16 de marzo de 2017

Domingo 19 de marzo de 2017. 3 CUA A.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 19 de Marzo de 2017

             Queridos hermanos:
No hay nadie que no tenga sed. Todos acudimos a algún pozo. Como la samaritana somos repetitivos en buscar agua que sacie nuestra sed. Lo que no todos saben es que Jesús está buscándonos y esperándonos en ese mismo pozo. Jesús ha querido tener sed para suscitarnos sed de Él, “verdadero” pozo, que da la “verdadera” agua viva que sacia la sed de felicidad que hay en nuestro corazón.
Cada vez que nosotros vamos a beber en el pozo de los ídolos de este mundo o en el pozo de quien cree cumplir la Ley, se deja al “verdadero” pozo, “Manantial de aguas vivas, por cisternas agrietadas que no retienen el agua" (cf. Jr 2, 13). “La idolatría... es una tentación constante de la fe. Consiste en divinizar lo que no es Dios.” Podemos encontrar en el panorama social, político, económico e ideológico un sinfín de idolatrías que dan culto al poder, al placer, a la raza, al Estado, al dinero, etc. (cf. Catecismo 2113). La idolatría nunca sacia.
Cuando la mujer pide esa agua de la que habla Jesús, éste le dice que llame a sus maridos. Son cinco los maridos de esa mujer. ¿Y cuántos son los nuestros? Téngase en cuenta que marido, Baal, era una forma de llamar a la divinidad. Pues al igual que un hombre se casa con una mujer o una mujer con un hombre, así se casa uno con el dios al que adora. ¿Cuántos son nuestros maridos? "Las obras de la carne son conocidas: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, hechicería, odios, discordia, celos, iras, rencillas, divisiones, disensiones, envidias, embriagueces, orgías y cosas semejantes, sobre las cuales os prevengo como ya os previne, que quienes hacen tales cosas no heredarán el Reino de Dios" (Galatas 5,19-21).
El Señor quiere que pidamos la vida que no acaba, la vida que hace de nosotros un surtidor de esa misma vida, al único que la puede dar. Al Dios vivo y verdadero.
Jesús con su sed viene a suscitar sed de Él. La oración de petición se entiende tantas veces dirigida por los hombres hacia Dios. En este caso va a ser al revés. Jesús, mendigo, pide. Jesús sediento ora a la samaritana: “dame de beber”. Y su oración es eficaz. Pues hace vislumbrar en la mujer que el que pide de beber es el da de beber y sacia la sed. La sed de la mujer, desordenada por el pecado y dirigida a pozos que no sacian es ahora orientada hacia el verdadero pozo. La sed de felicidad que Eva tenía en el Paraíso, mal orientada por la serpiente hacia el pozo que no sacia, es ahora encauzada por un Dios mendigo que pide de beber, que tiene sed de la sed de la samaritana. (cf. Catecismo nº 2560). Dios “desea ser deseado”. (cf. Benedicto XVI. 24-2-2008).
La Cuaresma viene a ayudarnos a recuperar la sed “verdadera” del pozo “verdadero” del agua “verdadera”.
Jesús, vuestro párroco
Lectura del santo evangelio según san Juan  4, 5-15. 19b-26. 39a. 40-42

