8 de marzo de 2014

Domingo 9 de marzo de 2014 - I CUARESMA A


 HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 9 de marzo de 2014  



      
Queridos hermanos:

En el Evangelio de esta semana hemos escuchado el pasaje de las tentaciones de Jesús. ¿Qué mensaje, palabra se desprende de este fragmento bíblico? Lo primero es tener conciencia que el hombre tiene capacidad para luchar contra el mal; el hombre, es cierto, tiene una libertad pero que está limitada, dañada, debilitada y necesita ser sanada. En segundo lugar caer en la cuenta de que en nuestra vida no caminamos solos: el Espíritu Santo nos está asistiendo, está llevando las riendas de nuestra vida, y cuando tiene conciencia de esto hace oración: porque soy débil necesito hacer oración, y porque no camino solo, es decir, Él lleva las riendas de mi vida, oro. Dirá S. Bernardo de Claraval: “el desconocimiento de uno mismo lleva a la soberbia, y el desconocimiento de Dios a la desesperanza.

La oración nos ayuda a ver la asistencia del Espíritu Santo, y al mismo tiempo nuestra debilidad. En el Evangelio, en el cual aparece Jesús haciendo oración en el huerto de los olivos (Mt 26, 34), el demonio tienta a Jesús hasta el punto que nuestro Señor siente una tristeza mortal: “velad y orad”. Cristo nos ha enseñado, desde los primeros momentos de su vida a orar, y a que la tentación siempre está ahí: desde su bautismo hasta su muerte en la Cruz.

No nos dejes caer en la tentación”. En esta petición, Cristo nos une a su combate y a su agonía. Esto es un misterio: nunca llegaremos a verlo o percibirlo del todo el grado de unión hasta que no lleguemos a la visión beatífica. La Encarnación no es solo que Cristo ha asumido una carne mortal, una condición humana para él: supone también que toda la humanidad ha sido asumida por Jesucristo. Él ha cargado la condición humana con su debilidad, su vulnerabilidad para que nosotros podamos tomar de Él la fuerza de la gracia para superar la debilidad. Él, al aceptar la condición humana, es tentado, y todos nosotros estábamos tentados en Él, pero también estábamos venciendo en Él. Las tres tentaciones del desierto son el resumen de todas las tentaciones. Dostoievski decía acerca de ellas que ahí está la tentación del placer, el prestigio, y el poseer.

Virgen María, tú que eres madre de la Iglesia, protégenos de todos los engaños y seducciones del demonio.

Arturo, vuestro vicario

 


Lectura del santo evangelio según san Mateo        4, 1‑11

En aquel tiempo, Jesús fue llevado al desierto por el Espíritu para ser tentado por el diablo. Y después de ayunar cuarenta días con sus cuarenta noches, al fin sintió hambre. El tentador se le acercó y le dijo: ‑ «Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en partes.» Pero él le contestó, diciendo:
‑ «Está escrito: "No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios." » Entonces el diablo lo lleva a la ciudad santa, lo pone en el alero del templo y le dice: ‑ “Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: «Encargará a los ángeles que cuiden de ti, y te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras.»”
Jesús le dijo:
‑ «También está escrito: "No tentarás al Señor, tu Dios."»
Después el diablo lo lleva a una montaña altísima y, mostrándole los reinos del mundo y su gloria, le dijo: ‑ «Todo esto te daré, si te postras y me adoras.»
Entonces le dijo Jesús:
‑ «Vete, Satanás, porque está escrito: "Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto."»
Entonces lo dejó el diablo, y se acercaron los ángeles y le servían.

Palabra del Señor.

NO NOS DEJES CAER EN LA TENTACION
2847        El Espíritu Santo nos hace discernir entre la prueba, necesaria para el crecimiento del hombre interior (cf Lc 8, 13-15; Hch 14, 22; 2 Tm 3, 12) en orden a una "virtud probada" (Rm 5, 3-5), y la tentación que conduce al pecado y a la muerte (cf St 1, 14-15). También debemos distinguir entre "ser tentado" y "consentir" en la tentación. Por último, el discernimiento desenmascara la mentira de la tentación: aparentemente su objeto es "bueno, seductor a la vista, deseable" (Gn 3, 6), mientras que, en realidad, su fruto es la muerte.
2848        "No entrar en la tentación" implica una decisión del corazón: "Porque donde esté tu tesoro, allí también estará tu corazón ... Nadie puede servir a dos señores" (Mt 6, 21-24). "Si vivimos según el Espíritu, obremos también según el Espíritu" (Ga 5, 25). El Padre nos da la fuerza para este "dejarnos conducir" por el Espíritu Santo. "No habéis sufrido tentación superior a la medida humana. Y fiel es Dios que no permitirá que seáis tentados sobre vuestras fuerzas. Antes bien, con la tentación os dará modo de poderla resistir con éxito" (1 Co 10, 13).
2849 Pues bien, este combate y esta victoria sólo son posibles con la oración. Por medio de su oración, Jesús es vencedor del Tentador, desde el principio (cf Mt 4, 11) y en el último combate de su agonía (cf Mt 26, 36-44). En esta petición a nuestro Padre, Cristo nos une a su combate y a su agonía. La vigilancia del corazón es recordada con insistencia en comunión con la suya (cf Mc 13, 9. 23. 33-37; 14, 38; Lc 12, 35-40). La vigilancia es "guarda del corazón", y Jesús pide al Padre que "nos guarde en su Nombre" (Jn 17, 11). El Espíritu Santo trata de despertarnos continuamente a esta vigilancia (cf 1 Co 16, 13; Col 4, 2; 1 Ts 5, 6; 1 P 5, 8). Esta petición adquiere todo su sentido dramático referida a la tentación final de nuestro combate en la tierra; pide la perseverancia final. "Mira que vengo como ladrón. Dichoso el que esté en vela" (Ap 16, 15).
 

