6 de diciembre de 2014

Domingo 7 de diciembre de 2014. II ADV B.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 7 de Diciembre de 2014  
                  Queridos hermanos:
En este segundo domingo de Adviento, tras la reciente celebración exequial de la madre de nuestro querido vicario parroquial, Dña. Lucía Colomina Gisbert, escuchamos un evangelio cargado de esperanza: el Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios.
Ante la soledad, el aislamiento, la sensación de no tener noticias de Dios, y su aparente ausencia, viene un MENSAJERO de parte de Dios que viene a preparar el camino al Señor para que llegue con facilidad a nuestro corazón.
Ante los silencios y sorderas que provoca una era de incomunicación, con muchos medios de comunicación, una voz GRITA que hay camino de acceso de Dios a nosotros para hacernos llegar las riquezas de su caridad y bendición.
Ante los desiertos y desertificaciones que se han producido en el corazón del hombre por haber eliminado a Dios de la vida, ante la aridez en las relaciones familiares y sociales, ante los muchos que vagan sedientos de sentido, de verdad, de vida, de cariño, dando vueltas en torno a sí mismos, se va a derramar AGUA abundante, en un bautismo: “él os bautizará con Espíritu Santo”. Agua que refresca, sacia la sed, limpia, purifica, da vida, hace germinar y florecer la vegetación del Paraíso. Agua que hace de los que la reciben mensajeros y cántaros del agua de la alegría.
Ante la desesperanza del “siempre lo mismo”, “nada cambia”, “no hay nada nuevo bajo el sol”, el futuro es incierto o gris o negro, la Iglesia, como Juan, predica la CONVERSIÓN, el cambio de corazón, el perdón de los pecados, como principio de la recuperación de las zonas más áridas del planeta: aquellas donde falta el riego de la justicia y la caridad en tantos corazones y familias. El cambio social más fuerte pasa en el silencio del desierto y con el ruido del entrar y salir del agua y el latido de un corazón resucitado por el perdón.
Ante la diversión se proclama la conversión, que es un camino de aventura hacia el centro del corazón donde habita Cristo, más apasionante que un parque temático.
Ante los soberbios tacones, las humildes sandalias de Jesús, ante la moda fashión, la vestidura de lo esencial y ante la arena, el polvo y la ceniza, el Espíritu Santo creador y vivificador, la lluvia del Amor humilde Dios. El desierto florecerá, la muerte será vencida, la soledad y el silencio se transformarán en cántico de alabanza en la asamblea de los santos, que son los que verdaderamente riegan este mundo, junto con Cristo y el Espíritu Santo.
Jesús, vuestro párroco
Lectura del santo evangelio según san Marcos 1, 1-8

Comienza el Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios.
Está escrito en el profeta Isaías: «Yo envío mi mensajero delante de ti para que te prepare el camino. Una voz grita en el desierto: "Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos."»
Juan bautizaba en el desierto; predicaba que se convirtieran y se bautizaran, para que se les perdonasen los pecados. Acudía la gente de Judea y de Jerusalén, confesaban sus pecados, y él los bautizaba en el Jordán.
Juan iba vestido de piel de camello, con una correa de cuero a la cintura, y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre. Y proclamaba: –«Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo.»

Palabra del Señor.
El tiempo de Adviento
524           Al celebrar anualmente la liturgia de Adviento, la Iglesia actualiza esta espera del Mesías: participando en la larga preparación de la primera venida del Salvador, los fieles renuevan el ardiente deseo de su segunda Venida (cf. Ap 22, 17).

