1 de octubre de 2016

Domingo 2 de octubre de 2016. 27 TO C.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com


Domingo 2 de Octubre de 2016

SAN FRANCISCO DE BORJA, SIERVO INÚTIL, PERO SIERVO
                 Queridos hermanos:
Alegrémonos de tener por patrón y titular de la parroquia a tan gran santo, San Francisco de Borja, reconocido mundialmente, del cual podemos aprender tanto. Su humildad es muy grande. No tiene reparo en llamarse “jumento”. Así escribe en su diario el 4 de septiembre de 1565, al día siguiente de la Congregación general donde ha sido elegido general de la Orden de los jesuitas: “Pidiose o me lleve o que me haga todo perfectamente suyo… pidiose que me reciba por su jumento.” “Soy vuestro jumento. Vosotros me pusisteis la carga”, dijo el día anterior tras ser elegido, tras lo cual quiso besar los pies de los otros 38 padres congregados.
Es consciente de su nada y miseria. De la absoluta necesidad de la gracia para todo. Con el apelativo jumento, lo dice todo: animal de carga, declarándose dispuesto a llevar el peso de la Compañía, pero solicitando humildemente la ayuda de todos para poder hacerlo. Servidor de todos. Crecerá en servicio y humildad. Y todo ello con la “salud mediana”, como explica en carta el 1 de mayo de 1566 y otra el 9 de enero de 1567: “Yo me hallo con mediana salud, aunque catarros no faltan a ratos, y otros ajes viejos que con la vejez van creciendo. Sírvase de todo el Señor, y, cuando fuere servido, llámenos para donde no haya estorbos de su amor y gozarle”.
Su salud se resiente por las penitencias, los viajes, las tribulaciones de años pasados, además de una hernia, artritis, litiasis úrica, jaquecas, debilidad muscular, algo de parkinson.
Dos meses después, el 6 de noviembre de 1565, San Francisco de Borja, recomienda una serie de medios a aquellos que quieren seguir al Señor y hacer obras espirituales. Cuantas más son las dificultades mayor ha de ser el armamento de aquel que sale a la batalla:
En primer lugar, no salir desarmados. Segundo: salir con desconfianza de mis fuerzas, confiado en el Señor. Tercero: salir precediendo oración y oblación. Cuarto: salir con el maná (eucaristía) y la vara (de Moisés o la cruz) para huir de las ocasiones y para volver dulce lo amargo (como hizo Moisés con el pueblo de Israel en Mará-Ex 15,22). Quinto: A la vuelta, decir “siervos inútiles somos, hemos hecho lo que teníamos que hacer”. Sexto: Dar alabanza al Señor de lo que entra por los sentidos atribuyéndole todo lo maravilloso que se experimenta y cantando al Señor por pasar incólume en medio de los peligros. (cf. Diario Espiritual fº 159-160).
Para ser siervos del Señor, aunque inútiles, aprendamos de tan gran servidor, San Francisco de Borja, que con mediana salud, aceptó tan gran carga.
Jesús, vuestro párroco 
+ Lectura del Santo Evangelio según San Lucas                                  17, 5-10

