4 de diciembre de 2015

Domingo 6 de diciembre de 2015. 2 ADV C

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 6 de Diciembre de 2015 

                 Queridos hermanos:
En un contexto histórico bien detallado de fuerzas de poder, el Señor llama a la puerta del corazón de un joven llamado Juan. (Tenía seis meses más que Jesús). Los poderosos siguieron con sus estrategias para mantener sus imperios, gobiernos, reinos, tronos... Tiberio, Poncio Pilato, Herodes, Felipe, Lisanio, Anás y Caifás. ¡Ufff!, ¡Qué situación tan complicada!, diríamos. Pero la que verdaderamente tiene poder es la Palabra de Dios. Que sigue saliendo del Padre veloz y que es la que tiene todo el poder, el verdadero poder, el poder de la caridad y la misericordia.
Hoy también el Señor desea venir a través tuyo y llama a la puerta de tu corazón: “¿estás dispuesto a darme tu carne, tu tiempo, tu vida?” (cf. Benedicto XVI. 26 de noviembre de 2005). Igual que a Juan te habla y te llama. Juan el Bautista le dio al Señor su carne, su tiempo, su vida…, su cabeza. El Señor “quiere entrar también en nuestro tiempo, quiere entrar en la historia humana a través de nosotros. Busca también una morada viva, nuestra vida personal. Esta es la venida del Señor. Esto es lo que queremos aprender de nuevo en el tiempo del Adviento: que el Señor pueda venir a través de nosotros.” (ídem).
Una voz grita en el desierto. «Los desiertos exteriores se multiplican en el mundo porque se han extendido los desiertos interiores». (Benedicto XVI. 24-4-2005) Si llega a nosotros la Palabra de Dios nuestra vida pasa de ser un desierto a ser un vergel. Y hace de nuestra vida un pregón de la venida del Señor. Muchas veces nos quejamos del desierto religioso, de la violencia en el ambiente, de lo torcido o retorcido de la sociedad, de la apisonadora de algunas ideologías que obtienen leyes para imponerse… “Resulta demasiado fácil echar sobre los demás la responsabilidad de las presentes injusticias, si al mismo tiempo no nos damos cuenta de que todos somos también responsables, y que, por tanto, la conversión personal es la primera exigencia. Esta humildad fundamental quitará a nuestra acción toda clase de asperezas y de sectarismos; evitará también el desaliento frente a una tarea que se presenta con proporciones inmensas. La esperanza del cristiano y la cristiana proviene, en primer lugar, de saber que el Señor está obrando con nosotros en el mundo.” (Pablo VI. Octogéssima Adveniens. 14-5-1971). ¿Qué podemos hacer nosotros ante tanta maldad e indiferencia si no tenemos poder? Convirtámonos. Acojamos la Palabra de Dios, como lo hizo Juan. Y hagamos pequeños gestos de amor: santa Teresa de Lisieux nos invita a la práctica del pequeño camino del amor, a no perder la oportunidad de una palabra amable, de una sonrisa, de cualquier pequeño gesto que siembre paz y amistad. Una ecología integral también está hecha de simples gestos cotidianos donde rompemos la lógica de la violencia, del aprovechamiento, del egoísmo.” (Francisco. Laudato Sii 230). Con pequeños gestos limamos asperezas, allanamos los lugares escabrosos, reducimos las pendientes muy pronunciadas y los fuertes desniveles que dificultan el acceso a los bienes materiales y espirituales. Y así, “todos verán la salvación de Dios.”
Jesús, vuestro párroco
+   Lectura del santo evangelio según san Lucas 3, 1-6

En el año quince del reinado del emperador Tiberio, siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, y Herodes virrey de Galilea, y su hermano Felipe virrey de Iturea y Traconítide, y Lisanio virrey de Abilene, bajo el sumo sacerdocio de Anás y Caifás, vino la palabra de Dios sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto.
Y recorrió toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de conversión para perdón de los pecados, como está escrito en el libro de los oráculos del profeta Isaías:
«Una voz grita en el desierto:
Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos;
elévense los valles, desciendan los montes y colinas;
que lo torcido se enderece, lo escabroso se iguale.
Y todos verán la salvación de Dios.»
Palabra del Señor.

535    Juan proclamaba "un bautismo de conversión para el perdón de los pecados" (Lc 3, 3). Una multitud de pecadores, publicanos y soldados (cf. Lc 3, 10-14), fariseos y saduceos (cf. Mt 3, 7) y prostitutas (cf. Mt 21, 32) viene a hacerse bautizar por él.

