2 de octubre de 2014

Domingo 5 de octubre de 2014. XXVII TO A


Parroquia de Sant Francesc de Borja


Email de la parroquia: sfb500@gmail.com
Domingo 5 de octubre de 2014
                  
                  Queridos hermanos:
Esta es la tercera parábola de Jesús en relación a la viña. La primera fue de unos jornaleros contratados a diversas horas, la segunda de los dos hijos que son invitados a ir “hoy” a la viña, y esta tercera que describe el misterio del Hijo de Dios, que será rechazado y ejecutado, pero que se convertirá, por la resurrección, en la piedra angular de todo edificio.
Esta parábola la dirige Jesús a los sumos sacerdotes y ancianos. Aparecen una serie de elementos: Viña, cerca, lagar y torre. La viña sería la Iglesia y cada uno de nosotros. La cerca, que protege sería la oración confiada (cf. Salmo 125 (124). Y la misma unción recibida en los sacramentos (cf. Catecismo Iglesia Católica 1121.1296). La torre sería la Vigilancia. El lagar sería la ofrenda o sacrificio. La viña, protegida por la oración (cerca) y la vigilancia (torre), -“velad y orad para no caer en la tentación” (Mt 26,41)-, tiene la vocación de dar el mejor fruto de amor, alegría, paciencia… para ser llevado al lagar. No es para ofrecer esos frutos a uno mismo o a los ídolos (cf Os 10,1). Ni para dar agraces o uvas amargas (el vinagre de la acedia, cf. Catecismo 2733). Pero tantas veces, en las familias, la cerca ha sido arrancada, la torre derruida, el lagar lleno de escombro y el fruto de la viña se ofrece a uno mismo.
En esta parábola hay una imagen de la Iglesia, de cada comunidad cristiana, de cada cristiano llamado a dar ese fruto. Nuestro San Francisco de Borja llevó a cabo esta tarea con la ofrenda de su persona, su voluntad, memoria y entendimiento a Jesucristo hasta el punto de desear habitar en el corazón de Cristo para ser totalmente suyo. Ser viña del Señor, ser uva para el Señor, ser pisado para dar el fruto del vino, son expresiones que encontramos en su diario: “La viña dará vino... y para esto es buena señal ser pisada la uva” (Diario. 14-6-1564). “Pedí me llevase el Señor a su viña y me pisase para dar el fruto del vino” (Diario. 15-2-1568).
Que El Señor haga de D. Antonio Cañizares, y de sus colaboradores los presbíteros, pastores que visiten la viña de nuestros hermanos, reparen su cerca, ayuden a reconstruir la torre y a colocar de nuevo el lagar, para que sea una viña que dé los frutos dulces de la alabanza y la caridad, de entrega al Señor y del servicio generoso a nuestros hermanos.
Jesús, vuestro párroco
Lectura del santo evangelio según san Mateo              21, 33-43
En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: - «Escuchad otra parábola: Había un propietario que plantó una viña, la rodeó con una cerca, cavó en ella un lagar, construyó la casa del guarda, la arrendó a unos labradores y se marchó de viaje. Llegado el tiempo de la vendimia, envió sus criados a los labradores, para percibir los frutos que le correspondan.  Pero los labradores, agarrando a los criados, apalearon a uno, mataron a otro, y a otro lo apedrearon. Envió de nuevo otros criados, más que la primera vez, e hicieron con ellos lo mismo.  Por último les mandó a su hijo, diciéndose: "Tendrán respeto a mi hijo." Pero los labradores, al ver al hijo, se dijeron: "Éste es el heredero: venid, lo matamos y nos quedamos con su herencia."
Y, agarrándolo, lo empujaron fuera de la viña y lo mataron.
Y ahora, cuando vuelva el dueño de la viña, ¿qué hará con aquellos labradores?» Le contestaron: - «Hará morir de mala muerte a esos malvados y arrendará la viña a otros labradores, que le entreguen los frutos a sus tiempos.»
Y Jesús les dice: - «¿No habéis leído nunca en la Escritura:
"La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente"? Por eso os digo que se os quitará a vosotros el reino de Dios y se dará a un pueblo que produzca sus frutos.»
Palabra del Señor.

