21 de junio de 2013

Domingo 23 de junio de 2013. XII TO C.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 23 de Junio de 2013  
                  Queridos hermanos:
Este hermoso pasaje ha sido escuchado por generaciones y generaciones de santos que han respondido admirablemente y nos han dejado el ejemplo de su vida en seguimiento de Cristo, en su imitación, poniendo en práctica la abnegación: “Se ha dicho que toda la doctrina ascética fundamental del Nuevo Testamento puede resumirse en estas palabras de Jesús: «El que quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame». Es cierto. El principio de abnegación, tan vigorosamente expresado, implica la parte negativa del ascetismo cristiano; el de la imitación de Jesús representa el elemento positivo, así como también el motivo más determinante. En efecto, como lo garantizan las Escrituras en otros pasajes, desde los principios mismos de la Iglesia, el deseo de imitar a Cristo y seguir sus huellas fue para los cristianos la principal razón de aceptar con alegría toda clase de privaciones, sufrimientos, oprobios y persecuciones. (Colombas. El Monacato Primitivo. 539).
No hay santo, que encontrando la perla preciosa, el tesoro escondido, no lo hayan dejado todo por Cristo: los bienes, actividades, familia, hasta el propio yo y la aceptación de cualquier dificultad.
Decía San Agustín en sus sermones: “El que quiera venirse conmigo, que se niegue a si mismo, que cargue con su cruz y me siga. Parece duro y grave este precepto del Señor de negarse a sí mismo para seguirle. Pero no es ni duro ni grave lo que manda aquel que ayuda a realizar lo que ordena. (…) El amor hace suave lo que hay de duro en el precepto. ¿Qué significa: Cargue con su cruz? Acepte todo lo que es molesto y sígame de esta forma. Cuando empiece a seguirme en mis ejemplos y preceptos, en seguida encontrará contradictores, muchos que intentarán prohibírselo, muchos que intentarán disuadirle, y los encontrará incluso entre los seguidores de Cristo. A Cristo acompañaban aquellos que querían hacer callar a los ciegos. Si quieres seguirle, acepta como cruz las amenazas, las seducciones y los obstáculos de cualquier clase; soporta aguanta, mantente firme. (…)  Este precepto no se refiere sólo a las vírgenes, con exclusión de las casadas; o a las viudas, excluyendo a las que viven en matrimonio; o a los monjes, y no a los casados; o a los clérigos, con exclusión de los laicos: toda la Iglesia, todo el cuerpo y cada uno de sus miembros, de acuerdo con su función propia y específica, debe seguir a Cristo.
Jesús, vuestro párroco

 
+  Lectura del santo evangelio según san Lucas 9, 18-24

Una vez que Jesús estaba orando solo, en presencia de sus discípulos, les preguntó:
—«¿Quién dice la gente que soy yo?» Ellos contestaron:
—«Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros dicen que ha vuelto a la vida uno de los antiguos profetas.»
El les preguntó: —«Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?»
Pedro tomó la palabra y dijo: —«El Mesías de Dios.»
Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie. Y añadió:
—«El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día.» Y, dirigiéndose a todos, dijo: —«El que quiera seguirme, que se niegue a sí mismo, cargue con su cruz cada día y se venga conmigo. Pues el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa la salvará.»
Palabra del Señor.

 

