15 de marzo de 2014

Domingo 16 de marzo de 2014. II CUARESMA A


 HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 16 de marzo de 2014  


      
     Queridos hermanos:
El Evangelio que nos propone la Iglesia para el segundo domingo de Cuaresma es el de la Transfiguración del Señor, en la versión de S. Mateo.
Este acontecimiento nos muestra, en primer lugar, que el Padre es un buen pedagogo pues sabe acompasar momentos de gloria con momentos de sufrimiento: por ejemplo tenemos el bautismo—tentaciones del Señor, la transfiguración—subida hacia Jerusalén. En este sentido, podemos añadir, que en nuestra vida cristiana Dios nos concede tiempos importantes, a saber: Cuaresma—Pascua.
Pero, ¿cuál es el sentido de la Transfiguración? El fortalecer los ánimos de aquellos que van a ser testigos oculares de la Pasión y muerte del Señor. Y, por otra parte, el mostrar que cuando la cruz es contemplada desde la presencia de Dios, nos acerca a Cristo. En contraposición si no es contemplada desde la gloria, la cruz que es un escándalo en sí misma, se convierte en una piedra de tropiezo. Sin embargo Dios quiere dosificar momentos de sufrimiento con momentos de gloria. Ahora bien, el ser humano se encuentra con un problema: no permitir que Dios ilumine esa cruz porque no nos ponemos en su presencia: ¿por qué no buscamos la soledad de un tabor, o de un sagrario? Hay un hecho objetivo: la cruz nos aplasta porque no permitimos que Dios entre y nos dé su consuelo interior.
Con este episodio de su vida, los exegetas nos dicen que termina la primavera de Jesús (su estancia en Galilea), para subir a Jerusalén. Es como una bisagra: el Padre quiere confortar al Hijo porque le espera la parte más cruda de su ministerio salvífico: “Este es mi Hijo amado: escuchadle.” En este sentido el Padre, con estas palabras, muestra su sufrimiento al ver que su Hijo va camino de Jerusalén.
Escuchadle.” En este momento Jesús se presenta como el gran profeta (cf. Dt 18, 14-19). Pero a Jesús no solamente se le debe escuchar sino también adorar como lo hizo la Virgen María de modo perfecto.
María, madre de la esperanza, tú que escuchaste la palabra de Dios y la pusiste por obra, ayúdanos a estar junto a tu Hijo como tú lo hiciste a los pies de la cruz.
Arturo vuestro vicario

Lectura del santo evangelio según san Mateo        17, 1‑9
En aquel tiempo, Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su, hermano Juan y se los llevó aparte a una montaña alta. Se transfiguró delante de ellos, y su rostro resplandecía como el sol, y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. Y se les aparecieron Moisés y Elías conversando con él. Pedro, entonces, tomó la palabra y dijo a Jesús: ‑ «Señor, ¡qué bien se está aquí! Si quieres, haré tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.» Todavía estaba hablando cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra, y una voz desde la nube decía:
‑ «Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto. Escuchadlo.»
Al oírlo, los discípulos cayeron de bruces, llenos de espanto. Jesús se acercó y, tocándolos, les dijo: ‑«Levantaos, no temáis.» Al alzar los ojos, no vieron a nadie más que a Jesús, solo. Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó: ‑«No contéis a nadie la visión hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos.»