457 El Verbo se encarnó para salvarnos reconciliándonos con Dios: "Dios nos amó y nos envió a su Hijo como propiciación por nuestros pecados" (1 Jn 4, 10)."El Padre envió a su Hijo para ser salvador del mundo" (1 Jn 4, 14). "El se manifestó para quitar los pecados" (1 Jn 3, 5):
Nuestra naturaleza enferma exigía ser sanada; desgarrada, ser restablecida; muerta, ser resucitada. Habíamos perdida la posesión del bien, era necesario que se nos devolviera. Encerrados en las tinieblas, hacia falta que nos llegara la luz; estando cautivos, esperábamos un salvador; prisioneros, un socorro; esclavos, un libertador. ¿No tenían importancia estos razonamientos? ¿No merecían conmover a Dios hasta el punto de hacerle bajar hasta nuestra naturaleza humana para visitarla ya que la humanidad se encontraba en un estado tan miserable y tan desgraciado? (San Gregorio de Nisa, or. catech. 15).

755  "La Iglesia es labranza o campo de Dios (1 Co 3, 9). En este campo crece el antiguo olivo cuya raíz santa fueron los patriarcas y en el que tuvo y tendrá lugar la reconciliación de los judíos y de los gentiles (Rm 11, 13-26). El labrador del cielo la plantó como viña selecta (Mt 21, 33-43 par.; cf. Is 5, 1-7). La verdadera vid es Cristo, que da vida y fecundidad a a los sarmientos, es decir, a nosotros, que permanecemos en él por medio de la Iglesia y que sin él no podemos hacer nada (Jn 15, 1-5)".

756  "También muchas veces a la Iglesia se la llama construcción de Dios (1 Co 3, 9). El Señor mismo se comparó a la piedra que desecharon los constructores, pero que se convirtió en la piedra angular (Mt 21, 42 par.; cf. Hch 4, 11; 1 P 2, 7; Sal 118, 22). Los apóstoles construyen la Iglesia sobre ese fundamento (cf. 1 Co 3, 11), que le da solidez y cohesión.

1108  La finalidad de la misión del Espíritu Santo en toda acción litúrgica es poner en comunión con Cristo para formar su Cuerpo. El Espíritu Santo es como la savia de la viña del Padre que da su fruto en los sarmientos (cf Jn 15,1-17; Ga 5,22). En la Liturgia se realiza la cooperación más íntima entre el Espíritu Santo y la Iglesia.
“Las lecturas de este domingo, tomadas del profeta Isaías y del Evangelio, nos presentan una de las grandes imágenes de la Sagrada Escritura: la imagen de la viña. El pan representa en la Sagrada Escritura todo lo que el hombre necesita para su vida cotidiana. El agua da a la tierra la fertilidad: es el don fundamental, que hace posible la vida. El vino, por el contrario, expresa la exquisitez de la creación, nos da la fiesta en la que sobrepasamos los límites de la vida cotidiana: el vino «alegra el corazón». De este modo el vino y con él la vid se han convertido también en imagen del don del amor, en el que podemos lograr una cierta experiencia del sabor del Divino. Por eso, la lectura del profeta, que acabamos de escuchar, comienza como un cántico de amor: Dios puso una viña, imagen de su historia de amor con la humanidad, de su amor por Israel al que Él eligió. El primer pensamiento de las lecturas de hoy es éste: Dios ha infundido en el hombre, creado a su imagen, la capacidad de amar y, por tanto, la capacidad de amarle a Él mismo, su Creador. Con el cántico de amor del profeta Isaías, Dios quiere hablar al corazón de su pueblo y también a cada uno de nosotros. «Te he creado a mi imagen y semejanza», nos dice. «Yo mismo soy el amor y tú eres mi imagen en la medida en la que brilla en ti el esplendor del amor, en la medida en que me respondes con amor». Dios nos espera. Él quiere que le amemos: un llamamiento así, ¿no debería tocar nuestro corazón? Precisamente en esta hora, (…) nos sale al encuentro, sale para encontrarse conmigo. ¿Encontrará una respuesta? ¿O sucederá con nosotros como con la viña, de la que Dios dice en Isaías: «Esperó a que diese uvas, pero dio agraces»? (...) De este modo, hemos llegado al segundo pensamiento fundamental de las lecturas de hoy. (...) el fracaso del hombre. Dios había plantado vides escogidas y sin embargo dieron agraces. ¿Qué son los agraces? La uva buena que se espera Dios, dice el profeta, habría consistido en la justicia y en la rectitud. Los agraces son por el contrario la violencia, el derramamiento de sangre y la opresión, que hacen gemir a la gente bajo el yugo de la injusticia.
En el Evangelio, la imagen cambia: la vid produce uva buena, pero los viñadores arrendadores se quedan con ella. No están dispuestos a entregarla al propietario. Golpean y matan a sus mensajeros y matan a su Hijo. Su motivación es sencilla: quieren convertirse en propietarios; se apoderan de lo que no les pertenece. (…) los arrendadores no quieren tener un patrón (...) Dios nos estorba o se hace de Él una simple frase devota o se le niega todo, desterrándolo de la vida pública, hasta que de este modo deje de tener significado alguno. (…)  Es verdad, se puede expulsar al Hijo de la viña y matarlo para disfrutar egoístamente de los frutos de la tierra. Pero entonces la viña se transforma muy pronto en terreno sin cultivar, pisado por los jabalíes, como dice el salmo responsorial (Cf. Salmo 79, 14).
Llegamos así al tercer elemento de las lecturas de hoy. El Señor, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, anuncia el juicio a la viña infiel. (…) También se nos puede quitar a nosotros la luz, y haremos bien en dejar resonar en nuestra alma esta advertencia con toda su seriedad, (...) Al llegar aquí nos surge la pregunta: «Pero, ¿no hay una promesa, una palabra de consuelo en la lectura y en la página evangélica de hoy? (...) Dios no fracasa. Al final, triunfa, triunfa el amor. Se da ya una velada alusión a esto en la parábola de la viña (...) En ella, la muerte del Hijo no es el final de la historia, aunque no la cuenta directamente. Pero Jesús expresa esta muerte a través de una nueva imagen tomada del Salmo: «La piedra que los constructores desecharon, en piedra angular se ha convertido…» (Mt 21, 42; Sal 117, 22). De la muerte del Hijo surge la vida, se forma un nuevo edificio, una nueva viña. (...) De este modo, Cristo mismo se convirtió en la viña y esa viña da siempre buen fruto: la presencia de su amor por nosotros, que es indestructible.” (Benedicto XVI. Homilía 2-10-2005).
Señor, «¡Ayúdanos a convertirnos! ¡Danos la gracia de una auténtica renovación! No permitas que se apague tu luz entre nosotros! ¡Refuerza nuestra fe, nuestra esperanza y nuestro amor para que podamos dar buenos frutos!». (...) que siendo dóciles a la acción del Espíritu Santo podamos ayudar al mundo a convertirse --en Cristo y con Cristo-- en la vid fecunda de Dios. Amén.” (Benedicto XVI. Homilía 2-10-2005).
Biografía del cardenal Antonio Cañizares