696    Juan Bautista, "que precede al Señor con el espíritu y el poder de Elías" (Lc 1, 17), anuncia a Cristo como el que "bautizará en el Espíritu Santo y el fuego" (Lc 3, 16).

827    La Iglesia, abrazando en su seno a los pecadores, es a la vez santa y siempre necesitada de purificación y busca sin cesar la conversión y la renovación" (LG 8; cf UR 3; 6). Todos los miembros de la Iglesia, incluso sus ministros, deben reconocerse pecadores (cf 1 Jn 1, 8-10). En todos, la cizaña del pecado todavía se encuentra mezclada con la buena semilla del Evangelio hasta el fin de los tiempos (cf Mt 13, 24-30). La Iglesia, pues, congrega a pecadores alcanzados ya por la salvación de Cristo, pero aún en vías de santificación:
   La Iglesia es, pues, santa aunque abarque en su seno pecadores; porque ella no goza de otra vida que de la vida de la gracia; sus miembros, ciertamente, si se alimentan de esta vida se santifican; si se apartan de ella, contraen pecados y manchas del alma, que impiden que la santidad de ella se difunda radiante. Por lo que se aflige y hace penitencia por aquellos pecados, teniendo poder de librar de ellos a sus hijos por la sangre de Cristo y el don del Espíritu Santo (SPF 19).

1428  Esta segunda conversión es una tarea ininterrumpida para toda la Iglesia que "recibe en su propio seno a los pecadores" y que siendo "santa al mismo tiempo que necesitada de purificación constante, busca sin cesar la penitencia y la renovación" (LG 8). Este esfuerzo de conversión no es sólo una obra humana. Es el movimiento del "corazón contrito" (Sal 51,19), atraído y movido por la gracia (cf Jn 6,44; 12,32) a responder al amor misericordioso de Dios que nos ha amado primero (cf 1 Jn 4,10).
EL ADVIENTO Y EL PAPA FRANCISCO
“Así como en la vida de cada uno de nosotros siempre hay necesidad de comenzar de nuevo, de volver a levantarse, de volver a encontrar el sentido de la meta de la propia existencia, de la misma manera para la gran familia humana es necesario renovar siempre el horizonte común hacia el cual estamos encaminados. ¡El horizonte de la esperanza! Es ese el horizonte para hacer un buen camino. El tiempo de Adviento (…) nos devuelve el horizonte de la esperanza, una esperanza que no decepciona porque está fundada en la Palabra de Dios. Una esperanza que no decepciona, sencillamente porque el Señor no decepciona jamás. ¡Él es fiel!, ¡Él no decepciona! ¡Pensemos y sintamos esta belleza!” (Francisco. 1 de diciembre de 2013)
…………………………………..
“La felicidad prometida por Dios se anuncia en términos de justicia. El Adviento es el tiempo para preparar nuestros corazones a recibir al Salvador, es decir el único Justo y el único Juez que puede dar a cada uno la suerte que merece. Aquí, como en otras partes, muchos hombres y mujeres tienen sed de respeto, de justicia, de equidad, y no ven en el horizonte señales positivas. A ellos, Él viene a traerles el don de su justicia (cf. Jr33,15). Viene a hacer fecundas nuestras historias personales y colectivas, nuestras esperanzas frustradas y nuestros deseos estériles. Y nos manda a anunciar, sobre todo a los oprimidos por los poderosos de este mundo, y también a los que sucumben bajo el peso de sus pecados: «En aquellos días se salvará Judá, y en Jerusalén vivirán tranquilos, y la llamarán así: “El Señor es nuestra justicia”» (Jr 33,16). Sí, Dios es Justicia. Por eso nosotros, cristianos, estamos llamados a ser en el mundo los artífices de una paz fundada en la justicia.
La salvación que se espera de Dios tiene también el sabor del amor. En efecto, preparándonos a la Navidad, hacemos nuestro de nuevo el camino del pueblo de Dios para acoger al Hijo que ha venido a revelarnos que Dios no es sólo Justicia sino también y sobre todo Amor (cf. 1 Jn 4,8). Por todas partes, y sobre todo allí donde reina la violencia, el odio, la injusticia y la persecución, los cristianos estamos llamados a ser testigos de este Dios que es Amor. … En este sentido, lo que decían los paganos sobre los cristianos de la Iglesia primitiva ha de estar presente en nuestro horizonte como un faro: «Miren cómo se aman, se aman de verdad» (Tertuliano, Apologetico, 39, 7).” (Francisco. 29-11-15)

