11 de enero de 2014

Domingo 12 de enero de 2014. BAUTISMO DEL SEÑOR.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 12 de Enero de 2014 
       Entrar en el río de la alegría
 “¿Por qué no entrar también nosotros en ese río de alegría?” (La Alegría del Evangelio (AE) 5). Con esta pregunta el Papa nos invita a entrar en la alegría de los discípulos, la alegría de quien ha recibido el evangelio dejando de lado el ser cristianos con cara de funeral o que son como una Cuaresma sin Pascua.
Celebramos hoy la Fiesta del Bautismo del Señor. El Bautismo es ese río de alegría que brota del corazón de Cristo resucitado (AE 2). Igual que Cristo fue sumergido en el Jordán nosotros somos sumergidos en la alegría y la caridad de Cristo. Nuestra alegría cristiana bebe de la fuente de su corazón rebosante (AE 5) ante la certeza de ser infinitamente amado.
Jesús se bautizó por Juan aceptando ser sumergido en la muerte con la que abriría para nosotros este río de alegría. Es un mismo el movimiento de amor y humildad que mueve a Jesús: aceptar la encarnación en el seno de María, rebajarse a la condición de siervo, vivir la vida oculta en el seno de la Familia de Nazaret, someterse a la muerte de cruz cargando sobre sí los pecados de todos los hombres… todo ello es aceptar la justicia de Dios, su voluntad, que es que todos se salven, es decir, que puedan participar de la relación de amor del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, de ser insertados en este intercambio de amor recíproco que existe en Dios Trinidad. Esa relación es como un río de amor y vida y alegría eterna en el que Jesús nos invita a participar.
En la expresión del Padre a Jesús: “Tú eres mi hijo amado” está todo. Nosotros entramos en el río de esta relación de amor del Padre al Hijo al estar unidos al Hijo.
Es nuestro deseo que el bautismo recibido nos moje. Algunos han podido dejar su bautismo encerrado en una botella de plástico. Es nuestro deseo que dejemos que fluya el agua del amor de Dios. Que nos dejemos mojar por este amor, que dejemos que la fuente del agua viva te encuentre y te empape, que el río de la alegría penetre en los poros de tu vida para que sea su amor, vida y alegría la que mueva nuestras vidas.
Con este motivo la Parroquia ofrece unas catequesis para jóvenes y adultos que comenzarán el martes a las 21.30 horas. Os invitamos a traer vuestra botellita de agua. Nosotros os ayudaremos a quitar el tapón y que fluya el río de la alegría que se nos dio en el bautismo. Si alguno no tiene botellita aquí le daremos una fuente.
Jesús, vuestro párroco
Lectura del santo evangelio según san Mateo       3, 13-17

