15 de enero de 2016

Domingo 17 de enero de 2016. 2 TO C.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

                  Queridos hermanos:
Este segundo domingo nos trae el Evangelio de las Bodas de Caná. Se lee en el ciclo “C”, después de la Fiesta de la Epifanía y de la Fiesta del bautismo del Señor. La Navidad ha sido la contemplación del Esposo, el Verbo encarnado, que se ha casado para siempre con cada hombre. Los regalos de la boda los han llevado los Santos Reyes Magos. Cada Eucaristía renueva el matrimonio entre el Esposo Jesucristo y su esposa la Iglesia. Y esta es la primera consideración que realizamos: el regalo abundante que el Señor nos trae, su salvación, tiene una dimensión matrimonial, esponsal, nupcial. El Señor viene a celebrar una boda con cada uno de nosotros. Estamos invitados a su mesa (cf. Lc 14,16). Él sirve el vino nuevo en cada Eucaristía (cf. Lc 12,37), anticipo del vino nuevo del Banquete del reino de los cielos (cf. Lc 22,18.30). Bien es verdad que muchas veces rehusamos la invitación poniendo excusas (cf. Lc 14,16-20). Sobre todo son invitados los pobres y lisiados, y ciegos y cojos. (Lc 14,21). Esta dimensión queda manifiesta en la celebración de las bodas de Caná.
En segundo lugar, esta salvación tiene una dimensión mariana. Necesitamos a María para entender y adentrarnos en el misterio de la salvación. Nos dice el Papa Francisco: “Hay un estilo mariano en la actividad evangelizadora de la Iglesia. Porque cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño. En ella vemos que la humildad y la ternura no son virtudes de los débiles sino de los fuertes, (…) María sabe reconocer las huellas del Espíritu de Dios en los grandes acontecimientos y también en aquellos que parecen imperceptibles. Es contemplativa del misterio de Dios en el mundo, en la historia y en la vida cotidiana de cada uno y de todos. ... Esta dinámica de justicia y ternura, de contemplar y caminar hacia los demás, es lo que hace de ella un modelo eclesial para la evangelización.” (Francisco. Evangelii Gaudium 286.288). María, en las bodas de Caná, es la mujer que ve lo que los demás no ven, que falta el vino. Mujer que intercede ante su hijo. Mujer que no se coloca en el centro, sino que sabe conducir a los demás a Jesús. Mujer cercana a las necesidades de los esposos, y de la Iglesia. Que no solamente se pone al lado del necesitado. Muchos entienden la acción caritativa de la Iglesia en esto solamente. También sabe poner el Remedio, la Solución, que es la acción de Jesús. Acción simbólica: la transformación del agua en vino bueno y abundante.
Que el Señor nos regale en la Iglesia esta forma de orar y actuar de María para que seamos fieles a Jesucristo.
Jesús, vuestro párroco 
+ Lectura del santo evangelio según san Juan 2, 1-11

En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda. Faltó el vino, y la madre de Jesús le dijo:  — «No les queda vino.» Jesús le contestó: — «Mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora.» Su madre dijo a los sirvientes: — «Haced lo que él diga.»
Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una.
Jesús les dijo: — «Llenad las tinajas de agua.» Y las llenaron hasta arriba. Entonces les mandó: — «Sacad ahora y llevádselo al mayordomo.» Ellos se lo llevaron.
El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes si lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llamó al novio y le dijo: — «Todo el mundo pone primero el vino bueno y cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora.» Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria, y creció la fe de sus discípulos en él.
Palabra del Señor.

Misión de María
721   María, la Santísima Madre de Dios, la siempre Virgen, es la obra maestra de la Misión del Hijo y del Espíritu Santo en la Plenitud de los tiempos. (…) En ella comienzan a manifestarse las "maravillas de Dios", que el Espíritu va a realizar en Cristo y en la Iglesia.

722   El Espíritu Santo preparó a María con su gracia .

725   Por medio de María, el Espíritu Santo comienza a poner en Comunión con Cristo a los hombres "objeto del amor benevolente de Dios" (cf. Lc 2, 14), y los humildes son siempre los primeros en recibirle: los pastores, los magos, Simeón y Ana, los esposos de Caná y los primeros discípulos.

