16 de febrero de 2013

Domingo 17 de febrero de 2012 - I CUARESMA C


 HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 17 de febrero de 2013  



            Queridos hermanos: 
En la liturgia del miércoles de ceniza escuchábamos al profeta Joel diciendo: “Rasgad los corazones no las vestiduras: Convertíos al Señor Dios vuestro; … Tocad la trompeta en Sión, proclamad el ayuno, convocad la reunión; congregad al pueblo, …ancianos, …muchachos y niños de pecho… los sacerdotes…”.
La llamada a la conversión en la Liturgia judía de la Expiación iba acompañada con el sonido de la trompeta, es decir, del cuerno o sofar, que recordaba el sacrificio de Isaac por su padre Abraham y cómo fue sustituido, perdonado, por un carnero (cf. Gn 22,1-14). El cuerno de este cordero recuerda a Dios que es compasivo y misericordioso, recuerda la obediencia de Abraham al mandamiento de Dios, recuerda la intención de Isaac de aceptar realmente el sacrificio de su propia vida y recuerda al pueblo su conversión, su entrada en el combate espiritual. 
Este cuerno de carnero se toca el último día del año en la liturgia hebrea anunciando la inminencia del juicio de Dios sobre todo ser vivo moviendo al pueblo a la penitencia durante diez días hasta el Día de la Expiación (Yom Kippur) donde vuelve a sonar anunciando que el veredicto del juicio de Dios ha sido emitido. Entre estos dos toques de trompeta se da el tiempo propicio para el arrepentimiento o la conversión, para la confesión de los pecados y para las súplicas destinadas a obtener el perdón. (cf. Alberto Mello. ¡Vuelve Israel! La conversión según la interpretación rabínica p. 29-32). 
Dice San Pablo que “si la trompeta no da sino un sonido confuso, ¿quién se preparará para la batalla?” (1 Co 14,8). Y a esto comenta Orígenes: “antes de escuchar la Palabra de Dios, antes de conocer la predicación divina, no hay tribulación, no hay tentación, porque, si la trompeta no resuena, no comienza la guerra (cf. 1 Co 14,8); pero cuando la trompeta de la predicación ha dado la señal de guerra, entonces sobreviene la aflicción, se desencadena todo el combate de las tribulaciones”. (Orígenes. Homilía III sobre el Éxodo).
Bien, pues, queridos hermanos, con la celebración del miércoles de ceniza ha comenzado el combate. Ha resonado y debe resonar la llamada a la conversión. Con Cristo entramos en el desierto de la cuaresma guiados por el Espíritu Santo para ser tentados por el diablo. No seamos hipócritas poniendo nuestra seguridad en las obras realizadas o en la apariencia. Pidamos al Señor que cree en nosotros un corazón nuevo.
Jesús, vuestro párroco



+   Lectura del santo evangelio según san Lucas 4, 1-13

En aquel tiempo, Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán y, durante cuarenta días, el Espíritu lo fue llevando por el desierto, mientras era tentado por el diablo. Todo aquel tiempo estuvo sin comer, y al final sintió hambre. Entonces el diablo le dijo:
—«Si eres Hijo de Dios, dile a esta piedra que se convierta en pan.»
Jesús le contestó: — «Está escrito: “No sólo de pan vive el hombre”.» Después, llevándole a lo alto, el diablo le mostró en un instante todos los reinos del mundo y le dijo:
 — «Te daré el poder y la gloria de todo eso, porque a mí me lo han dado, y yo lo doy a quien quiero. Si tú te arrodillas delante de mí, todo será tuyo.» 
Jesús le contestó: — «Está escrito: “Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto”.» Entonces lo llevó a Jerusalén y lo puso en el alero del templo y le dijo: — «Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo, porque está escrito: “Encargará a los ángeles que cuiden de ti”, y también: “Te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras”.»
Jesús le contestó: — «Está mandado: “No tentarás al Señor, tu Dios”.» Completadas las tentaciones, el demonio se marchó hasta otra ocasión.
Palabra del Señor




Las Tentaciones de Jesús

538  Los Evangelios hablan de un tiempo de soledad de Jesús en el desierto inmediatamente después de su bautismo por Juan: "Impulsado por el Espíritu" al desierto, Jesús permanece allí sin comer durante cuarenta días; vive entre los animales y los ángeles le servían (cf. Mc 1, 12-13). Al final de este tiempo, Satanás le tienta tres veces tratando de poner a prueba su actitud filial hacia Dios. Jesús rechaza estos ataques que recapitulan las tentaciones de Adán en el Paraíso y las de Israel en el desierto, y el diablo se aleja de él "hasta el tiempo determinado" (Lc 4, 13).

539  Los evangelistas indican el sentido salvífico de este acontecimiento misterioso. Jesús es el nuevo Adán que permaneció fiel allí donde el primero sucumbió a la tentación. Jesús cumplió perfectamente la vocación de Israel: al contrario de los que anteriormente provocaron a Dios durante cuarenta años por el desierto (cf. Sal 95, 10), Cristo se revela como el Siervo de Dios totalmente obediente a la voluntad divina. En esto Jesús es vencedor del diablo; él ha "atado al hombre fuerte" para despojarle de lo que se había apropiado (Mc 3, 27). La victoria de Jesús en el desierto sobre el Tentador es un anticipo de la victoria de la Pasión, suprema obediencia de su amor filial al Padre.

