19 de octubre de 2013

Domingo 20 de octubre de 2013. XXIX TO C.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 20 de Octubre de 2013  

                  Queridos hermanos:
La constancia es la cualidad por la cual algo se mantiene en pie. La palabra viene del latín (“sto”, “stare”), evoca la idea de estabilidad, estar derecho, con aplomo, firmeza. Este verbo latino dio lugar a la palabra “estatua”, “estatura”, y también la palabra sustancia, que no es algo vago o nebuloso, sino lo que permanece en un ser que cambia y al cual sostiene. La constancia hace referencia a la firmeza.
La paciencia viene de la palabra latina “pati” que significa sufrir, soportar. Paciencia es la aptitud para esperar sufriendo y sufrir esperando. Si uno es apto para soportar y esperar es paciente.
La palabra perseverancia incluye la palabra “severo”, que originalmente quería decir inflexible, austero. Perseverar quiere decir persistir, continuar, ser inflexible.
Dice el Catecismo de la Iglesia Católica nº 2742 que "no nos ha sido prescrito trabajar, vigilar y ayunar constantemente; pero sí tenemos una ley que nos manda orar sin cesar" (Evagrio Póntico). Y cita varios textos bíblicos: "Orad constantemente" (1 Ts 5, 17), "dando gracias continuamente y por todo a Dios Padre, en nombre de Nuestro Señor Jesucristo" (Ef 5, 20), "siempre en oración y suplica, orando en toda ocasión en el Espíritu, velando juntos con perseverancia e intercediendo por todos los santos" (Ef 6, 18).
¿Qué es lo que hará posible la oración continua que mantenga la fe hasta la venida de Nuestro Señor Jesucristo?: el amor. “Este ardor incansable no puede venir más que del amor”. (Catecismo nº 2742). No cejemos de pedir al Señor la fortaleza para el combate de la oración. Ante las tentaciones de la pereza, del relajamiento espiritual, el descuido de la vigilancia, la negligencia del corazón, el desaliento: Orar es siempre posible, orar es una necesidad vital, oración y vida cristiana son inseparables porque se trata del mismo amor y de la misma renuncia que procede del amor. Ya san Benito enseñaba a sus monjes: "Ora et labora". "Ni ores sin trabajar, ni trabajes sin orar".
Nuestra oración ha de ser paciente, perseverante, constante, insistente, necesaria, sin desanimarnos, como dice Jesús, con la parábola de la viuda: “Debemos orar siempre sin desfallecer”.
Jesús, vuestro párroco
+  Lectura del santo evangelio según san Lucas 18, 1-8
En aquel tiempo, Jesús, para explicar a sus discípulos cómo tenían que orar siempre sin desanimarse, les propuso esta parábola:
— «Había un juez en una ciudad que ni temía a Dios ni le importaban los hombres. En la misma ciudad había una viuda que solía ir a decirle: “Hazme justicia frente a mi adversario.” Por algún tiempo se negó, pero después se dijo:
“Aunque ni temo a Dios ni me importan los hombres, como esta viuda me está fastidiando, le haré justicia, no vaya a acabar pegándome en la cara.”» Y el Señor añadió:
—«Fijaos en lo que dice el juez injusto; pues Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos que le gritan día y noche?; ¿o les dará largas? Os digo que les hará justicia sin tardar. Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará esta fe en la tierra?»
Palabra del Señor.
 