En aquel tiempo, llegó Jesús a un pueblo de Samaria
llamado Sicar, cerca del campo que dio Jacob a su hijo José; allí estaba el manantial de Jacob. Jesús, cansado del camino, estaba allí sentado junto al manantial. Era alrededor del mediodía. Llega una mujer de Samaria a sacar agua, y Jesús le dice: - «Dame de beber.»
Sus discípulos se habían ido al pueblo a comprar comida.
La samaritana le dice: - «¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana?» Porque los judíos no se tratan con los samaritanos.
Jesús le contestó: - «Si conocieras el don de Dios y quién es el que te pide de beber, le pedirías tú, y él te daría agua viva.» La mujer le dice: - «Señor, si no tienes cubo, y el pozo es hondo, ¿de dónde sacas el agua viva?; ¿eres tú más que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, y de él bebieron él y sus hijos y sus ganados?»
Jesús le contestó: - «El que bebe de esta agua vuelve a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed: el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna.»
La mujer le dice: - «Señor, dame esa agua: así no tendré más sed, ni tendré que venir aquí a sacarla. Veo que tú eres un profeta. Nuestros padres dieron culto en este monte, y vosotros decís que el sitio donde se debe dar culto está en Jerusalén.»
Jesús le dice: - «Créeme, mujer: se acerca. la hora en que ni en este monte ni en Jerusalén daréis culto al Padre. Vosotros dais culto a uno que no conocéis; nosotros adoramos a uno que conocemos, porque la salvación viene de los judíos.
Pero se acerca la hora, ya está aquí, en que los que quieran dar culto verdadero adorarán al Padre en espíritu y verdad, porque el Padre desea que le, den culto así. Dios es espíritu, y los que le dan culto deben hacerlo en espíritu y verdad.»
La mujer le dice: - «Sé que va a venir el Mesías, el Cristo; cuando venga, él nos lo dirá todo.» Jesús le dice: - «Soy yo, el que habla contigo.»
En aquel pueblo muchos creyeron en él. Así, cuando llegaron a verlo los samaritanos, le rogaban que se quedara con ellos. Y se quedó allí dos días. Todavía creyeron muchos más por su predicación, y decían a la mujer: - «Ya no creemos por lo que tú dices; nosotros mismos lo hemos oído y sabemos que él es de verdad el Salvador del mundo.»
Palabra del Señor.
2560         "Si conocieras el don de Dios"(Jn 4, 10). La maravilla de la oración se revela precisamente allí, junto al pozo donde vamos a buscar nuestra agua: allí Cristo va al encuentro de todo ser humano, es el primero en buscarnos y el que nos pide de beber. Jesús tiene sed, su petición llega desde las profundidades de Dios que nos desea. La oración, sepámoslo o no, es el encuentro de la sed de Dios y de sed del hombre. Dios tiene sed de que el hombre tenga sed de El (cf San Agustín, quaest. 64, 4).

2561         "Tú le habrías rogado a él, y él te habría dado agua viva" (Jn 4, 10). Nuestra oración de petición es paradójicamente una respuesta. Respuesta a la queja del Dios vivo: "A mí me dejaron, Manantial de aguas vivas, para hacerse cisternas, cisternas agrietadas" (Jr 2, 13), respuesta de fe a la promesa gratuita de salvación (cf Jn 7, 37-39; Is 12, 3; 51, 1), respuesta de amor a la sed del Hijo único (cf Jn 19, 28; Za 12, 10; 13, 1).