El Cardenal Antonio Cañizares nació en la localidad valenciana de Utiel el 15 de octubre de 1945. Cursó los estudios eclesiásticos en el Seminario diocesano de Valencia y en la Universidad Pontificia de Salamanca, en la que obtuvo el doctorado en Teología, con especialidad en Catequética. Fue ordenado sacerdote el 21 de junio de 1970.
Los primeros años de su ministerio sacerdotal los desarrolló en Valencia. Después se trasladó a Madrid donde se dedicó especialmente a la docencia. Fue profesor de Teología de la Palabra en la Universidad Pontificia de Salamanca, entre 1972 y 1992; profesor de Teología Fundamental en el Seminario Conciliar de Madrid, entre 1974 y 1992; y profesor, desde 1975, del Instituto Superior de Ciencias Religiosas y Catequesis, del que también fue director, entre 1978 y 1986. Ese año, el Instituto pasó a denominarse «San Dámaso» y el Cardenal Cañizares continuó siendo su máximo responsable, hasta 1992. Además, fue coadjutor de la parroquia de "San Gerardo", de Madrid, entre 1973 y 1992. Entre 1985 y 1992 fue director del Secretariado de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe de la Conferencia Episcopal Española.
Creado Cardenal en marzo de 2006
El papa Juan Pablo II le nombró Obispo de Ávila el 6 de marzo de 1992. Recibió la ordenación episcopal el 25 de abril de ese mismo año. En 1997 tomó posesión de la diócesis de Granada. En 1998 fue Administrador Apostólico de la diócesis de Cartagena. En 2002 fue nombrado Arzobispo de Toledo. Fue creado Cardenal por el Papa Benedicto XVI en el Consistorio Ordinario Público, el primero de su Pontificado, el 24 de marzo de 2006.
Cargos desempeñados en la CEE y en la Santa Sede
En la Conferencia Episcopal Española ha sido vicepresidente (2005-2008), miembro del Comité Ejecutivo (2005-2008), miembro de la Comisión Permanente (1999-2008), presidente de la Subcomisión Episcopal de Universidades (1996-1999) y de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis (1999-2005).
El Papa Juan Pablo II lo nombró miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe en 1995. En 2006, el Papa Benedicto XVI le nombró, en 2006, miembro de la Comisión Pontificia “Ecclesia Dei”. El Cardenal Cañizares ha sido fundador y primer Presidente de la Asociación Española de Catequetas, miembro del Equipo Europeo de Catequesis y director de la revista Teología y Catequesis. Es miembro de la Real Academia de la Historia desde el 24 de febrero de 2008. Igualmente, el Papa nombró al Cardenal Cañizares Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos en diciembre de 2008.
De otro lado, el cardenal fue nombrado en 2010 “Doctor Honoris Causa” por la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” (UCV).