726   Al término de esta Misión del Espíritu, María se convierte en la "Mujer", nueva Eva "madre de los vivientes", Madre del "Cristo total" (cf. Jn 19, 25-27).

2618   El Evangelio nos revela cómo María ora e intercede en la fe: en Caná (cf Jn 2, 1-12) la madre de Jesús ruega a su hijo por las necesidades de un banquete de bodas, signo de otro banquete, el de las bodas del Cordero que da su Cuerpo y su Sangre a petición de la Iglesia, su Esposa.
Las Bodas de Caná y la Eucaristía
1335 Los milagros de la multiplicación de los panes, cuando el Señor dijo la bendición, partió y distribuyó los panes por medio de sus discípulos para alimentar la multitud, prefiguran la sobreabundancia de este único pan de su Eucaristía (cf. Mt 14,13-21; 15, 32-29). El signo del agua convertida en vino en Caná (cf Jn 2,11) anuncia ya la Hora de la glorificación de Jesús. Manifiesta el cumplimiento del banquete de las bodas en el Reino del Padre, donde los fieles beberán el vino nuevo (cf Mc 14,25) convertido en Sangre de Cristo.
Las Bodas de Caná y el matrimonio
1613  En el umbral de su vida pública, Jesús realiza su primer signo -a petición de su Madre- con ocasión de un banquete de boda (cf Jn 2,1-11). La Iglesia concede una gran importancia a la presencia de Jesús en las bodas de Caná. Ve en ella la confirmación de la bondad del matrimonio  y el anuncio de que en adelante el matrimonio será un signo eficaz de la presencia de Cristo.
María, la Madre de la evangelización
Con el Espíritu Santo, en medio del pueblo siempre está María. Ella reunía a los discípulos para invocarlo (Hch 1,14), y así hizo posible la explosión misionera que se produjo en Pentecostés. Ella es la Madre de la Iglesia evangelizadora y sin ella no terminamos de comprender el espíritu de la nueva evangelización.” (Francisco. Evangelii Gaudium 284)

El gran regalo de Jesús a su pueblo: María
“En la cruz, cuando Cristo sufría en su carne el dramático encuentro entre el pecado del mundo y la misericordia divina, pudo ver a sus pies la consoladora presencia de la Madre y del amigo. En ese crucial instante, antes de dar por consumada la obra que el Padre le había encargado, Jesús le dijo a María: « Mujer, ahí tienes a tu hijo ». Luego le dijo al amigo amado: « Ahí tienes a tu madre » (Jn 19,26-27). Estas palabras de Jesús al borde de la muerte no expresan primeramente una preocupación piadosa hacia su madre, sino que son más bien una fórmula de revelación que manifiesta el misterio de una especial misión salvífica. Jesús nos dejaba a su madre como madre nuestra. Sólo después de hacer esto Jesús pudo sentir que « todo está cumplido » (Jn 19,28). Al pie de la cruz, en la hora suprema de la nueva creación, Cristo nos lleva a María. Él nos lleva a ella, porque no quiere que caminemos sin una madre, y el pueblo lee en esa imagen materna todos los misterios del Evangelio. Al Señor no le agrada que falte a su Iglesia el icono femenino.” (Francisco. Evangelii Gaudium 285)

