2 de junio de 2012

Domingo 3 de junio. SANTISIMA TRINIDAD 2012 B.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 3 de junio de 2012.  
                             
             
Queridos hermanos:
El domingo pasado celebrábamos la solemnidad de Pentecostés, fiesta que hacía presente la importancia de la 3º persona de la Santísima Trinidad en los inicios de la vida de la Iglesia y la expansión del Reino de Dios. Ya, en este domingo la Iglesia nos presenta la solemnidad de la Santísima Trinidad que es “el misterio central de la fe y de la vida cristiana. Es el misterio de Dios en sí mismo. Es, pues, la fuente de todos los otros misterios de la fe; es la luz que los ilumina.” (CEC 234) En la Eucaristía encontramos constantemente himnos, oraciones, aclamaciones, saludos, etc. Que tienen por sujeto el misterio que estamos celebrando: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; la gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor del Padre, y la comunión del Espíritu Santo…
Pero no solamente la liturgia nos habla de la presencia de este misterio: el arte es otro medio, junto con la literatura, que nos lleva a introducirnos en el misterio. Con el icono de Rublëv podemos asistir a la relación entre las tres personas divinas, es una relación doble que se establece a través de las miradas y de las manos. Las miradas representan la relación interna de las tres divinas personas, las manos su participación en la historia de la salvación. Hay un cruce de miradas entre el Padre y el Hijo, y en el centro de este cruce se introduce la mirada del Espíritu Santo: es la vida interna de la Trinidad de Dios, continua generación de amor entre el Padre y el Hijo y continua presencia de amor recogido en el Espíritu. Pero también existen escritores tales como S. Juan de la Cruz que en una de sus poesías dice: “Qué bien sé yo la fonte que mana y corre, aunque es de noche. Aquella eterna fonte está escondida, que bien sé yo do tiene su manida, aunque es de noche. Su origen no lo sé, pues no le tiene, mas sé que todo origen de ella tiene, aunque es de noche…” (S. Juan de la Cruz, poema de La fonte).
Para terminar recordemos a nuestra madre la Virgen, hija predilecta del Padre, madre de Cristo y esposa del Espíritu Santo que fue asunta al Cielo y coronada. Intercede por nosotros para que quedemos sumergidos en la bondad y misericordia divina para que vayamos adquiriendo la filiación divina en plenitud.

Arturo, vuestro vicario
Lectura del santo evangelio según san Mateo 28, 16-20
En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban. Acercándose a ellos, Jesús les dijo:
—«Se me ha dado pleno poder en el ciclo y en la tierra. Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.»

