9 de abril de 2016

Domingo 10 de Abril de 2016. 3 PAS C.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 10 de Abril de 2016

signos de misericordia y cercanía
                 Queridos hermanos:
Este viernes 8 de abril se ha publicado la Exhortación apostólica fruto de dos Sínodos de Obispos “Amoris Laetitia”, “La Alegría del Amor”. Ciertamente el Evangelio de este domingo expresa e ilumina el corazón de esta exhortación.
Dice el Papa que el hecho de publicar esta exhortación en el Año de la Misericordia adquiere un sentido especial. Y aduce dos motivos: La exhortación en este año es como “una propuesta para las familias cristianas, que las estimule a valorar los dones del matrimonio y de la familia, y a sostener un amor fuerte y lleno de valores como la generosidad, el compromiso, la fidelidad o la paciencia.” Y añade que esta exhortación “procura alentar a todos para que sean signos de misericordia y cercanía allí donde la vida familiar no se realiza perfectamente o no se desarrolla con paz y gozo.” (nº 5).
Así es Jesús en este pasaje junto al lago de Galilea: un signo de misericordia y cercanía ante unos discípulos desorientados (vuelven a lo que saben hacer Pedro y los dos Zebedeos), ante unos discípulos fracasados (no pescan nada), ante unos discípulos, como Simón Pedro, que han negado o abandonado al Maestro. Y allí les ha preparado un almuerzo. Y establece un diálogo de cercanía, misericordia y amor.
Nos invita el Papa a tener las mismas actitudes de Jesús, “que, al mismo tiempo que proponía un ideal exigente, nunca perdía la cercanía compasiva con los frágiles, como la samaritana o la mujer adúltera.” (nº 38). Por eso invita el Papa: “Hoy, la pastoral familiar debe ser fundamentalmente misionera, en salida, en cercanía, en lugar de reducirse a ser una fábrica de cursos a los que pocos asisten.” (230). En el matrimonio, en la familia, como en  la vida de cada cristiano, se ha de reflejar la cercanía del Señor, que no nos deja solos: «Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo» (Mt 28,20). (nº 319). Como decía el Papa en una de sus homilías: “Al igual que santa Teresa de Lisieux, cada uno de nosotros, en la diversidad de nuestras vocaciones, está llamado de alguna manera a ser el amor en el corazón de la Iglesia.” (Francisco. Homilía.16 de enero de 2015). Nuestra existencia está llamada a ser un diálogo de amor con Jesucristo que sea fecundo, como le dice a Simón: “Apacienta mis ovejas”. Un amor que está cercano, presente al otro. “Cristo ha introducido como emblema de sus discípulos sobre todo la ley del amor y del don de sí a los demás (cf. Mt 22,39; Jn 13,34)… Fruto del amor son también la misericordia y el perdón.” (Nº 27). Por eso, si aparece la crisis o el fracaso, se habrá aprendido del Maestro el arte de estar cerca cuando el otro falló y ser signo de misericordia y cercanía.
Jesús, vuestro párroco
+  Lectura del santo evangelio    según san Juan 21, 1-19

En aquel tiempo, Jesús se apareció otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberíades. Y se apareció de esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás apodado el Mellizo, Natanael el de Caná de Galilea, los Zebedeos y otros dos discípulos suyos. Simón Pedro les dice: —«Me voy a pescar.» Ellos contestan: —«Vamos también nosotros contigo.» Salieron y se embarcaron; y aquella noche no cogieron nada. Estaba ya amaneciendo, cuando Jesús se presentó en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. Jesús les dice: —«Muchachos, ¿tenéis pescado?» Ellos contestaron: —«No.»

