17 de diciembre de 2011

18 de Diciembre de 2011. IV ADV B

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 18 de diciembre de 2011.
 
 

clip_image002EN LA ESCUELA DE MARÍA

                  Queridos hermanos:

Próxima ya la celebración gozosa de la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo, en este cuarto domingo de adviento, encontramos en el Evangelio a María acogiendo el anuncio del Arcángel San Gabriel.

De su mano te invitamos a vivir el tiempo de la espera del Salvador, en tu corazón como si fuera el seno de María, en tu familia, como si fuera el hogar de Nazaret, en la parroquia, como tu familia cuya madre es María.

Ella es la casa que sabe cual es su dueño, que desarrolla sus tareas y, con vigilancia, aguarda la venida de su Señor, como nos decía el Evangelio del primer domingo de Adviento. Ella es la Casa de la Bendición y la Vida que acoge al Señor en su seno, ella es el arca de la Alianza, el Templo de Dios vivo. Ella es la Casa siempre abierta a la gracia, a la Luz del Señor, que siempre vela y vigila para que el Señor entre en su casa cuando llegue. Ella es la que mejor ha preparado la venida del Señor, la que mejor ha acogido al mensajero del Señor. Su obediencia y docilidad a la Palabra de Dios nos ayudan a ser como ella. Ella es la puerta del cielo, siempre abierta. Ella es el aquaeductus, como dirá San Bernardo. ““El Manantial divino fluye por un canal privilegiado: la Virgen María.” (Benedicto XVI. 25-3-2006). Ella es la “llena de gracia”. Ese es el nombre con el que Dios la ve y la llama. Llena de gracia, que vendría a significar la "amada" por Dios. (cf. Benedicto XVI. 25-3-2006). “Ella nos invita, como en su Anunciación, a presentar con humildad los interrogantes que conducen a la luz, para concluir siempre con la obediencia de la fe: «He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra» (Lc 1, 38). (...) ¡María no vive más que en Cristo y en función de Cristo! (Bto. Juan Pablo II. Rosarium Virginis Mariae 14-15. 2002).

“La anunciación del ángel a María se encuentra entre estas confortadoras palabras: «No temas, María» y «Ninguna cosa es imposible para Dios» (Lc 1, 30.37). En verdad, toda la existencia de la Virgen Madre está marcada por la certeza de que Dios está a su lado y la acompaña con su providencia benévola.” (Bto. Juan Pablo II. Evangelium Vitae 105).

Así de disponible sea nuestro corazón, nuestro hogar, nuestra parroquia. Y la alegría marcará la diferencia con otros corazones, otras casas: la alegría del cielo en el anuncio del Arcángel y la alegría de responder con la fe: “dichosa tú que has creído”, como le dirá su prima Isabel. Que esta misma alegría perdure en el corazón de los jóvenes que reciben este domingo la confirmación y sea su guía luminosa para seguir a Cristo como María.

Jesús, vuestro párroco

 

 

Lectura del santo evangelio según san Lucas          1, 26‑38

 

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María. El ángel, entrando en su presencia, dijo: – «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.» Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél.

El ángel le dijo: – «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.» Y María dijo al ángel­: – «¿Cómo será eso pues no conozco a varón?»

El ángel le contestó: – «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios.

Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.»

María contestó: – «Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y la dejó el ángel.

Palabra del Señor.

 


     Señor,

no te canses de mandar a tu ángel.

Que no se canse de saludarnos

diciendo: “Alégrate”

y "El Señor está contigo".

No te canses de decirnos que nosotros somos tu casa,

aunque seamos pobres y débiles,

este saludo nos limpiará y hará bellos en tu presencia.

Ven Señor Jesús,

Haz en nosotros aquello que nos has dicho.

Y tú Virgen María,

Casa de Dios y Puerta del cielo siempre abierta,

ruega por nosotros.

 

"El príncipe de este mundo ignoró la virginidad de María y su parto, así como la muerte del Señor: tres misterios resonantes que se realizaron en el silencio de Dios" (Eph. 19, 1;cf. 1 Co 2, 8). (S. Ignacio de Antioquía)

.......................................................

María ofrece a la Iglesia el espejo en el que es invitada a reconocer su propia identidad así como las disposiciones del corazón, las actitudes y los gestos que Dios espera de ella.

