2 de febrero de 2013

Domingo 3 de febrero de 2013. IV TO C


HOJA
PARROQUIAL

Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 3 de febrero de 2013.

                         

Queridos hermanos:
En la historia del pueblo de Israel el fenómeno del profetismo ha ocupado un largo período de tiempo, es decir, sus inicios con el profeta Elías (s. IX a.C.) hasta S. Juan Bautista. Durante este casi milenio todos los profetas que hablaron de parte de Dios por inspiración del Espíritu Santo sufrieron siempre persecución, dificultades, adversidades, etc. Pues bien, el texto evangélico que nos ocupa esta semana nos habla sobre este tema: Jesús utiliza la figura del profeta para resaltar la idea del “profeta rechazado”. Este tema destaca la compasión ilimitada de Dios al continuar enviando profetas a un pueblo rebelde.
Todos se llenaron de ira”. Su reacción es parecida a la del v. 22. Pero ahora ya saben con toda claridad, por los ejemplos de Jesús en los últimos versículos, que el ofrecimiento de salvación de Dios mediante el profeta Jesús no está restringido exclusivamente a ellos. La gracia de Dios no está condicionada por nada. Ellos no son los “pobres de Dios” para exigir un tratamiento especial. Jesús prosigue su camino hacia Dios de acuerdo con el plan divino, al que nada puede oponerse. La huida de Jesús apunta hacia la victoria de la Pascua.
Y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que salían de sus labios.” Este continuo camino de perfección "nos afecta a todos", a condición de que "la mirada de nuestro corazón" se dirija a la contemplación de la Sabiduría y de la Verdad, que es Jesucristo. Al predicar sobre el discurso de Jesús en Nazaret, cuando "en la sinagoga todos los ojos estaban fijos en él" (Lc 4, 16-30), Orígenes parece dirigirse precisamente a nosotros:  "También hoy, en esta asamblea, si queréis, vuestros ojos pueden fijarse en el Salvador. Cuando dirijas la mirada más profunda del corazón hacia la contemplación de la Sabiduría, de la Verdad y del Hijo único de Dios, entonces tus ojos verán a Dios. ¡Bienaventurada la asamblea de la que la Escritura dice que los ojos de todos estaban fijos en él! ¡Cuánto desearía que esta asamblea diera ese mismo testimonio:  que los ojos de todos, de los no bautizados y de los fieles, de las mujeres, de los hombres y de los niños —no los ojos del cuerpo, sino los del alma— estuvieran fijos en Jesús!... Sobre nosotros está impresa la luz de tu rostro, Señor, a quien pertenecen la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén.” (Benedicto XVI, 2-05-2007).
María, Reina de los profetas, intercede por nosotros para que el Evangelio brille en nuestra vida familiar, social y diaria..
Arturo vuestro vicario
Lectura del santo evangelio según san Lucas 4, 21-30
En aquel tiempo, comenzó Jesús a decir en la sinagoga:
—«Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír. Y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que salían de sus labios. Y decían:
—«¿No es éste el hijo de José?» Y Jesús les dijo:
—«Sin duda me recitaréis aquel refrán: “Médico, cúrate a ti mismo haz también aquí en tu tierra lo que hemos oído que has hecho en Cafarnaún.» Y añadió:
— «Os aseguro que ningún profeta es bien mirado en su tierra. Os garantizo que en Israel había muchas viudas en tiempos de Elias, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses, y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, más que a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado, más que Naamán, el sirio.»
Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo empujaron fuera del pueblo hasta un barranco del monte en donde se alzaba su pueblo, con intención de despeñarlo. Pero Jesús se abrió paso entre ellos y se alejaba.
Palabra del Señor
 