2613         S. Lucas nos ha trasmitido tres parábolas principales sobre la oración:

                  La primera, "el amigo importuno" (cf Lc 11, 5-13), invita a una oración insistente: "Llamad y se os abrirá". Al que ora así, el Padre del cielo "le dará todo lo que necesite", y sobre todo el Espíritu Santo que contiene todos los dones.
                  La segunda, "la viuda importuna" (cf Lc 18, 1-8), está centrada en una de las cualidades de la oración: es necesario orar siempre, sin cansarse, con la paciencia de la fe. "Pero, cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará fe sobre la tierra?"
La tercera parábola, "el fariseo y el publicano" (cf Lc 18, 9-14), se refiere a la humildad del corazón que ora. "Oh Dios, ten compasión de mí que soy pecador". La Iglesia no cesa de hacer suya esta oración: "¡Kyrie eleison!".
2098 Los actos de fe, esperanza y caridad que ordena el primer mandamiento se realizan en la oración. La elevación del espíritu hacia Dios es una expresión de nuestra adoración a Dios: oración de alabanza y de acción de gracias, de intercesión y de súplica. La oración es una condición indispensable para poder obedecer los mandamientos de Dios. "Es preciso orar siempre sin desfallecer" (Lc 18,1).
2559 "La oración es la elevación del alma a Dios o la petición a Dios de bienes convenientes" (San Juan Damasceno, f. o. 3, 24). ¿Desde dónde hablamos cuando oramos?  ¿Desde la altura de nuestro orgullo y de nuestra propia voluntad, o desde "lo más profundo" (Sal 130, 14) de un corazón humilde y contrito? El que se humilla es ensalzado (cf Lc 18, 9-14). La humildad es la base de la oración. "Nosotros no sabemos pedir como conviene"(Rom 8, 26). La humildad es una disposición necesaria para recibir gratuitamente el don de la oración: el hombre es un mendigo de Dios (cf San Agustín, serm 56, 6, 9).
2573 La oración (se entiende) como un combate de la fe y una victoria de la perseverancia (cf Gn 32, 25-31; Lc 18, 1-8).
Lc 18,1-8: No puede fluir el río cuando se seca el manantial del agua. La lectura del santo evangelio nos impulsa a orar y a creer, y a no presumir de nosotros, sino del Señor. ¿Qué mejor exhortación a la oración que esta parábola del juez inicuo que se nos ha propuesto? Un juez inicuo, que ni temía a Dios ni respetaba al hombre, escuchó, sin embargo, a una viuda que le importunaba, vencido por el hastío, no movido por la piedad. Si, pues, escuchó a quien no soportaba que le suplicase, ¿de qué manera nos escuchará quien nos exhorta a que pidamos? Después de habernos persuadido el Señor, mediante esta comparación, como argumento por contraste, de que conviene orar siempre y no desfallecer, añadió lo siguiente: Sin embargo, ¿crees que cuando venga el Hijo del hombre encontrará fe en la tierra? (Lc 18,1-8). Si la fe flaquea, la oración perece. ¿Quién hay que ore, si no cree? Por esto, el bienaventurado Apóstol decía, exhortando a orar: Todo el que invocare el nombre del Señor será salvo. Y para mostrar que la fe es la fuente de la oración y que no puede fluir el río cuando se seca el manantial del agua, añadió: ¿Cómo van a invocar a aquel en quien no creyeron? (Rom 10,13.14). Creamos, pues, para poder orar. Y para que no decaiga la fe, mediante la cual oramos, oremos. De la fe fluye la oración; y la oración que fluye suplica firmeza para la misma fe. Para que la fe no decayese en medio de las tentaciones, dijo el Señor: Vigilad y orad, para no entrar en tentación. Vigilad -dijo- y orad, para no entrar en tentación. ¿Qué es entrar en tentación, sino salirse de la fe? En tanto avanza la tentación en cuanto decae la fe. En tanto decae la tentación en cuanto avanza la fe. Mas para que vuestra caridad vea más claramente que el Señor dijo: Vigilad y orad, para no entrar en tentación, refiriéndose a la fe, para que no decayese ni pereciese, dice el evangelio en el mismo lugar: Esta noche pidió Satanás ahecharos como trigo; yo he rogado por ti, Pedro, para que tu fe no decaiga (Lc 22,46.31.32). ¿Ruega quien defiende, y no ruega quien se halla en peligro? (San Agustín. Sermón 115,1)
————————————————
"Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe en la tierra?" (Lc 18, 8). La pregunta, con la que Jesús concluye la parábola sobre la necesidad de orar "siempre sin desanimarse" (Lc 18, 1), sacude nuestra alma. Es una pregunta a la que no sigue una respuesta; en efecto, quiere interpelar a cada persona, a cada comunidad eclesial y a cada generación humana. La respuesta debe darla cada uno de nosotros. Cristo quiere recordarnos que la existencia del hombre está orientada al encuentro con Dios; pero, precisamente desde esta perspectiva, se pregunta si a su vuelta encontrará almas dispuestas a esperarlo, para entrar con él en la casa del Padre. Por eso dice a todos: “Velad, pues, porque no sabéis ni el día ni la hora" (Mt 25, 13). (Juan Pablo II. Homilía 21 de octubre de 2001)
————————————————
“La fe es un don precioso de Dios, que abre nuestra mente para que lo podamos conocer y amar, Él quiere relacionarse con nosotros para hacernos partícipes de su misma vida y hacer que la nuestra esté más llena de significado, que sea más buena, más bella. Dios nos ama. Pero la fe necesita ser acogida, es decir, necesita nuestra respuesta personal, el coraje de poner nuestra confianza en Dios, de vivir su amor, agradecidos por su infinita misericordia. Es un don que no se reserva sólo a unos pocos, sino que se ofrece a todos generosamente. Todo el mundo debería poder experimentar la alegría de ser amados por Dios, el gozo de la salvación. Y es un don que no se puede conservar para uno mismo, sino que debe ser compartido. Si queremos guardarlo sólo para nosotros mismos, nos convertiremos en cristianos aislados, estériles y enfermos. El anuncio del Evangelio es parte del ser discípulos de Cristo y es un compromiso constante que anima toda la vida de la Iglesia. «El impulso misionero es una señal clara de la madurez de una comunidad eclesial» (Benedicto XVI, Verbum Domini, 95). Toda comunidad es “adulta”, cuando profesa la fe, la celebra con alegría en la liturgia, vive la caridad y proclama la Palabra de Dios sin descanso, saliendo del propio ambiente para llevarla también a las “periferia”, especialmente a aquellas que aún no han tenido la oportunidad de conocer a Cristo. La fuerza de nuestra fe, a nivel personal y comunitario, también se mide por la capacidad de comunicarla a los demás, de difundirla, de vivirla en la caridad, de dar testimonio a las personas que encontramos y que comparten con nosotros el camino de la vida.” (Francisco, Mensaje Domund 2013)
 
