8 de diciembre de 2011

Domingo 11 diciembre. III ADV B

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 10 de diciembre de 2011. 

                 
      Queridos hermanos:
La esperanza es una característica de toda la vida cristiana que se resalta en este tiempo de Adviento. La esperanza hace vivir en el momento presente los bienes que se esperan en el futuro. Permite vivir ahora el futuro y hace caminar siempre hacia delante. Y una característica del que espera es la alegría.
Imaginaos la novia que espera el día de la boda mientras se prueba el vestido nupcial.  Alegría y esperanza se entrelazan. Imaginaos una madre que se acaricia el vientre mientras espera el día del nacimiento de su hijo. Esperanza y alegría se entretejen. La alegría anticipa los bienes que se esperan y se buscan. Si hay alegría en la espera de los bienes ¡qué no será cuando los mismos bienes se tengan! El problema de nuestra sociedad, “la crisis”, es sobre todo un problema de esperanza y alegría. Es significativo el descenso de nacimientos y matrimonios en nuestra sociedad. Este domingo es el domingo de la alegría, dentro del tiempo de adviento.
El tiempo de Adviento es tiempo de bodas y tiempo de nacimiento de un hijo: la carne y el Verbo Eterno se unen de forma indisoluble. El amigo del Novio, Juan el Bautista, prepara un pueblo bien dispuesto que, como novia, se dispone al consentimiento matrimonial por medio de la conversión, con el perdón de sus pecados y el bautismo de agua. “Si quiero”, “Hágase”, aprenderá a pronunciar la esposa. Y ¡oh, sorpresa! recibirá el bautismo de Espíritu Santo, sumergido en el amor de Dios.
La esposa aprende de Juan la humildad y el abajamiento: “No soy…”. “No soy…”. “No”. El Señor sí que es. Él es, sí. Yo soy “voz” que transmite la “Palabra”. Yo soy “lámpara” que hace brillar la “Luz”. Es la Palabra lo importante, es la Luz lo importante, es el Señor lo importante.
Esta semana que empieza celebraremos en la Parroquia la Semana de la Familia. En tiempos de falta de esperanza y de alegría la familia está llamada a ser “gaudium et spes”, alegría y esperanza, como comenzaba el documento del Concilio Vaticano II. (Cf. Bto. Juan Pablo II. Discurso en el Primer Encuentro Mundial con las Familias (8 octubre 1994), citado en Ecclesia in Europa 94).
Las familias mismas tienen que realizar una tarea insustituible respecto al Evangelio de la esperanza. (...) «¡Familias, sed lo que sois!». (Ecclesia in Europa 94). Pareciéndoos a Juan el Bautista, dejad que el Señor sea la Luz que llena vuestros hogares de esperanza y alegría, para ser testigos ante el mundo del Evangelio de la Esperanza y de la Vida.
Jesús, vuestro párroco

Lectura del santo evangelio según san Juan (1, 6-8. 19-28)
Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz. Y éste fue el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron desde Jerusalén sacerdotes y levitas a Juan, a que le preguntaran: «¿Tú quién eres?» Él confesó sin reservas: «Yo no soy el Mesías.» Le preguntaron: «¿Entonces, qué? ¿Eres tú Elías?» El dijo: «No lo soy.» «¿Eres tú el Profeta?
» Respondió: «No.» Y le dijeron: ¿Quién eres? Para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado, ¿qué dices de ti mismo?» Él contestó: «Yo soy la voz que grita en el desierto: "Allanad el camino del Señor", como dijo el profeta Isaías.» Entre los enviados había fariseos y le preguntaron: «Entonces, ¿por qué bautizas, si tú no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta?» Juan les respondió: «Yo bautizo con agua; en medio de vosotros hay uno que pero conocéis, el que viene detrás de mí, y al que no soy digno de desatar la correa de la sandalia.» Esto pasaba en Betania, en la otra orilla del Jordán, donde estaba Juan bautizando.
Palabra del Señor.

