8 de enero de 2011

Domingo 9 de enero. BAUTISMO DEL SEÑOR.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
  
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 9 de enero de 2011.BAUTISMO DEL SEÑOR.




 
            Queridos hermanos:
Celebramos este domingo la Fiesta del Bautismo del Señor con la que concluimos las Fiestas de Navidad.
Celebrar esta fiesta trae a nuestra memoria nuestro propio bautismo, por el cual fuimos incorporados al Cuerpo de Cristo, a su Iglesia. La mayoría de los padres que acuden a presentar a sus hijos a la Iglesia para el bautismo no tiene esta conciencia. Se recibe el bautismo, pero no se transmite la fe. ¿Qué ha ocurrido? Nos decían nuestros obispos de la Conferencia Episcopal en su Plan Pastoral que realizaron en el año 2002: “Uno de los hechos más graves acontecidos en Europa durante el último medio siglo ha sido la interrupción de la transmisión de la fe cristiana en amplios sectores de la sociedad. Perdidos, olvidados o desgastados los cauces tradicionales (familia, escuela, sociedad, cultura pública), las nuevas generaciones ya no tienen noticia ni reconocen signos del Dios viviente y verdadero o de la encarnación, muerte y resurrección de Jesucristo por nosotros. Comprobamos que en proporciones altas no estamos logrando transmitir la fe a las jóvenes generaciones. Hay que recomenzar la misión por el principio y por lo más elemental y afrontar una evangelización, con especial atención a la iniciación cristiana, tal como venimos insistiendo desde hace unos años, que retome el “kerigma” primitivo.” (nº 28). “Hoy no son suficientes los signos de amor y de solidaridad; son necesarias las palabras que desvelen a la humanidad el rostro del Dios único y verdadero.” (nº 29) “No nos podemos contentar con una pastoral de mantenimiento y de oferta de servicios a los que vienen a nuestras iglesias o despachos.” (nº 35)
Decía el Papa Benedicto XVI: “En el rito del bautismo hay un signo elocuente, que expresa precisamente la transmisión de la fe: es la entrega, a cada uno de los bautizandos, de una vela encendida en la llama del cirio pascual: es la luz de Cristo resucitado que os comprometéis a transmitir a vuestros hijos. Así, de generación en generación, los cristianos nos transmitimos la luz de Cristo, de modo que, cuando vuelva, nos encuentre con esta llama ardiendo entre las manos. Durante el rito, os diré: "A vosotros, padres y padrinos, se os confía este signo pascual, una llama que debéis alimentar siempre". Alimentad siempre, queridos hermanos y hermanas, la llama de la fe con la escucha y la meditación de la palabra de Dios y con la Comunión asidua de Jesús Eucaristía.” (Homilía 13-1-2008). Cristo es nuestra luz. Alimentemos esta luz para que pueda prender la llama del amor de Dios en nuevos corazones.
Jesús, vuestro párroco
Lectura del santo evangelio según san Mateo       3, 13‑17

En aquel tiempo, fue Jesús de Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara. Pero Juan intentaba disuadirlo, diciéndole:
‑ «Soy yo el que necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?»
Jesús le contestó: ‑ «Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así todo lo que Dios quiere. »
Entonces Juan se lo permitió. Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrió el cielo y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él. Y vino una voz del cielo que decía: ‑ «Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto.»
Palabra del Señor.
444           Los Evangelios narran en dos momentos solemnes, el bautismo y la transfiguración de Cristo, que la voz del Padre lo designa como su "Hijo amado" (Mt 3, 17; 17, 5).

El Bautismo de Jesús
535           El comienzo (cf. Lc 3, 23) de la vida pública de Jesús es su bautismo por Juan en el Jordán (cf. Hch 1, 22). Juan proclamaba "un bautismo de conversión para el perdón de los pecados" (Lc 3, 3). Una multitud de pecadores, publicanos y soldados (cf. Lc 3, 10-14), fariseos y saduceos (cf. Mt 3, 7) y prostitutas (cf. Mt 21, 32) viene a hacerse bautizar por él. "Entonces aparece Jesús". El Bautista duda. Jesús insiste y recibe el bautismo. Entonces el Espíritu Santo, en forma de paloma, viene sobre Jesús, y la voz del cielo proclama que él es "mi Hijo amado" (Mt 3, 13-17). Es la manifestación ("Epifanía") de Jesús como Mesías de Israel e Hijo de Dios.