Virgen de la constancia

Maria, en ti, aprendemos el misterio de la constancia en la oración y la fuerza de la plegaria humilde, y discreta. La levedad del agua, en su movimiento constante, es capaz de romper la dureza de la piedra. Dígnate tú también ayudarnos por tu misericordia triunfando con el goteo de tu gracia sobre la rudeza de nuestro corazón. (por San Alfonso Mª Ligorio)
VISITA SEMINARISTAS
DEL SEMINARIO MAYOR Y MENOR DE VALENCIA
A NUESTRA PARROQUIA
El Seminario mayor y menor de Valencia, con sus seminaristas visitará nuestro arciprestazgo el sábado 26 y el domingo 27 de octubre. Nuestra parroquia ha acogido 16 seminaristas. Estarán presentes en las misas del sábado y domingo. Los que deseéis colaborar en la acogida, la cena, el desayuno no dudéis en comunicarlo.
Sábado 26 de octubre:
11.00: Acogida en Simat de la Valldigna. Oración. Visita al Monasterio de Simat
13.00: Reunión allí mismo para distribuir los seminaristas en familias y explicarles el fin de semana
14.00: Comida en familias de acogida
17.00: Acogida en la parroquia. Explicación de la historia de la Parroquia y visita locales. Hacer dos grupos desde las 6 tarde hasta las 20.30 h.
Grupo A:
18.00: Eucaristía con los niños; 19.00: Merienda; 19.30: Explicación de las actividades de la parroquia: Anatolé y Buen Pastor
Grupo B
18.00: Explicación de las actividades de la parroquia: Anatolé y Buen Pastor; 19.00: Merienda; 19.30: Eucaristía
20.30: Vísperas en el Templo
21.15: Eucaristía con las comunidades
23.00: Cena ágape en los locales
…/…: Descanso en familias de acogida
Domingo 27 de octubre:
9.00: Rezo de Laudes; 9.30: Desayuno y visita a los lugares propios de Gandía: Colegiata, Palacio, Clarisas, Beato.
12.00: Eucaristía; 14.00: Comida en las familias de acogida
17.00: Despedida en el Grau