“Cristo, Tú eres el único Salvador, sin ti nada podemos hacer. Donde Tú no estás, hay oscuridad; Tú eres la luz del mundo. Donde Tú no estás, hay confusión, odio, pecado; Tú eres la Vida, Tú eres el Maestro, el Amigo. Tú eres el Buen Pastor, el fundamento de la paz. Tú eres la esperanza del mundo. Tú has de ser nuestro modelo, nuestro ideal y nuestra fuerza.” (Pablo VI, Milán 31 mayo 1962)
Mira que mando delante de ti a mi mensajero...” (Mt 11, 10) Según S. Agustín, la denominación de ángel no es nombre de naturaleza, sino de oficio. Quiere decir enviado … [...] Entonces, ¿por qué otro evangelista dice: “Hubo un hombre enviado por Dios”? (Jn 1, 6). Justo: hombre por naturaleza, ángel de oficio; hombre por su condición, ángel por su vida y su pureza: un hombre angelical, un ángel humano. [...] Y, ¿enviado para qué? Continúa el texto sagrado: Éste vino como testigo, para dar testimonio de la luz, a fin de que por medio de él todos creyesen. No era él la luz, sino enviado para dar testimonio de la luz. (Jn 1, 7-8) Y puesto que uno ha de dar testimonio debe ser persona de mucho crédito y autoridad, por eso el Señor, a los que destinó al anuncio de su mensaje, los hizo previamente recomendables y aptos para ese ministerio. Por ejemplo, a Jeremías, como era un jovencito, le tocó el Señor con su mano; a Isaías, hombre de labios impuros, lo purificó con una brasa ardiente tomada del altar; a Ezequiel le hizo comerse un libro. Y a Juan, que era enviado para dar un testimonio mayor, desde el seno materno lo hizo recomendable, pues su padre quedó mudo, su madre, mujer anciana y madre primeriza, era estéril; es un ángel el que lo anuncia y le impone el nombre: Su nombre es Juan (Lc 1, 63). Un nombre que es impuesto por Dios es siempre concordante con su propio significado: Abrahán, Israel, Juan, eran todos nombres que cuadraban bien a los nombrados. Juan está rebosante de gracia, da un testimonio consistente. Y tal vez por eso la madre se llenó del Espíritu, y el padre, pidiendo una tablilla, eligió ese nombre haciendo en cierto modo de profeta. Así que Juan fue recomendado por sus padres, por el ángel mensajero, por su nacimiento y por su vida, pues él mismo, para que su testimonio resultara más creíble a los que se lo pedían, eligió un género de vida sorprendente y admirable.” (Sto. Tomás de Villanueva, Conción I)
           ———————————————————
“«Por entonces llegó Jesús desde Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara en el Jordán» (Mc 1, 9). [...] Lo realmente nuevo es que Él —Jesús— quiere ser bautizado, que se mezcla entre la multitud gris de los pecadores que esperan a orillas del Jordán. El bautismo comportaba la confesión de las culpas. Era realmente un reconocimiento de los pecados y el propósito de poner fin a una vida anterior malgastada para recibir una nueva. ¿Podía hacerlo Jesús? ¿Cómo podía reconocer sus pecados? ¿Cómo podía desprenderse de su vida anterior para entrar en otra vida nueva? Los cristianos tuvieron que plantearse estas cuestiones. La discusión entre el Bautista y Jesús, de la que nos habla Mateo, expresa también la pregunta que él hace a Jesús: «Soy yo el que necesito que me bautices, ¿y tú acudes a mí?» (3, 14). Mateo nos cuenta además: «Jesús le contestó: "Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así toda justicia. Entonces Juan lo permitió» (3, 15). No es fácil llegar a descifrar el sentido de esta enigmática respuesta. […] Para interpretar la respuesta de Jesús, resulta decisivo el dar sentido a la palabra «justicia». En el mundo en que vive Jesús, «justicia» es la respuesta del hombre a la Torá, la aceptación plena de la voluntad de Dios, la aceptación del «yugo del Reino de Dios», según la formulación judía. El bautismo de Juan no está previsto en la Torá, pero Jesús, con su respuesta, lo reconoce como expresión de un sí incondicional a la voluntad de Dios, como obediente aceptación de su yugo.” (Benedicto XVI, Jesús de Nazaret)
523           San Juan Bautista es el precursor (cf. Hch 13, 24) inmediato del Señor, enviado para prepararle el camino (cf. Mt 3, 3). "Profeta del Altísimo" (Lc 1, 76), sobrepasa a todos los profetas (cf. Lc 7, 26), de los que es el último (cf.Mt 11, 13), e inaugura el Evangelio (cf. Hch 1, 22; Lc 16,16); desde el seno de su madre ( cf. Lc 1,41) saluda la venida de Cristo  y encuentra su alegría en ser "el amigo del esposo" (Jn 3, 29) a quien señala como "el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo" (Jn 1, 29). Precediendo a Jesús "con el espíritu y el poder de Elías" (Lc 1, 17), da testimonio de él mediante su predicación, su bautismo de conversión y finalmente con su martirio (cf. Mc 6, 17-29).
717 "Hubo un hombre, enviado por Dios, que se llamaba Juan. (Jn 1, 6). Juan fue "lleno del Espíritu Santo ya desde el seno de su madre" (Lc 1, 15. 41) por obra del mismo Cristo que la Virgen María acababa de concebir del Espíritu Santo. La "visitación" de María a Isabel se convirtió así en "visita de Dios a su pueblo" (Lc 1, 68).
718 Juan es "Elías que debe venir" (Mt 17, 10-13): El fuego del Espíritu lo habita y le hace correr delante [como "precursor"] del Señor que viene. En Juan el Precursor, el Espíritu Santo culmina la obra de "preparar al Señor un pueblo bien dispuesto" (Lc 1, 17).
719 Juan es "más que un profeta" (Lc 7, 26). En él, el Espíritu Santo consuma el "hablar por los profetas". Juan termina el ciclo de los profetas inaugurado por Elías (cf. Mt 11, 13-14). Anuncia la inminencia de la consolación de Israel, es la "voz" del Consolador que llega (Jn 1, 23; cf. Is 40, 1-3). Como lo hará el Espíritu de Verdad, "vino como testigo para dar testimonio de la luz" (Jn 1, 7;cf. Jn 15, 26; 5, 33). Con respecto a Juan, el Espíritu colma así las "indagaciones de los profetas" y la ansiedad de los ángeles (1 P 1, 10-12): "Aquél sobre quien veas que baja el Espíritu y se queda sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo ... Y yo lo he visto y doy testimonio de que este es el Hijo de Dios ... He ahí el Cordero de Dios" (Jn 1, 33-36).
720 En fin, con Juan Bautista, el Espíritu Santo, inaugura, prefigurándolo, lo que realizará con y en Cristo: volver a dar al hombre la "semejanza" divina. El bautismo de Juan era para el arrepentimiento, el del agua y del Espíritu será un nuevo nacimiento (cf. Jn 3, 5).