PALABRAS DEL PAPA
A LOS QUE EMPUÑAN INJUSTAMENTE LAS ARMAS
“Lanzo un llamamiento a todos los que empuñan injustamente las armas de este mundo: Depongan estos instrumentos de muerte; ármense más bien con la justicia, el amor y la misericordia, garantías de auténtica paz.” (Francisco. 29 de noviembre de 2015)

EL PAPA FRANCISCO EN LA ONU DE NAIROBI.
COMO JUAN EL BAUTISTA EN EL DESIERTO

“África ofrece al mundo una belleza y una riqueza natural que nos lleva a alabar al Creador. Este patrimonio africano y de toda la humanidad sufre un constante riesgo de destrucción, causado por egoísmos humanos de todo tipo y por el abuso de situaciones de pobreza y exclusión. En el contexto de las relaciones económicas entre los Estados y los pueblos no se puede dejar de hablar de los tráficos ilegales que crecen en un ambiente de pobreza y que, a su vez alimentan la pobreza y la exclusión. El comercio ilegal de diamantes y piedras preciosas, de metales raros o de alto valor estratégico, de maderas y material biológico, y de productos animales, como el caso del tráfico de marfil y la consecuente matanza de elefantes, alimenta la inestabilidad política, alimenta el crimen organizado y el terrorismo. También esta situación es un grito de los hombres y de la tierra que tiene que ser escuchado por la Comunidad Internacional.
En mi reciente visita a la sede de la ONU en Nueva York, pude expresar el deseo y la esperanza de que la obra de las Naciones Unidas y de todos los desarrollos multilaterales pueda ser «prenda de un futuro seguro y feliz para las generaciones futuras. Lo será si los representantes de los Estados sabrán dejar de lado los intereses sectoriales e ideologías, y buscar sinceramente el servicio al bien común». (Francisco. Discurso en las oficinas de la ONU en Nairobi. 25-11-2015)

PALABRAS DEL PAPA A LA COMUNIDAD MUSULMANA EN SU VIAJE A ÁFRICA
 “Quien dice que cree en Dios ha de ser también un hombre o una mujer de paz. Cristianos, musulmanes y seguidores de las religiones tradicionales, han vivido juntos pacíficamente durante muchos años. Tenemos que permanecer unidos para que cese toda acción que, venga de donde venga, desfigura el Rostro de Dios y, en el fondo, tiene como objetivo la defensa a ultranza de intereses particulares, en perjuicio del bien común. Juntos digamos «no» al odio, «no» a la venganza, «no» a la violencia, en particular a la que se comete en nombre de una religión o de Dios. Dios es paz, Dios salam.”
(Francisco. Encuentro con la comunidad musulmana. 30 de noviembre de 2015). 
Dios de la paz, concede tu paz a nuestro violento mundo: paz en los corazones de todos los hombres y mujeres y paz entre las naciones de la tierra.
Lleva por tu senda del amor a aquellos cuyas mentes y corazones están nublados por el odio. (…)
Confórtanos y consuélanos, fortalécenos en la esperanza, y danos la sabiduría y el coraje para trabajar
incansablemente por un mundo en el que la verdadera paz y el amor reinen entre las naciones y en los corazones de todos. (Francisco. 25 de septiembre de 2015)
ORACIÓN COMUNITARIA. - Oración de la mañana: De lunes a viernes, a las 6.30 de la mañana. Excepto el 7 y 8 de diciembre.
RETIRO DE ADVIENTO
- sábado 12 de diciembre de 9.30 a 13.30 h. en la parroquia de San Francisco de Borja de Gandía.
CELEBRACIÓN DEL PERDÓN
- Horario confesiones durante el tiempo de Adviento: De lunes a domingo media hora antes de la misa vespertina. Domingos por la mañana: Quince minutos antes de las misas de 9.30; 11.00 y 12.00 h.
- Celebración comunitaria del Perdón: la semana antes de la Navidad.
LIMOSNA PENITENCIAL
Durante el tiempo de adviento las limosnas y donativos penitenciales (fruto de la conversión y el Sacramento del Perdón), irán destinadas a Cáritas parroquial.
CAMPAÑA DEL BOTE O DEL KILO
En todas las misas del tiempo de Adviento, durante la presentación de ofrendas y la colecta, se podrán ofrecer botes o kilos de alimentos no perecederos para el Economato Interparroquial que serán depositados al pie del altar.
Colecta del segundo domingo de mes
Será el 12-13 de diciembre. Prepare una buena aportación para los más necesitados.