Palabra del Señor.
616           El "amor hasta el extremo"(Jn 13, 1) es el que confiere su valor de redención y de reparación, de expiación y de satisfacción al sacrificio de Cristo. Nos ha conocido y amado a todos en la ofrenda de su vida (cf. Ga 2, 20; Ef 5, 2. 25). "El amor de Cristo nos apremia al pensar que, si uno murió por todos, todos por tanto murieron" (2 Co 5, 14). Ningún hombre aunque fuese el más santo estaba en condiciones de tomar sobre sí los pecados de todos los hombres y ofrecerse en sacrificio por todos. La existencia en Cristo de la persona divina del Hijo, que al mismo tiempo sobrepasa y abraza a todas las personas humanas, y que le constituye Cabeza de toda la humanidad, hace posible su sacrificio redentor por todos.
617 "Sua sanctissima passione in ligno crucis nobis justif icationem meruit" ("Por su sacratísima pasión en el madero de la cruz nos mereció la justificación") enseña el Concilio de Trento (DS 1529) subrayando el carácter único del sacrificio de Cristo como "causa de salvación eterna" (Hb 5, 9). Y la Iglesia venera la Cruz cantando: "O crux, ave, spes unica" ("Salve, oh cruz, única esperanza", himno "Vexilla Regis").
618 La Cruz es el único sacrificio de Cristo "único mediador entre Dios y los hombres" (1 Tm 2, 5). Pero, porque en su Persona divina encarnada, "se ha unido en cierto modo con todo hombre" (GS 22, 2), él "ofrece a todos la posibilidad de que, en la forma de Dios sólo conocida, se asocien a este misterio pascual" (GS 22, 5). El llama a sus discípulos a "tomar su cruz y a seguirle" (Mt 16, 24) porque él "sufrió por nosotros dejándonos ejemplo para que sigamos sus huellas" (1 P 2, 21). El quiere en efecto asociar a su sacrificio redentor a aquéllos mismos que son sus primeros beneficiarios (cf. Mc 10, 39; Jn 21, 18-19; Col 1, 24). Eso lo realiza en forma excelsa en su Madre, asociada más íntimamente que nadie al misterio de su sufrimiento redentor (cf. Lc 2, 35):
Fuera de la Cruz no hay otra escala por donde subir al cielo.” (Sta. Rosa de Lima, vida)
"Para que adquiriesen los apóstoles una inquebrantable fortaleza y no temblasen ante la aspereza de la cruz, para que no se avergonzasen de la pasión de Cristo, ni tuviesen por denigrante el padecer lo mismo, ya que podrían con los suplicios de la tortura ganar la gloria del reino, tomó a Pedro, a Santiago y al hermano de éste, Juan, y, subiendo con ellos a un monte elevado, les manifestó el esplendor de su gloria.” (S. León Magno, Sermón 51)
                  —————————————————————-
En los tres sinópticos la confesión de Pedro y el relato de la transfiguración de Jesús están enlazados entre sí por una referencia temporal. Mateo y Marcos dicen: «Seis días después tomó Jesús consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan» (Mt 17, 1; Mc 9, 2). Lucas escribe: «Unos ocho días después.» (Lc 9, 28). Esto indica ante todo que los dos acontecimientos en los que Pedro desempeña un papel destacado están relacionados uno con otro. En un primer momento podríamos decir que, en ambos casos, se trata de la divinidad de Jesús, el Hijo; pero en las dos ocasiones la aparición de su gloria está relacionada también con el tema de la pasión. La divinidad de Jesús va unida a la cruz; sólo en esa interrelación reconocemos a Jesús correctamente. Juan ha expresado con palabras esta conexión interna de cruz y gloria al decir que la cruz es la «exaltación» de Jesús y que su exaltación no tiene lugar más que en la cruz. Pero ahora debemos analizar más a fondo esa singular indicación temporal. Existen dos interpretaciones diferentes, pero que no se excluyen una a otra. Ahora aparecen Moisés y Elías hablando con Jesús. Lo que el Resucitado explicará a los discípulos en el camino hacia Emaús es aquí una aparición visible. La Ley y los Profetas hablan con Jesús, hablan de Jesús. Sólo Lucas nos cuenta —al menos en una breve indicación— de qué hablaban los dos grandes testigos de Dios con Jesús: «Aparecieron con gloria; hablaban de su muerte, que iba a consumar en Jerusalén» (9, 31). Su tema de conversación es la cruz, pero entendida en un sentido más amplio, como el éxodo de Jesús que debía cumplirse en Jerusalén. La cruz de Jesús es éxodo, un salir de esta vida, un atravesar el «mar Rojo» de la pasión y un llegar a su gloria, en la cual, no obstante, quedan siempre impresos los estigmas. Con ello aparece claro que el tema fundamental de la Ley y los Profetas es la «esperanza de Israel», el éxodo que libera definitivamente; que, además, el contenido de esta esperanza es el Hijo del hombre que sufre y el siervo de Dios que, padeciendo, abre la puerta a la novedad y a la libertad. Moisés y Elías se convierten ellos mismos en figuras y testimonios de la pasión. Con el Transfigurado hablan de lo que han dicho en la tierra, de la pasión de Jesús; pero mientras hablan de ello con el Transfigurado aparece evidente que esta pasión trae la salvación; que está impregnada de la gloria de Dios, que la pasión se transforma en luz, en libertad y alegría.” (Benedicto XVI, Jesús de Nazaret)
—————————————————
“Yo pienso que la primera y principalísima causa de esta manifestación de Cristo, fue para con ella, demostrarnos su divinidad y consolidar nuestra fe. [...] Aquel cuyo rostro hinchado palidece en el Calvario, es el mismo que presenta un semblante resplandeciente de hermosura en el Tabor.” (Sto. Tomás de Villanueva)