Juan, Precursor, Profeta y Bautista
523           San Juan Bautista es el precursor (cf. Hch 13, 24) inmediato del Señor, enviado para prepararle el camino (cf. Mt 3, 3). "Profeta del Altísimo" (Lc 1, 76), sobrepasa a todos los profetas (cf. Lc 7, 26), de los que es el último (cf.Mt 11, 13), e inaugura el Evangelio (cf. Hch 1, 22; Lc 16,16); desde el seno de su madre ( cf. Lc 1,41) saluda la venida de Cristo  y encuentra su alegría en ser "el amigo del esposo" (Jn 3, 29) a quien señala como "el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo" (Jn 1, 29). Precediendo a Jesús "con el espíritu y el poder de Elías" (Lc 1, 17), da testimonio de él mediante su predicación, su bautismo de conversión y finalmente con su martirio (cf. Mc 6, 17-29).

717 "Hubo un hombre, enviado por Dios, que se llamaba Juan. (Jn 1, 6). Juan fue "lleno del Espíritu Santo ya desde el seno de su madre" (Lc 1, 15. 41) por obra del mismo Cristo que la Virgen María acababa de concebir del Espíritu Santo. La "visitación" de María a Isabel se convirtió así en "visita de Dios a su pueblo" (Lc 1, 68).

718   Juan es "Elías que debe venir" (Mt 17, 10-13): El fuego del Espíritu lo habita y le hace correr delante [como "precursor"] del Señor que viene. En Juan el Precursor, el Espíritu Santo culmina la obra de "preparar al Señor un pueblo bien dispuesto" (Lc 1, 17).

719 Juan es "más que un profeta" (Lc 7, 26). En él, el Espíritu Santo consuma el "hablar por los profetas". Juan termina el ciclo de los profetas inaugurado por Elías (cf. Mt 11, 13-14). Anuncia la inminencia de la consolación de Israel, es la "voz" del Consolador que llega (Jn 1, 23; cf. Is 40, 1-3). Como lo hará el Espíritu de Verdad, "vino como testigo para dar testimonio de la luz" (Jn 1, 7;cf. Jn 15, 26; 5, 33). Con respecto a Juan, el Espíritu colma así las "indagaciones de los profetas" y la ansiedad de los ángeles (1 P 1, 10-12): "Aquél sobre quien veas que baja el Espíritu y se queda sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo ... Y yo lo he visto y doy testimonio de que este es el Hijo de Dios ... He ahí el Cordero de Dios" (Jn 1, 33-36).

720 En fin, con Juan Bautista, el Espíritu Santo, inaugura, prefigurándolo, lo que realizará con y en Cristo: volver a dar al hombre la "semejanza" divina. El bautismo de Juan era para el arrepentimiento, el del agua y del Espíritu será un nuevo nacimiento (cf. Jn 3, 5).
 
