte de esta parroquia no somos superiores a los demás católicos de Gandía. Somos muy pobres, ignorantes y pecadores, necesitados de la gracia y de la misericordia de Dios. Hemos recibido el don de la fe que nos ilumina y nos sostiene en la vida, y , queremos compartir esta alegría, el gozo de sumergirnos cada vez más en la relación de amor concreto del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo: “ eres mi Hijo, el amado”. En Jesús nos descubrimos amados por Dios.
Los obispos de la Conferencia Episcopal española en su Plan Pastoral ofrecen un examen de conciencia: “¿Creemos de verdad en la eficacia y en la necesidad del Evangelio para el bien de nuestros hermanos? ¿Estamos haciendo todo lo posible para que nuestro pueblo crea en Jesucristo y viva con alegría las riquezas de los dones de Dios? ¿Acaso no hemos caído en esas tentaciones de los agentes de pastoral que el papa enumera, como la desconfianza, el desaliento, el conformismo, la comodidad, la pereza, el pragmatismo, el pesimismo?
Pidamos la gracia de adéntranos en las aguas del bautismo y en la oración siendo pobres siervos y testigos de su misericordia.
Jesús, vuestro párroco
+ Lectura del santo evangelio
según san Lucas 3, 15-16. 21-22

En aquel tiempo, el pueblo estaba en expectación, y todos se preguntaban si no seria Juan el Mesías; él tomó la palabra y dijo a todos:
—«Yo os bautizo con agua; pero viene el que puede más que yo, y no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego.»
En un bautismo general, Jesús también se bautizó. Y, mientras oraba, se abrió el cielo, bajó el Espíritu Santo sobre él en forma de paloma, y vino una voz del cielo:
—«Tú eres mi Hijo, el amado, el predilecto.»
Palabra del Señor.


168 Por medio de la Iglesia recibimos la fe y la vida nueva en Cristo por el bautismo. En el Ritual Romanum, el ministro del bautismo pregunta al catecúmeno: "¿Qué pides a la Iglesia de Dios?" Y la respuesta es: "La fe". "¿Qué te da la fe?" "La vida eterna".

405 El Bautismo, dando la vida de la gracia de Cristo, borra el pecado original y devuelve el hombre a Dios, pero las consecuencias para la naturaleza, debilitada e inclinada al mal, persisten en el hombre y lo llaman al combate espiritual.

536           El bautismo de Jesús es, por su parte, la aceptación y la inauguración de su misión de Siervo doliente. Se deja contar entre los pecadores (cf. Is 53, 12); es ya "el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo" (Jn 1, 29); anticipa ya el "bautismo" de su muerte sangrienta (cf Mc 10, 38; Lc 12, 50). Viene ya a "cumplir toda justicia" (Mt 3, 15), es decir, se somete enteramente a la voluntad de su Padre: por amor acepta el bautismo de muerte para la remisión de nuestros pecados (cf. Mt 26, 39). A esta aceptación responde la voz del Padre que pone toda su complacencia en su Hijo (cf. Lc 3, 22; Is 42, 1). El Espíritu que Jesús posee en plenitud desde su concepción viene a "posarse" sobre él (Jn 1, 32-33; cf. Is 11, 2). De él manará este Espíritu para toda la humanidad. En su bautismo, "se abrieron los cielos" (Mt 3, 16) que el pecado de Adán había cerrado; y las aguas fueron santificadas por el descenso de Jesús y del Espíritu como preludio de la nueva creación.

 537 Por el bautismo, el cristiano se asimila sacramentalmente a Jesús que anticipa en su bautismo su muerte y su resurrección: debe entrar en este misterio de rebajamiento humilde y de arrepentimiento, descender al agua con Jesús, para subir con él, renacer del agua y del Espíritu para convertirse, en el Hijo, en hijo amado del Padre y "vivir una vida nueva" (Rm 6, 4):

Enterrémonos con Cristo por el Bautismo, para resucitar con él; descendamos con él para ser ascendidos con él; ascendamos con él para ser glorificados con él (S. Gregorio Nacianc. Or. 40, 9).
Todo lo que aconteció en Cristo nos enseña que después del baño de agua, el Espíritu Santo desciende sobre nosotros desde lo alto del cielo y que, adoptados por la Voz del Padre, llegamos a ser hijos de Dios. (S. Hilario, Mat 2).

565 Desde el comienzo de su vida pública, en su bautismo, Jesús es el "Siervo" enteramente consagrado a la obra redentora que llevará a cabo en el "bautismo" de su pasión.

