28 de noviembre de 2015

Domingo 29 de noviembre de 2015. 1 ADV C

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 29 de Noviembre de 2015 

                 Queridos hermanos:
Comenzamos este domingo un año litúrgico nuevo. EL ADVIENTO. Lo hacemos poniéndonos a la espera, reavivando la esperanza. Nuestro mundo, como dice la canción, muere de frío, perdió el calor, porque alejándose del Dios vivo y verdadero manifestado en Jesús, no puede amar. Este Adviento nos trae, además, el comienzo del Año de la Misericordia. Un Año Santo. Un Jubileo. “La Iglesia tiene la misión de anunciar la misericordia de Dios, corazón palpitante del Evangelio, que por su medio debe alcanzar la mente y el corazón de toda persona. La Esposa de Cristo hace suyo el comportamiento del Hijo de Dios que sale a encontrar a todos, sin excluir ninguno.” (Francisco. Misericordiae Vultus. Bula de convocación del Jubileo. 12).
La misericordia de Dios se manifiesta en un Dios que viene por medio de su Hijo. Pero viene también por medio de la Iglesia. Por medio de la misión de la Iglesia que es la evangelización. Por medio de un Dios que viene y sale al encuentro de todos y de una Iglesia que nos invita a tener la actitud de acogerle. “El Señor desea venir siempre a través de nosotros, y llama a la puerta de nuestro corazón: ¿estás dispuesto a darme tu carne, tu tiempo, tu vida?” (Benedicto XVI. 26-11-2005). Cuando nos entregamos al Señor estamos disponibles para colaborar con él que viene. ¿Cómo? Despiertos. En pie. Orando.
Despiertos:Cuando se vela se excluye todo temor, nace la confianza, se mortifica la carne, los vicios se deshacen, la castidad se fortalece, la necedad se retira y llega la prudencia, la mente se agudiza y el error disminuye, y se hiere con la espada del Espíritu al diablo.” (Nicetas de Remesiana. Las vigilias nocturnas de los siervos de Dios).
En pie es la actitud sacerdotal del pueblo de Dios, que ora en el Espíritu y está siempre preparado para marchar a cumplir la voluntad de Dios. En nuestra oración pidamos fuerza para mantenernos en pie ante el Hijo del Hombre, ahora y en su venida definitiva; que nos halle así, a cada uno de nosotros, en el encuentro final de nuestra vida.
Orando. Para estar siempre despiertos "hay que orar siempre".  “En la oración, impregnada de fe, reside el secreto para afrontar, no solo en las emergencias, sino también día a día, los esfuerzos y los problemas personales y sociales. Quien ora, no se desanima ni siquiera ante las dificultades más serias, porque siente a Dios a su lado y encuentra refugio, serenidad y paz entre sus brazos paternos. Además, quien se abre con confianza a Dios, se abre con mayor generosidad al prójimo y es capaz de construir la historia según el proyecto divino” (Juan Pablo II. Meditación Mariana. 8-9-2002)
Jesús, vuestro párroco
+  Lectura del santo evangelio según san Lucas 21, 25-28. 34-36

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: — «Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, enloquecidas por el estruendo del mar y el oleaje. Los hombres quedarán sin aliento por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues los astros se tambalearán.
Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y majestad. Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación.
Tened cuidado: no se os embote la mente con el vicio, la bebida y los agobios de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra. Estad siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir y manteneros en pie ante el Hijo del hombre.»
Palabra del Señor.