En aquel tiempo, los apóstoles le dijeron al Señor: «Auméntanos la fe».
El Señor dijo:
«Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: "Arráncate de raíz y plántate en el mar", y os obedecería.
¿Quién de vosotros, si tiene un criado labrando o pastoreando, le dice cuando vuelve del campo, "Enseguida, ven y ponte a la mesa"?
¿No le diréis más bien: "Prepárame de cenar, cíñete y sírveme mientras cómo y bebo, y después comerás y beberás tú"? ¿Acaso tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: cuando hayáis hecho todo lo que se os ha mandado, decid: "Somos siervos inútiles, hemos hecho lo que teníamos que hacer"».
Palabra del Señor.
“¿Cómo debe ser nuestra fe? Es la pregunta de los apóstoles y es también la nuestra. La respuesta es: «una fe enmarcada en el servicio» a Dios y al prójimo. Un servicio humilde, gratuito, generoso, nunca «por la mitad».
Al comentar el Evangelio de san Lucas propuesto por la liturgia (17, 7-10), el Papa —durante la misa del martes 11 de noviembre— hizo referencia al pasaje en el que a los discípulos que piden: «Señor, aumenta nuestra fe», Jesús responde: «Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: Arráncate de raíz y plántate en el mar, y os obedecería». El Señor, explicó el Pontífice, habla de «una fe poderosa», tan fuerte que es capaz «de hacer grandes maravillas», pero con una condición: que se introduzca «en el marco del servicio». Un servicio total, como el del «servidor que trabajó toda la jornada» y al volver a casa «debe servir al Señor, darle de comer y luego descansar».
Parece, comentó el Papa, «un poco exigente»: alguien podría aconsejar «a este servidor que vaya al sindicato a buscar consejo» acerca de cómo comportarse «con un patrón así». Pero el servicio que se le pide es «total» porque es el mismo que vivió Jesús: «Él vivió con esa actitud de servicio; Él es el servidor; Él se presenta como el servidor, que vino a servir y no a ser servido».
Encaminada por la «senda del servicio», la fe «hará milagros». Al contrario, «un cristiano que recibe el don de la fe en el bautismo, pero luego no lo lleva por el camino del servicio, se convierte en un cristiano sin fuerza, sin fecundidad, un cristiano para sí mismo, para servirse a sí mismo, para procurar ventajas para sí mismo». «Nosotros —dijo— podemos alejarnos de esta actitud del servicio», ante todo «por un poco de pereza»: es decir, llegamos a estar «cómodos, como hicieron las cinco jóvenes perezosas que esperaban al esposo pero sin preocuparse por el aceite de las lámparas». Y la pereza hace «tibio el corazón». Entonces, por comodidad estamos inclinados a encontrar justificaciones: «Pero, si viene este o si viene aquella a golpear la puerta, dile que no estoy en casa, porque vendrá a pedir un favor y no, yo no quiero...». Es decir, la pereza «nos aleja del servicio y nos conduce a la comodidad, al egoísmo». Y, comentó el Papa, «muchos cristianos» son así: «son buenos, van a misa», pero en lo que se refiere al servicio se arriesgan «hasta un cierto punto». Sin embargo, destacó, «cuando digo servicio, digo todo: servicio a Dios en la adoración, oración y alabanzas», servicio «al prójimo» y «servicio hasta las últimas consecuencias». En esto, Jesús «es fuerte» y recomienda: «Así también vosotros, cuando habréis hecho todo lo que se os haya ordenado, diréis: somos siervos inútiles». Hay que prestar un «servicio gratuito, sin pedir nada».
El Señor, en cambio, nos habla de «servicio en humildad». Como lo hizo «Él, que siendo Dios se humilló a sí mismo, se abajó, se anonadó: para servir. Es servicio en la esperanza, y esta es la alegría del servicio cristiano», que vive, como escribe san Pablo a Tito, «aguardando la dicha que esperamos y la manifestación de la gloria del gran Dios y Salvador nuestro, Jesucristo». El Señor «llamará a la puerta» y «vendrá a nuestro encuentro» en ese momento, dijo el Papa; y expresó un deseo: «Por favor, que nos encuentre con esta actitud de servicio».
Cierto, en la vida «debemos luchar mucho contra las tentaciones que tratan de alejarnos» de esta disposición: la pereza que «lleva a la comodidad» y hace prestar un «servicio por la mitad»; y la tentación de «adueñarnos de la situación», que «lleva a la soberbia, al orgullo, a tratar mal a la gente, a sentirse importantes “porque soy cristiano, tengo la salvación”». Que el Señor, concluyó el Pontífice, «nos dé estas dos grandes gracias: la humildad en el servicio, con el fin de poder decir: somos siervos inútiles», y «la esperanza al aguardar la manifestación» del Señor que «vendrá a nuestro encuentro». (Francisco. Meditación diaria. 11-11-2016).
AUMENTANOS LA FE
143 Por la fe, el hombre somete completamente su inteligencia y su voluntad a Dios. Con todo su ser, el hombre da su asentimiento a Dios que revela (cf. DV 5). La Sagrada Escritura llama "obediencia de la fe" a esta respuesta del hombre a Dios que revela (cf. Rom 1,5; 16,26).