"Nuestra vida en medio de esta peregrinación no puede estar sin tentaciones, ya que nuestro progreso se realiza precisamente a través de la tentación, y nadie se conoce a sí mismo si no es tentado, ni puede ser coronado si no ha vencido, ni vencer si no ha combatido, ni combatir si carece de enemigos y de tentaciones[...] Cristo nos incluyó en Sí mismo cuando quiso verse tentado por Satanás. Nos acaban de leer que Jesucristo, nuestro Señor, se dejó tentar por el diablo. ¡Nada menos que Cristo tentado por el diablo! Pero en Cristo estabas siendo tentado tú, porque Cristo tenía de ti la carne, y de Él procedía para ti la salvación; de ti procedía la muerte para Él, y de Él para ti la vida; de ti para Él los ultrajes, y de Él para ti los honores; en definitiva, de ti para Él la tentación y de Él para ti la victoria. Si hemos sido tentados en Él, también en Él vencemos al diablo.[...] ¿Te fijas en que Cristo fue tentado y no te fijas en que venció? Reconócete a ti mismo tentado en Él, reconócete también vencedor en Él. Podía haber evitado al diablo; pero, si no hubiese sido tentado no te habría aleccionado para la victoria, cuando tú fueras tentado." (S. Agustín, Comentario sobre los Salmos, salmo 60, 2-3).
—————————————————
“La formulación de esta petición es un escándalo para muchos: ciertamente, Dios no nos tienta. De hecho Santiago nos dice: «Cuando alguien se ve tentado, no diga que Dios lo tienta; Dios no conoce la tentación al mal y él no tienta a nadie» (1, 13). Nos ayuda a dar un paso adelante el recuerdo de las palabras del Evangelio: «Entonces, Jesús fue llevado al desierto por el Espíritu para ser tentado por el diablo» (Mt 4, 1). La tentación viene del diablo, pero la misión mesiánica de Jesús incluye la superación de las grandes tentaciones que han alejado a los hombres de Dios y los siguen alejando. Como ya hemos visto, debe experimentar en sí mismo estas tentaciones hasta la muerte en la cruz y abrirnos de este modo el camino de la salvación. Así, no sólo después de su muerte, sino en ella y a lo largo de toda su vida, debe en cierto modo «descender a los infiernos», al ámbito de nuestras tentaciones y fracasos, para tomarnos de la mano y llevarnos hacia arriba. [...] Y luego concluye, sopesando el perfil psicológico de la tentación, que pueden existir dos motivos por los que Dios concede al Maligno un poder limitado. Puede suceder como penitencia para nosotros, para atenuar nuestra soberbia, con el fin de que experimentemos de nuevo la pobreza de nuestra fe, esperanza y amor, y no presumamos de ser grandes por nosotros mismos: pensemos en el fariseo que le cuenta a Dios sus grandezas y no cree tener necesidad alguna de la gracia. Lamentablemente, Cipriano no especifica después en qué consiste el otro tipo de prueba, la tentación a la que Dios nos somete ad gloriam, para su gloria. Pero, ¿no deberíamos recordar que Dios impone una carga especialmente pesada de tentaciones a las personas particularmente cercanas a Él, a los grandes santos, desde Antonio en el desierto hasta Teresa de Lisieux en el piadoso mundo de su Carmelo? [...] Están llamados, por así decirlo, a superar en su cuerpo, en su alma, las tentaciones de una época, a soportarlas por nosotros, almas comunes, y a ayudarnos en el camino hacia Aquel que ha tomado sobre sí el peso de todos nosotros. (Benedicto XVI, Jesús de Nazaret)
 