672           Cristo afirmó antes de su Ascensión que aún no era la hora del establecimiento glorioso del Reino mesiánico esperado por Israel (cf. Hch 1, 6-7) que, según los profetas (cf. Is 11, 1-9), debía traer a todos los hombres el orden definitivo de la justicia, del amor y de la paz. El tiempo presente, según el Señor, es el tiempo del Espíritu y del testimonio (cf Hch 1, 8), pero es también un tiempo marcado todavía por la "tristeza" (1 Co 7, 26) y la prueba del mal (cf. Ef 5, 16) que afecta también a la Iglesia (cf. 1 P 4, 17) e inaugura los combates de los últimos días (1 Jn 2, 18; 4, 3; 1 Tm 4, 1). Es un tiempo de espera y de vigilia (cf. Mt 25, 1-13; Mc 13, 33-37).
673   Desde la Ascensión, el advenimiento de Cristo en la gloria es inminente (cf Ap 22, 20) (…) Este advenimiento escatológico se puede cumplir en cualquier momento (cf. Mt 24, 44: 1 Te 5, 2), aunque tal acontecimiento y la prueba final que le ha de preceder estén "retenidos" en las manos de Dios (cf. 2 Te 2, 3-12).
978 Tenemos que combatir los movimientos de la concupiscencia que no cesan de llevarnos al mal" (Catech. R. 1, 11, 3).
979 En este combate contra la inclinación al mal, ¿quién será lo suficientemente valiente y vigilante para evitar toda herida del pecado?
2730 El combate contra el yo posesivo y dominador consiste en la vigilancia. Cuando Jesús insiste en la vigilancia, es siempre en relación a El, a su Venida, al último día y al "hoy". El esposo viene en mitad de la noche; la luz que no debe apagarse es la de la fe: "Dice de ti mi corazón: busca su rostro" (Sal 27, 8).
2088 El primer mandamiento nos pide que alimentemos y guardemos con prudencia y vigilancia nuestra fe y que rechacemos todo lo que se opone a ella.
2496 Los medios de comunicación social (en particular, los mass-media) pueden engendrar cierta pasividad en los usuarios, haciendo de estos consumidores poco vigilantes de mensajes o de espectáculos.
2612 En Jesús "el Reino de Dios está próximo", llama a la conversión y a la fe pero también a la vigilancia. En la oración, el discípulo espera atento a aquél que "es y que viene", en el recuerdo de su primera venida en la humildad de la carne, y en la esperanza de su segundo advenimiento en la gloria (cf Mc 13; Lc 21, 34-36). En comunión con su Maestro, la oración de los discípulos es un combate, y velando en la oración es como no se cae en la tentación (cf Lc 22, 40. 46). 
EL ADVIENTO EXPLICADO
POR BENEDICTO XVI
“Al inicio de un nuevo ciclo anual, la liturgia invita a la Iglesia a renovar su anuncio a todos los pueblos y lo resume en dos palabras: "Dios viene". Esta expresión tan sintética contiene una fuerza de sugestión siempre nueva.
Detengámonos un momento a reflexionar: no usa el pasado —Dios ha venido— ni el futuro, —Dios vendrá—, sino el presente: "Dios viene". Como podemos comprobar, se trata de un presente continuo, es decir, de una acción que se realiza siempre: está ocurriendo, ocurre ahora y ocurrirá también en el futuro. En todo momento "Dios viene".
El verbo "venir" se presenta como un verbo "teológico", incluso "teologal", porque dice algo que atañe a la naturaleza misma de Dios. Por tanto, anunciar que "Dios viene" significa anunciar simplemente a Dios mismo, a través de uno de sus rasgos esenciales y característicos: es el Dios-que-viene.
El Adviento invita a los creyentes a tomar conciencia de esta verdad y a actuar coherentemente. Resuena como un llamamiento saludable que se repite con el paso de los días, de las semanas, de los meses: Despierta. Recuerda que Dios viene. No ayer, no mañana, sino hoy, ahora. El único verdadero Dios, "el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob" no es un Dios que está en el cielo, desinteresándose de nosotros y de nuestra historia, sino que es el Dios-que- viene. Es un Padre que nunca deja de pensar en nosotros y, respetando totalmente nuestra libertad, desea encontrarse con nosotros y visitarnos; quiere venir, vivir en medio de nosotros, permanecer en nosotros. Viene porque desea liberarnos del mal y de la muerte, de todo lo que impide nuestra verdadera felicidad, Dios viene a salvarnos.