540  La tentación de Jesús manifiesta la manera que tiene de ser Mesías el Hijo de Dios, en oposición a la que le propone Satanás y a la que los hombres (cf Mt 16, 21-23) le quieren atribuir. Es por eso por lo que Cristo venció al Tentador a favor nuestro: "Pues no tenemos un Sumo Sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino probado en todo igual que nosotros, excepto en el pecado" (Hb 4, 15). La Iglesia se une todos los años, durante los cuarenta días de Cuaresma, al Misterio de Jesús en el desierto.



LA IMPORTANCIA DE LOS SALMOS 
EN EL COMBATE ESPIRITUAL 
“Al cantar los salmos, el cristiano experimenta una especie de sintonía entre el Espíritu presente en las Escrituras y el Espíritu que habita en él por la gracia bautismal. Más que orar con sus propias palabras, se hace eco de los «gemidos inenarrables» de los que habla san Pablo (cf. Rm 8,26), con los cuales el Espíritu del Señor impulsa a los creyentes a unirse a la invocación característica de Jesús: «¡Abbá, Padre!» (Rm 8,15; Ga 4,6). Los antiguos monjes estaban tan seguros de esta verdad, que no se preocupaban de cantar los salmos en su lengua materna, pues les bastaba la convicción de que eran, de algún modo, «órganos» del Espíritu Santo. Estaban convencidos de que por su fe los versículos de los salmos les proporcionaban una «energía» particular del Espíritu Santo. Esa misma convicción se manifiesta en la utilización característica de los salmos que se llamó «oración jaculatoria» -de la palabra latina iaculum, es decir, dardo para indicar expresiones salmódicas brevísimas que podían ser «lanzadas», casi como flechas incendiarias, por ejemplo contra las tentaciones. Juan Casiano, escritor que vivió entre los siglos IV y V, recuerda que algunos monjes habían descubierto la eficacia extraordinaria del brevísimo incipit del salmo 69: «Dios mío, ven en mi auxilio; Señor, date prisa en socorrerme», que desde entonces se convirtió en el pórtico de ingreso de la Liturgia de las Horas”. (Bto. Juan Pablo II. Catequesis del miércoles 4 de abril de 2001).

LA VIGILANCIA DEL CORAZÓN EN EL COMBATE ESPIRITUAL

«Estad vigilantes, permaneced firmes en la fe», escribe san Pablo a los corintios (1 Cor 16,13). Un centinela vigilante está atento, cuida la entrada para que no entre ningún extraño. En el sentido espiritual, dice Evagrio, es necesario poner un guardián vigilante a la puerta del corazón. Éste no debe cerrar nunca los ojos y tiene que examinar todo pensamiento que se presenta: «¿Eres de los nuestros o un adversario?». (…) Feliz el hombre que consigue vencer al pensamiento en la primera sugestión. Evagrio escribió un libro, Antirrheticus (Instrucciones para «contradecir»). Contiene frases de la Escritura adecuadas para ser pronunciadas cuando viene un mal pensamiento. Así hizo Jesús cuando fue tentado por el espíritu maligno. La idea de interrumpir el ayuno es rechazada con la frase: «No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios» (Mt 4,4). La tentación del poder es rechazada con las palabras: «Adorarás al Señor tu Dios y sólo a él le darás culto» (Mt 4,10). Los monjes aprendían de memoria ese tipo de textos para tenerlos siempre a mano cuando se presentaba una tentación. Cuando no sabían qué decir, simplemente repetían el nombre de Jesús que, según ellos, «pone en fuga a todos los demonios». El recuerdo del Salvador sirve contra todos los males. La resistencia activa a los malos pensamientos se llama «sobriedad espiritual», o simplemente «atención». (Tomas Spidlik. El camino del Espíritu. meditaciones espirituales al Papa y a la curia en los ejercicios de la Cuaresma de 1995).



“Creo firmemente en Ti, porque tú has dado pasos de triunfo. «Sé valiente. Yo he vencido al mundo». 
Tú me has dicho: «Camina con pasos de gigante. Ve por todo el mundo, proclama la Buena Nueva, enjuga las lágrimas del dolor; reanima los corazones desalentados, reúne los corazones divididos, abraza el mundo con el ardor de tu amor, acaba con lo que debe ser destruido, deja en pie sólo la verdad, la justicia, el amor». Pero, Señor, ¡yo conozco mi debilidad! Líbrame del egoísmo, de mis seguridades, para que no tema el sufrimiento que desgarra. Soy muy indigno de ser apóstol. Hazme fuerte ante las dificultades. Haz que no me preocupe de la sabiduría del mundo. Acepto ser tratado como loco por Jesús, María, José... Quiero ponerme a prueba, dispuesto a todas las consecuencias, despreocupado de todas ellas, porque me has enseñado a afrontar todo. Si me ordenas dirigir valerosos mis pasos hacia la Cruz, me dejaré crucificar. 
Si me ordenas entrar en el silencio de tu tabernáculo hasta el fin de los tiempos. Entraré en él con pasos aventurados. Perderé todo: pero me quedarás Tú. Allí estará tu amor para inundar mi corazón. Mi felicidad será total.. Y por eso repito: Te he elegido. Sólo te quiero a Ti y tu gloria”. (Fragmento de oración escrita por el cardenal FCO. XAVIER NGUYEN VAN THUAN en la residencia obligatoria en Giang-xá [Vietnam del Norte], 19 de marzo de 1980, solemnidad de san José). 