Nuestra participación

en el sacrificio de Cristo
618 La Cruz es el único sacrificio de Cristo "único mediador entre Dios y los hombres" (1 Tm 2, 5). Pero, porque en su Persona divina encarnada, "se ha unido en cierto modo con todo hombre" (GS 22, 2), él "ofrece a todos la posibilidad de que, en la forma de Dios sólo conocida, se asocien a este misterio pascual" (GS 22, 5). El llama a sus discípulos a "tomar su cruz y a seguirle" (Mt 16, 24) porque él "sufrió por nosotros dejándonos ejemplo para que sigamos sus huellas" (1 P 2, 21). El quiere en efecto asociar a su sacrificio redentor a aquéllos mismos que son sus primeros beneficiarios (cf. Mc 10, 39; Jn 21, 18-19; Col 1, 24). Eso lo realiza en forma excelsa en su Madre, asociada más íntimamente que nadie al misterio de su sufrimiento redentor (cf. Lc 2, 35): “Fuera de la Cruz no hay otra escala por donde subir al cielo”. (Sta. Rosa de Lima, vida)
La gracia del sacramento del matrimonio
1642 Cristo es la fuente de esta gracia. "Pues de la misma manera que Dios en otro tiempo salió al encuentro de su pueblo por una alianza de amor y fidelidad, ahora el Salvador de los hombres y Esposo de la Iglesia, mediante el sacramento del matrimonio, sale al encuentro de los esposos cristianos" (GS 48,2). Permanece con ellos, les da la fuerza de seguirle tomando su cruz, de levantarse después de sus caídas, de perdonarse mutuamente, de llevar unos las cargas de los otros (cf Ga 6,2), de estar "sometidos unos a otros en el temor de Cristo" (Ef 5,21) y de amarse con un amor sobrenatural, delicado y fecundo. En las alegrías de su amor y de su vida familiar les da, ya aquí, un gusto anticipado del banquete de las bodas del Cordero.
2015 El camino de la perfección pasa por la cruz. No hay santidad sin renuncia y sin combate espiritual (cf 2 Tm 4). El progreso espiritual implica la ascesis y la mortificación que conducen gradualmente a vivir en la paz y el gozo de las bienaventuranzas: “El que asciende no cesa nunca de ir de comienzo en comienzo mediante comienzos que no tienen fin. Jamás el que asciende deja de desear lo que ya conoce”. (S. Gregorio de Nisa, hom. in Cant. 8).