Los Padres de la Iglesia explican que la "venida" de Dios —continua y, por decirlo así, connatural con su mismo ser— se concentra en las dos principales venidas de Cristo, la de su encarnación y la de su vuelta gloriosa al fin de la historia (cf. San Cirilo de Jerusalén, Catequesis 15, 1: PG 33, 870). El tiempo de Adviento se desarrolla entre estos dos polos. En los primeros días se subraya la espera de la última venida del Señor, como lo demuestran también los textos de la celebración vespertina de hoy.
En cambio, al acercarse la Navidad, prevalecerá la memoria del acontecimiento de Belén, para reconocer en él la "plenitud del tiempo". Entre estas dos venidas, "manifiestas", hay una tercera, que san Bernardo llama "intermedia" y "oculta": se realiza en el alma de los creyentes y es una especie de "puente" entre la primera y la última. "En la primera —escribe san Bernardo—, Cristo fue nuestra redención; en la última se manifestará como nuestra vida; en esta es nuestro descanso y nuestro consuelo" (Discurso 5 sobre el Adviento, 1).
Para la venida de Cristo que podríamos llamar "encarnación espiritual", el arquetipo siempre es María. Como la Virgen Madre llevó en su corazón al Verbo hecho carne, así cada una de las almas y toda la Iglesia están llamadas, en su peregrinación terrena, a esperar a Cristo que viene, y a acogerlo con fe y amor siempre renovados.
Así la Liturgia del Adviento pone de relieve que la Iglesia da voz a esa espera de Dios profundamente inscrita en la historia de la humanidad, una espera a menudo sofocada y desviada hacia direcciones equivocadas. La Iglesia, cuerpo místicamente unido a Cristo cabeza, es sacramento, es decir, signo e instrumento eficaz también de esta espera de Dios.
De una forma que sólo él conoce, la comunidad cristiana puede apresurar la venida final, ayudando a la humanidad a salir al encuentro del Señor que viene. Y lo hace ante todo, pero no sólo, con la oración. Las "obras buenas" son esenciales e inseparables de la oración, … La paz es la meta a la que aspira la humanidad entera. Para los creyentes "paz" es uno de los nombres más bellos de Dios, que quiere el entendimiento entre todos sus hijos, ...Así pues, comencemos este nuevo Adviento —tiempo que nos regala el Señor del tiempo— despertando en nuestros corazones la espera del Dios-que-viene y la esperanza de que su nombre sea santificado, de que venga su reino de justicia y de paz, y de que se haga su voluntad en la tierra como en el cielo.” (Benedicto XVI. 2 diciembre 2006). 
Señor Jesús, sé nuestro apoyo junto al precipicio, nuestro guía en el camino, nuestra sombra en el calor abrasador, nuestro vestido en la lluvia que nos empapa y en el frío que nos hiela, nuestro vehículo en el cansancio que nos agota, nuestro socorro en la adversidad que nos abruma, nuestro bastón en los pasos resbaladizos, y nuestro puerto en las tormentas que nos amenazan con ruina y naufragio. No permitas que seamos tentados y afligidos por encima de nuestras fuerzas (cf. 1Cor 10,13). Ayúdanos con tu gracia poderosa para que nos mantengamos firmes, despiertos, velando en oración, en pie ante Ti y tu amor misericordioso. (cf. San Luis María Grignion de Montfort, Carta a los Amigos de la Cruz).
ORACIÓN COMUNITARIA
- Oración de la mañana: De lunes a viernes, a las 6.30 de la mañana.
RETIRO DE ADVIENTO
- sábado 12 de diciembre de 9.30 a 13.30 h. en la parroquia de San Francisco de Borja de Gandía.
CELEBRACIÓN DEL PERDÓN
- Horario confesiones durante el tiempo de Adviento: De lunes a domingo media hora antes de la misa vespertina. Domingos por la mañana: Quince minutos antes de las misas de 9.30; 11.00 y 12.00 h.
- Celebración comunitaria del Perdón: la semana antes de la Navidad.
LIMOSNA PENITENCIAL
Durante el tiempo de adviento las limosnas y donativos penitenciales (fruto de la conversión y el Sacramento del Perdón), irán destinadas a Cáritas parroquial.
CAMPAÑA DEL BOTE O DEL KILO
En todas las misas del tiempo de Adviento, durante la presentación de ofrendas y la colecta, se podrán ofrecer botes o kilos de alimentos no perecederos para el Economato Interparroquial que serán depositados al pie del altar.
Colecta del segundo domingo de mes
Será el 12-13 de diciembre. Prepare una buena aportación para los más necesitados.
PLANTAS DE CARIDAD
Durante el mes de diciembre se venderán unas plantitas pequeñas de navidad para ayudar a los más necesitados de la Cáritas parroquial. Esta Navidad también es Navidad para los más necesitados.