2557 El hombre que anhela dice: "Quiero ver a Dios". La sed de Dios es saciada por el agua de la vida (cf Jn 4,14).

2652 El Espíritu Santo es el "agua viva" que, en el corazón orante, "brota para vida eterna" (Jn 4, 14). El es quien nos enseña a recogerla en la misma Fuente: Cristo. Pues bien, en la vida cristiana hay manantiales donde Cristo nos espera para darnos a beber el Espíritu Santo.
EL EVANGELIO COMENTADO POR EL PAPA
“El Evangelio de hoy nos presenta el encuentro de Jesús con la mujer samaritana, acaecido en Sicar, junto a un antiguo pozo al que la mujer iba cada día a sacar agua. Ese día encontró allí a Jesús, sentado, «fatigado por el viaje» (Jn 4, 6). Y enseguida le dice: «Dame de beber» (v. 7). De este modo supera las barreras de hostilidad que existían entre judíos y samaritanos y rompe los esquemas de prejuicio respecto a las mujeres. La sencilla petición de Jesús es el comienzo de un diálogo franco, mediante el cual Él, con gran delicadeza, entra en el mundo interior de una persona a la cual, según los esquemas sociales, no habría debido ni siquiera dirigirle la palabra. ¡Pero Jesús lo hace! Jesús no tiene miedo. Jesús cuando ve a una persona va adelante porque ama. Nos ama a todos. No se detiene nunca ante una persona por prejuicios. Jesús la pone ante su situación, sin juzgarla, sino haciendo que se sienta considerada, reconocida, y suscitando así en ella el deseo de ir más allá de la rutina cotidiana.
Aquella sed de Jesús no era tanto sed de agua, sino de encontrar un alma endurecida. Jesús tenía necesidad de encontrar a la samaritana para abrirle el corazón: le pide de beber para poner en evidencia la sed que había en ella misma. La mujer queda tocada por este encuentro: dirige a Jesús esos interrogantes profundos que todos tenemos dentro, pero que a menudo ignoramos. También nosotros tenemos muchas preguntas que hacer, ¡pero no encontramos el valor de dirigirlas a Jesús! La cuaresma, queridos hermanos y hermanas, es el tiempo oportuno para mirarnos dentro, para hacer emerger nuestras necesidades espirituales más auténticas, y pedir la ayuda del Señor en la oración. El ejemplo de la samaritana nos invita a expresarnos así: «Jesús, dame de esa agua que saciará mi sed eternamente».
El Evangelio dice que los discípulos quedaron maravillados de que su Maestro hablase con esa mujer. Pero el Señor es más grande que los prejuicios, por eso no tuvo temor de detenerse con la samaritana: la misericordia es más grande que el prejuicio. ¡Esto tenemos que aprenderlo bien! La misericordia es más grande que el prejuicio, y Jesús es muy misericordioso, ¡mucho! El resultado de aquel encuentro junto al pozo fue que la mujer quedó transformada: «dejó su cántaro» (v. 28) con el que iba a coger el agua, y corrió a la ciudad a contar su experiencia extraordinaria. «He encontrado a un hombre que me ha dicho todas las cosas que he hecho. ¿Será el Mesías?» ¡Estaba entusiasmada! Había ido a sacar agua del pozo y encontró otra agua, el agua viva de la misericordia, que salta hasta la vida eterna. ¡Encontró el agua que buscaba desde siempre! Corre al pueblo, aquel pueblo que la juzgaba, la condenaba y la rechazaba, y anuncia que ha encontrado al Mesías: uno que le ha cambiado la vida. Porque todo encuentro con Jesús nos cambia la vida, siempre. Es un paso adelante, un paso más cerca de Dios. Y así, cada encuentro con Jesús nos cambia la vida. Siempre, siempre es así.
En este Evangelio hallamos también nosotros el estímulo para «dejar nuestro cántaro», símbolo de todo lo que aparentemente es importante, pero que pierde valor ante el «amor de Dios». ¡Todos tenemos uno o más de uno! Yo os pregunto a vosotros, también a mí: ¿cuál es tu cántaro interior, ese que te pesa, el que te aleja de Dios? Dejémoslo un poco aparte y con el corazón escuchemos la voz de Jesús, que nos ofrece otra agua, otra agua que nos acerca al Señor. Estamos llamados a redescubrir la importancia y el sentido de nuestra vida cristiana, iniciada en el bautismo y, como la samaritana, a dar testimonio a nuestros hermanos. ¿De qué? De la alegría. Testimoniar la alegría del encuentro con Jesús, porque he dicho que todo encuentro con Jesús nos cambia la vida, y también todo encuentro con Jesús nos llena de alegría, esa alegría que viene de dentro. Así es el Señor. Y contar cuántas cosas maravillosas sabe hacer el Señor en nuestro corazón, cuando tenemos el valor de dejar aparte nuestro cántaro.” (Francisco. Ángelus. 23-3-2014).
