30 de noviembre de 2013

Domingo 1 de Diciembre de 2013. 1 ADV A

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 1 de Diciembre de 2013  
Queridos hermanos:
Empezamos el tiempo de Adviento con un nuevo año litúrgico, el ciclo A. En este ciclo, las lecturas de esta semana nos hablan principalmente de una de las características de este tiempo: la vigilancia. Decía Sta. Teresa de Jesús: “Espera, espera, que no sabes cuándo vendrá el día ni la hora. Vela con cuidado, que todo se pasa con brevedad, aunque tu deseo hace lo cierto dudoso, y el tiempo breve largo. Mira que mientras más peleares, más mostrarás el amor que tienes a tu Dios y más te gozarás con tu Amado con gozo y deleite que no puede tener fin.
Ante esto Dios nos está advirtiendo implícitamente de que podemos caer en la desesperanza, que puede estar basada en el hecho de dudar en la infinita bondad de Dios. En este tiempo de Adviento, la desesperación la encontramos en nuestra vida cotidiana cuando no hay un verdadero deseo de Dios, y existe una cierta pereza o un pasotismo hacia las cosas divinas porque las cosas materiales atraen más al hombre, por lo que su sed nunca termina, nunca se sacia.
Pero también hay otro peligro: la presunción. ¿Cuándo caemos en este pecado? El presuntuoso vive en una especie de seguridad ingenua pues cree que todo ya se lo han concedido y, por tanto, no necesita nada; piensa que todo le es debido y niega la necesidad de la conversión para alcanzar la gracia de la salvación.
Con Cristo ya se nos ha sido otorgada la salvación, pero todavía no en plenitud. Estos pecados, la desesperación y la presunción, entran en un equilibrio en la vida del hombre: pensar que no ha llegado la salvación en Cristo y vivir en el orgullo.
Así pues, como decía Sta. Teresa: “la vida es una mala noche en una mala posada, que a pesar de dormir mal, o no dormir es solamente una noche”. El Adviento es breve, de ahí que tengamos que luchar, velar, esperar la llegada del Salvador. Que nuestra Madre, la Virgen María, que esperó el nacimiento de su Hijo con una ferviente alegría nos ayude a mantener encendidas las lámparas de la fe, para que cuando llegue nuestro Señor Jesucristo seamos partícipes de esa gran noticia: “Os anunciamos una alegría: hoy, en la ciudad de David, os ha nacido el Mesías, el Señor.”
Arturo, vuestro vicario
Lectura del santo evangelio según san Mateo 24, 37‑44

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

‑ «Cuando venga el Hijo del hombre, pasará como en tiempo de Noé. Antes del diluvio, la gente comía y bebía y se casaba, hasta el día en que Noé entró en el arca; y cuando menos lo esperaban llegó el diluvio y se los llevó a todos; lo mismo sucederá cuando venga el Hijo del hombre:

Dos hombres estarán en el campo: a uno se lo llevarán y a otro lo dejarán; dos mujeres estarán moliendo: a una se la llevarán y a otra la dejarán. Por tanto, estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor.

Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora de la noche viene el ladrón, estaría en vela y no dejaría abrir un boquete en su casa. Por eso, estad también vosotros preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre.»

Palabra del Señor.

 
El glorioso advenimiento de Cristo,
esperanza de Israel

673           Desde la Ascensión, el advenimiento de Cristo en la gloria es inminente (cf Ap 22, 20) aun cuando a nosotros no nos "toca conocer el tiempo y el momento que ha fijado el Padre con su autoridad" (Hch 1, 7; cf. Mc 13, 32). Este advenimiento escatológico se puede cumplir en cualquier momento (cf. Mt 24, 44: 1 Te 5, 2), aunque tal acontecimiento y la prueba final que le ha de preceder estén "retenidos" en las manos de Dios (cf. 2 Te 2, 3-12).