«Hablemos ahora de las tres renuncias. La tradición de los Padres y la autoridad de las Sagradas Escrituras demuestran, en efecto, que son tres, y que a cada uno de nosotros conviene ponerlas por obra con el mayor ahínco. La primera, corporal, consiste en despreciar todas las riquezas y bienes de este mundo; la segunda, en abandonar nuestras antiguas costumbres, vicios y afecciones del espíritu y de la carne; la tercera, en apartar nuestra mente de todo lo presente y visible para contemplar únicamente las cosas futuras y no desear más que las invisibles. Que llevara a cabo las tres al mismo tiempo, es el mandamiento que dio Dios a Abrahán cuando, como leemos, le dice: 'Sal de tu tierra, de tu parentela, de la casa de tu padre'. En primer lugar dijo: 'de tu tierra', esto es, de los bienes de este mundo y de las riquezas terrenas; en segundo lugar: 'de tu parentela', es decir, de la vida, costumbres y vicios anteriores, con quienes estamos emparentados con una especie de afinidad y consanguinidad desde nuestro nacimiento; en tercer lugar: 'de la casa de tu padre', esto es, de todo recuerdo de este mundo visible» (Casiano pone en labios de apa Pafnucio esta doctrina. Collationes 3,6. Cit. en Colombas. El Monacato Primitivo. 483).
.........................................................
No penséis que os habéis llegado a seguirme para que vuestra honra sea más alta, o vuestra hacienda más rica, o para vivir en regalo; que si esto fuese, ni se sabría quien me seguía por amor de estas cosas. Quiero yo que me busquen a mí por mí y que me amen sobre todas las cosas. Y sabed por muy cierto que, si alguno viene a mí y no aborrece su padre y su madre, y mujer e hijos, y hermanos y hermanas, y aun su vida propia, no puede ser discípulo mío; porque si no está aparejado a contentarme a mí, aunque descontente a todos, y a perderlo todo (si conviniere) por servicio de Dios, no puede gozar de Dios, que quiere ser amado únicamente, y abrir el camino del ser perseguido por amor de la justicia, tomando mi cruz; y recibir malquerencia en lugar de amor, y blasfemias por buena doctrina, y persecuciones por hacer bienes, y perder la vida por la honra del Padre. Mas sabed por cierto que el que no toma su cruz y apareja el sufrir por mí todo lo que le viniere, no será digno de mí”. (Santo Tomás de Villanueva. Explicación de las Bienaventuranzas y su correspondencia, ya con los dones del Espíritu Santo, ya con la oración del Padre Nuestro).
.........................................................
«La renuncia no es sino la marca de la cruz y de la muerte de sí mismo. Debes, pues, saber que hoy has muerto verdaderamente al mundo presente, a sus obras y a sus deseos, y que, según dice el Apóstol, estás crucificado al mundo, como el mundo lo está para ti. Examina, pues, lo que implica la cruz bajo cuyo signo debes vivir en adelante, porque ya no eres tú quien vive, sino que vive en ti aquel que por ti fue crucificado. Es preciso conformar toda nuestra vida al modelo que él nos dio cuando estaba clavado en la cruz, para que, según dice David, traspasando nuestras carnes con el temor del Señor como con clavos, nuestra voluntad y todos nuestros deseos ya no estén sujetos a nuestra concupiscencia, sino clavados a su mortificación. De este modo cumpliremos este precepto del Señor: 'Quien no toma su cruz y me sigue, no es digno de mí’» (Casiano. Instituta 4,34. Discurso que Pinufio dirige al novicio que acaba de ingresar en el monasterio. Cit. en Colombas. El Monacato Primitivo. 501).
El admirable hijo del carpintero llevó su cruz a las moradas de la muerte, que todo lo devoraban, y condujo así a todo el género humano a la mansión de la vida. Y la humanidad entera, que a causa de un árbol había sido precipitada en el abismo inferior, por otro árbol, el de la cruz, alcanzó la mansión de la vida. En el árbol, pues, en que había sido injertado un esqueje de muerte amarga, se injertó luego otro de vida feliz, para que confesemos que Cristo es Señor de toda la creación. ¡A ti la gloria, a ti que con tu cruz elevaste como un puente sobre la misma muerte, para que las almas pudieran pasar por él desde la región de la muerte a la región de la vida! ¡A ti la gloria, a ti que asumiste un cuerpo mortal e hiciste de él fuente de vida para todos los mortales! Tú vives para siempre; los que te dieron muerte se comportaron como los agricultores: enterraron la vida en el sepulcro, como el grano de trigo se entierra en el surco, para que luego brotara y resucitara llevando consigo a otros muchos. Venid, hagamos de nuestro amor una ofrenda grande y universal; elevemos cánticos y oraciones en honor de aquel que, en la cruz, se ofreció a Dios como holocausto para enriquecernos a todos. (San Efrén. Sermón sobre nuestro Señor 3-4.9)

El Misal romano añade el nombre


de San José en plegarias eucarísticas

La Congregación para el Culto Divino ha decretado que el nombre de San José se añada en diversas plegarias eucarísticas del misal romano.
“En el paterno cuidado de Jesús, que San José de Nazaret desempeñó, colocado como cabeza de la Familia del Señor, respondió generosamente a la gracia, cumpliendo la misión recibida en la economía de la salvación y, uniéndose plenamente a los comienzos de los misterios de la salvación humana, se ha convertido en modelo ejemplar de la entrega humilde llevada a la perfección en la vida cristiana, y testimonio de las virtudes corrientes, sencillas y humanas, necesarias para que los hombres sean honestos y verdaderos seguidores de Cristo. Este hombre Justo, que ha cuidado amorosamente de la Madre de Dios y se ha dedicado con alegría a la educación de Jesucristo, se ha convertido en el custodio del tesoro más precioso de Dios Padre, y ha sido constantemente venerado por el pueblo de Dios, a lo largo de los siglos, como protector del cuerpo místico, que es la Iglesia.