El estilo mariano de la evangelización
“María es la que sabe transformar una cueva de animales en la casa de Jesús, con unos pobres pañales y una montaña de ternura. Ella es la esclavita del Padre que se estremece en la alabanza. Ella es la amiga siempre atenta para que no falte el vino en nuestras vidas. Ella es la del corazón abierto por la espada, que comprende todas las penas. Como madre de todos, es signo de esperanza para los pueblos que sufren dolores de parto hasta que brote la justicia. Ella es la misionera que se acerca a nosotros para acompañarnos por la vida, abriendo los corazones a la fe con su cariño materno. Como una verdadera madre, ella camina con nosotros, lucha con nosotros, y derrama incesantemente la cercanía del amor de Dios. (…) Como a san Juan Diego, María les da la caricia de su consuelo maternal y les dice al oído: «No se turbe tu corazón […] ¿No estoy yo aquí, que soy tu Madre?».
Hay un estilo mariano en la actividad evangelizadora de la Iglesia. Porque cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño. En ella vemos que la humildad y la ternura no son virtudes de los débiles sino de los fuertes,   (…) María sabe reconocer las huellas del Espíritu de Dios en los grandes acontecimientos y también en aquellos que parecen imperceptibles. Es contemplativa del misterio de Dios en el mundo, en la historia y en la vida cotidiana de cada uno y de todos. Es la mujer orante y trabajadora en Nazaret, y también es nuestra Señora de la prontitud, la que sale de su pueblo para auxiliar a los demás «sin demora» (Lc 1,39). Esta dinámica de justicia y ternura, de contemplar y caminar hacia los demás, es lo que hace de ella un modelo eclesial para la evangelización.” (Francisco. Evangelii Gaudium 286.288) 

A María “le rogamos que con su oración maternal nos ayude para que la Iglesia llegue a ser una casa para muchos, una madre para todos los pueblos, y haga posible el nacimiento de un mundo nuevo.”

Virgen y Madre María, tú que, movida por el Espíritu, acogiste al Verbo de la vida en la profundidad de tu humilde fe, totalmente entregada al Eterno, ayúdanos a decir nuestro « sí » ante la urgencia, más imperiosa que nunca, de hacer resonar la Buena Noticia de Jesús.
Tú, llena de la presencia de Cristo, llevaste la alegría a Juan el Bautista, haciéndolo exultar en el seno de su madre. Tú, estremecida de gozo, cantaste las maravillas del Señor.
Tú, que estuviste plantada ante la cruz con una fe inquebrantable y recibiste el alegre consuelo de la resurrección, recogiste a los discípulos en la espera del Espíritu para que naciera la Iglesia evangelizadora.
Consíguenos ahora un nuevo ardor de resucitados para llevar a todos el Evangelio de la vida que vence a la muerte.
Danos la santa audacia de buscar nuevos caminos para que llegue a todos el don de la belleza que no se apaga.
Tú, Virgen de la escucha y la contemplación, madre del amor, esposa de las bodas eternas, intercede por la Iglesia, de la cual eres el icono purísimo, para que ella nunca se encierre ni se detenga en su pasión por instaurar el Reino.
Estrella de la nueva evangelización, ayúdanos a resplandecer en el testimonio de la comunión, del servicio, de la fe ardiente y generosa, de la justicia y el amor a los pobres, para que la alegría del Evangelio llegue hasta los confines de la tierra y ninguna periferia se prive de su luz.
Madre del Evangelio viviente, manantial de alegría para los pequeños, ruega por nosotros. Amén. Aleluya. (Francisco. Evangelii Gaudium 288)
Los martes y viernes a las 9.30 noche, entrando por la calle Ciudad de Laval 29. Habrá servicio de guardería para los que tengan niños pequeños. Os invitamos a rezar para que sean muchos los que conozcan la ternura y la misericordia de Dios.
El próximo domingo 24 de enero la Iglesia celebra la Infancia Misionera con el Lema “Gracias”. Dar gracias por la vida, por la creación, por la fe, y por poder ser pequeños misioneros, gracias a su oración y a su pequeña aportación o donación.  La colecta de la misa con niños del sábado 23 de enero irá destinada a este fin.
Más información en http://www.infanciamisionera.es/
Durante este mes de enero les invitamos a colaborar con la infancia misionera del Domund aportando “céntimos rojos, es decir, monedas de 1, 2 y 5 céntimos. Gracias
Del próximo 18 al 25 de enero se celebra mundialmente la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. Al menos una vez al año, se invita a los cristianos a evocar la oración de Jesús para sus discípulos: «para que todos sean uno...; para que el mundo crea» (Juan 17,21). Los corazones se conmueven y los cristianos se reúnen para orar por su unidad.  Las congregaciones y parroquias de todo el mundo organizan intercambios de predicadores o celebraciones y cultos ecuménicos especiales.  Este año se celebrará bajo el lema: “Destinados a proclamar las grandezas del Señor (Cf. 1 P 2,9)”
¡Colabora con tu parroquia!
Quedan algo más de 1.700 € para cubrir el coste del Aire Acondicionado. En la hucha de diciembre pasado aparecieron 151 €.
Puedes hacer tu donativo entregándolo en la parroquia, en mano al sacerdote, en el buzón parroquial o en la cuenta que la parroquia tiene
en BANKIA (Paseo Germanías 82)
2038-6230-75-3000420970
 