674           La Venida del Mesías glorioso, en un momento determinad o de la historia se vincula al reconocimiento del Mesías por "todo Israel" (Rm 11, 26; Mt 23, 39) del que "una parte está endurecida" (Rm 11, 25) en "la incredulidad" respecto a Jesús (Rm 11, 20). (...)  La entrada de "la plenitud de los judíos" (Rm 11, 12) en la salvación  mesiánica, a continuación de "la plenitud de los gentiles (Rm 11, 25; cf. Lc 21, 24), hará al Pueblo de Dios "llegar a la plenitud de Cristo" (Ef 4, 13) en la cual "Dios será todo en nosotros" (1 Co 15, 28).
“El Adviento es, por excelencia, el tiempo de la esperanza. Cada año, esta actitud fundamental del espíritu se renueva en el corazón de los cristianos que, mientras se preparan para celebrar la gran fiesta del nacimiento de Cristo Salvador, reavivan la esperanza de su vuelta gloriosa al final de los tiempos. La primera parte del Adviento insiste precisamente en la parusía, la última venida del Señor. (…) La esperanza verdadera y segura está fundamentada en la fe en Dios Amor, Padre misericordioso, que «tanto amó al mundo que le dio a su Hijo unigénito» (Jn 3, 16), para que los hombres, y con ellos todas las criaturas, puedan tener vida en abundancia (cf. Jn 10, 10). El Adviento es tiempo favorable para redescubrir una esperanza no vaga e ilusoria, sino cierta y fiable, por estar «anclada» en Cristo, Dios hecho hombre, roca de nuestra salvación. (…) Dios conoce el corazón del hombre. Sabe que quien lo rechaza no ha conocido su verdadero rostro; por eso no cesa de llamar a nuestra puerta, como humilde peregrino en busca de acogida. El Señor concede un nuevo tiempo a la humanidad precisamente para que todos puedan llegar a conocerlo. Este es también el sentido de un nuevo año litúrgico que comienza: es un don de Dios, el cual quiere revelarse de nuevo en el misterio de Cristo, mediante la Palabra y los sacramentos. Mediante la Iglesia quiere hablar a la humanidad y salvar a los hombres de hoy. Y lo hace saliendo a su encuentro, para «buscar y salvar lo que estaba perdido» (Lc 19, 10). Desde esta perspectiva, la celebración del Adviento es la respuesta de la Iglesia Esposa a la iniciativa continua de Dios Esposo, «que es, que era y que viene» (Ap 1, 8). A la humanidad, que ya no tiene tiempo para él, Dios le ofrece otro tiempo, un nuevo espacio para volver a entrar en sí misma, para ponerse de nuevo en camino, para volver a encontrar el sentido de la esperanza. He aquí el descubrimiento sorprendente: mi esperanza, nuestra esperanza, está precedida por la espera que Dios cultiva con respecto a nosotros. Sí, Dios nos ama y precisamente por eso espera que volvamos a él, que abramos nuestro corazón a su amor, que pongamos nuestra mano en la suya y recordemos que somos sus hijos. Esta espera de Dios precede siempre a nuestra esperanza.” (Benedicto XVI, 1 de diciembre de 2007).

LA CORONA DE ADVIENTO EN CASA

Es una buena forma de vivir en casa este tiempo de preparación a la Navidad. Consiste en una corona de ramas verdes (sin flores) en la que se fijan cuatro velas vistosas. El primer domingo de Adviento (y durante la semana primera) se enciende una vela de la corona; el segundo domingo (es decir, la segunda semana), dos; el tercero, tres velas; el cuarto, las cuatro. Así se va señalando el paso de las semanas hasta la Navidad. Colocada en el lugar de oración, puede servir para los diversos momentos de oración familiar que tengáis durante el día o la semana. En la parroquia podéis obtener una sencilla corona de cera, así como unas orientaciones para la oración en casa.
 

La alegría del Evangelio es el título de la Exhortación apostólica en la que el Papa Francisco recoge la riqueza de los trabajos del Sínodo dedicado a “La nueva evangelización para la transmisión de la fe” celebrado del 7 al 28 de octubre de 2012. El Papa invita a “recuperar la frescura original del Evangelio”, encontrando “nuevos caminos” y “métodos creativos”, a no encerrar a Jesús en nuestros “esquemas aburridos”. Es necesaria “una conversión pastoral y misionera, que no puede dejar las cosas como están” y una “reforma de estructuras” eclesiales para que “todas ellas se vuelvan más misioneras”. Signo de la acogida de Dios es “tener templos con las puertas abiertas en todas partes” para que todos los que buscan no se encuentren “con la frialdad de unas puertas cerradas”. “Tampoco las puertas de los sacramentos deberían cerrarse por una razón cualquiera”, así, la Eucaristía “no es un premio para los perfectos sino un generoso remedio y un alimento para los débiles. Estas convicciones también tienen consecuencias pastorales que estamos llamados a considerar con prudencia y audacia”. El Papa reitera que prefiere una Iglesia “herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia... preocupada por ser el centro y que termine clausurada en una maraña de obsesiones y procedimientos. Si algo debe inquietarnos santamente... es que tantos hermanos nuestros vivan” sin la amistad de Jesús.

El Papa indica las “tentaciones de los agentes pastorales”: individualismo, crisis de identidad, caída del fervor.“La mayor amenaza” es “el gris pragmatismo de la vida cotidiana de la Iglesia en el cual aparentemente todo procede con normalidad, pero en realidad la fe se va desgastando”. Exhorta a no dejarse vencer por un “pesimismo estéril” y a ser signos de esperanza poniendo en marcha “la revolución de la ternura”.

Para leer el texto completo en castellano de la exhortación apostólica “Evangelii Gaudium”: http://www.vatican.va/phome_sp.htm

ORACIÓN COMUNITARIA

- Oración de la mañana: De lunes a viernes, (excepto el 6 de diciembre), a las 6.30 de la mañana y a las 9.30 de la mañana con Exposición del Santísimo Sacramento.