Señor Jesús, que eres el primero en buscarnos y nos esperas junto al pozo donde vamos a buscar nuestra agua de forma rutinaria y repetitiva.
Señor Jesús que al hacerte mendigo ante la samaritana diciéndole "Dame de beber" ( Jn 4, 7), estabas suscitando en ella y en todos nosotros la sed de ti y del agua viva que quieres derramar en nuestros corazones: el Espíritu Santo. Haznos sedientos de tu amor. Haz de nuestros corazones un surtidor de agua que no pare de brotar. Haznos sedientos de la Fuente de tu Espíritu Santo.
Todos los viernes de Cuaresma también son días de abstinencia de comer carne.
ORACIÓN EN CUARESMA:
A las 6’30 de la mañana, de lunes a viernes, se reza la oración comunitaria de Laudes en el Templo parroquial de modo solemne y cantado.
A las 9.30 h. de la mañana también se rezan los Laudes en la Capilla de la Comunión con Exposición del santísimo Sacramento.
De lunes a jueves se rezará el Santo Rosario a las 19.00 h.
Los viernes de Cuaresma se rezará el Santo Rosario a las 18.30 h. y se hará el Ejercicio del Vía Crucis a las 7 tarde.
“La limosna es un gesto de amor que se dirige a cuantos encontramos; es un gesto de atención sincera a quien se acerca a nosotros y pide nuestra ayuda, hecho en el secreto donde solo Dios ve y comprende el valor del acto realizado. Pero, dar limosna también debe ser para nosotros una cosa que sea un sacrificio. (Francisco.  Audiencia 9-4-2016).
“La extremada discreción con que José desempeñó el papel confiado por Dios subraya aún más su fe, que consistió en ponerse siempre a la escucha del Señor, tratando de comprender su voluntad, para obedecerla con todo el corazón y con todas sus fuerzas. Por este motivo, el Evangelio lo define como hombre «justo» (Mateo 1, 19). El justo, de hecho, es una persona que reza, vive de fe, y trata de hacer el bien en toda circunstancia concreta de la vida. La fe, alimentada por la oración: este es el tesoro más precioso que nos transmite san José. (San Juan Pablo II. Ángelus. 17-3-2002).
GASTOS RESTAURACIÓN VIVIENDA PARROQUIAL
5.623,32 €
Dos donativos: 60 €
Se recaudaron:  2.520,90
Falta pagar:     3.102,42 €
Donativos en BANKIA
ES83-2038-6230-75-3000420970
1. ESCUELA PARROQUIAL DE CATEQUISTAS. El lunes 20 a las 17.30 h.
2. FORMACIÓN ARCIPRESTAL. El lunes 20 de marzo a las 20.15 h. en los locales parroquiales habrá una sesión de formación sobre el Espíritu Santo, protagonista de la catequesis.
3. ORDENACIÓN SACERDOTAL: El sábado 22 de abril a las 19.00 h. en la Iglesia del Temple de Valencia será ordenado presbítero por el arzobispo de Valencia D. Antonio Cañizares el diácono Juan Carlos Picornell, CVMD, feligrés de nuestra parroquia, junto a su hermano de congregación Matteo. Ha estado estos pasados meses ejerciendo su ministerio en Perú. Recemos por él. Su Primera Misa será al día siguiente, domingo 23 de abril a las 11.30 h.
4. El viernes 31 de marzo a las 9 de la noche en los locales de la parroquia de San Francisco de Borja tendrá lugar la película documental para jóvenes "AL PRINCIPIO NO ERA ASÍ" de Lucia Garijo. Y posterior testimonio de los jóvenes que han realizado esta película.
5. El viernes tarde y sábado se hará una convivencia con los jóvenes de confirmación de la parroquia.
6. El sábado 25 de marzo en el Colegio Sagrado Corazón de las Hermanas Carmelitas de Denia será el Encuentro de Cáritas de Vicaría con el Lema “Llamados a ser comunidad siendo Iglesia samaritana”.
7. El Campamento de este año para niños de 6 a 12 años será en Talayuelas del 9 al 16 de julio. El domingo 26 de marzo habrá una reunión con los premonitores de este campamento. Pronto daremos más información.
Del 20 al 26 de marzo de 2017
Lunes 20. Solemnidad de San José, esposo de la Virgen María. 19.30 h.: En sufragio de: Dif. Fam. Espí-Sanchis. 
Martes 21. 19.30 h.: Sin intención. 
Miércoles 22. 19.30 h.: En sufragio de: María José Mascarell. 
Jueves 23. 19.30 h.: En sufragio de: José Antonio Cabanilles. 
Viernes 24. 19.30 h.: En sufragio de: Rafael Reig Armiñana. 
Sábado 25. Por la mañana: Solemnidad de la Anunciación del Señor. Por la tarde: DOMINGO CUARTO DE CUARESMA. 18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: Sin intención. 21.00 h.: Sin intención. 
Domingo 26. DOMINGO CUARTO DE CUARESMA. 10.00 h.: Sin intención. 11.30 h.: Pro Pópulo. 19.30 h.: Sin intención.
      ------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Puedes descargar la Hoja Parroquial:

Hoja parroquial en formato pdf


También puedes descargar la hoja parroquial escaneando la siguiente imagen con la app "tipatag" para dispositivos IOS.