Elías, los profetas y la conversión del corazón
2581         Para el pueblo de Dios, el Templo debía ser el lugar donde aprender a orar: las peregrinaciones, las fiestas, los sacrificios, la ofrenda de la tarde, el incienso, los panes de "la proposición", todos estos signos de la Santidad y de la Gloria de Dios, Altísimo pero muy cercano, eran llamadas y caminos de la oración. Sin embargo, el ritualismo arrastraba al pueblo con frecuencia hacia un culto demasiado exterior. Era necesaria la educación de la fe, la conversión del corazón. Esta fue la misión de los profetas, antes y después del Destierro.
2582         Elías es el padre de los profetas, "de la raza de los que buscan a Dios, de los que persiguen su Faz" (Sal 24, 6). Su nombre, "El Señor es mi Dios", anuncia el grito del pueblo en respuesta a su oración sobre el Monte Carmelo (cf 1 R 18, 39). Santiago nos remite a él para incitarnos a orar: "La oración ferviente del justo tiene mucho poder" (St 5, 16b-18).
2583 Después de haber aprendido la misericordia en su retirada al torrente de Kérit, aprende junto a la viuda de Sarepta la fe en la palabra de Dios, fe que confirma con su oración insistente: Dios devuelve la vida al hijo de la viuda (cf 1 R 17, 7-24).
En el sacrificio sobre el Monte Carmelo, prueba decisiva para la fe del pueblo de Dios, el fuego del Señor es la respuesta a su súplica de que se consume el holocausto "a la hora de la ofrenda de la tarde": "¡Respóndeme, Señor, respóndeme!" son las palabras de Elías que repiten exactamente las liturgias orientales en la epíclesis eucarística (cf 1 R 18, 20-39).
Finalmente, repitiendo el camino del desierto hacia el lugar donde el Dios vivo y verdadero se reveló a su pueblo, Elías se recoge como Moisés "en la hendidura de la roca" hasta que "pasa" la presencia misteriosa de Dios (cf 1 R 19, 1-14; Ex 33, 19-23). Pero solamente en el monte de la Transfiguración se dará a conocer Aquél cuyo Rostro buscan (cf. Lc 9, 30-35): el conocimiento de la Gloria de Dios está en la rostro de Cristo crucificado y resucitado (cf 2 Co 4, 6).
 
«El Señor se disculpa de no haber hecho milagros en su patria, para que nadie piense que el amor a la patria ha de ser en nosotros poco estimado: Él, amando a todos los hombres, no podía dejar de amar a sus compatriotas. Pero fueron ellos los que, por su envidia, renunciaron al amor de su patria... Cuando distribuía sus beneficios entre los hombres, ellos [los judíos] lo llenaban de injurias. No es sorprendente que, habiendo perdido ellos la salvación, quisieran desterrar de su territorio al Salvador. El Señor se modera sobre su conducta: Él ha enseñado con su ejemplo a los apóstoles cómo hacerse todo a todos» (S. Ambrosio, Comentario a San Lucas IV,46 y 55).  
———————————————————-
“Cristo, el gran Profeta, que proclamó el reino del Padre con el testimonio de la vida y con el poder de la palabra, cumple su misión profética hasta la plena manifestación de la gloria, no sólo a través de la Jerarquía, que enseña en su nombre y con su poder, sino también por medio de los laicos, a quienes, consiguientemente, constituye en testigos y les dota del sentido de la fe y de la gracia de la palabra (cf. Hch 2, 17-18; Ap 19, 10) para que la virtud del Evangelio brille en la vida diaria, familiar y social. Se manifiestan como hijos de la promesa en la medida en que, fuertes en la fe y en la esperanza, aprovechan el tiempo presente (Ef 5, 16; Col 4, 5) y esperan con paciencia la gloria futura (cf. Rm 8, 25). Pero no escondan esta esperanza en el interior de su alma, antes bien manifiéstenla, incluso a través de las estructuras de la vida secular, en una constante renovación y en un forcejeo «con los dominadores de este mundo tenebroso, contra los espíritus malignos» (Ef 6, 12).” (Lumen Gentium 35)
—————————————————-
“En la historia religiosa del antiguo Israel tuvieron gran relevancia los profetas con su enseñanza y su predicación. Entre ellos surge la figura de Elías, suscitado por Dios para llevar al pueblo a la conversión. Su nombre significa «el Señor es mi Dios» y en consonancia con este nombre se desarrolla su vida, consagrada totalmente a suscitar en el pueblo el reconocimiento del Señor como único Dios. De Elías el Sirácida dice: «Entonces surgió el profeta Elías como un fuego, su palabra quemaba como antorcha» (Si 48, 1) […] Queridos hermanos y hermanas, ¿qué nos dice a nosotros esta historia del pasado? ¿Cuál es el presente de esta historia? Ante todo está en cuestión la prioridad del primer mandamiento: adorar sólo a Dios. Donde Dios desaparece, el hombre cae en la esclavitud de idolatrías, como han mostrado, en nuestro tiempo, los regímenes totalitarios, y como muestran también diversas formas de nihilismo, que hacen al hombre dependiente de ídolos, de idolatrías; lo esclavizan. Segundo. El objetivo primario de la oración es la conversión: el fuego de Dios que transforma nuestro corazón y nos hace capaces de ver a Dios y así de vivir según Dios y de vivir para el otro. Y el tercer punto. Los Padres nos dicen que también esta historia de un profeta es profética, si —dicen— es sombra del futuro, del futuro Cristo; es un paso en el camino hacia Cristo. Y nos dicen que aquí vemos el verdadero fuego de Dios: el amor que guía al Señor hasta la cruz, hasta el don total de sí. La verdadera adoración de Dios, entonces, es darse a sí mismo a Dios y a los hombres, la verdadera adoración es el amor. Y la verdadera adoración de Dios no destruye, sino que renueva, transforma. Ciertamente, el fuego de Dios, el fuego del amor quema, transforma, purifica, pero precisamente así no destruye, sino que crea la verdad de nuestro ser, recrea nuestro corazón.” (Benedicto XVI, Audiencia general 15-06-2011) 
Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, escucha el grito de los afligidos, los atemorizados y los despojados; derrama tu paz sobre esta Tierra Santa, sobre Oriente Medio, sobre toda la familia humana; despierta el corazón de todos los que invocan tu nombre, para caminar humildemente por la senda de la justicia y la compasión. "Bueno es el Señor con el que en él espera, con el alma que lo busca" (Lam 3, 25).
Actos Semana del Enfermo

