9 de febrero de 2013

Domingo 10 de febrero de 2013. V TO C



HOJA
PARROQUIAL

Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com


Domingo 10 de febrero de 2013.



                  Queridos hermanos:
Hemos escuchado en el Evangelio la frase tan hermosa de Jesús en este relato de la vocación de San Pedro: «No temas; desde ahora serás pescador de hombres».
Esta es sin duda la misión de la Iglesia: pescar hombres. Es verdad que esta misión se puede plantear con otras imágenes de la agricultura (sembrar la semilla de la Palabra), o de la ganadería (pastorear ovejas), o de la arquitectura (edificar la casa sobre buen cimiento…), pero la de pescar es muy sugerente.
Estando en un contexto de nueva evangelización, con todo, parece haber un cierto miedo a plantear la situación del hombre que requiere ser pescado, o no acabar de ver lo mal que se está sin ser pescado. Arrancar a un hombre de las aguas de la muerte es, sin duda, una tarea insustituible.
En la misa en que inauguraba su ministerio petrino, el papa Benedicto XVI decía en su homilía: “para el pez, creado para vivir en el agua, resulta mortal sacarlo del mar. Se le priva de su elemento vital para convertirlo en alimento del hombre. Pero en la misión del pescador de hombres ocurre lo contrario. Los hombres vivimos alienados, en las aguas saladas del sufrimiento y de la muerte; en un mar de oscuridad, sin luz. La red del Evangelio nos rescata de las aguas de la muerte y nos lleva al resplandor de la luz de Dios, en la vida verdadera. Así es, efectivamente: en la misión de pescador de hombres, siguiendo a Cristo, hace falta sacar a los hombres del mar salado por todas las alienaciones y llevarlo a la tierra de la vida, a la luz de Dios. Así es, en verdad: nosotros existimos para enseñar Dios a los hombres. Y únicamente donde se ve a Dios, comienza realmente la vida. Sólo cuando encontramos en Cristo al Dios vivo, conocemos lo que es la vida”.
Cuando se pierde de vista la situación del hombre sin Cristo se reduce la misión de la Iglesia a servicios sociales. La obra de caridad más grande es rescatar a un hombre de la muerte y darle la vida abundante que trajo Cristo.
Jesús, vuestro párroco
 

+ Lectura del santo evangelio según san Lucas 5, 1-11

En aquel tiempo, la gente se agolpaba alrededor de Jesús para oír la palabra de Dios, estando él a orillas del lago de Genesaret. Vio dos barcas que estaban junto a la orilla; los pescadores habían desembarcado y estaban lavando las redes. Subió a una de las barcas, la de Simón, y le pidió que la apartara un poco de tierra. Desde la barca, sentado, enseñaba a la gente. Cuando acabó de hablar, dijo a Simón:
— «Rema mar adentro, y echad las redes para pescar.»
Simón contestó:
— «Maestro, nos hemos pasado la noche bregando y no hemos cogido nada; pero, por tu palabra, echaré las redes.»

Y, puestos a la obra, hicieron una redada de peces tan grande que reventaba la red. Hicieron señas a los socios de la otra barca, para que vinieran a echarles una mano. Se acercaron ellos y llenaron las dos barcas, que casi se hundían. Al ver esto, Simón Pedro se arrojó a los pies de Jesús diciendo:
— «Apártate de mí, Señor, que soy un pecador.»
Y es que el asombro se había apoderado de él y de los que estaban con él, al ver la redada de peces que habían cogido; y lo mismo les pasaba a Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón.
Jesús dijo a Simón: — «No temas; desde ahora serás pescador de hombres.» Ellos sacaron las barcas a tierra y, dejándolo todo, lo siguieron.
Palabra del Señor.
  
208 Ante la presencia atrayente y misteriosa de Dios, el hombre descubre su pequeñez. Ante la zarza ardiente, Moisés se quita las sandalias y se cubre el rostro (cf. Ex 3,5-6) delante de la Santidad Divina. Ante la gloria del Dios tres veces santo, Isaías exclama: "¡ Ay de mí, que estoy perdido, pues soy un hombre de labios impuros!" (Is 6,5). Ante los signos divinos que Jesús realiza, Pedro exclama: "Aléjate de mí, Señor, que soy un hombre pecador" (Lc 5,8). Pero porque Dios es santo, puede perdonar al hombre que se descubre pecador delante de él: "No ejecutaré el ardor de mi cólera...porque soy Dios, no hombre; en medio de ti yo el Santo" (Os 11,9). El apóstol Juan dirá igualmente: "Tranquilizaremos nuestra conciencia ante él, en caso de que nos condene nuestra conciencia, pues Dios es mayor que nuestra conciencia y conoce todo" (1 Jn 3,19-20).
 