Lunes 6 de octubre: Témporas de Acción de gracias y petición (I). 9.30: Rezo de Laudes con Exposición del Santísimo. 19.00: Rezo del Rosario con Exposición del Santísimo. 19.30: Eucaristía. 20.30: Charla sobre la Iglesia perseguida a cargo de Dominik Kustra.
Martes 7 de octubre. Nuestra Señora la Virgen del Rosario. Día de los Mayores. 9.30: Rezo de Laudes.19.00: Rezo del Rosario. 19.30: Eucaristía. 20.30: Vigilia de Adoración del Santísimo.
Miércoles 8 de octubre. Témporas de Acción de gracias y petición (II). 9.30: Rezo de Laudes. 19.00: Rezo del Rosario. 19.30: Eucaristía. Al finalizar tendrá lugar el envío de agentes de pastoral. 20.30: Celebración comunitaria de la Penitencia.
Jueves 9 de octubre. Dedicación de la S.I. Catedral de Valencia. Convivencia parroquial y Asamblea parroquial.
Horario de la Convivencia
9.30: Acogida en los Nuevos Locales. Café e infusiones. 10.00: Rezo de Laudes. 10.30: Asamblea parroquial. 12.00: Eucaristía solemne.
14.00: Comida. 16.00: Comunicaciones y Experiencias. 18.00: Propuestas concretas para este curso y conclusión del día con canto a la Virgen.
  1. Inicio de curso de la catequesis: el lunes 6 de octubre a las seis tarde los del curso de primero. El martes 7 de octubre a las 6 tarde los del curso de segundo. El miércoles 8 de octubre a las 6 tarde los del curso de tercero. El viernes 10 de octubre los Anatolé para los niños que ya han comulgado a las 6 tarde y los de confirmación a las 20.00 h. La catequesis del Buen Pastor para niños de 3 a 5 años comenzará el 24 de octubre.
  2. Los días de inscripción para el Instituto Diocesano de Ciencias religiosas serán el 6 y 13 de octubre a las 20.00 h. en el despacho parroquial. Comenzará el jueves 16 de octubre a las 20.00 h.
  3. El jueves 16 de octubre a las 8 de la noche en la Casa de la Marquesa habrá una reunión para organizar la próxima apertura de la Adoración perpetua en las Clarisas de Gandía.
Del 6 al 12 de octubre de 2014
    Lunes 6 Témporas de Acción de gracias y petición.  19.30 h.: En sufragio de los difuntos de la familia Peiró—Santamaría, y Marisa Soler Llopis. 
    Martes 7 Ntra. Sra. la Virgen del Rosario. 19.30 h.: sin intención. 
    Miércoles 8 S. Luis Bertrán. 19.30 h.: En sufragio de Antonio Casanova, Pascual García Deusa, y difuntos familia Silvaje—Bañuls. 
    Jueves 9 DEDICACIÓN DE LA S.I. CATEDRAL, BASÍLICA METROPOLITANA. 12.00 h.: En sufragio de Pepe Peiró, Carmen Vidal, y Vicente Santamaría. 19.30 h.: sin intención. 
    Viernes 10 Sto. Tomás de Villanueva. 19.30 h.: sin intención. 
    Sábado 11. XXVIII T.O. 17.00 h.: Bautizo. 18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: En sufragio de Francisco Torres Camarena. 21.00 h.: Por las benditas almas del Purgatorio. 
    Domingo 12. XXVIII T.O. 9.30 h.: sin intención. 11.00 h.: sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: sin intención.


     ************ *** ************
     Puedes descargar la Hoja Parroquial:

    Hoja parroquial en formato pdf


    Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil y tablet escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" que podrás encontrar en tu "App Store" y "Google Play".



    También la puedes descargar escaneando la siguiente etiqueta "QR":

    Códigos QR / Qr Codes