En aquel tiempo, fue Jesús de Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara. Pero Juan intentaba disuadirlo, diciéndole: - «Soy yo el que necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?»
Jesús le contestó: - «Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así todo lo que Dios quiere. »
Entonces Juan se lo permitió. Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrió el cielo y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él. Y vino una voz del cielo que decía: - «Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto.»
Palabra del Señor.
Según el relato del evangelista san Mateo (3, 13-17), Jesús fue de Galilea al río Jordán para que lo bautizara Juan; de hecho, acudían de toda Palestina para escuchar la predicación de este gran profeta, el anuncio de la venida del reino de Dios, y para recibir el bautismo, es decir, para someterse a ese signo de penitencia que invitaba a convertirse del pecado. Aunque se llamara bautismo, no tenía el valor sacramental del rito que celebramos hoy; como bien sabéis, con su muerte y resurrección Jesús instituye los sacramentos y hace nacer la Iglesia. El que administraba Juan era un acto penitencial, un gesto que invitaba a la humildad frente a Dios, invitaba a un nuevo inicio: al sumergirse en el agua, el penitente reconocía que había pecado, imploraba de Dios la purificación de sus culpas y se le enviaba a cambiar los comportamientos equivocados, casi como si muriera en el agua y resucitara a una nueva vida. Por esto, cuando Juan Bautista ve a Jesús que, en fila con los pecadores, va para que lo bautice, se sorprende; al reconocer en él al Mesías, al Santo de Dios, a aquel que no tenía pecado, Juan manifiesta su desconcierto: él mismo, el que bautizaba, habría querido hacerse bautizar por Jesús. Pero Jesús lo exhorta a no oponer resistencia, a aceptar realizar este acto, para hacer lo que es conveniente para «cumplir toda justicia». Con esta expresión Jesús manifiesta que vino al mundo para hacer la voluntad de Aquel que lo mandó, para realizar todo lo que el Padre le pide; aceptó hacerse hombre para obedecer al Padre. Este gesto revela ante todo quién es Jesús: es el Hijo de Dios, verdadero Dios como el Padre; es aquel que «se rebajó» para hacerse uno de nosotros, aquel que se hizo hombre y aceptó humillarse hasta la muerte de cruz (cf. Flp 2, 7). El bautismo de Jesús, que hoy recordamos, se sitúa en esta lógica de la humildad y de la solidaridad: es el gesto de quien quiere hacerse en todo uno de nosotros y se pone realmente en la fila con los pecadores; él, que no tiene pecado, deja que lo traten como pecador (cf. 2 Co 5, 21), para cargar sobre sus hombros el peso de la culpa de toda la humanidad, también de nuestra culpa.
Es el «siervo de Dios» del que nos habló el profeta Isaías en la primera lectura (cf. 42, 1). Lo que dicta su humildad es el deseo de establecer una comunión plena con la humanidad, el deseo de realizar una verdadera solidaridad con el hombre y con su condición. El gesto de Jesús anticipa la cruz, la aceptación de la muerte por los pecados del hombre. Este acto de anonadamiento, con el que Jesús quiere uniformarse totalmente al designio de amor del Padre y asemejarse a nosotros, manifiesta la plena sintonía de voluntad y de fines que existe entre las personas de la santísima Trinidad. Para ese acto de amor, el Espíritu de Dios se manifiesta como paloma y baja sobre él, y en aquel momento el amor que une a Jesús al Padre se testimonia a cuantos asisten al bautismo, mediante una voz desde lo alto que todos oyen. El Padre manifiesta abiertamente a los hombres —a nosotros— la comunión profunda que lo une al Hijo: la voz que resuena desde lo alto atestigua que Jesús es obediente en todo al Padre y que esta obediencia es expresión del amor que los une entre sí. Por eso, el Padre se complace en Jesús, porque reconoce en las acciones del Hijo el deseo de seguir en todo su voluntad: «Este es mi Hijo amado, en quien me complazco» (Mt 3, 17). Y esta palabra del Padre alude también, anticipadamente, a la victoria de la resurrección y nos dice cómo debemos vivir para complacer al Padre, comportándonos como Jesús. (Benedicto XVI. 9 de enero de 2011).
Señor Jesús, que por el bautismo fuimos sumergidos en tu muerte para que nuestro “yo” pudiera abrirse a una relación de amor más grande. Te bendecimos y damos gracias porque con el bautismo nos has dado una Vida Nueva en la que hemos renacido para seguirte dondequiera que vayas.
Tú nos has incorporado a Ti, nos has tocado con tu gracia, has sanado nuestras heridas, nos has transformado radicalmente haciéndonos hijos adoptivos de tu Padre, partícipes de tu misma naturaleza, ciudadanos del cielo, modificando todas nuestras relaciones, nuestra forma de estar en el mundo, abriéndonos a una vida de comunión y de alegría. Te damos gracias por el catecumenado postbautismal que nos permite redescubrir la riqueza del bautismo que nos salva, y de la sangre con la que henos sido redimidos. Ayúdanos a no mantener estancada el agua del bautismo. Más bien que fluya en nuestras vidas, las limpie y purifique y alegre la ciudad de Dios con el correr de sus agua en el testimonio de los cristianos. (Inspirado en Papa Francisco. Lumen Fidei 42)

