15 de septiembre de 2012

Domingo 16 de septmiembre de 2012. XVIV TO B

 
HOJA
PARROQUIAL
 
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com
 
Domingo 16 de septiembre de 2012.
 

                  Queridos hermanos:

clip_image002El Evangelio de este domingo llega a la mitad del Evangelio de San Marcos. Hay un antes y un después de este texto en que San Pedro confiesa la fe en Jesucristo como el Mesías. A partir de esta confesión de fe comienza la instrucción de Jesús. Podríamos decir que todo lo anterior eran preparativos para esta instrucción: la revelación de que el Hijo de Dios asumirá la condición del siervo que sufre. Ante el rechazo y la falta de inteligencia de los discípulos, Jesús nos da unas palabras clave para desarrollar esta fe confesada por Pedro: «El que quiera venirse conmigo, que se niegue a si mismo, que cargue con su cruz y me siga. … el que pierda su vida por mí y por el Evangelio…” Por mi y por el Evangelio.

Preferirle a Él antes que a nada ni nadie. Seguirle a Él. Relacionarnos con Él, unirnos a Él. Jesús está relacionando fe y seguimiento. (cf. Benedicto XVI. Homilía JMJ Madrid 2011). Pero ¿hasta dónde? ¿Hasta donde está dispuesto a llegar nuestro seguimiento de Cristo? En su último telegrama enviado a la Priora de Echt, antes de ser llevada a Auschwitz, Santa Edith Stein (Teresa Benedicta de la Cruz), decía: "No se puede adquirir la ciencia de la Cruz más que sufriendo verdaderamente el peso de la cruz. Desde el primer instante he tenido la convicción íntima de ello y me he dicho desde el fondo de mi corazón: Salve, Oh Cruz, mi única esperanza".

Este querer seguir a Jesús, este negarse a uno mismo, este cargar con la cruz, se puede realizar en las pequeñas cosas de la vida cotidiana, como nos propone San Luis María Grignion de Montfort: “Actuad, pues, como el comerciante en su mostrador, y sacad provecho de todo: no desperdiciéis ni la menor partícula de la verdadera Cruz, aunque sólo sea la picadura de un mosquito o de un alfiler, la dificultad de un vecino, la pequeña injuria de un desprecio, la pérdida mínima de un dinero, un ligero malestar del ánimo, un cansancio pasajero del cuerpo, un dolorcillo en uno de vuestros miembros, etc. Sacad provecho de todo, como el que atiende su comercio, y así como él se hace rico ganando centavo a centavo en su mostrador, así muy pronto vendréis vosotros a ser ricos según Dios. A la menor contrariedad que os sobrevenga, decid: «¡Bendito sea Dios! ¡Gracias, Dios mío!». Y guardad en seguida en la memoria de Dios, que viene a ser vuestra alcancía, la cruz que acabáis de ganar. Y después ya no os acordéis más de ella, si no es para decir: «¡Mil gracias, Señor!» o «¡Misericordia!» (Carta a los Amigos de la Cruz).

 Jesús, vuestro párroco

 


+ Lectura del santo evangelio según san Marcos 8, 27-35

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se dirigieron a las aldeas de Cesarea de Felipe; por el camino, preguntó a sus discípulos: — «¿Quién dice la gente que soy yo?» Ellos le contestaron: — «Unos, Juan Bautista; otros, Elías; y otros, uno de los profetas.» Él les preguntó: — «Y vosotros, ¿quién decís que soy?» Pedro le contestó: — «Tú eres el Mesías.» Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie.

Y empezó a instruirlos:

—«El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, tiene que ser condenado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar a los tres días.»

Se lo explicaba con toda claridad. Entonces Pedro se lo llevó aparte y se puso a increparlo. Jesús se volvió y, de cara a los discípulos, increpó a Pedro: — «¡Quítate de mi vista, Satanás! ¡Tú piensas como los hombres, no como Dios!» Después llamó a la gente y a sus discípulos, y les dijo: — «El que quiera venirse conmigo, que se niegue a si mismo, que cargue con su cruz y me siga. Mirad, el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mí y por el Evangelio la salvará.»