Él les dice: —«Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis.» La echaron, y no tenían fuerzas para sacarla, por la multitud de peces. Y aquel discípulo que Jesús tanto quería le dice a Pedro: —«Es el Señor.»
Al oír que era el Señor, Simón Pedro, que estaba desnudo, se ató la túnica y se echó al agua. Los demás discípulos se acercaron en la barca, porque no distaban de tierra más que unos cien metros, remolcando la red con los peces.
Al saltar a tierra, ven unas brasas con un pescado puesto encima y pan. Jesús les dice: —«Traed de los peces que acabáis de coger.» Simón Pedro subió a la barca y arrastró hasta la orilla la red repleta de peces grandes: ciento cincuenta y tres. Y aunque eran tantos, no se rompió la red.
Jesús les dice: —«Vamos, almorzad.»
Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle quién era, porque sabían bien que era el Señor.
Jesús se acerca, toma el pan y se lo da, y lo mismo el pescado. Ésta fue la tercera vez que Jesús se apareció a los discípulos, después de resucitar de entre los muertos.
Después de comer, dice Jesús a Simón Pedro: — «Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?» Él le contestó:
— «Sí, Señor, tú sabes que te quiero.» Jesús le dice: — «Apacienta mis corderos.» Por segunda vez le pregunta:
— «Simón, hijo de Juan, ¿me amas?» Él le contesta:
— «Sí, Señor, tú sabes que te quiero.» Él le dice:
— «Pastorea mis ovejas.» Por tercera vez le pregunta:
— «Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?» Se entristeció Pedro de que le preguntara por tercera vez si lo quería y le contestó: — «Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero.» Jesús le dice: — «Apacienta mis ovejas.
Te lo aseguro: cuando eras joven, tú mismo te ceñías e ibas adonde querías; pero, cuando seas viejo, extenderás las manos, otro te ceñirá y te llevará adonde no quieras.»
Esto dijo aludiendo a la muerte con que iba a dar gloria a Dios. Dicho esto, añadió: — «Sígueme.»
Palabra del Señor.
"Las llaves del Reino"

553          Jesús ha confiado a Pedro una autoridad específica: "A ti te daré las llaves del Reino de los cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos" (Mt 16, 19). El poder de las llaves designa la autoridad para gobernar la casa de Dios, que es la Iglesia. Jesús, "el Buen Pastor" (Jn 10, 11) confirmó este encargo después de su resurrección: "Apacienta mis ovejas" (Jn 21, 15-17). El poder de "atar y desatar" significa la autoridad para absolver los pecados, pronunciar sentencias doctrinales y tomar decisiones disciplinares en la Iglesia. Jesús confió esta autoridad a la Iglesia por el ministerio de los apóstoles (cf. Mt 18, 18) y particularmente por el de Pedro, el único a quien él confió explícitamente las llaves del Reino.

881 El Señor hizo de Simón, al que dio el nombre de Pedro, y solamente de él, la piedra de su Iglesia. Le entregó las llaves de ella (cf. Mt 16, 18-19); lo instituyó pastor de todo el rebaño (cf. Jn 21, 15-17).

782 La Iglesia, “tiene por jefe [cabeza] a Jesús el Cristo [Ungido, Mesías]: porque la misma Unción, el Espíritu Santo fluye desde la Cabeza al Cuerpo, es "el Pueblo mesiánico".

El estado de la humanidad resucitada de Cristo

645 Jesús resucitado establece con sus discípulos relaciones directas mediante el tacto (cf. Lc 24, 39; Jn 20, 27) y el compartir la comida (cf. Lc 24, 30. 41-43; Jn 21, 9. 13-15). Les invita así a reconocer que él no es un espíritu (cf. Lc 24, 39) pero sobre todo a que comprueben que el cuerpo resucitado con el que se presenta ante ellos es el mismo que ha sido martirizado y crucificado ya que sigue llevando las huellas de su pasión (cf Lc 24, 40; Jn 20, 20. 27). Este cuerpo auténtico y real posee sin embargo al mismo tiempo las propiedades nuevas de un cuerpo glorioso: no está situado en el espacio ni en el tiempo, pero puede hacerse presente a su voluntad donde quiere y cuando quiere (cf. Mt 28, 9. 16-17; Lc 24, 15. 36; Jn 20, 14. 19. 26; 21, 4) porque su humanidad ya no puede ser retenida en la tierra y no pertenece ya más que al dominio divino del Padre (cf. Jn 20, 17). Por esta razón también Jesús resucitado es soberanamente libre de aparecer como quiere: bajo la apariencia de un jardinero (cf. Jn 20, 14-15) o "bajo otra figura" (Mc 16, 12) distinta de la que les era familiar a los discípulos, y eso para suscitar su fe (cf. Jn 20, 14. 16; 21, 4. 7).