El martes 8 de diciembre es la Solemnidad de la Inmaculada Concepción. Para celebrar dignamente esta gran fiesta os invitamos a participar en estos dos actos:
- El lunes 7 de diciembre a las 21.00 h. en la Parroquia de San Nicolás se realizará la Vigilia de la Inmaculada con jóvenes.
- El martes 8 de diciembre a las 5 de la tarde tendrá lugar una procesión por las calles del barrio (Paseo Germanías, Ciudad de Laval, Gregori Mayans, Ciudad de Barcelona, Benicanena, Ciudad de Laval, Paseo Germanías). Los niños sacarán a hombros (en andas) la imagen de la Inmaculada Concepción. Al finalizar la procesión realizaremos una pequeña oración a la Virgen María y una merienda.
 
1. COMIENZA EL AÑO DE LA MISERICORDIA
El martes 8 de diciembre en Roma, (con motivo del 50 aniversario de la Clausura del Concilio Vaticano II), y el domingo 13 de diciembre en la Catedral de Valencia a las 6 de la tarde comenzará el Año de la Misericordia.
2. EXCURSIÓN CON LAS FAMILIAS. JUBILEO DEL SANTO CÁLIZ. El domingo 6 de diciembre tendrá lugar la excursión de los niños de la catequesis, de Anatolé y de sus padres y los que lo deseen a la Catedral de Valencia para ganar el Jubileo del Santo Cáliz y visitar la restaurada iglesia de San Nicolás y la Basílica de la Virgen. Salida a las 9.00 h. desde el parking de Juzgados. Eucaristía con el Cardenal D. Antonio Cañizares a las 12.00 h. en la Catedral.
3. ENCUENTRO DE DIRECTORES DE CÁRITAS DE VICARÍA: en la parroquia de Santa María de Oliva de 18.00 a 20.30 h.
4. VIGILIA DE ORACIÓN CON EL ARZOBISPO: el viernes 11 de diciembre a las 22.00 h. en la Parroquia de San Pedro de Tavernes de la Valldigna.
5. RETIRO DE ADVIENTO: sábado 12 de diciembre de 9.30 a 13.30 h. en la parroquia de San Francisco de Borja de Gandía.
6. Los viernes después de la misa vespertina habrá un rato de Adoración eucarística.
7. Entrega del Avemaría a los niños de 2º curso de Jesús es el Señor el sábado 12 de diciembre en la misa de 6 tarde.
8. El domingo 13 de diciembre en la misa de 12.00 h. será la presentación de los que se van a confirmar el domingo 20 de diciembre.
9. Ayuda a tu parroquia:
en BANKIA (Paseo Germanías 82)
2038-6230-75-3000420970
Del 7 al 13 de diciembre de 2015
Lunes 7. San Ambrosio. Por la tarde: Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María.  18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: Sin intención. 21.00 h.: Sin intención. 
Martes 8. Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María. 9.30 h.: En sufragio de: Dif. de la Parroquia. 11.00 h.: En sufragio de: Antonio Casanova. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: Sin intención. 
Miércoles 9. San Juan Diego Cuauhtlatoatzin. 19.30 h.: Sin intención. 
Jueves 10. Santa Eulalia de Mérida. 19.30 h.: En sufragio de: Dif. Fam. Calvet-Sancho. 
Viernes 11. San Dámaso. 19.30 h.: En sufragio de: Jesús Antonio Sánchez López. 
Sábado 12. Por la mañana: Ntra. Sra. de Guadalupe. Por la tarde: Tercer domingo de Adviento. 18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: Sin intención. 21.00 h.: Sin intención. 
Domingo 13. Tercer domingo de Adviento.  9.30 h.: En sufragio de: Dif. de la Parroquia. 11.00 h.: Sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: Sin intención.
 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Puedes descargar la Hoja Parroquial:

Hoja parroquial en formato pdf


Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil y tablet escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" que podrás encontrar en tu "App Store".


También la puedes descargar escaneando la siguiente etiqueta "QR":
Códigos QR / Qr Codes