Palabra del Señor.


LA CONFESIÓN DE FE DE PEDRO

552  En el colegio de los doce Simón Pedro ocupa el primer lugar (cf. Mc 3, 16; 9, 2; Lc 24, 34; 1 Co 15, 5). Jesús le confía una misión única. Gracias a una revelación del Padre, Pedro había confesado: "Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo". (...) Pedro, a causa de la fe confesada por él, será la roca inquebrantable de la Iglesia. Tendrá la misión de custodiar esta fe ante todo desfallecimiento y de confirmar en ella a sus hermanos (cf. Lc 22, 32).

 

153  Cuando San Pedro confiesa que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios vivo, Jesús le declara que esta revelación no le ha venido "de la carne y de la sangre, sino de mi Padre que está en los cielos" (Mt 16,17; cf. Ga 1,15; Mt 11,25). La fe es un don de Dios, una virtud sobrenatural infundida por él,

 

424  Movidos por la gracia del Espíritu Santo y atraídos por el Padre nosotros creemos y confesamos a propósito de Jesús: "Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo" (Mt 16, 16). Sobre la roca de esta fe, confesada por San Pedro, Cristo ha construido su Iglesia (cf. Mt 16, 18; San León Magno, serm. 4, 3;51, 1;62, 2;83, 3).

JESÚS ANUNCIA LA PASIÓN

Y LOS DISCÍPULOS NO LE ENTIENDEN

 

554  A partir del día en que Pedro confesó que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios vivo, el Maestro "comenzó a mostrar a sus discípulos que él debía ir a Jerusalén, y sufrir... y ser condenado a muerte y resucitar al tercer día" (Mt 16, 21): Pedro rechazó este anuncio (cf. Mt 16, 22-23), los otros no lo comprendieron mejor (cf. Mt 17, 23; Lc 9, 45).

 

440  Jesús acogió la confesión de fe de Pedro que le reconocía como el Mesías anunciándole la próxima pasión del Hijo del Hombre (cf. Mt 16, 23). Reveló el auténtico contenido de su realeza mesiánica en la identidad transcendente del Hijo del Hombre "que ha bajado del cielo" (Jn 3, 13; cf. Jn 6, 62; Dn 7, 13) a la vez que en su misión redentora como Siervo sufriente: "el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos" (Mt 20, 28; cf. Is 53, 10-12). Por esta razón el verdadero sentido de su realeza no se ha manifestado más que desde lo alto de la Cruz (cf. Jn 19, 19-22; Lc 23, 39-43).

 

CRISTO NO CEDIÓ A LA TENTACIÓN DE PEDRO.

BUSCÓ HACER LA VOLUNTAD DEL PADRE

 

Toda la vida de Cristo es ofrenda al Padre

 

606   El Hijo de Dios "bajado del cielo no para hacer su voluntad sino la del Padre que le ha enviado" (Jn 6, 38), "al entrar en este mundo, dice: ... He aquí que vengo ... para hacer, oh Dios, tu voluntad ... (…)  El sacrificio de Jesús "por los pecados del mundo entero" (1 Jn 2, 2), es la expresión de su comunión de amor con el Padre: "El Padre me ama porque doy mi vida" (Jn 10, 17). "El mundo ha de saber que amo al Padre y que obro según el Padre me ha ordenado" (Jn 14, 31).

 

607   Este deseo de aceptar el designio de amor redentor de su Padre anima toda la vida de Jesús (cf. Lc 12,50; 22, 15; Mt 16, 21-23) porque su Pasión redentora es la razón de ser de su Encarnación: (…) "El cáliz que me ha dado el Padre ¿no lo voy a beber?" (Jn 18, 11).