536 El bautismo de Jesús es, por su parte, la aceptación y la inauguración de su misión de Siervo doliente. Se  deja contar entre los pecadores (cf. Is 53, 12); es ya "el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo" (Jn 1, 29); anticipa ya el "bautismo" de su muerte sangrienta (cf Mc 10, 38; Lc 12, 50). Viene ya a "cumplir toda justicia" (Mt 3, 15), es decir, se somete enteramente a la voluntad de su Padre: por amor acepta el bautismo de muerte para la remisión de nuestros pecados (cf. Mt 26, 39). A esta aceptación responde la voz del Padre que pone toda su complacencia en su Hijo (cf. Lc 3, 22; Is 42, 1). El Espíritu que Jesús posee en plenitud desde su concepción viene a "posarse" sobre él (Jn 1, 32-33; cf. Is 11, 2). De él manará este Espíritu para toda la humanidad. En su bautismo, "se abrieron los cielos" (Mt 3, 16) que el pecado de Adán había cerrado; y las aguas fueron santificadas por el descenso de Jesús y del Espíritu como preludio de la nueva creación.

 537 Por el bautismo, el cristiano se asimila sacramentalmente a Jesús que anticipa en su bautismo su muerte y su resurrección: debe entrar en este misterio de rebajamiento humilde y de arrepentimiento, descender al agua con Jesús, para subir con él, renacer del agua y del Espíritu para convertirse, en el Hijo, en hijo amado del Padre y "vivir una vida nueva" (Rm 6, 4):
   Enterrémonos con Cristo por el Bautismo, para resucitar con él; descendamos con él para ser ascendidos con él; ascendamos con él para ser glorificados con él (S. Gregorio Nacianc. Or. 40, 9).
   Todo lo que aconteció en Cristo nos enseña que después del baño de agua, el Espíritu Santo desciende sobre nosotros desde lo alto del cielo y que, adoptados por la Voz del Padre, llegamos a ser hijos de Dios. (S. Hilario, Mat 2).
Oración ante las matanzas de cristianos en Filipinas, Nigeria, Irak y Egipto.
- Recogiendo el grito de tantos hombres, mujeres, niños y ancianos víctimas de la guerra, que es el rostro más horrendo y violento de la historia, oremos para que la paz, que los ángeles anunciaron a los pastores la noche de Navidad, pueda llegar a todas partes: "y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor" (Lc 2,14).
- Oremos también por cuantos tienen responsabilidad de gobierno, para que ayuden a caminar de modo cada vez más decidido en el camino de la paz.
- Oremos para pedir con fuerza al Señor que toque el corazón de los hombres y traiga esperanza, reconciliación y paz.
“El tiempo de Navidad, que se concluye precisamente hoy, nos ha hecho contemplar al Niño Jesús en la pobreza de la cueva de Belén, cuidado amorosamente por María y José. Cada hijo que nace Dios lo encomienda a sus padres; por eso, ¡cuán importante es la familia fundada en el matrimonio, cuna de la vida y del amor! La casa de Nazaret, donde vive la Sagrada Familia, es modelo y escuela de sencillez, paciencia y armonía para todas las familias cristianas. Pido al Señor que también vuestras familias sean lugares acogedores, donde estos pequeños puedan crecer, no sólo con buena salud, sino también en la fe y en el amor a Dios, que hoy con el bautismo los hace hijos suyos. (...) El cielo se abre sobre nosotros en el sacramento. Cuanto más vivimos en contacto con Jesús en la realidad de nuestro bautismo, tanto más el cielo se abre sobre nosotros. (...)
El bautismo no es sólo una palabra; no es sólo algo espiritual; implica también la materia. Toda la realidad de la tierra queda involucrada. El bautismo no atañe sólo al alma. La espiritualidad del hombre afecta al hombre en su totalidad, cuerpo y alma. La acción de Dios en Jesucristo es una acción de eficacia universal. Cristo asume la carne y esto continúa en los sacramentos, en los que la materia es asumida y entra a formar parte de la acción divina. Ahora podemos preguntarnos por qué precisamente el agua es el signo de esta totalidad. El agua es fuente de fecundidad. Sin agua no hay vida. Y así, en todas las grandes religiones, el agua se ve como el símbolo de la maternidad, de la fecundidad. Para los Padres de la Iglesia el agua se convierte en el símbolo del seno materno de la Iglesia.
En un escritor eclesiástico de los siglos II y III, Tertuliano, se encuentran estas sorprendentes palabras:  "Cristo nunca está sin agua". Con estas palabras Tertuliano quería decir que Cristo nunca está sin la Iglesia. En el bautismo somos adoptados por el Padre celestial, pero en esta familia que él constituye hay también una madre, la madre Iglesia. El hombre no puede tener a Dios como Padre, decían ya los antiguos escritores cristianos, si no tiene también a la Iglesia como madre. Así de nuevo vemos cómo el cristianismo no es sólo una realidad espiritual, individual, una simple decisión subjetiva que yo tomo, sino que es algo real, algo concreto; podríamos decir, algo también material.