Quedan todavía casi 3.000 € para pagar el Aire acondicionado.
Tienen a su disposición en el despacho el Evangelio 2016, así como unas libretas para anotaciones diversas. También tienen a su disposición el calendario 2016, tanto de sobremesa como de pared. Son algunas de las campañas económicas para ayudar la difícil economía parroquial.
Para no perder el aire acogedor
de nuestra parroquia:
¡Colabora!
Puedes hacer tu donativo en la cuenta que la parroquia tiene
en BANKIA (Paseo Germanías 82)
2038-6230-75-3000420970
 
1. COMIENZA EL ADVIENTO. El sábado 28 de noviembre, con las primeras vísperas, comienza el Tiempo de Adviento. Tienen a su disposición en la Parroquia las velas de la  corona de Adviento.
2. COMIENZA EL AÑO DE LA MISERICORDIA
El martes 8 de diciembre en Roma, (con motivo del 50 aniversario de la Clausura del Concilio Vaticano II), y el domingo 13 de diciembre en la Catedral de Valencia a las 6 de la tarde comenzará el Año de la Misericordia.
3. El próximo lunes 30 de noviembre se reunirá el grupo del IDE a las 20:30h. en los locales parroquiales.
4. El grupo Descanso se reunirá el martes 1 de diciembre después de la misa vespertina.
5. EQUIPO DE  CÁRITAS: Reunión el miércoles 2 de diciembre a las 17.30 h.
6. EQUIPO DE LITURGIA: Reunión el miércoles 2 de diciembre a las 20.30 h.
7. El miércoles 2 de diciembre a las 20.30 h. reunión con los padres de los jóvenes que se confirman el domingo 20 de diciembre.
8. El viernes 4 de diciembre desde las 10.00 de la mañana habrá visita ordinaria a los enfermos de la parroquia. Si conocen de algún vecino, familiar o amigo que necesite recibir los sacramentos de la Eucaristía, la confesión o la unción de enfermos, rogamos lo comuniquen a D. Jesús o a D. José Manuel.
9. Los viernes después de la misa vespertina habrá un rato de Adoración eucarística.
10. El viernes 4 y el sábado 5 habrá una convivencia con los jóvenes que se van a confirmar.
11. EXCURSIÓN CON LAS FAMILIAS. JUBILEO DEL SANTO CÁLIZ. El domingo 6 de diciembre tendrá lugar la excursión de los niños de la catequesis, de Anatolé y de sus padres y los que lo deseen a la Catedral de Valencia para ganar el Jubileo del Santo Cáliz y visitar la restaurada iglesia de San Nicolás y la Basílica de la Virgen.
Del 30 de noviembre al 6 de diciembre de 2015
Lunes 30.  Fiesta de San Andrés Ap. 19.30 h.: En sufragio de: Víctor Ferragut. 
Martes 1. 19.30 h.: REZO. En sufragio de: Carlos García Pellicer. 
Miércoles 2. 19.30 h.: En sufragio de: Dif. Fam Ferrer-Puig. 
Jueves 3. San Francisco Javier. 19.30 h.: En sufragio de: Rogelio Roselló. 
Viernes 4. San Juan Damasceno. 19.30 h.: En sufragio de: Casimiro Domínguez Buendía. 
Sábado 5. Por la tarde. SEGUNDO DE ADVIENTO. 18.00 h.: Con niños. En sufragio de: Dif. Fam. Gar cía—Estruch. 19.30 h.: Sin intención. 21.00 h.: Sin intención. 
Domingo 6. SEGUNDO DE ADVIENTO.  9.30 h.: En sufragio de: Dif. de la Parroquia. 11.00 h.: Sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: Sin intención.
 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Puedes descargar la Hoja Parroquial:

Hoja parroquial en formato pdf

Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil y tablet escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" que podrás encontrar en tu "App Store".
También la puedes descargar escaneando la siguiente etiqueta "QR":
Códigos QR / Qr Codes