La fe y la caridad dan lugar a la misión donde te encuentres. Siempre llevar a Cristo. Nadie sea perezoso en la misión, en la fe y en la caridad.
Las colectas del sábado 19 y domingo 20 irán íntegramente destinadas a ayudar a los misioneros del tercer mundo. Os invitamos a ser generosos en vuestra aportación Si se os olvida podéis hacer llegar los donativos durante la semana.

1. Misas en sufragio. A lo largo del año, en todas las misas, se reza por todos los difuntos. Algunas celebraciones incluyen una intención particular por algún difunto o por alguna necesidad. Les invitamos a solicitar en el despacho o sacristía la celebración de intenciones particulares o misas en sufragio.
2. El próximo Sínodo de los Obispo tratará el tema de los Desafío pastorales que tiene la familia en el Contexto de la Evangelización.
3. El pasado jueves comenzó el Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas Sede Gandia con casi 60 alumnos. Presidió la eucaristía de inicio D. Vicente Fontestad. El jueves que viene 24 de octubre a las 20 h. primera clase. Les invitamos a esta modalidad de formación tan interesante.
4. El lunes 21 de octubre a las 9 noche comienza el cursillo prematrimonial en la parroquia de San Cristóbal de Benipeixcar.
5. El lunes 21 de octubre a las 8.30 noche se reunirá el grupo del Itinerario Diocesano de Renovación. El Señor Arzobispo se reunirá con ellos en el Colegio Calderón del Grau el jueves 29 de octubre a las 20.30 h. para presentar el cuarto curso. A las 21.30 h. se reunirá el Equipo de catequesis prebautismales en los locales parroquiales.
6. El martes 22 de octubre a las 18.00 el párroco se reunirá con los padres de segundo curso de la catequesis.
7. El martes 22 de octubre a las 20.15 h. se reunirá el grupo Descanso.
8. El miércoles 23 de octubre, a las 5.30 tarde se reunirá con el párroco el Equipo de Cáritas.
9. Ha surgido la iniciativa de que la reliquia de que nuestro Patrón y Titular de nuestra parroquia, S. Francisco de Borja, visite nuestros hogares, nuestras casas. Para esto necesitamos saber quiénes están interesados en tener la reliquia en su casa. La estancia no será superior de una semana. Para más información pónganse en contacto con D. Jesús o D. Arturo.
Del 21 al 27 de octubre de 2013
Lunes 21. En sufragio de los difuntos de la familia Espí—Sanchis. 
Martes 22. 19.30 h.: sin intención. 
Miércoles 23. 19.30 h.: En sufragio de José Antonio Cabanilles. 
Jueves 24. 19.30 h.: En sufragio de los difuntos de la familia Domínguez Ruiz. 
Viernes 25. 19.30 h.: sin intención. 
Sábado 26. XXX T.O. 18.00 h.: Misa con niños: sin intención. 19.30 h.: sin intención. 21.00 h.: En sufragio de los difuntos de la familia Cabrera Romero. 
Domingo 27. XXX T.O. 9.30 h.: sin intención. 11.00 h.: sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: sin intención.

-------------------------- --- ----------------------
Hoja Parroquial en formato pdf

Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil, escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" de tu móvil.