Palabra del Señor.
“Nadie puede conocer al Padre sin el Verbo de Dios, esto es, si no se lo revela el Hijo, ni conocer al Hijo sin el beneplácito del Padre. El Hijo es quien cumple este beneplácito del Padre; el Padre, en efecto, envía, mientras que el Hijo es enviado y viene. Y el Padre, aunque invisible e inconmensurable por lo que a nosotros respecta, es conocido por su Verbo, y, aunque inexplicable, el mismo Verbo nos lo ha expresado. Recíprocamente, sólo el Padre conoce a su Verbo; así nos lo ha enseñado el Señor. Y, por esto, el Hijo nos revela el conocimiento del Padre por la manifestación de sí mismo, ya que el Padre es conocido por la manifestación del Hijo: todo es manifestado por obra del Verbo. Para esto el Padre reveló al Hijo, para darse a conocer a todos a través de él, y para que todos los que creyesen en él mereciesen ser recibidos en la incorrupción y en el lugar del eterno consuelo (porque creer en él es hacer su voluntad). [...] También el Verbo se anunciaba a sí mismo y al Padre a través de la ley y de los profetas; y todo el pueblo lo oyó de manera semejante, pero no todos creyeron de manera semejante. Y el Padre se mostró a sí mismo, hecho visible y palpable en la persona del Verbo, aunque no todos creyeron por igual en él; sin embargo, todos vieron al Padre en la persona del Hijo, pues la realidad invisible que veían en el Hijo era el Padre, y la realidad visible en la que veían al Padre era el Hijo.” (S. Ireneo de Lyon, Contra las herejías)
—————————————————-
«Ves la Trinidad si ves el amor », escribió san Agustín. En las reflexiones precedentes hemos podido fijar nuestra mirada sobre el Traspasado (cf. Jn 19, 37; Za 12, 10), reconociendo el designio del Padre que, movido por el amor (cf. Jn 3, 16), ha enviado el Hijo unigénito al mundo para redimir al hombre. Al morir en la cruz —como narra el evangelista—, Jesús « entregó el espíritu » (cf. Jn 19, 30), preludio del don del Espíritu Santo que otorgaría después de su resurrección (cf. Jn 20, 22). Se cumpliría así la promesa de los « torrentes de agua viva » que, por la efusión del Espíritu, manarían de las entrañas de los creyentes (cf. Jn 7, 38-39). En efecto, el Espíritu es esa potencia interior que armoniza su corazón con el corazón de Cristo y los mueve a amar a los hermanos como Él los ha amado, cuando se ha puesto a lavar los pies de sus discípulos (cf. Jn 13, 1-13) y, sobre todo, cuando ha entregado su vida por todos (cf. Jn 13, 1; 15, 13). El Espíritu es también la fuerza que transforma el corazón de la Comunidad eclesial para que sea en el mundo testigo del amor del Padre, que quiere hacer de la humanidad, en su Hijo, una sola familia. Toda la actividad de la Iglesia es una expresión de un amor que busca el bien integral del ser humano: busca su evangelización mediante la Palabra y los Sacramentos, empresa tantas veces heroica en su realización histórica; y busca su promoción en los diversos ámbitos de la actividad humana. Por tanto, el amor es el servicio que presta la Iglesia para atender constantemente los sufrimientos y las necesidades, incluso materiales, de los hombres.” (Deus caristas est 19)
“Bendito seas, Padre, que en tu infinito amor nos has dado a tu Hijo unigénito, 
hecho carne por obra del Espíritu Santo
en el seno purísimo de la Virgen María
y nacido en Belén hace dos mil años. Él se hizo nuestro compañero de viaje y dio nuevo significado a la historia, que es un camino recorrido juntos en las penas y los sufrimientos, en la fidelidad y el amor, hacia los cielos nuevos y la tierra nueva en los cuales Tú, vencida la muerte, serás todo en todos.
¡Gloria y alabanza a ti, Santísima Trinidad, único y eterno Dios! Sostén, Padre, con la fuerza del Espíritu, los esfuerzos de la Iglesia en la nueva evangelización y guía nuestros pasos por los caminos del mundo, para anunciar a Cristo con la propia vida orientando nuestra peregrinación terrena hacia la Ciudad de la luz. Que los discípulos de Jesús brillen por su amor hacia los pobres y oprimidos; que sean solidarios con los necesitados y generosos en las obras de misericordia; que sean indulgentes con los hermanos para alcanzar de ti ellos mismos indulgencia y perdón.” (Bto. Juan Pablo II, oración para el jubileo del 2000)“”
253           La Trinidad es una. No confesamos tres dioses sino un solo Dios en tres personas: "la Trinidad consubstancial" (Cc. Constantinopla II, año 553: DS 421). Las personas divinas no se reparten la única divinidad, sino que cada una de ellas es enteramente Dios: "El Padre es lo mismo que es el Hijo, el Hijo lo mismo que es el Padre, el Padre y el Hijo lo mismo que el Espíritu Santo, es decir, un solo Dios por naturaleza" (Cc. de Toledo XI, año 675: DS 530). "Cada una de las tres personas es esta realidad, es decir, la substancia, la esencia o la naturaleza divina" (Cc. de Letrán IV, año 1215: DS 804).
254           Las personas divinas son realmente distintas entre si. "Dios es único pero no solitario" (Fides Damasi: DS 71). "Padre", "Hijo", Espíritu Santo" no son simplemente nombres que designan modalidades del ser divino, pues son realmente distintos entre sí: "El que es el Hijo no es el Padre, y el que es el Padre no es el Hijo,  ni el Espíritu Santo el que es el Padre o el Hijo" (Cc. de Toledo XI, año 675: DS 530). Son distintos entre sí por sus relaciones de origen: "El Padre es quien engendra, el Hijo quien es engendrado, y el Espíritu Santo es quien procede" (Cc. Letrán IV, año 1215: DS 804). La Unidad divina es Trina.
255 Las personas divinas son relativas unas a otras. La distinción real de las personas entre sí, porque no divide la unidad divina, reside únicamente en las relaciones que las refieren unas a otras: "En los nombres relativos de las personas, el Padre es referido al Hijo, el Hijo lo es al Padre, el Espíritu Santo lo es a los dos; sin embargo, cuando se habla de estas tres personas considerando las relaciones se cree en una sola naturaleza o substancia" (Cc. de Toledo XI, año 675: DS 528). En efecto, "todo es uno (en ellos) donde no existe  oposición de relación" (Cc. de Florencia, año 1442: DS 1330). "A causa de esta unidad, el Padre está todo en el Hijo, todo en el Espíritu Santo; el Hijo está todo en el Padre, todo en el Espíritu Santo; el Espíritu Santo está todo en el Padre, todo en el Hijo" (Cc. de Florencia 1442: DS 1331).
2845 No hay límite ni medida en este perdón, esencialmente divino (cf Mt 18, 21-22; Lc 17, 3-4). Si se trata de ofensas (de "pecados" según Lc 11, 4, o de "deudas" según Mt 6, 12), de hecho nosotros somos siempre deudores: "Con nadie tengáis otra deuda que la del mutuo amor" (Rm 13, 8). La comunión de la Santísima Trinidad es la fuente y el criterio de verdad en toda relación (cf 1 Jn 3, 19-24). Se vive en la oración y sobre todo en la Eucaristía (cf Mt 5, 23-24):
Dios no acepta el sacrificio de los que provocan la desunión, los despide del altar para que antes se reconcilien con sus hermanos: Dios quiere ser pacificado con oraciones de paz. La obligación más bella para Dios es nuestra paz, nuestra concordia, la unidad en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo de todo el pueblo fiel (San Cipriano, Dom. orat. 23: PL 4, 535C-536A).
Este fin de semana se están realizando los actos finales del VII EMF. Pero nosotros vamos a retomar el contenido de las catequesis preparatorias para terminar con la 1ª, titulada “El secreto de Nazaret”: Cuando cumplió los doce años, subieron como de costumbre a la fiesta». La familia y la ley son el contexto en el cual Jesús crece en sabiduría y gracia. La familia judía y la religiosidad judaica, con sus fiestas anuales, con el sentido del sábado, con la oración y el trabajo diario, con el estilo de un amor de pareja puro y tierno, permiten comprender que Jesús vivió a fondo su familia. También nosotros crecemos en una familia humana, dentro de vínculos de acogida que nos hacen crecer y responder a la vida y a Dios.