SAN JUAN PABLO II
Sígueme” (Jn 21,19). Cristo Señor la dirige a Simón Pedro de modo definitivo después de la resurrección. Antes ya le había llamado y le había hecho Apóstol; pero ahora, después de la resurrección, le vuelve a llamar. Primero hace esta pregunta tres veces a Pedro: “¿Me amas?”, y recibe la contestación. Tres veces la repite: “Apacienta mis corderos”, “Apacienta mis ovejas” (cfr. Jn 21,15-17). Y Cristo añade a continuación: “Te lo aseguro, cuando eras joven tú mismo te ceñías e ibas a donde querías; pero cuando seas viejo, extenderás las manos, otro te ceñirá y te llevará a donde no quieras” (Jn 21,18).
Así habló Cristo Señor a Simón Pedro. Y el Evangelista prosigue: “Esto lo dijo indicando con qué muerte había de glorificar a Dios” (Jn 21,19). Y precisamente tras estas palabras, tras esta explicación, Cristo dice a Pedro “sígueme”. En cierto sentido fue como llamado a Roma, a este lugar donde Pedro iba a dar la vida por Cristo.” (Juan Pablo II Homilía en la parroquia romana de San Felipe Apóstol (17-IV-1983)
EL PAPA FRANCISCO
“«¿Me amas?... Apacienta mis ovejas» (Jn 21,15-17). (…) Estas palabras nos recuerdan algo esencial. Todo ministerio pastoral nace del amor... nace del amor. La vida consagrada es un signo del amor reconciliador de Cristo. Al igual que santa Teresa de Lisieux, cada uno de nosotros, en la diversidad de nuestras vocaciones, está llamado de alguna manera a ser el amor en el corazón de la Iglesia.” (Francisco. Homilía.16 de enero de 2015).
La cruz da miedo. Pero seguir a Jesús significa inevitablemente aceptar la cruz que se presenta a cada cristiano. Y a la Virgen —que sabe, por haberlo vivido, cómo se está junto a la cruz— debemos pedirle la gracia de no huir de la cruz, incluso si tenemos miedo. (…) La «regla que el discípulo no es más que el maestro» —una regla, precisó, que se respeta— existe también la regla por la que «no hay redención sin derramamiento de sangre». Y «no hay trabajo apostólico fecundo sin la cruz». Cada uno de nosotros, explicó, «puede tal vez pensar: ¿a mí qué me sucederá? ¿Cómo será mi cruz? No lo sabemos, pero estará y debemos pedir la gracia de no huir de la cruz cuando llegue. Cierto, nos da miedo, pero el seguimiento de Jesús acaba precisamente allí. Me vienen a la mente las palabras de Jesús a Pedro en aquella coronación pontificia: «¿Me amas? Apacienta.... ¿Me amas? Apacienta... ¿Me amas? Apacienta ». (cf. Juan 21, 15-19). Y «las últimas palabras eran las mismas: te llevarán allí donde tú no quieres ir. Era el anuncio de la cruz».
Es precisamente por esto —dijo como conclusión el Santo Padre, volviendo al pasaje evangélico de la liturgia — que «los discípulos tenían miedo a interrogarle. Muy cerca de Jesús, en la cruz, estaba su madre. Tal vez hoy, el día en el que la invocamos, será bueno pedirle la gracia de que no se nos quite el temor, porque eso debe estar presente. Pidámosle la gracia de no huir de la cruz. Ella estaba allí y sabe cómo se debe estar cerca de la cruz». (Francisco. Meditación diaria. 28 de septiembre de 2013)
Señor Jesús, en el diálogo de amor con Simón Pedro nos has mostrado el camino para poner en ti solo en ti, nuestra confianza y seguridad y nos has enseñado lo que mantiene nuestro deseo encendido de servirte en nuestros hermanos por medio de la caridad. Concédenos no fiarnos de nuestras fuerzas, sino en tu divina misericordia: Señor, tú conoces todo; tú sabes que te quiero (Jn 21,17). Arráncanos de nuestros desánimos, falsas seguridades, miedos, búsqueda de gratificaciones o reconocimientos. En ti y en este diálogo de amor descubro quien soy y a qué estoy llamado. A ser caridad contigo, en ti y por ti.

Durante varios domingos se realizarán encuentros de oración y predicación de la Buena Noticia llamados Misión en las Plazas con el Papa Francisco. Se realiza esta misión en las principales ciudades de Europa.