628 El Bautismo, cuyo signo original y pleno es la inmersión, significa eficazmente la bajada del cristiano al sepulcro muriendo al pecado con Cristo para una nueva vida: "Fuimos, pues, con él sepultados por el bautismo en la muerte, a fin de que, al igual que Cristo fue resucitado de entre los muertos por medio de la gloria del Padre, así también nosotros vivamos una vida nueva" (Rm 6,4; cf Col 2, 12; Ef 5, 26).
DEL PLAN PASTORAL DE LA

CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA
“Las Iglesias de España han sido muy misioneras y han contribuido notablemente a la expansión de la fe cristiana en el mundo, pero ahora la llamada a la misión y a la evangelización tiene un carácter nuevo. Se trata de evangelizar también a nuestros conciudadanos, a los que viven junto a nosotros, a los que, estando bautizados, se han alejado de la vida eclesial, y a otros muchos, nacidos en nuestro país o venidos de fuera, que no han recibido el don de la fe.  (…) Con nuestra acción pastoral queremos responder a la crisis espiritual que vive nuestro pueblo y ayudar a todos a mantener o a recuperar una fe viva y operante en Jesucristo Salvador y en el Dios de las Promesas y de la Salvación. (…) Deseamos ponernos al frente de un movimiento de conversión misionera de nuestras Iglesias, buscamos reavivar el ardor evangelizador de nuestras comunidades y queremos salir al encuentro de los que buscan en la oscuridad la felicidad y la salvación, queremos ser Iglesias abiertas, acogedoras, preocupadas por el bien de los que no están con nosotros. Nos sentimos llamados y obligados a ofrecer a todos con humildad y sinceridad este bien inmenso que es el conocimiento de Jesucristo, la fe en el Dios Padre, Creador y Salvador, la alegría de la gran esperanza que Dios tiene preparada para sus hijos. Él nos ha confiado este tesoro para que lo proclamemos en nuestro mundo y se lo ofrezcamos a nuestros hermanos. Pedimos a Dios que nos ayude a vivir «el sueño misionero de llegar a todos».
La acción evangelizadora de la comunidad cristiana espiritualmente renovada debe dirigirse especialmente a tres grupos de personas, que abarcan a la mayoría de nuestros conciudadanos:
Los cristianos practicantes, pero rutinarios y conformistas, cuyas actitudes no responden con frecuencia a las necesidades actuales de la Iglesia ni a las urgencias de la evangelización.
El gran número de cristianos bautizados no practicantes, más o menos alejados de la Iglesia, cada vez más afectados en su conducta y en su pensamiento por la influencia de la mentalidad secularista.
El creciente número de conciudadanos que no han recibido el anuncio de Jesucristo, que viven al margen de la Iglesia de Dios sin el don de la fe en la oscuridad del “eclipse de Dios”.
A los primeros queremos ayudarles a pasar de la tibieza a la coherencia, «de manera que respondan cada vez mejor con su vida al amor de Dios»; al segundo grupo les tendremos que invitar a volver a la vida cristiana y eclesial de la que se alejaron, para que recuperen la alegría de la fe y se decidan a «vivir de acuerdo con el Evangelio del Señor»; al último grupo hemos de ayudarles a plantearse las preguntas radicales sobre el ser y la vocación del hombre, que les sirva para buscar el sentido de la vida y acoger la redención de Cristo, para poder ofrecerles con fruto el anuncio gozoso de la salvación de Dios por su Hijo Jesucristo, «no como quien impone una obligación, sino como quien comparte una alegría», y de este modo suscitar en cuantas personas se reconocen en este último grupo aquellas preguntas fundamentales sobre el hombre que provoquen en ellas la búsqueda de Dios. (…)
Deseamos aprender a vivir como una Iglesia «en salida», que sale realmente de sí misma para ir al encuentro de los que se fueron o de los que nunca han venido y mostrarles el Dios misericordioso revelado en Jesucristo. «La alegría del Evangelio que llena la vida de la comunidad de los discípulos es una alegría misionera». (Plan pastoral Conferencia Episcopal.  2016-2020).

Oración de San Juan Pablo II en el Sitio del Bautismo del Señor durante su visita a Tierra Santa el 21 de marzo del 2000.

¡Gloria a ti, oh Padre, Dios de Abraham, Isaac y Jacob! Tú has enviado a tus siervos, los profetas a proclamar tu palabra de amor fiel y a llamar a tu pueblo al arrepentimiento.
A las orillas del Río Jordán, has suscitado a Juan el Bautista, una voz que grita en el desierto, enviado a toda la región del Jordán, a preparar el camino del Señor, a anunciar la venida de Cristo.

¡Gloria a ti, oh Cristo, Hijo de Dios!
Has venido a las aguas del Jordán Para ser bautizado por manos de Juan. Sobre ti el Espíritu descendió como una paloma.
Sobre ti se abrieron los cielos, y se escuchó la voz del Padre: "Este es mi Hijo, el Predilecto!"
Del río bendecido con tu presencia has partido para bautizar no sólo con el agua sino con fuego y Espíritu Santo.

¡Gloria a ti, oh Espíritu Santo, Señor!
Por tu poder la Iglesia es bautizada, descendiendo con Cristo en la muerte y resurgiendo junto a él a una nueva vida.
Por tu poder, nos vemos liberados del pecado para convertirnos en hijos de Dios, el glorioso cuerpo de Cristo.
Por tu poder, todo temor es vencido, y es predicado el Evangelio del amor en cada rincón de la tierra, para la gloria de Dios, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, a Él todo honor en este Año Jubilar y en todos los siglos por venir. Amén.
“Será una Puerta de la Misericordia, a través de la cual cualquiera que entrará podrá experimentar el amor de Dios que consuela, que perdona y ofrece esperanza.” (Francisco. Misericordiae Vultus 3).