162 La fe es un don gratuito que Dios hace al hombre. Este don inestimable podemos perderlo; S. Pablo advierte de ello a Timoteo: "Combate el buen combate, conservando la fe y la conciencia recta; algunos, por haberla rechazado, naufragaron en la fe" (1 Tm 1,18-19). Para vivir, crecer y perseverar hasta el fin en la fe debemos alimentarla con la Palabra de Dios; debemos pedir al Señor que la aumente (cf. Mc 9,24; Lc 17,5; 22,32); debe "actuar por la caridad" (Ga 5,6; cf. St 2,14-26), ser sostenida por la esperanza (cf. Rom 15,13) y estar enraizada en la fe de la Iglesia.

163 La fe nos hace gustar de antemano el gozo y la luz de la visión beatífica, fin de nuestro caminar aquí abajo. Entonces veremos a Dios “cara a cara” (1 Cor 13,12), “tal cual es” (1 Jn 3,2). La fe es pues ya el comienzo de la vida eterna:

Mientras que ahora contemplamos las bendiciones de la fe como el reflejo en un espejo, es como si poseyéramos ya las cosas maravillosas de que nuestra fe nos asegura que gozaremos un día ( S. Basilio, Spir. 15,36; cf. S. Tomás de A., s.th. 2-2,4,1).

164 Ahora, sin embargo, “caminamos en la fe y no en la visión” (2 Cor 5,7), y conocemos a Dios “como en un espejo, de una manera confusa,…imperfecta” (1 Cor 13,12). Luminosa por aquel en quien cree, la fe es vivida con frecuencia en la oscuridad. La fe puede ser puesta a prueba. El mundo en que vivimos parece con frecuencia muy lejos de lo que la fe nos asegura; las experiencias del mal y del sufrimiento, de las injusticias y de la muerte parecen contradecir la buena nueva, pueden estremecer la fe y llegar a ser para ella una tentación.

165 Entonces es cuando debemos volvernos hacia los testigos de la fe: Abraham, que creyó, "esperando contra toda esperanza" (Rom 4,18); la Virgen María que, en "la peregrinación de la fe" (LG 58), llegó hasta la "noche de la fe" (Juan Pablo II, R Mat 18) participando en el sufrimiento de su Hijo y en la noche de su sepulcro; y tantos otros testigos de la fe: "También nosotros, teniendo en torno nuestro tan gran nube de testigos, sacudamos todo lastre y el pecado que nos asedia, y corramos con fortaleza la prueba que se nos propone, fijos los ojos en Jesús, el que inicia y consuma la fe" (Hb 12,1-2).
Domingo 2 de octubre
11.00: Eucaristía en la Parroquia de la solemnidad de San Francisco de Borja.
Al finalizar tendrá lugar el envío de todas las personas que desarrollan alguna tarea o ministerio en la parroquia (catequistas, ministros de la eucaristía, miembros del Equipo de Cáritas, de liturgia, de pastoral de la salud...)
A continuación: pequeño ágape.
19.30: Eucaristía con rezo de las I Vísperas de la solemnidad de San Francisco de Borja.
Lunes 3 de octubre
El lunes 3 de octubre es la Solemnidad de San Francisco de Borja.  Habrá misa a las 11.00 h. Se suprime la misa vespertina por la procesión.
De martes a viernes habrá Rezo del Rosario con Exposición del Santísimo a las 19.00 h. y a continuación la misa de 19.30 h. preparada por los diferentes grupos de la parroquia.
El martes 4 de octubre
A las 20.15 h. será la conferencia sobre el Santo Cáliz a cargo de D. Jorge Manuel, presidente del Centro de Sindonología.
El miércoles 5 de octubre
A las 20.30 h. será la celebración comunitaria del Sacramento del Perdón en las Témporas de Acción de gracias y petición de perdón.
El viernes 7 de octubre
A las 20.30 h. habrá una Vigilia de oración con jóvenes.
El domingo 9 de octubre
Se pondrá una película a las 6 tarde en los locales parroquiales.
El miércoles 12 de octubre
Será el día de la Convivencia parroquial. A las 9.30: Montaje de mesas en el Paseo. 10.00: Laudes. 10.30: Esmorzaret fraterno. 12.00: Eucaristía en el Paseo. 14.00: Comida de hermandad. 15.30: Película y Juegos de mesa (cartas, ajedrez, dominó, damas, parchís…). 18.00: Conclusión.
Proposición 5
Que todas las parroquias se esfuercen en conocer y valorar la vida consagrada, en integrar a las personas consagradas en la vida de la parroquia y en orar y trabajar para que crezcan las vocaciones consagradas.
Proposición 6
Proponer, fomentar y animar, procesos e itinerarios formativo-catequéticos de modo que sean una auténtica Iniciación Cristiana. Para ello será necesario avanzar en la formación de los catequistas y de todos los implicados en la transmisión de la fe.
Además se tendrá un cuidado especial a la familia, lugar esencial de la vida de la fe.
Tras acuerdo adoptado por el Consejo Pastoral a partir del sábado 8 de octubre el horario de misas será el siguiente:

De lunes a viernes: 19.30 h.
Los sábados y vísperas de fiesta:
18.00 h.; 19.30 h. y 21.00 h.
Los domingos y festivos:
10.00; 11.30 h.; 19.30 h.
1. INICIO DE CURSO DE LA CATEQUESIS. El lunes 10 de octubre a las 17.30 h. los del curso de primero de Jesús es el Señor. El martes 4 de octubre a las 17.30 h. los del curso de segundo. El miércoles 5 de octubre a las 17.30 h. los del curso de tercero. El viernes 7 de octubre, para los niños que ya han comulgado, Anatolé, a las 6 tarde y los de confirmación, Zarza Ardiente, a las 6 tarde el mismo 7 de octubre. La catequesis del Buen Pastor para niños de 3 a 5 años comenzará el 21 de octubre a las 17.45 h. Respecto a la catequesis del Buen Pastor, este año se ofertara martes y viernes de 17.45 a 19.00 h. y sábados de  11.30 a 12.45 h.
2. El jueves 13 de octubre a las 20.00 h., comenzará el curso de la especialidad del Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas, Sede Gandía, sobre Doctrina Social de la Iglesia, a cargo del Profesor Rvdo. D. Ferrán Lluch Girbés.
Del 3 al 9 de octubre de 2016
Lunes 3. Solemnidad de San Francisco de Borja.  11.00 h.: Pro Pópulo. 20.00 h.: procesión desde la Colegiata.
Martes 4. San Francisco de Asís. 19.30 h.: En sufragio de: Pilar Moratal Monzó.
Miércoles 5. Primer día de las Témporas de Acción de gracias y petición. 19.30 h.: En sufragio de: Pilar Moratal Monzó.
Jueves 6. Segundo día de las Témporas de Acción de gracias y petición. 19.30 h.: En sufragio de: Rvdo. Emilio García Sentandreu; Pilar Moratal Monzó; Marisa Soler Llopis.
Viernes 7. Virgen del Rosario. 19.30 h.: En sufragio de: Pilar Moratal Monzó.
Sábado 8. Por la mañana: San Luis Bertrán, pbro. Por la tarde: Domingo XXVIII del T.O. 18.00 h.: Con niños. En sufragio de: Dif. Fam. García—Estruch. 19.30 h.: En sufragio de: Antonio Casanova. 21.00 h.: En sufragio de: Pilar Moratal Monzó.
Domingo 9. Domingo XXVIII del T.O. 10.00 h.: En sufragio de: Pilar Moratal Monzó. 11.30 h.: Pro Pópulo. 19.30 h.: Sin intención.
  ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Puedes descargar la Hoja Parroquial:

Hoja parroquial en formato pdf

Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil y tablet escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" que podrás encontrar en tu "App Store".
También la puedes descargar escaneando la siguiente etiqueta "QR":