1. El Equipo de Cáritas ha organizado una serie de actos, dentro de la Semana de Cáritas, para esta semana:

- El lunes 4 de junio a las 9.30 horas rezaremos Laudes y Expondremos el Santísimo Sacramento durante todo el día hasta las 19.00 h. en que, tras el rezo del Santo Rosario se procederá a la Reserva. Tras la misa, a las 20.30 h. habrá también una Vigilia de Oración con Adoración del Santísimo Sacramento. La hoja con los turnos de vela está colocada en la mesa del atrio. Les invitamos a que participen en la visita a Jesús Sacramentado a lo largo del día.
- El viernes 8 de junio: Cena Benéfica a favor del Proyecto Shilicos (niños/as de Celendín, Perú). Ya están a la venta los tickets  a 6 euros en Cáritas Interparroquial. 
2. El lunes 4, los niños de 1º de comunión tendrán el final de curso con la visita a la iglesia de la Colegiata a las 18 h.
3.  El martes 5, los niños de 2º de comunión visitarán el Palacio a las 18 h. Así terminará el curso.
4.  Los niños de 3º de comunión tendrán el final de curso el miércoles 6 con la visita al convento de las Clarisas a las 18 h.
5. El equipo de Liturgia se reunirá este miércoles 6, a las 20.30 h. para tener su charla de formación.
6.  El jueves 7, por ser 1º jueves de mes, estará la Adoración del Santísimo tras la Eucaristía a las 20.15 h.
7. El viernes 8, a las 18 h., los chavales de Anatole tendrán el final de curso. Ya a las 20.30 h., también los de confirmación concluirán el curso de catequesis.
8.  La 2ª Jornada para la Educación integral estará el sábado 9 de junio en el Grau a partir de las 10 h.
9.  El sábado por la tarde, a las 18 h., estará la Eucaristía final de curso con los niños de catequesis de comunión.
10.  El domingo 10, Corpus Christi, la procesión empezará a las 20 h., desde la Colegiata.
11. El Campamento para niños de 6 a 12 años será este año en Siete Aguas. El sábado por la mañana a las 10 h., habrá una reunión para continuar preparando el campamento.
12. También, del 24-29 de julio se realizará el Camino de Santiago en la parroquia.
13.  El Viaje parroquial a Valladolid, tras las huellas de San Francisco de Borja: del 6 al 12 de agosto. Pronto les daremos más información.


Donativos recibidos para los nuevos locales en la calle Ciudad de Laval:
Ingresados hasta el 25-05-2012: 60.136,53  €.
+ 0 €.
Ingresados hasta el 1-06-2012:

60.136,53  €.
Colabore en la cuenta que la parroquia tiene en
BANCAJA (Paseo Germanías 82)
2077-0249-55-1101860850

Del 4 al 10 de junio de 2012
Lunes 4. 19.30 h.: En sufragio de Octavio Monllor Colomina y Vicenta Peiró Castella. 

Martes 5.  19.30 h.: En sufragio de Mateo Blay Jiménez. 
Miércoles 6. 19.30 h.: En sufragio de Mateo Blay Jiménez. 
Jueves 7. 19.30 h.: En sufragio de Mateo Blay Jiménez. 
Viernes 8. 19.30 h.: En sufragio de Antonio Casanova. 
Sábado 9. CORPUS CHRISTIS. 18.00 h.: Con niños. En sufragio de los difuntos de la familia García Estruch. 19.30 h.: sin intención. 21.00 h.: En sufragio de los difuntos de la familia Cabrera -Escrivá, y P. Bartolomé Jofre. 
Domingo 10. CORPUS CHRISTI. 12.00 h. Pro Pópulo. Bautizos.

***