Tienen a su disposición en el despacho parroquial el Evangelio 2012.
Les invitamos a colaborar con la Asociación de Padres Discapacitados Psíquicos (Aspadis), con la compra de “turrón solidario” en el despacho parroquial.
El 22 de diciembre estará la “Rifa de Navidad”. Para esta rifa les pedimos su participación para hacer la cesta navideña.
Algunas actividades propias del tiempo de Adviento:
· Oración de la mañana: de lunes a viernes, a las 6.30 de la mañana y a las 9.30 de la mañana con exposición del Santísimo.
· Horario de confesiones durante el tiempo de Adviento:
De lunes a sábado de 7.00 a 7.30 tarde. Domingos de 11.30 a 12.00 h.
· Durante el tiempo de Adviento el Equipo de Cáritas lanza la Campaña de recogida de alimentos.
· Tienen a su disposición la Rifa de la Cesta de Navidad. Al mismo tiempo les pedimos su colaboración en la elaboración de la cesta navideña.
Reuniones parroquiales:
1. Esta semana empieza la III semana de la familia. Durante la misma se realizarán los siguientes actos:
· Lunes 12, a las 20.30 h. la charla “Los padres, maestros de la primera escuela” impartida por el Rvdo. D. Rafael Cerdá Capuz.
· Martes 13, a las 20.30 h., la charla “La acción del Espíritu Santo en el matrimonio” a cargo del Ilmo. D. Vicente Fontestat, Vicario General de la Diócesis.
· Jueves 15, a las 20.30 h., la charla “El arte de ser padres” por D. Francisco Carrió Miñana.
· Viernes 16 estará la Vigilia de oración con los jóvenes que van a ser confirmados el día 18 a las 20.30 h.
· Sábado 17 habrá Cine-fórum con cena de sobaquillo a las 21h.
· Domingo 18 estarán las Confirmaciones en la Parroquia en la Misa de 12 h. Ya por la tarde estará el Festival de Villancicos: los grupos o participantes pónganse en contacto con D. Arturo hasta el jueves 15.
      ———————————————————————
2. Lunes 12, a las 10 h, se reunirá el Equipo de pastoral de la salud. Por la noche, a las 20.15 h., tendrá una reunión el IDR.
3. Miércoles 14, a las 17 h., el Equipo de Pastoral de la salud tendrá su charla de formación permanente en Valencia. Ya, por la noche, a las 20.30 h., se reunirá el Equipo de liturgia.
4. El jueves 15, a las 17 h., se reunirá el Equipo de Cáritas.
5. Sábado 17, a las 11 h, todos los niños que estén en catequesis –buen pastor, comunión o anatolé– tendrán la siembra de estrellas.

Donativos recibidos para los nuevos locales en la calle Ciudad de Laval:
Ingresados hasta el 2-12-2011: 51.820,66 €.
+ 0 €
Ingresados hasta el 9-12-2011:
51.820,66 €.
Colabore en la cuenta que la parroquia tiene en
BANCAJA (Paseo Germanías 82)
2077-0249-55-1101860850

Del 12 al 18 de diciembre de 2011
Lunes 12.  19.30 h.: En sufragio de Francisco Noguera Calvo.  
Martes 13. Sta. Lucía. 19.30 h.: En sufragio de Dolores Martínez y Rafael Matoses   
Miércoles 14 19.30 h.: En sufragio de María Martín Cano.  
Jueves 15. En sufragio de Amparo Berrocal. 
Viernes 16. 19.30 h.: sin intención.  
Sábado 10. IV Adviento. 18.00 h.: Con niños. sin intención. 19.30 h.: En sufragio de Francisco Salgado. 21.00 h.: sin intención.  
Domingo 18. IV Adviento. 12.00 h. Pro Pópulo. Confirmaciones.