1. FORMACIÓN ARCIPRESTAL. El lunes 18 de enero a las 20.00 h. habrá una sesión de formación en los nuevos locales parroquiales: “Experiencia de la catequesis del Buen Pastor y su aportación a la catequesis”. Orientada a los catequistas del arciprestazgo está abierta a todos los padres y educadores que deseen formarse.
2. Cursillos prematrimoniales: Comienzan el lunes 18 de enero a las 9.00 noche en la parroquia de San Nicolás del Grau. Continuarán los lunes y jueves durante diez sesiones.
3. El martes 19 de enero a las 17.30 h. habrá reunión con los padres de 2º curso de Jesús es el Señor y el miércoles 20 de enero a las 17.30 h. habrá reunión con los padres de 3º.
4. El viernes 22 a las 6 de la tarde será la reunión de Adoración con el 3er curso de Anatolé. Tras la sesión reunión con los padres.
5. ENCUENTRO DE VICARÍA DE PASTORAL DE LA SALUD Y MINISTROS EXTRAORDINARIOS DE LA COMUNIÓN
 El sábado 23 de enero en el Colegio Calderón del Grau de Gandía habrá un encuentro con los miembros de los Equipos de Pastoral de la Salud, personas relacionadas con el mundo del enfermo, profesionales de la salud, visitadores de enfermos y ministros extraordinarios de la comunión. Recordad que este año no es de renovación o presentación de nuevos ministros extraordinarios. Eso será el año que viene.
El horario será el siguiente: A las 10.00 h.: Acogida. A las 10.30 h.: Oración inicial. A continuación charla sobre el sentido cristiano del sufrimiento, trabajo en grupos y puesta en común. El encuentro terminará sobre las 13.00 h.
6. PEREGRINACIÓN A LA CATEDRAL PARA OBTENER LA INDULGENCIA:
El sábado 6 de febrero el Señor Arzobispo convoca a todos los fieles de la Vicaría 8 a celebrar la Eucaristía en la S.I. Catedral de Valencia a las 11.00 h. para ganar el Jubileo del Año de la Misericordia y del Santo Cáliz. Daremos más información la semana que viene.
Del 18 al 24 de enero de 2016 
Lunes 18. 19.30 h.: Sin intención. Por la unidad de los cristianos. 
Martes 19. 19.30 h.: Sin intención. Por la unidad de los cristianos. 
Miércoles 20. San Sebastián, mr. 19.30 h.: En sufragio de: Dif. Fam. Espí-Sanchis. 
Jueves 21. Beata Josefa María de Santa Inés. 19.30 h.: Sin intención. Por la unidad de los cristianos. 
Viernes 22. Fiesta de San Vicente, diácono y mr. 19.30 h.: Sin intención. 
Sábado 23. Por la tarde: Tercer Domingo del Tiempo Ordinario. 18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: En sufragio de: José Antonio Cabanilles. 21.00 h.: Sin intención. 
Domingo 24. Tercero del Tiempo Ordinario.  9.30 h.: Sin intención. 11.00 h.: Sin intención. 12.00 h.: Pro Pópulo. 19.30 h.: Sin intención. 
  ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Puedes descargar la Hoja Parroquial:

Hoja parroquial en formato pdf

Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil y tablet escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" que podrás encontrar en tu "App Store".

También la puedes descargar escaneando la siguiente etiqueta "QR":
Códigos QR / Qr Codes