1 de noviembre de 2016

Fiesta de Holywins 1 de noviembre de 2016


La tarde del martes 1 de noviembre se convirtió, por tercer año, 
en una auténtica fiesta de Todos los Santos: 
El arcángel San Miguel, el arcángel san Gabriel, San Pablo predicando en el areópago de Atenas, San Juan Bautista, San José María Escrivá, Santa Rafaela María y su hermana Pilar, los Santos pastores de Fátima Jacinta, Francisco y Lucía, San José Moscati, Beato Andrés Ibernón, la madre de los 7 hijos macabeos y el martirio a manos del malvado Antioco Epifanes, Santas Perpetua y Felicidad, San Patricio, Santa Faustina Kovaslka, Santa Clara, Santos niños Justo y Pastor, Santa Rita, Santa Filomena, Santa Agueda, Santa Dorotea de Capadocia, y sus hermanas Crista y Calixta y Teófilo, Santa Isabel de Hungría, Santa Teresa de Jesús y su hermano Rodrigo cuando eran niños jugando a hacer ermitas, San José Sánchez del Río, San José esposo de la Virgen María, San Fernando rey... son algunos de los Santos que fueron adivinados por los niños presentes tras dar algunas pistas. 
Estas son algunas de las fotos.
Aquí el malvado Antíoco Epífanes perseguidor de los judíos, pasaje narrado em 2 Mac 7:





Aquí dos escenas de la vida de Santa Dorotea, que está narrada en una leyenda hagiográfica, una passio antigua del Martirologio Jeronimiano que la describe como "caritativa, pura y sabia". De fe cristiana, cuando el prefecto Sapricio le pidió que ofreciera un sacrificio a los dioses, se negó y fue torturada. El prefecto la confió a Crista y Calixta, dos hermanas apóstatas, para que la convencieran de que abandonase la religión cristiana, pero ocurrió al contrario: ambas volvieron al cristianismo y fueron por ello quemadas vivas, mientras Dorotea fue condenada a la decapitación. Por el camino al martirio, encontró a Teófilo, quien le dijo irónicamente: «Esposa de Cristo, mándame manzanas y rosas del jardín de tu esposo». Dorotea aceptó y, antes de la decapitación, mientras rezaba, apareció un niño que le trajo tres rosas y tres manzanas, a pesar de que estaban en el crudo invierno. Ella le pidió que se las llevara a Teófilo, quien, visto el prodigio, se convirtió al cristianismo.   


los Santos pastores de Fátima Jacinta, Francisco y Lucía, San José Moscati, y Santa Isabel