La familia de Dios se construye en la realidad concreta de la Iglesia. La adopción como hijos de Dios, del Dios trinitario, es a la vez incorporación a la familia de la Iglesia, inserción como hermanos y hermanas en la gran familia de los cristianos. Y sólo podemos decir "Padre nuestro", dirigiéndonos a nuestro Padre celestial, si en cuanto hijos de Dios nos insertamos como hermanos y hermanas en la realidad de la Iglesia. Esta oración supone siempre el "nosotros" de la familia de Dios.” (BENEDICTO XVI. Homilía 7-1-2007)
«Con el tiempo, las amenazas contra la vida no disminuyen. (...) se trata de amenazas programadas de manera científica y sistemática. El siglo XX será considerado una época de ataques masivos contra la vida, una serie interminable de guerras y una destrucción permanente de vidas humanas inocentes. Los falsos profetas y los falsos maestros han logrado el mayor éxito posible ». (Juan Pablo II. Evangelium Vitae nº 17)
“Europa ha de abrirse a Dios, salir a su encuentro sin miedo, trabajar con su gracia por aquella dignidad del hombre que habían descubierto las mejores tradiciones (...) Ese Dios y ese hombre son los que se han manifestado concreta e históricamente en Cristo. A ese Cristo que podemos hallar en los caminos hasta llegar a Compostela, pues en ellos hay una cruz que acoge y orienta en las encrucijadas. Esa cruz, supremo signo del amor llevado hasta el extremo, y por eso don y perdón al mismo tiempo, debe ser nuestra estrella orientadora en la noche del tiempo. Cruz y amor, cruz y luz han sido sinónimos en nuestra historia, porque Cristo se dejó clavar en ella para darnos el supremo testimonio de su amor, para invitarnos al perdón y la reconciliación, para enseñarnos a vencer el mal con el bien. No dejéis de aprender las lecciones de ese Cristo de las encrucijadas de los caminos y de la vida, en el que nos sale al encuentro Dios como amigo, padre y guía. ¡Oh Cruz bendita, brilla siempre en tierras de Europa! (BENEDICTO XVI. Homilía en Santiago de Compostela. 6-11-2010).
Avisos arciprestales y de Vicaría:
1. El lunes 10 de enero a las 20.00 h.: Formación de Cáritas interparroquial, los lunes compartidos. Las bienaventuranzas, a cargo de D. Adolfo Chércoles, sj.
2. Curso sobre la espiritualidad del catequista: el lunes 10 de enero a las 20.30 h. en la parroquia de San Francisco de Borja de Gandía.
3. Encuentro de miembros de Pastoral de la Salud de la Vicaría: sábado 15 de enero de 11.00 a 13.00 h. en la parroquia de San Francisco de Borja de Gandía.
Avisos parroquiales
1. Reunión del Equipo de Pastoral de la Salud: lunes 10 de enero a las 10 de la mañana.
2. Se reanudan las sesiones de catequesis con los niños y jóvenes de la parroquia.
3. Reunión del Equipo de Cáritas: el jueves 13 de enero a las 5 de la tarde.
4. Adoración de Santísimo Sacramento: el jueves 13 de enero a las 20.30 h.
5. En las misas del 15 y 16 de enero se harán los anuncios de las catequesis para jóvenes y adultos. Estas catequesis darán comienzo el próximo martes 18 de enero a las 9.30 de la noche en los locales parroquiales. Continuarán los martes y viernes de los meses de enero y febrero.
6. Reunión con todos los jóvenes para organizar la peregrinación a la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid: domingo 16 a las 17.00 h.
7. Colectas extraordinarias para las obras: Diciembre: 408 €; Enero: 465 €. Esperamos que a lo largo del mes de enero puedan comenzar las obras.

Donativos recibidos para los nuevos locales en la calle Ciudad de Laval:
Ingresados hasta el 30-12-2010:                               38.998,66 €.
+  130 €
Ingresados hasta el 5-1-2011:
    39.128,66 €

Colabore en la cuenta que la parroquia tiene en
Caixa Ontinyent, c. Madrid 38:
2045-6028-12-0000095170
Del 10 al 16 de enero de 2011
Lunes 10.  19.30 h.: En sufragio de: Francisca Montserrat Noguera.
Martes 11. 19.30 h.: Sin intención.
Miércoles 12. 19.30 h.: En sufragio de: Consuelo Canet Simó.
Jueves 13. 19.30 h.: En sufragio de: Rafael Matoses y Dolores Martínez.
Viernes 14. Fiesta de San Juan de Ribera. 19.30 h.: En sufragio de: Aarón Villar Castellá.
Sábado 15. Segundo del T.O. 18.00 h.: Con niños. Sin intención.
19.30 h.: Sin intención.
21.00 h.: Sin intención.
Domingo 16. Segundo del T.O. 12.00 h. Pro Pópulo