 

«Si alguno quiere venirse conmigo». Si alguno quiere configurarse a Jesucristo crucificado, llevando su cruz. (…): aquel que tenga una voluntad sincera, una voluntad firme y determinada, no ya por naturaleza, costumbre o amor propio, por interés o respeto humano, sino por una gracia victoriosa del Espíritu Santo. (…) Sabedlo bien, queridos Amigos de la Cruz: aquellos de entre vosotros que no tengan esta determinación andan sólo con un pie, vuelan sólo con un ala. (…) Si alguno quiere venirse conmigo, que tanto me humillé (cf.Flp 2,6-8) y que me anonadé tanto que llegué a «parecer un gusano, y no un hombre» (Sal 21,7); conmigo, que no vine al mundo sino para abrazar la Cruz.

«Que se niegue a sí mismo». El que quiera, pues, venirse conmigo, así anonadado y crucificado, debe, a imitación de mí, no gloriarse sino en la pobreza, en las humillaciones y en los sufrimientos de mi Cruz: «que se niegue a sí mismo».

¡Lejos de los Amigos de la Cruz esos que sufren con orgullo, esos sabios según el siglo, esos grandes genios y espíritus fuertes, que están rellenos e hinchados con sus propias luces y talentos! ¡Lejos de aquí esos grandes charlatanes, que hacen mucho ruido y que no dan más fruto que el de su vanidad! ¡Lejos de aquí los devotos soberbios, que hacen resonar en todas partes aquel «no soy como los demás» del orgulloso Lucifer (Lc 18,11); que no aguantan que les censuren, sin excusarse; que los ataquen, sin defenderse; que los humillen, sin ensalzarse!

«Que cargue con su cruz», con la suya propia. (… ) -su cruz, la que le he fabricado con un trozo de la que llevé sobre el Calvario, como expresión del amor infinito que le tengo; -su cruz, que es el mayor regalo que puedo yo hacer a mis elegidos en esta tierra; (…) «Que la cargue», no que la arrastre, ni que la rechace o la recorte o la oculte.

«Y que me siga» (…) Tened mucho cuidado de creer, como los devotos orgullosos y engreídos, que vuestras cruces son grandes, que no son sino pruebas de vuestra fidelidad, y testimonios de un amor singular de Dios hacia vosotros. Esta trampa del orgullo espiritual es sumamente sutil y delicada, pero está llena de veneno. Pensad más bien: que vuestro orgullo y delicadeza os hacen tomar como postes lo que no son más que pajas, como heridas las picaduras, como elefantes los ratones, como atroces injurias y abandono cruel una palabrita que se lleva el viento, en realidad una nadería”. (San Luis María Grignion de Montfort, Carta a los Amigos de la Cruz).

 


“¡Tarde te amé, Hermosura tan antigua y tan nueva, tarde te amé! Y tú estabas dentro de mí y yo afuera, y así por fuera te buscaba; y, deforme como era, me lanzaba sobre estas cosas hermosas que tú creaste. Tú estabas conmigo, mas yo no estaba contigo. Reteníanme lejos de ti aquellas cosas que, si no estuviesen en ti, no existirían. Me llamaste y clamaste, y quebrantaste mi sordera; brillaste y resplandeciste, y curaste mi ceguera; exhalaste tu perfume y lo aspiré, y ahora te anhelo; gusté de ti, y ahora siento hambre y sed de ti; me tocaste, y deseé con ansia la paz que procede de ti”. (Confesiones de san Agustín)

 

Vida de San Juan de Ávila II

En 1531 es denunciado a la Inquisición de Sevilla con la acusación de haber sustentado proposiciones sospechosas en sus predicaciones de Écija y Alcalá de Guadaira. Recluido en las cárceles inquisitoriales, se dedica a orar; allí redacta la primera versión del Audi, filia. El 16 junio de 1533 emiten su voto los inquisidores con sentencia absolutoria, que se hace pública el 5 de julio. Predica con notable éxito ante los inquisidores en la Colegiata de El Salvador de Sevilla.

Entre 1534-1535 se traslada a Córdoba, donde era Obispo fray Juan Álvarez de Toledo, O.P., y allí se incardina. Conoce a fray Luis de Granada, e Inician una profunda y duradera amistad.