Es una reunión festiva, de oración y de anuncio del Evangelio durante una hora.
Será en el parque de las Esclavas de 11.00 a 12.00 h.
Será los domingos 3, 10, 17, 24 de abril y 8 y 15 de mayo.
Nos dice San Pablo que la fe viene por el oído. Pero ¿qué es lo que hemos de escuchar para tener fe? Dice San Pablo que Dios ha querido salvar a los creyentes por medio del Kerygma, la necedad de la predicación. 
Tu vida puede cambiar. Se puede ser feliz en este mundo. Puedes salir de la rutina, del desánimo, de la tristeza, de tus pecados. Cristo ha resucitado. La losa del pasado, la losa del rencor, la losa de la debilidad propia o ajena, la losa de los propios pecados ha sido retirada y Cristo ha salido del sepulcro resucitado y la muerte ya no tiene poder sobre él. Te invitamos.
Se convoca a todos los miembros del Consejo parroquial para una reunión el lunes 11 de abril a las 20.30 h. para desarrollar, con el grupo del IDE de la parroquia, el documento de trabajo de cara al Plan Pastoral Diocesano de Evangelización.
Desde el inicio del Itinerario Diocesano de Renovación, allá por el año 2010, la Diócesis, todos los fieles, han sido invitados, de la mano de la escucha y la contemplación de la Palabra de Dios, a ponerse en estado de misión, a descubrir lo que Dios quiere y nos dice para este momento concreto de la historia, cómo hemos de anunciar el Evangelio, vivir los sacramentos y ejercer la caridad en la comunión. Ahora es el momento de concluir el trabajo iniciado en el IDR y continuado con el IDE.
Con el lema “tenemos un plan juntos” se nos invita a descubrir y poner en marcha, líneas de trabajo fundamentales en orden a la evangelización. Es una tarea que nos compete a todos, de la que todos somos responsables, a la que todos hemos de dar respuesta. ¿Cómo anunciar y vivir el Evangelio hoy, aquí, ahora, en las condiciones concretas en las que vivimos, con los recursos, con los medios de que disponemos? Las propuestas que elabore el Consejo parroquial y el grupo del Itinerario se enviarán a la Vicaría de Evangelización de cara a ayudar a elaborar entre todos el Plan Pastoral Diocesano.

Los jóvenes de la parroquia de San Francisco de Borja han organizado una obra musical para recaudar fondos de cara a la Jornada Mundial de la Juventud que tendrá lugar en Cracovia a finales del mes de julio. La obra se titula COMO GRANO DE TRIGO sobre la vida de San José de Calasanz y tendrá lugar el domingo 24 de abril a las 19.00 h. en el Colegio Calderón del Grau de Gandía. Lo que se recaude les ayudará a pagar el viaje.




 
1. El domingo 10 de abril nuestra parroquia participará en el Festival de la Canción vocacional en el Seminario Mayor de Moncada.
2. El martes 12 al finalizar la misa de las 19.30 h. se reunirá el equipo de Pastoral de la Salud para preparar la Pascua del Enfermo.
3. Se suprimen las reuniones con padres del lunes 11 y martes 12 de abril.
4. El miércoles 13 de abril a las 17.30 h. se reunirá el equipo de Cáritas parroquial.
5. El próximo viernes 15 de abril a las 21.30 h. en la Parroquia de Cristo tendrá lugar la charla “Santos porque esposos”, a cargo de D. Jesús Sánchez Domínguez para hablar de los santos casados como modelos de la espiritualidad conyugal.
6. Novenario en honor del Beato Andrés Hibernón del 15 al 23 de abril a las 20.00 h. La fiesta del Beato será el domingo 24 de abril: misa solemne a las 11.30 h. Y solemne procesión a las 20.00 h.
7. Del 29 de junio al 3 de julio tendrá lugar la peregrinación diocesana a Lourdes presidida por nuestro arzobispo el Cardenal Cañizares. Se podrá ir en autocar, tren o avión. Para más información puede contactar con su párroco. También con Elena Navarro. Móvil: 675 724 509.
8. El miércoles 6 de abril comenzó el Curso básico de Voluntariado en los locales de Cáritas interparroquial, calle archiduque Carlos 15. Horario: de 18.30 a 20.30 h.
Del 11 al 17 de abril de 2016
Lunes 11. San Estanislao. 19.30 h.: Sin intención. 
Martes 12. 19.30 h.: En sufragio de: José Manuel Colominas Sarrió. 
Miércoles 13. 19.30 h.: Sin intención. 
Jueves 14. 19.30 h.: Sin intención. 
Viernes 15. 19.30 h.: Sin intención. 
Sábado 16.  Por la tarde: CUARTO DOMINGO DE PASCUA. 18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: Sin intención. 21.00 h.: En sufragio de: Martín Escrivá y Domingo Brotons. 
Domingo 17. CUARTO DOMINGO DE PASCUA.. 9.30 h.: Sin intención. 11.00 h.: Sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: Sin intención.
 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Puedes descargar la Hoja Parroquial:

Hoja parroquial en formato pdf

Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil y tablet escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" que podrás encontrar en tu "App Store".
También la puedes descargar escaneando la siguiente etiqueta "QR":