ANTE LA LLAMADA
A SER PESCADOR DE HOMBRES
“Si sientes la llamada de Dios que te dice: «¡Sígueme!» (Mc 2,14; Lc 5,27), no la acalles. Sé generoso, responde como María ofreciendo a Dios el sí gozoso de tu persona y de tu vida”. (Bto. Juan Pablo II. 3-5-2003)
……………………………………...
PESCAR HOMBRES O HACER QUE NAZCAN DE NUEVO: MISIÓN DE LA IGLESIA.
El papel de la maternidad espiritual
según Santa Teresita del Niño Jesús
«Solamente los sufrimientos pueden hacer que las almas nazcan para Jesús». Esta afirmación de santa Teresa demuestra en qué consiste la maternidad espiritual. La madre es aquella que da la vida y que la mantiene. El hombre teme el sufrimiento, pero nadie puede librarse de él, como tampoco podemos librarnos del peso de cada día. Pero nuestro sufrimiento y nuestras penurias pueden desperdiciarse. Sólo aceptándolas nos podemos adentrar en el extraordinario misterio de la maternidad espiritual. Esa maternidad tiene lugar mediante la participación en el sacerdocio real de los fieles, y es nuestra vocación; tenemos que conquistar y hacer que nazcan las almas para Jesús. Piensa cuántas cosas difíciles hay en tu vida: puede que tengas una salud delicada, que enfrentes conflictos familiares, que tengas hijos difíciles de educar, o que haya un tremendo peso que abrume tu espíritu; o puede tratarse también de cosas insignificantes. Sin embargo, si todo esto lo aceptas y ofreces, te hace participar en la maternidad espiritual de la iglesia, haciendo nacer almas para Cristo. Nada hay más importante que eso. También se puede hacer nacer almas para Cristo mediante el apostolado de la palabra y de la oración, pero el medio más eficaz es el sufrimiento. Es la forma más eficaz del apostolado, porque es el medio que comprende un mayor grado de despojamiento, el medio que tiene menos de ti mismo y más de Cristo. Ese medio es en el que con más amplitud se extienden los brazos de la cruz”. (Tadeusz Dajczer. Meditaciones sobre la fe. Págs. 172-173).
………………………………………..
LA MISIÓN DE PESCAR HOMBRES
Los discípulos no habían pescado nada durante toda la noche; también entonces Jesús invitó a Simón a remar mar adentro. Y Simón, que todavía no se llamaba Pedro, dio aquella admirable respuesta: “Maestro, por tu palabra echaré las redes”. Se le confió entonces la misión: “No temas, desde ahora serás pescador de hombres” (Lc 5, 1.11). También hoy se dice a la Iglesia y a los sucesores de los apóstoles que se adentren en el mar de la historia y echen las redes, para conquistar a los hombres para el Evangelio, para Dios, para Cristo, para la vida verdadera. Los Padres han dedicado también un comentario muy particular a esta tarea singular. Dicen así: para el pez, creado para vivir en el agua, resulta mortal sacarlo del mar. Se le priva de su elemento vital para convertirlo en alimento del hombre. Pero en la misión del pescador de hombres ocurre lo contrario. Los hombres vivimos alienados, en las aguas saladas del sufrimiento y de la muerte; en un mar de oscuridad, sin luz. La red del Evangelio nos rescata de las aguas de la muerte y nos lleva al resplandor de la luz de Dios, en la vida verdadera. Así es, efectivamente: en la misión de pescador de hombres, siguiendo a Cristo, hace falta sacar a los hombres del mar salado por todas las alienaciones y llevarlo a la tierra de la vida, a la luz de Dios. Así es, en verdad: nosotros existimos para enseñar Dios a los hombres. Y únicamente donde se ve a Dios, comienza realmente la vida. Sólo cuando encontramos en Cristo al Dios vivo, conocemos lo que es la vida. No somos el producto casual y sin sentido de la evolución. Cada uno de nosotros es el fruto de un pensamiento de Dios. Cada uno de nosotros es querido, cada uno es amado, cada uno es necesario. Nada hay más hermoso que haber sido alcanzados, sorprendidos, por el Evangelio, por Cristo. Nada más bello que conocerle y comunicar a los otros la amistad con él. La tarea del pastor, del pescador de hombres, puede parecer a veces gravosa. Pero es gozosa y grande, porque en definitiva es un servicio a la alegría, a la alegría de Dios que quiere hacer su entrada en el mundo. (Santa Misa inicio Ministerio Petrino. 24 de abril de 2005)
 