Domingo 10 de febrero 17 h.
1. Eucaristía de sanación.
Presidida por el P. Carlos Álvarez, M.I. (religioso de la orden de los Camilos).

Lunes 11 de febrero, Jornada Mundial del enfermo. (Ntra. Sra. de Lourdes)
Encuentro en la Colegiata de Gandía con los agentes de Pastoral de la salud de nuestro Arciprestazgo. Actos:
1. Charla y testimonio a las 18 h.
2. Eucaristía con procesión a las 19.30 h.

Martes 12 de febrero 20.30 h.
1. Charla—coloquio: “Atención sanitaria a las personas al final de la vida”.
Durante la intervención se incluiría tanto los cuidados paliativos como las propuestas homicidas que hacen algunos sectores.

Jueves 14 de febrero a las 20.30 h.
1. Hora santa.

Domingo 17 de febrero a las 17 h.
Cine fórum. Proyección de la película “El mundo en sus manos”.
1.  Catequesis para jóvenes y adultos. A las 9.30 de la noche en los locales parroquiales. Continuarán los martes y viernes de los meses de enero y febrero. Os invitamos a rezar para que sean muchos los cristianos que se adentren en las aguas bautismales y descubran el misterio nupcial del cristianismo.
2. El lunes 4, a las 10 h., se reunirá el equipo de Pastoral de la salud.
3. El lunes 4 de febrero a las 20.30 h se reunirá el Consejo de pastoral parroquial en los nuevos locales parroquiales.
4. Se realizarán Ejercicios espirituales en los Jesuitas con el horario habitual del 4 al 8 de febrero.
5. El miércoles 6 estará el inicio de voluntariado para los agentes de Caritas a las 18 h. en la sede de Cáritas interparroquial. Continuará el curso los días 13, 20 y 27 de febrero.
6.  El miércoles 6, el equipo de Cáritas tendrá su oración mensual a las 17.30 h.
7.  El jueves 7, por ser primer jueves de mes, estará la Adoración del Santísimo después de la Misa a las 20.30 h.
8.  El viernes 8 a las 21.30 h. será la Vigilia de oración arciprestal con jóvenes en las Clarisas.
9.  El sábado 9 estará la reunión arciprestal para agentes de Pastoral de la salud en los locales de la parroquia de Cristo Rey a las 11 h.
10.  El día 9 será la primera reunión de programación para el campamento de verano de los niños. Se convoca a los monitores y educadores en los nuevos locales parroquiales a las 10.30 h.
11.  La colecta de las Misas de los días 9 y 10 irá destinado al proyecto de Manos Unidas contra el hambre.
12.  Durante las Misas dominicales han comenzado ha realizarse Proclamaciones públicas de la fe. Éstas continuarán efectuándose en diferentes Eucaristías. Invitamos, pues, a los fieles de la parroquia a que participen en esta iniciativa pastoral para vivir más intensamente y en comunión con el Santo Padre el Año de la fe.
 
Del  4 al 10 de febrero de 2013
Lunes 4. 19.30 h.: En sufragio de Octavio Monllor Colomina y Rogelio Roselló. 
Martes 5. Sta. Águeda, virgen y mártir. 19.30 h.: sin intención.
Miércoles 6. S. Pablo Miki y compañeros, Mártires. 19.30 h.: sin intención. 
Jueves 7. 19.30 h.: En sufragio del Rvdo. D. Ricardo Sánchez López, sch pp. y dif. familia. 
Viernes 8. 19.30 h.: En sufragio de Antonio Casanova y Mª Dolores Gómez Gasent. 
Sábado 9. V T.O. 18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: sin intención. 21.00 h.: sin intención. 
Domingo 10. V T.O. 12.00 h. Pro Pópulo. Bautizo.
 Hoja Parroquial
para descargar, imprimir y ver en dispositivos móviles.