Esto son las catequesis que ofrece la parroquia: una puerta de misericordia para experimentar el amor de Dios que consuela, que perdona y ofrece esperanza. Que nuestra comunidad parroquial sea esta puerta abierta, puerta de la misericordia, a cada generación.

Las catequesis serán los martes y viernes a las 9.30 noche, entrando por la calle Ciudad de Laval 29 a partir del martes 12 de enero. Habrá servicio de guardería para los que tengan niños pequeños.
El próximo domingo 24 de enero la Iglesia celebra la Infancia Misionera con el Lema “Gracias”. Dar gracias por la vida, por la creación, por la fe, y por poder ser pequeños misioneros, gracias a su oración y a su pequeña aportación o donación.  Como dirá San Pablo: “Sed constantes en orar; dad gracias en toda ocasión” (1 Tes 5,17-18), la gratitud y la donación, son siempre fuente de alegría.

La Infancia Misionera es una Institución de la Iglesia universal para promover la ayuda recíproca entre los niños del mundo. Nació como una iniciativa humilde, integrada por un grupo de niños a quienes se pedía sencillamente una avemaría al día y una pequeña limosna al mes. Actualmente colaboran niños, procedentes de más de 130 países.
La colecta de la misa con niños del sábado 23 de enero irá destinada a este fin.
Más información en http://www.infanciamisionera.es/
Durante este mes de enero les invitamos a colaborar con la infancia misionera del Domund aportando “sólo `céntimos rojos´, es decir, monedas de 1, 2 y 5 céntimos. Gracias
¡Colabora con tu parroquia!
Quedan unos 1.800 € para cubrir el coste del Aire Acondicionado. Ayúdanos.
Puedes hacer tu donativo entregándolo en la parroquia, en mano al sacerdote, en el buzón parroquial o en la cuenta
que la parroquia tiene
en BANKIA (Paseo Germanías 82)
2038-6230-75-3000420970
 
1. FORMACIÓN ARCIPRESTAL. El lunes 11 de enero a las 20.00 h. habrá una sesión de formación en los locales parroquiales: “Acerca de la educación afectivo-sexual para niños y jóvenes”. Orientada a los catequistas del arciprestazgo está abierta a todos los padres y educadores que deseen formarse en este tema tan importante.
2. El martes 12 a las 20.15 h. se reunirá el grupo Descanso.
3. El miércoles 13 de enero a las 5.30 tarde se reunirá el Equipo de Cáritas.
4. El viernes 15 a las 6 tarde los niños de 2º de Anatolé harán la Adoración Eucarística.
5. El viernes 15 y el sábado 16 los jóvenes de confirmación tendrán una convivencia.
6. La colecta de este domingo irá destinada a Cáritas parroquial por ser segundo domingo de mes.
7. Inicio de los Cursillos prematrimoniales: El lunes 18 de enero a las 9.00 noche comenzarán los cursillos prematrimoniales en la parroquia de San Nicolás del Grau. Continuarán los lunes y jueves durante diez sesiones.
8. Del 18 al 25 de enero se realizará el octavario de oración por la unidad de los cristianos.
Del 11 al 17 de enero de 2016 
Lunes 11.  19.30 h.: Pidiendo por un feligrés enfermo que le van a operar. 
Martes 12. 19.30 h.: Pidiendo por un feligrés enfermo que le van a operar. 
Miércoles 13. San Hilario, Ob. y Dr. 19.30 h.: Sin intención. 
Jueves 14. Fiesta de San Juan de Ribera, Ob. 19.30 h.: En sufragio de: Clemente Jesús Serrano Serrano. 
Viernes 15. 19.30 h.: En sufragio de: Amelia Sendra. 
Sábado 16. Por la Tarde: Segundo Domingo del Tiempo Ordinario. 18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: Sin intención. 21.00 h.: Sin intención. 
Domingo 17. Segundo Domingo del Tiempo Ordinario. 9.30 h.: Sin intención. 11.00 h.: Sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: En sufragio de: Dif. Fam. Calvet-Sancho. 
***
Les invitamos a solicitar las intenciones de las misas para este año que hemos comenzado. Conviene apuntarlas con tiempo. Los aniversarios del tránsito a la Casa del Padre de sus seres queridos, la conmemoración de alguna onomástica o santo, así como pedir por alguna persona que esté enferma o en otra situación que requiera de la oración de la comunidad cristiana.
Las misas ofrecidas en sufragio por los difuntos o rezando por personas vivas es una forma de realizar una de las obras de misericordia: rezar por los vivos y por los difuntos
  ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Puedes descargar la Hoja Parroquial:

Hoja parroquial en formato pdf


Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil y tablet escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" que podrás encontrar en tu "App Store".
También la puedes descargar escaneando la siguiente etiqueta "QR":
Códigos QR / Qr Codes