En la Iglesia católica, los fieles han manifestado siempre una devoción ininterrumpida hacia San José y han honrado de manera constante y solemne la memoria del castísimo Esposo de la Madre de Dios, Patrono celestial de toda la Iglesia, hasta tal punto que el ya Beato Juan XXIII, durante el Sagrado Concilio Ecuménico Vaticano II, decretó que se añadiera su nombre en el antiquísimo Canon Romano. El Sumo Pontífice Benedicto XVI ha querido acoger y aprobar benévolamente los piadosos deseos que han llegado desde muchos lugares y que ahora, el Sumo Pontífice Francisco ha confirmado, considerando la plenitud de la comunión de los santos que, habiendo peregrinado un tiempo a nuestro lado, en el mundo, nos conducen a Cristo y nos unen a Él.
Por lo tanto, teniendo en cuenta todo esto, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en virtud de las facultades concedidas por el Sumo Pontífice Francisco, gustosamente decreta que el nombre de San José, Esposo de la Bienaventurada Virgen María, se añada de ahora en adelante en las Plegarias Eucarísticas II, III y IV de la tercera edición típica del Misal Romano, colocándose después del nombre de la Bienaventurada Virgen María.

Dado en la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el día 1 de mayo del 2013, memoria de San José Obrero.

  1. A nivel europeo ha surgido una iniciativa ciudadana titulada “one of us” (uno de nosotros). El objetivo de esta Iniciativa Ciudadana Europea es obtener el compromiso de la Unión en todos estos campos de no consentir ni financiar acciones que presupongan o favorezcan la destrucción de embriones humanos, así como de establecer los instrumentos adecuados de control sobre la utilización de los fondos concedidos con la finalidad de garantizar que éstos no son empleados para atentar contra la vida humana. Existe una página web donde podrán firmar para que sea una realidad este objetivo: www.unodenosotros.eu. Allí podrán firmar, tener acceso a la cuenta corriente de la asociación como otros materiales que nos presenta la web. Les invitamos a que participen en este iniciativa puesto que toda vida humana, desde el momento de la concepción, es sagrada y hay que ser defendida.
  2. El domingo, a las 6 de la tarde, estará la ASAMBLEA PARROQUIAL DE FIN DE CURSO.
  3. Del 5 al 7 de julio en Oliva se dará lugar al Multifestival David. Este Multifestival es un evento mundial en el que participan todo tipo de artistas, principalmente cristianos. A lo largo de esos días habrán diversos talleres, conciertos, Eucaristías, Vigilias. Se puede participar de muchos modos: en primer lugar, de modo integro, es decir, con la asistencia permanente en todo el festival los tres días, o, por otra parte, participar en alguna actividad. Para más información tienen los folletos sobre el evento en la mesa de la entrada.
  4. El campamento interparroquial en la sierra de Peñascosa para niños de los niños entre 6-12 años del 11 al 17 de julio.
  5. PEREGRINACIONES: Los del Camino de Santiago (4-12 agosto). Los de la peregrinación a Javier con Anatolé (del 23 al 25 de agosto).
Del 24 al 30 de junio de 2013
Lunes 24. NATIVIDAD DE S. JUAN BAUTISTA. 19.30 h.: En sufragio de José Antonio Cabanilles, Juana y María Gasent Rebollera y difuntos familia. 
Martes 25. 19.30 h.: En sufragio de Rafael Pla y difuntos familia.  
Miércoles 26. 19.30 h.: En sufragio de los difuntos de la familia Escolano—Ferrairó. 
Jueves 27. 19.30 h.: sin intencion. 
Viernes 28. SANTOS PEDRO Y PABLO. 19.30 h.: sin intención. 
Sábado 29. XIII T.O. 19.30 h.: En sufragio de Rosendo Roche y Víctor Ferragut. 21.00 h.: sin intención. 
Domingo 30. XIII T.O. 12.00 h. Pro Pópulo.




para descargar, imprimir y ver en dispositivos móviles.
También puedes descargar la hoja parroquial en tu smartphone con la aplicación gratuita "tipatag" que permite escanear etiquetas inteligentes, gentileza de gmv.


Hoja Parroquial