RETIROS DE MEDITACIÓN Y ORACIÓN

- Retiros de Adviento: Arciprestal de catequistas: domingo 14 de diciembre de 10.00 a 13.30 h. en el Colegio Calderón del Grau de Gandía. Parroquiales: los martes 10 y 17 de diciembre de 9.30 h. a 12.00 h.

CELEBRACIÓN DEL PERDÓN

- Horario confesiones durante el tiempo de Adviento: De lunes a sábado de 7.00 a 7.30 tarde. Viernes de 10.30 a 11.30 h. Domingos: 9.15 h.; 10.45 h.; 11.45 h.; 19.15 h.

- Celebración comunitaria del Perdón: miércoles 18 de diciembre a las 20.30 h.

LIMOSNA PENITENCIAL

Durante el tiempo de adviento las limosnas y donativos penitenciales (fruto de la conversión y el Sacramento del Perdón), irá destinadas a Cáritas parroquial.

CAMPAÑA DEL BOTE O DEL KILO

En todas las misas del tiempo de Adviento, durante la presentación de ofrendas y la colecta, se podrán ofrecer botes o kilos de alimentos no perecederos para el Economato Interparroquial que serán depositados al pie del altar.

SEGUNDO DOMINGO DE MES

La colecta del sábado 7 y domingo 8 irá destinada, la mitad a Cáritas parroquial y la otra mitad a los damnificados de Filipinas.

FELICITACIONES DE LOS NIÑOS PARA LOS NECESITADOS

Los niños que lo deseen pueden realizar una tarjeta de felicitación navideña que será entregada por el Equipo de Cáritas a los más necesitados en este tiempo de Adviento—Navidad.

De esta forma colaboramos con los más necesitados. Con ayuda de la gracia construimos espacios de esperanza, de vida, justicia y fraternidad.

El sábado 14 de diciembre comenzará el curso de monitor de tiempo libre a cargo de la Escuela ETELL de Cáritas Diocesana en los locales parroquiales. Contacto: D. Arturo.
1. El lunes 2 de diciembre se reunirá el Equipo de Formación a las 8.00 noche para preparar la Semana de la Familia.
2. El lunes 2 de diciembre continuará el curso parroquial de Familias Misioneras impartido por la Comisión Diocesana de Familia y Defensa de la Vida a las 21.30 h. en los locales parroquiales de Ciudad de Laval. Animamos a los matrimonios de la parroquia a realizar este curso que tanto bien puede hacer a las familias.
3. El miércoles 4 de diciembre a las 17.30 será la oración mensual organizada por el Equipo de Cáritas.
4. Todos los miércoles ensayaremos un canto de la eucaristía después de la misa de 7.30 tarde.
5. El jueves 5 de diciembre después de la misa de 7.30 tarde será la Adoración del santísimo Sacramento.
6. El viernes 6 de diciembre el grupo Anatolé hace una excursión a la población de Oliva para visitar la Iglesia de la Mare de Dèu del Rebollet, la parroquia de San Roque, la de Santa María y la comunidad de las Clarisas. Comeremos en los locales parroquiales de Santa María. Nos podrán acompañar las familias y todo el que lo desee. La salida será desde el Parking de juzgados a las 8.45 h. Saldremos de Oliva a las 5 tarde.
7. El sábado 7 de diciembre a las 11.00 de la mañana habrá reunión de la comisión arciprestal de Pastoral de la Salud en la Parroquia de Cristo Rey.
8. El sábado 7 de diciembre a las 20.45 h. será la Vigilia arciprestal de la Inmaculada que comenzará en la Parroquia de San José de Tavernes de la Valldigna. En motivo de esta Vigilia se suprime la Eucaristía de las 21.00 h. del sábado día 7.
9. La reliquia de S. Francisco de Borja, Patrón de Gandía y Titular de nuestra parroquia, está visitando los hogares de la parroquia. Los interesados en tener la reliquia en su casa pónganse en contacto con D. Jesús o D. Arturo.
10. En el despacho parroquial podrán adquirir el Evangelio 2014 para la oración personal diaria, así como la Corona de Adviento para la oración en casa.
Del 2 al 8 de diciembre de 2013
Lunes 2. 19.30 h.: En sufragio de los difuntos de la familia Ferrer—Puig. 
Martes 3. S. Francisco Javier. 19.30 h.: En sufragio de Rogelio Roselló. 
Miércoles 4. 19.30 h.: En sufragio de Octavio Monllor Colomina. 
Jueves 5. 19.30 h.: En sufragio de Casimiro Domínguez Buendía y difuntos familia. 
Viernes 6. 19.30 h.: sin intención. 
Sábado 7. INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA. 18.00 h.: Con niños. En sufragio de los difuntos de la familia García—Estruch. 19.30 h.: En sufragio de Vicente Cabrera y Asunción Romero. 
Domingo 8. INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA. 9.30 h.: sin intención. 11.00 h.: sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: sin intención.

-------------------------- --- ----------------------
Hoja Parroquial en formato pdf

Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil, escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" de tu móvil.