Los martes y viernes a las 9.30 noche, entrando por la calle Ciudad de Laval 29 a partir del 14 de enero. Habrá servicio de guardería para los que tengan niños pequeños.
1. En el despacho parroquial podrán adquirir la exhortación apostólica del Papa Francisco “La alegría del Evangelio”.
2. Se reanudan todas las actividades parroquiales formativas: los lunes a las 8 noche formación arciprestal de catequistas y a las 9.30 noche la formación de familias misioneras; los martes y viernes a las 9.30 noche catequesis de jóvenes y adultos; los jueves a las 8 noche las clases del Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas; los sábados Cursillo para Monitor de Centro de Vacaciones y Cursillo del Buen Pastor (la próxima sesión será el sábado 18).
3. El lunes a las 10.30 h. reunión del Equipo de Pastoral de la Salud.
4. El mismo lunes a las 20.30 h. se reunirá el grupo del Itinerario Diocesano de Renovación y el Grupo de Oración.
5. El mismo lunes a las 9 de la noche en la Parroquia de Santa María Magdalena de Beniopa comienza los cursillos prematrimoniales que seguirán los lunes y jueves siguientes hasta un total de diez sesiones.
6. El martes 14 de enero a las 20.15 h. se reunirá el grupo Descanso.
7. El viernes 17 y sábado 18 los jóvenes de confirmación tendrán una convivencia en la Casa de Espiritualidad Bellavista que está en el Real de Gandía.

 
Queridos hermanos: las colectas que se han realizado para otras entidades en el año 2013 han sido:
Infancia Misionera: 126 €
Manos Unidas: 820 €                              Seminario: 337 €
Santos Lugares:473 €                             Nuevos Templos: 321 €
Cáritas Diocesana Corpus: 561 €                  Óbolo de S. Pedro: 271 €
Domund: 1.339 €                                       Iglesia Diocesana: 251 €
Total: 4.499 €

…………………………………………………………………………………….
Por otro lado durante la campaña de Adviento Navidad se han recaudado las siguientes cantidades:
Concierto benéfico de Navidad: 971 €; aportación por los calendarios: 1.034,66 €; Venta de coronas de adviento, plantas de Navidad y evangelios 2014: 507,27 €
Total: 2.512,93 €
…………………………………………………………………………………….
Se ha conseguido pagar cada mes durante el año 2013 el montante de 2.700 € a las entidades bancarias por el crédito y la hipoteca por la compra y las obras en los locales sitos en Ciudad de Laval 30. En estos locales se realizan diversas actividades como puede ser el curso de monitor de Centro de vacaciones, las clases del Instituto de Ciencias religiosas, la formación arciprestal de catequistas, la formación de familias misioneras, además de la acogida de Cáritas parroquial, la catequesis del Buen Pastor y celebraciones diversas.
Damos las gracias a los feligreses por el esfuerzo realizado y por la generosidad manifestada. Animamos a mantener la ayuda durante este año 2014. Con pequeños pocos se está haciendo mucho. Puede colaborar de muchas formas. Una de ellas es por medio de algún donativos en en la cuenta que la parroquia tiene en BANKIA (Paseo Germanías 82)
2038-6230-75-3000420970

QUE EL SEÑOR LE BENDIGA
Del 13 al 19 de Enero de 2014
Lunes 13.  19.30 h.: En sufragio de: Rafael Matoses y Dolores Martínez. 
Martes 14. Fiesta de San Juan de Ribera. 19.30 h.: Sin intención. 
Miércoles 15. 19.30 h.: Sin intención. 
Jueves 16. 19.30 h.: En sufragio de: Estanislao Estrugo Castillo. 
Viernes 17. San Antonio Abad. 19.30 h.: Sin intención.
Sábado 18. 18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: Sin intención. 21.00 h.: Sin intención. 
Domingo 19. 9.30 h.: Sin intención. 11.00 h.: Sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: Sin intención.


-------------------------- --- ----------------------
Hoja Parroquial en formato pdf

Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil y tablet escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" que podrás encontrar en tu "App Store" y "Google Play".