predicaba que se convirtieran
“Conversión, término con el que se trata de traducir la palabra del texto griego metánoia, que literalmente significa cambiar radicalmente la actitud del espíritu para hacerlo volver a Dios. (...) Al hombre contemporáneo parece que le cuesta más que nunca reconocer los propios errores y decidir volver sobre sus pasos para reemprender el camino después de haber rectificado la marcha; parece muy reacio a decir «me arrepiento» o «lo siento»; parece rechazar instintivamente, y con frecuencia irresistiblemente, todo lo que es penitencia en el sentido del sacrificio aceptado y practicado para la corrección del pecado. A este respecto, quisiera subrayar que, aunque mitigada desde hace algún tiempo, la disciplina penitencial de la Iglesia no puede ser abandonada sin grave daño, tanto para la vida interior de los cristianos y de la comunidad eclesial como para su capacidad de irradiación misionera. (San Juan Pablo II. Reconciliatio et poenitentia 26).
………………………….
La conversión se expresa desde el principio con una fe total y radical, que no pone límites ni obstáculos al don de Dios. Al mismo tiempo, sin embargo, determina un proceso dinámico y permanente que dura toda la existencia, exigiendo un esfuerzo continuo por pasar de la vida «según la carne» a la «vida según el Espíritu» (cf. Rom 8, 3-13). La conversión significa aceptar, con decisión personal, la soberanía de Cristo y hacerse discípulos suyos. La Iglesia llama a todos a esta conversión, siguiendo el ejemplo de Juan Bautista que preparaba los caminos hacia Cristo, «proclamando un bautismo de conversión para perdón de los pecados » (Mc 1, 4), y los caminos de Cristo mismo, el cual, «después que Juan fue entregado, marchó ... a Galilea y proclamaba la Buena Nueva de Dios: "El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; convertíos y creed en la Buena Nueva"» (Mc 1, 14-15). Hoy la llamada a la conversión, que los misioneros dirigen a los no cristianos, se pone en tela de juicio o pasa en silencio. Se ve en ella un acto de «proselitismo»; se dice que basta ayudar a los hombres a ser más hombres o más fieles a la propia religión; que basta formar comunidades capaces de trabajar por la justicia, la libertad, la paz, la solidaridad. Pero se olvida que toda persona tiene el derecho a escuchar la «Buena Nueva» de Dios que se revela y se da en Cristo, para realizar en plenitud la propia vocación. La grandeza de este acontecimiento resuena en las palabras de Jesús a la Samaritana: «Si conocieras el don de Dios» y en el deseo inconsciente, pero ardiente de la mujer: «Señor, dame de esa agua, para que no tenga más sed» (Jn 4,10.15).” (San Juan Pablo II. Redemptoris Missio. 46)
……………………...
“Es cierto que en algunos lugares se produjo una «desertificación» espiritual, fruto del proyecto de sociedades que quieren construirse sin Dios o que destruyen sus raíces cristianas. Allí «el mundo cristiano se está haciendo estéril, y se agota como una tierra sobreexplotada, que se convierte en arena». En otros países, la resistencia violenta al cristianismo obliga a los cristianos a vivir su fe casi a escondidas en el país que aman. Ésta es otra forma muy dolorosa de desierto. También la propia familia o el propio lugar de trabajo puede ser ese ambiente árido donde hay que conservar la fe y tratar de irradiarla. … En todo caso, allí estamos llamados a ser personas-cántaros para dar de beber a los demás. A veces el cántaro se convierte en una pesada cruz, pero fue precisamente en la cruz donde, traspasado, el Señor se nos entregó como fuente de agua viva. ¡No nos dejemos robar la esperanza!” (Papa Francisco. Evangelii Gaudium 86).

Señor Jesús, que fuiste precedido y testimoniado por Juan en el desierto, el cual dijo de Ti que traerías el Espíritu Santo, en un contexto de agua abundante, en un bautismo: “él os bautizará con Espíritu Santo”. Te pedimos que nos sumerjas en tu Santo Espíritu, que lo derrames sobre nosotros y nuestras familias, que tu Santo Amor nos llene para colaborar en la transformación del desierto y aridez de nuestras relaciones, para llegar a ser personas-cántaro que riegan de esperanza, personas consoladoras que derraman ternura y sacan al hombre de la tragedia de la soledad sin esperanza, personas fuentes de agua viva en medio de un mundo sediento necesitado de la alegría del evangelio.
ORACIÓN COMUNITARIA
- Oración de la mañana: De lunes a viernes, a las 6.30 de la mañana y a las 9.30 de la mañana con Exposición del Santísimo Sacramento.
RETIROS DE MEDITACIÓN Y ORACIÓN
Retiros de Adviento:
- Arciprestal de catequistas y profesores de religión de la Vicaría: sábado 13 de diciembre de 9.30 a 13.30 h. en la parroquia de San Francisco de Borja de Gandía.
- Con jóvenes el sábado 20 de diciembre de 9.30 a 13.30 h. en la parroquia de Cristo Rey de Gandía.
CELEBRACIÓN DEL PERDÓN
- Horario confesiones durante el tiempo de Adviento: De lunes a sábado Quince minutos antes de la misa. Domingos: Quince minutos antes de la misa.
- Celebración comunitaria del Perdón: miércoles 17 de diciembre a las 20.30 h.