ORACIÓN POR LAS VOCACIONES
Señor Jesús, envía sacerdotes y religiosas con el corazón sólo para Ti, libres de la idolatría de la vanidad, del poder y del dinero, de la idolatría de la soberbia. Hoy hay muchos jóvenes que tienen tu vocación, pero algo los detiene. Ayuda, Señor, a estos jóvenes, para que sean libres y no sean esclavos, para que tengan el corazón sólo para ti, y de esta forma tu llamada pueda dar fruto. Y a todos nosotros concédenos la alegría del Evangelio. Tu alegría, Jesús, cuando alababas al Padre en el Espíritu. Concédela muy especialmente a los sacerdotes, y a quienes se preparan a serlo para ser testigos del Evangelio de la Alegría y para que el mundo crea. Que ninguna tentación nos pueda separar del amor de Dios y de la vocación a la que el Señor llama a cada uno. Suscita jóvenes que escuchen la llamada al sacerdocio y que perseveren en la alegría. (cf. Francisco. 3-3-2014).


· RETIRO CUARESMAL: El martes 11 de marzo desde las 9.30 a las 12.00 de la mañana.
· MISIÓN MAGNIFICAT: tres días de predicación en la parroquia, de lunes a miércoles del 24 al 26 de marzo por la noche y el domingo 30 de marzo por la tarde predicación del Sr. Arzobispo en la Plaza de Toros de Ondara. Habrá un autobús para que puedan ir. Apuntarse en sacristía o despacho.
· REZO DE LAUDES: De lunes a viernes, a las 6’30 de la mañana, se reza la oración comunitaria de Laudes en el Templo parroquial de modo solemne y cantado. Y a las 9.30 h. Oración de la mañana con Exposición del Santísimo Sacramento en la Capilla de la Comunión.
· VÍA CRUCIS: Los viernes de Cuaresma se hará el Ejercicio del Vía Crucis a las 7 tarde.
· CELEBRACIÓN DEL PERDÓN: Horario confesiones. De lunes a viernes, de 7.00 a 7.30 tarde y antes de las misas de sábado y domingo. Durante los retiros cuaresmales.
· Todos los viernes de Cuaresma son días de abstinencia de comer carne excepto el viernes 14 de marzo.


1. El equipo de Pastoral de la salud se reunirá el lunes 10 a las 10.30 h. en los locales parroquiales.
2. El lunes 10, a las 20.30 h., habrá reunión del IDR en los locales parroquiales.
3. El martes a las 8.15 noche reunión del grupo Descanso.
4. El jueves 13 de marzo a las 8.00 noche en la Colegiata habrá un encuentro arciprestal de Cofradías con el tema: “El cofrade, apóstol de Cristo en el siglo XXI”.
5. El viernes 14 de marzo a las 21.30 h. en las Clarisas de Gandía habrá una Vigilia de Oración
6. El sábado 15 de marzo habrá un retiro espiritual para profesores de religión en San Pedro Apóstol de Tavernes de la Valldigna,
7. El sábado 15 de marzo a las 4 tarde será la reunión del Equipo que prepara el Campamento de niños en la parroquia de Cristo Rey.


Como el cireneo os invitamos a aliviar el peso de la cruz de hermanos nuestros colaborando con una aportación en las diversas necesidades que aparecerán en la cruz de la entrada de la Iglesia. Muchas gracias en nombre de los que más lo necesitan.
 
 
 
 
 
El Papa Francisco sonríe siempre. En las Audiencias, en los Ángelus, en sus visitas… sonríe espontáneamente, con naturalidad. Sus palabras traslucen alegría. Nos animan a despertar a la alegría del Evangelio. Sus gestos están entretejidos de ternura y alegría. Como cristiano y por su ministerio sacerdotal y episcopal y como Sucesor de San Pedro, contagia alegría. Su misma exhortación la ha titulado así: “La alegría del Evangelio”: La alegría del Evangelio, - dice el papa al comienzo de su exhortación -, llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría. En esta Exhortación quiero dirigirme a los fieles cristianos para invitarlos a una nueva etapa evangelizadora marcada por esa alegría.
¿Y de dónde brota esta alegría? Del amor de Dios, del corazón de Cristo, del Espíritu Santo. Nace de la certeza personal de ser infinitamente amado.
Pidamos en este Día del Seminario que el Señor conceda a toda la Iglesia el aire de la alegría donde puedan surgir vocaciones al sacerdocio que lleven a todos los lugares la Alegría del Evangelio.
 

Del 10 al 26 de marzo de 2014

Lunes 10.  19.30 h.: sin intención.
Martes 11. 19.30 h.: sin intención.
Miércoles 12. 19.30 h.: sin intención.
Jueves 13. 19.30 h.: sin intención.
Viernes 14. 19.30 h.: sin intención.
Sábado 15. II CUARESMA. 18.00 h.: Con niños. sin intención. 19.30 h.: sin intención. 21.00 h.: sin intención.
Domingo 16. II CUARESMA. 9.30 h.: sin intención. 11.00 h.: sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: sin intención.

Si desean encargar alguna intención, pasen en horario de oficina o al terminar la Misa.