 

Todos los viernes de Cuaresma son días de abstinencia de comer carne. 
De lunes a viernes, a las 6’30 de la mañana, se reza la oración comunitaria de Laudes en el Templo parroquial de modo solemne y cantado. Y a las 9.30 h. Oración de la mañana con Exposición del Santísimo Sacramento en la Capilla de la Comunión.
Los viernes de Cuaresma se hará el Ejercicio del Vía Crucis a las 7 tarde. 
Horario confesiones: De lunes a viernes, de 7.00 a 7.30 tarde y antes de las misas de sábado y domingo.

MISIÓN VALENCIA “PORTA FIDEI”

Comienza en muchas parroquias de nuestra Diócesis el lunes 18 esta Misión convocada por el Sr. Arzobispo D. Carlos Osoro: en la Colegiata de Gandía, en la parroquia de San José, en Rótova, Simat, Barx, Benifairó, Tavernes... 
Por ejemplo, D. Arturo, nuestro Vicario parroquial, irá a Almoines del 18 al 21 de febrero. D. Jesús, el párroco irá a Villalonga del 25 al 28 de febrero. 
En nuestra parroquia se realizará esta misión del 11 al 14 de marzo. Para ello se han hecho carteles y estampas de invitación personal para que podamos entregarla a personas que pueden encontrarse algo alejadas de la vida eclesial. Es un momento fuerte de misión. Invitar a todos los feligreses a unirse en este tiempo con la oración y con la propuesta misionera a personas de nuestro entorno para que puedan venir a vivir esta misión en el Año de la Fe. 



Queremos invitar a la comunidad parroquial a compartir la carga de la cruz, o aliviar en su Vía Crucis, a tantas personas y familias que ahora viven crucificadas por la injusticia, la crisis, el paro, la pobreza, el desamparo, la necesidad. Es una llamada a la comunidad para ser agentes de resurrección, para dar vida donde se vive en muerte, para dar esperanza donde la desesperanza mata. Puedes hacer tus aportaciones a realidades concretas que encontrarás en la cruz de la entrada de la Iglesia. Sólo tenéis que elegir del listado de necesidades que hay clavadas en la cruz, aquella en la que vosotros queráis colaborar con vuestra aportación, y así, cada semana, iremos tachando de la lista las necesidades que ya estén cubiertas. Podréis entregar las ayudas en sobres donde se especifique la ayuda concreta o entregándolo a los sacerdotes o en el buzón parroquial. Muchas gracias en nombre de los que más lo necesitan.




1. Mañana domingo 17 concluiremos la semana del enfermo con un Cine fórum. La proyección de la película empezará a las 17 h. en los nuevos locales parroquiales.
2. Catequesis para jóvenes y adultos. Martes y viernes de los meses de enero y febrero a las 9.30 de la noche en los locales parroquiales. Os invitamos a rezar para que sean muchos los cristianos que escuchen la Buena Noticia que Jesús ha venido a anunciar a los pobres.
3. El lunes 18 a las 20.30 h. será la reunión del grupo de Itinerario Diocesano de Renovación en los locales parroquiales.
4. El grupo de oración se reunirá el lunes a las 20.30 h. para su sesión de formación.
4. El martes 19 a las 20.30 h. será la reunión del grupo Descanso.
5. El miércoles 20 a las 17.30 reunión del Equipo de Cáritas.
6. El sábado 23 en la misa de las 6 tarde se hará la entrega del Credo a los niños de 3º de comunión.
7. El domingo 24 de febrero a partir de las 10.30 h. tendrá lugar en el Colegio Calderón del Grau de Gandía la Jornada para la Educación Integral organizado por la comisión de enseñanza.



Del 18 al 24 de febrero de 2013

Lunes 18.  19.30 h.: En sufragio de Vicente Grau Enguix.
Martes 19. 19.30 h.: En sufragio de Faustino Martínez Martínez. 
Miércoles 20. 19.30 h.: En sufragio de los difuntos de la familia Espí—Sanchis. 
Jueves 21. 19.30 h.: sin intención. 
Viernes 22. CATEDRA DE S. PEDRO. 19.30 h.: En sufragio de Josefina Martínez. 
Sábado 23. II CUARESMA. 18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: sin intención 21.00 h.: En sufragio de José Antonio Cabanilles. 
Domingo 24. II CUARESMA. 12.00 h. Pro Pópulo