El lunes 8 de diciembre es la Solemnidad de la Inmaculada Concepción. Para celebrar dignamente esta gran fiesta os invitamos a participar en estos dos actos:
- El domingo 7 de diciembre a las 5 de la tarde tendrá lugar una procesión por las calles del barrio (Paseo Germanías, Ciudad de Laval, Gregori Mayans, Ciudad de Barcelona, Benicanena, Ciudad de Laval, Paseo Germanías). Los niños sacarán a hombros (en andas) la imagen de la Inmaculada Concepción. Al finalizar la procesión realizaremos una pequeña oración a la Virgen María y una merienda.
- El domingo 7 de diciembre a las 21.00 h. en la Parroquia de San Nicolás se realizará la Vigilia de la Inmaculada con jóvenes.
DONATIVOS para la compra y colocación del Aire Acondicionado en el Templo parroquial.

Recaudado hasta el 5 de diciembre:
6.700 €.
Para no perder el aire acogedor
de nuestra parroquia: ¡Colabora!
Puedes hacer tu donativo en la cuenta que la parroquia tiene
haciendo constar: “Para el Aire Acondicionado”
en BANKIA (Paseo Germanías 82)
2038-6230-75-3000420970
  1. Encontrarán en el despacho parroquial el Evangelio 2015 a su disposición, así como los calendarios del año que viene, tanto de mesa como de pared.
  2. Próximamente se iniciará en el Convento de las clarisas de Gandía la Adoración Eucarística Perpetua (AEP). Hay unas fichas en la parroquia para rellenar los datos de día y hora.
  3. El martes 9 de diciembre a las 6 tarde será la reunión con los padres de niños de 2º de catequesis de infancia.
  4. Se suprime la reunión con el grupo Descanso del martes 9 de diciembre.
  5. El miércoles 10 de diciembre a las 17.30 h. será la reunión mensual del equipo de Cáritas.
  6. El miércoles 10 de diciembre a las 17.30 h. será la reunión con los padres de niños de 3º de catequesis de infancia.
  7. El miércoles 10 de diciembre a las 20.30 h. será la reunión con el Equipo de Liturgia.
  8. El viernes 12 y el sábado 13 será la convivencia con los jóvenes de 1º y 2º de confirmación y la Vigilia de oración con los jóvenes de 3º de confirmación.
  9. El sábado por la mañana retiro espiritual con catequistas y profesores de religión en la parroquia y por la tarde en la misa de 6 la entrega del Ángelus a los niños de 3º de comunión.
  10. El domingo 14 a las 12.00 habrán confirmaciones de 9 jóvenes en nuestra parroquia.
VEN, SEÑOR JESÚS


Del 8 al 14 de diciembre de 2014

Lunes 8. Solemnidad de la Inmaculada Concepción. 9.30 h.: Sin intención. 11.00 h.: Sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: En sufragio de: Antonio Casanova. 
Martes 9. San Juan Diego Cuahtlotoatzin. 19.30 h.: En sufragio de: LUCÍA COLOMINA GISBERT, madre de D. Arturo, vicario parroquial. 
Miércoles 10. Santa Eulalia de Mérida. 19.30 h.: Sin intención.  
Jueves 11. San Dámaso I, Papa. 19.30 h.: En sufragio de: Jesús Antonio Sánchez López. 
Viernes 12. Ntra. Sra. de Guadalupe. 19.30 h.: Sin intención.  
Sábado 13. Santa Lucía, virgen y mártir. Por la Tarde: Tercer Domingo de Adviento. 18.00 h.: Con niños. Sin intención.  19.30 h.: Sin intención. 21.00 h.: En sufragio de: Dif. Fam. Peiró-Santamaría. 
Domingo 14. Tercer Domingo de Adviento. 9.30 h.: Sin intención. 11.00 h.: Sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. CONFIRMACIONES 19.30 h.: En sufragio de: José Enrique.

Puedes descargar la Hoja Parroquial:

Hoja parroquial en formato pdf


Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil y tablet escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" que podrás encontrar en tu "App Store" y "Google Play".


También la puedes descargar escaneando la siguiente etiqueta "QR":
Códigos QR / Qr Codes