La existencia de María es para la Iglesia una invitación a radicar su ser en la escucha y acogida de la Palabra de Dios. Porque la fe no es tanto la búsqueda de Dios por parte del hombre cuanto el reconocimiento de que Dios viene a él, lo visita y le habla. Esta fe, cierta de que «ninguna cosa es imposible para Dios» (cf Gn 18,14; Lc 1,37), vive y se profundiza en la obediencia humilde y amorosa con la que la Iglesia sabe decirle al Padre: «hágase en mí según tu palabra» (Lc 1,38). La fe continuamente remite a la persona de Jesús: «Haced lo que él os diga» (Jn 2,5), y lo acompaña en su camino hasta los pies de la cruz. María, en la hora de las tinieblas más profundas, persiste valientemente en la fe, con la única certeza de la confianza en la palabra de Dios.

También de María aprende la Iglesia a conocer la intimidad de Cristo. María, que ha llevado en sus brazos al pequeño niño de Belén, enseña a conocer la infinita humildad de Dios. Ella, que ha acogido el cuerpo martirizado de Jesús depuesto de la cruz, muestra a la Iglesia cómo recoger todas las vidas desfiguradas en este mundo por la violencia y el pecado. La Iglesia aprende de María el sentido de la potencia del amor, tal como Dios la despliega y revela en la vida del Hijo predilecto: «dispersó a los que son soberbios y exaltó a los humildes» (Lc1,51-52). Y también de María los discípulos de Cristo reciben el sentido y el gusto de la alabanza ante las obras de Dios: «porque ha hecho en mi favor maravillas el Poderoso» (Lc 1, 49). Ellos aprenden que están en el mundo para conservar la memoria de estas «maravillas» y velar en la espera del día del Señor. (Carta a los obispos de la Iglesia católica sobre la colaboración del hombre y la mujer en la Iglesia. Congregación para la Doctrina de la Fe (31 de mayo de 2004)

.......................................................

"Desde hace dos mil años la Iglesia es la cuna en la que María deposita a Jesús y lo confía a la adoración y a la contemplación de todos los pueblos" (Juan Pablo II. Bula Incarnationis Mysterium, nº 11).

.......................................................

“María es la obra maestra divina en la que el Padre confía el Hijo a la humanidad. (…) Toda la creación, y en ella la humanidad entera, está como a la espera del consenso de una humilde doncella para que se realice la voluntad salvífica de Dios. (…) Ella es la Puerta abierta por la cual debe entrar el Salvador del mundo.(…) Ella es el ingreso y el acceso al Verbo encarnado, es "el pórtico exterior del Santuario, que miraba a oriente" (Ez 44,1), porque a través de Ella ha llegado hasta nosotros Jesús, el Sol de Justicia.” (Card. James Francis Stafford. 9 de diciembre de 2000)

 

494           Al anuncio de que ella dará a luz al "Hijo del Altísimo" sin conocer varón, por la virtud del Espíritu Santo (cf. Lc 1, 28-37), María respondió por "la obediencia de la fe" (Rm 1, 5), segura de que "nada hay imposible para Dios": "He aquí la esclava del Señor: hágase en mí según tu palabra" (Lc 1, 37-38). Así dando su consentimiento a la palabra de Dios, María llegó a ser Madre de Jesús y, aceptando de todo corazón la voluntad divina de salvación, sin que ningún pecado se lo impidiera, se entregó a sí misma por entero a la persona y a la obra de su Hijo, para servir, en su dependencia y con él, por la gracia de Dios, al Misterio de la Redención (cf. LG 56):

 

Ella, en efecto, como dice S. Ireneo, "por su obediencia fue causa de la salvación propia y de la de todo el género humano". Por eso, no pocos Padres antiguos, en su predicación, coincidieron con él en afirmar "el nudo de la desobediencia de Eva lo desató la obediencia de María. Lo que ató la virgen Eva por su falta de fe lo desató la Virgen María por su fe". Comparándola con Eva, llaman a María `Madre de los vivientes' y afirman con mayor frecuencia: "la muerte vino por Eva, la vida por María". (LG. 56).

 

506 María es virgen porque su virginidad es el signo de su fe "no adulterada por duda alguna" (LG 63) y de su entrega total a la voluntad de Dios (cf. 1 Co 7, 34-35). Su fe es la que le hace llegar a ser la madre del Salvador: "Más bienaventurada es María al recibir a Cristo por la fe que al concebir en su seno la carne de Cristo" (S. Agustín, virg. 3).

 

507 María es a la vez virgen y madre porque ella es la figura y la más perfecta realización de la Iglesia (cf. LG 63): "La Iglesia se convierte en Madre por la palabra de Dios acogida con fe, ya que, por la predicación y el bautismo, engendra para una vida nueva e inmortal a los hijos concebidos por el Espíritu Santo y nacidos de Dios. También ella es virgen que guarda íntegra y pura la fidelidad prometida al Esposo" (LG 64).