San José, casto esposo de la Virgen María; intercede para obtenerme el don de la pureza. Tú que a pesar de tus inseguridades personales, supiste aceptar dócilmente el Plan de Dios tan pronto supiste de él, ayúdame a tener esa misma actitud para responder siempre y en todo lugar a lo que el Señor me pida. Varón prudente, que no te apegas a las seguridades humanas, sino que siempre estuviste abierto a responder a lo inesperado, obténme el auxilio del divino Espíritu para que viva yo también en prudente
desasimiento de las seguridades terrenales. Modelo de celo, de trabajo constante, de fidelidad silenciosa, de paternal solicitud, obténme esas bendiciones para que pueda crecer cada día más en ellas y así asemejarme, día a día, al modelo de la plena humanidad: el Señor Jesús.
· RETIROS CUARESMALES: Los martes 25 de marzo y 8 de abril desde las 9.30 a las 12.00 de la mañana.
· RETIRO DE CUARESMA PARA CATEQUISTAS: El sábado 29 de marzo por la mañana en Simat de la Valldigna.
· REZO DE LAUDES: De lunes a viernes, a las 6’30 de la mañana, se reza la oración comunitaria de Laudes en el Templo parroquial de modo solemne y cantado. Y a las 9.30 h. Oración de la mañana con Exposición del Santísimo Sacramento en la Capilla de la Comunión.
· VÍA CRUCIS: Los viernes de Cuaresma se hará el Ejercicio del Vía Crucis a las 7 tarde.
· VÍA CRUCIS ARCIPRESTAL CON JÓVENES: El viernes 4 de abril por la noche.
· VÍA CRUCIS POR LAS CALLES DEL BARRIO: el viernes 11 de abril a las 10 de la noche.
· CELEBRACIÓN DEL PERDÓN: Horario confesiones. De lunes a viernes, de 7.00 a 7.30 tarde y antes de las misas de sábado y domingo. Durante los retiros cuaresmales.
· ACTO DE LA SEMANA DE LA VIDA: El viernes 28 de marzo.
· Todos los viernes de Cuaresma son días de abstinencia de comer carne.
· CUARESMA DE CARIDAD: Como el cireneo os invitamos a aliviar el peso de la cruz de hermanos nuestros colaborando con una aportación en las diversas necesidades que aparecerán en la cruz de la entrada de la Iglesia. Muchas gracias en nombre de los que más lo necesitan.

Se están recogiendo donativos para el cambio de las lámparas del templo y la capilla a unas lámparas de menor consumo. Hasta la fecha se ha recaudado:
487 €
Pueden colaborar también haciendo sus donativos en la cuenta que la parroquia tiene en BANKIA (Paseo Germanías 82)
2038-6230-75-3000420970

Durante el tiempo de Cuaresma estamos invitados a participar en la “Misión Magníficat” promovida por nuestro Arzobispo D. Carlos. Un proyecto evangelizador y de primer anuncio que quiere poner a la Virgen María, la primera testigo del Señor, como estímulo y compañera en nuestra tarea del anuncio del Evangelio.
Por eso, en esta ocasión, las predicaciones girarán en torno a cuatro meditaciones relacionadas con la Virgen. Las tres primeras se centrarán en la Anunciación, las Bodas de Caná y María al pie de la Cruz.
En nuestra parroquia estas tres predicaciones serán los días:
 LUNES 24,
MARTES 25
y MIÉRCOLES 26 de marzo
a las 20.30 h.
a cargo de D. Jesús Amadeo Bausá, párroco de San Andrés apóstol de Miramar, que estuvo de párroco en LLombay y es gran conocedor de la figura de San Francisco de Borja.
La cuarta predicación será única para cada Vicaría, sobre la escena del Magníficat. La dará nuestro Arzobispo coincidiendo con la visita a la Vicaría de la imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados en Ondara el domingo 30 de marzo a las 5 de la tarde. El encuentro en Ondara terminará  sobre las 7.30 tarde.
Podéis reservar plaza en el autobús en la sacristía o despacho parroquial. Saldrá desde el parking de juzgados a las 15.30 h.
¡No te pierdas esta oportunidad de renovar tu fe!
Del 17 al 24 de marzo de 2014
Lunes 17.  19.30 h.: sin intención. 
Martes 18.  Por la tarde: Solemnidad de San José. 18.00 h.: Con niños. En sufragio de José Lledó Lozano. 19.30 h.: sin intención. 
Miércoles 19. Solemnidad de San José. 9.30 h.: sin intención. 11.00 h.: En sufragio de Enrique Catalá Blasco y Pepita Catalá Climent. 12.00 h.: Pro populo. 19.30 h.: sin intención. 
Jueves 20. 19.30 h.: En sufragio de los difuntos de la familia Espí—Sanchis. 
Viernes 21. 19.30 h.: sin intención. 
Sábado 22. Por la tarde: Segundo 
Domingo de Cuaresma. 18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: sin intención. 21.00 h.: sin intención. Domingo 23. Segundo Domingo de Cuaresma.  9.30 h.: sin intención. 11.00 h.: sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: En sufragio de José Antonio Cabanilles.