 


EL CORAZÓN DE LA EVANGELIZACIÓN: EL ENCUENTRO CON JESUCRISTO I

Dentro del Instrumentum Laboris para el Sínodo de los Obispos el primer capítulo “está dedicado al redescubrimiento del corazón de la evangelización, es decir, a la experiencia de la fe cristiana: el encuentro con Jesucristo, Evangelio de Dios Padre para el hombre, que nos transforma, nos reúne y nos hace entrar, gracias al don del Espíritu, en una nueva vida de la cual tenemos una experiencia ya en el tiempo presente, precisamente al sentirnos congregados en la Iglesia. Por esta nueva vida nos sentimos impulsados con alegría por los caminos del mundo, en la esperanza del cumplimiento del Reino de Dios, testigos y anunciadores gozosos del don recibido”. (IL 17)

 


1. La matriculación para la catequesis será de lunes a viernes y de 6 a 7 tarde del 17 al 28 de septiembre en los locales parroquiales.

2. El domingo 16 de septiembre a las 7 tarde tendrá lugar la entrada de los nuevos canónigos en la Colegiata de Gandía: D. Vicente Micó y D. Facundo Chambó.

3. Tras la reunión con el Consejo de Pastoral parroquial hemos iniciado el ciclo de reuniones con los diversos grupos para plantear este nuevo curso. Reunidos ya con la coordinadora de catequistas, el Equipo de catequistas del Buen Pastor (3-5 años) y el de comunión (6-9 años), confirmación (desde 2º de ESO), vemos que hacen falta catequistas que puedan colaborar con esta hermosa tarea. Tuvimos también reunión con el Equipo de Formación para preparar la Semana de fiestas de la Parroquia del 1 al 9 de octubre, la Semana de la Familia en diciembre y la Semana de la Vida en Marzo.

4. Durante esta semana nos reuniremos con el Grupo de oración (lunes 17 a las 20.30 h.) y Anatolé de niños de 9-12 años (21.00 h.). Con el Equipo de Cáritas (miércoles 19 a las 17.00 h.) y el de Liturgia (miércoles 19 a las 20.30 h.). Con el de medios de comunicación el sábado 22 a las 11.00 h.

5. Habrá una reunión formativa sobre los ministerios de acólito y ostiario el viernes 21 a las 20.30 h.

6. Se invita a formar parte de un nuevo grupo parroquial para personas mayores, de 60 años en adelante, que pretende ayudar a vivir la ancianidad en pequeño grupo. Se convoca un primer encuentro informativo el martes 18 después de la misa parroquial.

 

Donativos recibidos para los nuevos locales en la calle Ciudad de Laval:

Ingresados hasta el 31-08-2012 : 64.716,95 €.
+80€.
Ingresados hasta el31-8-2012:

65.081,95 €.
Colabore en la cuenta que la parroquia tiene en
BANKIA (Paseo Germanías 82)
2038-6230-75-3000420970

Del 10 al 16 de septiembre de 2012

Lunes 17.  19.30 h.: Pidiendo por una enferma: Pilar Cabanyes.

Martes 18. 19.30 h.: Pidiendo por una enferma: Pilar Cabanyes.

Miércoles 19. 19.30 h.: Pidiendo por una enferma: Pilar Cabanyes.

Jueves 20. Stos. Andrés Kim, Pablo Chong y comp. 19.30 h.: En sufragio de los difuntos de la familia Espí Sanchis y pidiendo por una enferma: Pilar Cabanyes.

Viernes 21. S. MATEO, APÓSTOL y EVANGELISTA. 19.30 h.: Pidiendo por una enferma: Pilar Cabanyes y en sufragio de Enrique Francisco Gaya Llobregat.

Sábado 22. 12.30 h. BODAS DE ORO DE JUAN RAMÓN TEJADOS SABINA Y DOLORES BERTÓ PIZARRO. XXV T.O. 19.30 h.: sin intención. 21.00 h.: sin intención.

Domingo 23. XXV T.O. 12.00 h. Pro Pópulo