 

510 María "fue Virgen al concebir a su Hijo, Virgen al parir, Virgen durante el embarazo, Virgen después del parto, Virgen siempre" (S. Agustín, serm. 186, 1): Ella, con todo su ser, es "la esclava del Señor" (Lc 1, 38).

 

511 La Virgen María "colaboró por su fe y obediencia libres a la salvación de los hombres" (LG 56). Ella pronunció su "fiat" "ocupando el lugar de toda la naturaleza humana" (Santo Tomás, s.th. 3, 30, 1 ): Por su obediencia, Ella se convirtió en la nueva Eva, madre de los vivientes.

 

Imagen2

1. Tienen a su disposición en el despacho parroquial el Evangelio 2012.

2. Les invitamos a colaborar con la Asociación de Padres Discapacitados Psíquicos (Aspadis), con la compra de “turrón solidario” en el despacho parroquial.

3. El 22 de diciembre será la “Rifa de Navidad”. Para esta rifa les pedimos su participación para hacer la cesta navideña.

4. Algunas actividades propias del tiempo de Adviento:

· Oración de la mañana: de lunes a viernes, a las 6.30 de la mañana y a las 9.30 de la mañana con exposición del Santísimo.

· Horario de confesiones durante el tiempo de Adviento:

De lunes a sábado de 7.00 a 7.30 tarde. Domingos de 11.30 a 12.00 h.

· Durante el tiempo de Adviento el Equipo de Cáritas lanza la Campaña de recogida de alimentos.

5. Celebraciones comunitarias del Perdón:

- El martes 20 a las 20.30 horas en la parroquia de San Nicolás.

- El miércoles 21 a las 20.30 horas en la parroquia de San Francisco de Borja.

- El jueves 22 a las 20.30 horas en la parroquia de Cristo Rey.

 


1.Algunas colectas realizadas:

Colecta de Cáritas 10-11 de diciembre: 307,50 €

Colecta extraordinaria obras 3-4 de diciembre: 315 €.

2.  El lunes 19 se reunirá el grupo de oración para tener una charla de formación a las 20.30 h. en los locales parroquiales. Y a las 22 h., el Equipo de pre-bautismales recibirán una catequesis sobre el bautismo.

3. El martes 20 a las 21.30 h. en los locales ensayo de cantos para la Misa de Medianoche de la Natividad del Señor.

4. El jueves 22 a las 5 de la tarde habrá una oración y merienda con el Equipo de catequistas.

5. Para la Misa de Medianoche del día 24, en el momento del canto del Gloria, os rogamos traigáis campanitas para los niños con el fin de acompañar al canto.

6. Se está organizando un viaje a Madrid a celebrar la fiesta de la sagrada Familia con los jóvenes el viernes 30 de diciembre. Al tiempo que la celebración de fin de año con jóvenes en Toledo: 30-31 y 1 de enero.



Donativos recibidos para los nuevos locales en la calle Ciudad de Laval:

Ingresados hasta el 2-12-2011: 51.820,66 €.
+ 265,06 €
Ingresados hasta el 9-12-2011:
52.087,72 €.
Colabore en la cuenta que la parroquia tiene en
BANCAJA (Paseo Germanías 82)
2077-0249-55-1101860850


Del 12 al 18 de diciembre de 2011

Lunes 19. 19.30 h.: Sin intención.

Martes 20. 19.30 h.: En sufragio de difuntos familia Espí Sanchis.

Miércoles 21. 19.30 h.: sin intención.

Jueves 22. 19.30 h.: En sufragio de Pedro del Amo.

Viernes 23. 19.30 h.: En sufragio de José Antonio Cabanilles.

Sábado 24. Natividad del Señor. 19.30 h.: Misa de la Vigilia. 00.00 h.: Misa de Medianoche.

Domingo 25. Natividad del Señor. 12.00 h. Pro Pópulo.

 

«Te suplico encarecidamente, oh Virgen santa,
que yo reciba a Jesús por aquel Espíritu
por obra del cual tú misma engendraste a Jesús.
Que mi alma reciba a Jesús por aquel Espíritu,
por obra del cual tu carne concibió al mismo Jesús.
Que yo ame a Jesús en aquel mismo Espíritu,
en el que tú lo adoras como Señor y lo contemplas como Hijo».

(san Ildefonso de Toledo)