Señor Jesús, que nos invitas a seguirte y a colaborar contigo en la salvación de los hombres;
Señor Jesús que nos has llamado en este momento de la historia a pescar hombres de las aguas de la muerte y darles la vida abundante que llena de alegría y el alimento que perdura para vida eterna;
te pedimos que ante la insuficiencia de nuestra pobre persona, no demos marcha atrás;
que ante los fracasos confiemos en tu Palabra;
que ante la contemplación de nuestra miseria no pidamos que te alejes de nosotros, como Simón, sino que tengas misericordia de nosotros; que tengamos la valentía de la humildad, que nos tomes de la mano, nos atraigas hacia ti y nos digas: "No temas. Yo estoy contigo. No te abandono. Y tú no me abandones a mí. (cf. Benedicto XVI. Homilía misa crismal. 13-4-2006)

¡Ya comienza la cuaresma! Tiempo de conversión y de preparación a la Pascua que empezará el próximo miércoles día 13 de febrero con el Miércoles de Ceniza, día de ayuno y abstinencia de comer carne.
Además todos los viernes de Cuaresma también son días de abstinencia de comer carne. Os recordamos que durante toda la cuaresma, en los días laborables, a las 6’30 de la mañana, se reza la oración comunitaria de Laudes en el Templo parroquial de modo solemne y cantado. Y a las 9.30 h. Oración de la mañana con Exposición del Santísimo Sacramento en la Capilla de la Comunión.
A su vez, los viernes de Cuaresma se hará el Ejercicio del Vía Crucis a las 7 tarde.
El miércoles de Ceniza habrá imposición de la Ceniza en las siguientes celebraciones de la Parroquia:
- 18’00h. En la misa con niños
- 19’30h. En la misa solemne y cantada
- 21’30h. En la misa con las comunidades.

La Campaña de este año, centrada en la promoción de la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer, se celebra con el lema: “No hay justicia sin igualdad”. La causa de la justicia nos apremia. Sólo el reconocimiento de la igual dignidad del hombre y la mujer nos permitirá construir un mundo más justo y el pleno desarrollo de todos. Manos Unidas quiere ser una llamada a la conciencia de la sociedad para que colabore en la defensa del desarrollo integral de cada persona y de todos sus derechos, gravemente conculcados en un mundo donde muchas mujeres son víctimas de la violencia, son objeto de explotación económica, carecen de libertad, de capacidad para tomar las mismas decisiones que el hombre o de ser titular de los mismos bienes. En esta situación, la educación juega un papel clave para acabar con las desigualdades. No podemos olvidar que dos terceras partes de las personas analfabetas del mundo son mujeres, lo cual les impide afrontar su vida en pie de igualdad con los hombres.”
 
1. El sábado 16 estará el encuentro de Vicaría de Ministros Extraordinarios de la Comunión (Renovación) de las 10 a 13.30 h.
en nuestra parroquia.
2. El sábado 16 de febrero en la misa de 6 tarde se hará la entrega del shemá a los niños de 1º de comunión.
3. Durante las Misas dominicales han comenzado ha realizarse Proclamaciones públicas de la fe. Éstas continuarán efectuándose en diferentes Eucaristías. Invitamos, pues, a los fieles de la parroquia a que participen en esta iniciativa pastoral para vivir más intensamente y en comunión con el Santo Padre el Año de la fe.
                  ———————————————————-
Actos Semana del Enfermo
Domingo 10 de febrero 17 h.
1. Eucaristía de sanación. Presidida por el P. Carlos Álvarez, M.I. (religioso de la orden de los Camilos).
Lunes 11 de febrero, Jornada Mundial del enfermo. (Ntra. Sra. de Lourdes)
Encuentro en la Colegiata de Gandía con los agentes de Pastoral de la salud de nuestro Arciprestazgo. Actos:
1. Charla y testimonio a las 18 h.
2. Eucaristía con procesión a las 19.30 h.
Martes 12 de febrero 20.30 h.
1. Charla—coloquio: “Atención sanitaria a las personas al final de la vida”.
Durante la intervención se incluiría tanto los cuidados paliativos como las propuestas homicidas que hacen algunos sectores.
Jueves 14 de febrero a las 20.30 h.
1. Hora santa.
Domingo 17 de febrero a las 17 h.
Cine fórum. Proyección de la película “El mundo en sus manos”.
  
Del  11 al 17 de febrero de 2013

Lunes 11. Ntra. Sra. de Lourdes. 19.30 h.: sin intención. 
Martes 12. 19.30 h.: sin intención. Miércoles 13. 
MIÉRCOLES DE CENIZA. 18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: sin intención. 21.30 h.: sin intención. 
Jueves 14. S. CIRILO, MONJE, Y METODIO, OBISPO. 19.30 h.: sin intención. 
Viernes 15. 19.30 h.: sin intención. 
Sábado 16. I CUARESMA. 18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: sin intención. 21.00 h.: sin intención. 
Domingo 17. I CUARESMA. 12.00 h. Pro Pópulo.


 Hoja Parroquial
para descargar, imprimir y ver en dispositivos móviles.