28 de diciembre de 2012

Domingo 30 de Diciembre de 2012 - Solemnidad de la Sagrada Familia


HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 30 de diciembre de 2012.

Solemnidad de la Sagrada Familia

                                


                                          Queridos hermanos:
El cambio sustancial que se ha producido en la sociedad en el ámbito de la familia ha sido de consecuencias devastadoras: desprotegiendo la familia, devaluando el matrimonio por medio de leyes que sellan la cultura anclada en la llamada revolución sexual, influida por la ideología de género, presentada jurídicamente como “nuevos derechos” y difundida a través de la educación en los centros escolares. (cf. Conferencia Episcopal Española. La verdad del amor humano. Orientaciones sobre el amor conyugal, la ideología de género y la legislación familiar. Nº 2). Este documento de nuestros Obispos publicado el 4 de julio de 2012 presenta algunos motivos para la esperanza: “testimonios de entrega y santidad de muchos matrimonios y se constata el papel fundamental que están suponiendo las familias para el sostenimiento de tantas personas, manifestaciones de los últimos tiempos en favor de la vida, las Jornadas de la Familia, el incremento de los objeciones de conciencia por parte de los profesionales de la medicina que se niegan a practicar el aborto, la creación por ciudadanos de redes sociales en defensa del derecho a la maternidad, (…) las reacciones de tantos padres ante la ley sobre “la educación para la ciudadanía”. (Id. 3). Pero también constata que nuestra sociedad está enferma: “Las prácticas abortivas, las rupturas matrimoniales, la explotación de los débiles y de los empobrecidos –especialmente niños y mujeres–, la anticoncepción y las esterilizaciones, las relaciones sexuales prematrimoniales, la degradación de las relaciones interpersonales, la prostitución, la violencia en el ámbito de la convivencia doméstica, las adicciones a la pornografía, a las drogas, al alcohol, al juego y a internet, etc., han aumentado… la absolutización subjetivista de la libertad que, desvinculada de la verdad, termina por hacer de las emociones parciales la norma del bien y de la moralidad”. (Id. 4).
Nuestro Arzobispo nos invita a ser familias misioneras en esta sociedad concreta que necesita la reconstrucción de la casa entendida como hogar. Para “construir una “casa” en la que cada uno de sus miembros se sienta querido por sí mismo y disponga del ambiente adecuado para crecer como persona (…) en la que las relaciones entre todos sus miembros se miden por la ley de la gratuidad, y abierta a la trascendencia. (cf. Id. 139-140). Se trata, de anunciar la buena noticia del matrimonio y la familia como un bien para toda la humanidad. «Cristo necesita familias para recordar al mundo la dignidad del amor humano y la belleza de la vida  familiar» (Benedicto XVI, Discurso en la vigila de Hyde Park (18.IX.2010). (cit. en Id. 143).
Jesús, vuestro párroco

+   Lectura del santo evangelio según san Lucas 2, 41-52
Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén por las fiestas de Pascua. Cuando Jesús cumplió doce años, subieron a la fiesta según la costumbre y, cuando terminó, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que lo supieran sus padres. Estos, creyendo que estaba en la caravana, hicieron una jornada y se pusieron a buscarlo entre los parientes y conocidos; al no encontrarlo, se volvieron a Jerusalén en su busca. A los tres días, lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas; todos los que le oían quedaban asombrados de su talento y de las respuestas que daba.
Al verlo, se quedaron atónitos, y le dijo su madre: — «Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados.»
Él les contesto: — «¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?»
Pero ellos no comprendieron lo que queda decir. Él bajó con ellos a Nazaret y siguió bajo su autoridad. Su madre conservaba todo esto en su corazón. Y Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y los hombres.
Palabra del Señor.

Palabra del Señor.

1655 Cristo quiso nacer y crecer en el seno de la Sagrada Familia de José y de María. La Iglesia no es otra cosa que la "familia de Dios". Desde sus orígenes, el núcleo de la Iglesia estaba a menudo constituido por los que, "con toda su casa", habían llegado a ser creyentes (cf Hch 18,8). Cuando se convertían deseaban también que se salvase "toda su casa" (cf Hch 16,31 y 11,14). Estas familias convertidas eran islotes de vida cristiana en un mundo no creyente.

1656 En nuestros días, en un mundo frecuentemente extraño e incluso hostil a la fe, las familias creyentes tienen una importancia primordial en cuanto faros de una fe viva e irradiadora. Por eso el Concilio Vaticano II llama a la familia, con una antigua expresión, "Ecclesia domestica" (LG 11; cf. FC 21). En el seno de la familia, "los padres han de ser para sus hijos los primeros anunciadores de la fe con su palabra y con su ejemplo, y han de fomentar la vocación personal de cada uno y, con especial cuidado, la vocación a la vida consagrada" (LG 11).

1657 Aquí es donde se ejercita de manera privilegiada el sacerdocio bautismal del padre de familia, de la madre, de los hijos, de todos los miembros de la familia, "en la recepción de los sacramentos, en la oración y en la acción de gracias, con el testimonio de una vida santa, con la renuncia y el amor que se traduce en obras" (LG 10). El hogar es así la primera escuela de vida cristiana y "escuela del más rico humanismo" (GS 52,1). Aquí se aprende la paciencia y el gozo del trabajo, el amor fraterno, el perdón generoso, incluso reiterado, y sobre todo el culto divino por medio de la oración y la ofrenda de su vida.

 . 

“La familia, “iglesia doméstica”, es una gracia de Dios. Cuando la familia expresa y manifiesta con su vida el proyecto que Dios mismo hizo para ella, deja traslucir lo que Él mismo es: Amor. Esta sociedad de crisis y de emergencias, de enfermedades y heridas, necesita de la familia cristiana. La familia cristiana ha supuesto en la historia de la civilización una institución de sanación de la humanidad, transformadora de las relaciones, ofertadora de vida, escuela de humanidad, maestra en el desarrollo de la persona como imagen de Dios, en mostrar la dignidad de la persona y cómo se ha de servir a esa dignidad, escuela que engendra libertad, fraternidad, servicio, entrega, fidelidad. La familia cristiana, su presencia en esta sociedad, es necesaria, urge su misión. ¿Por qué? Quizá lo entendamos mejor si nos detenemos, por unos momentos, a contemplar aquella escena tan significativa en la que cada uno de nosotros podemos identificarnos con los pastores de Belén: encontraron a María y a José, y al Niño acostado en el pesebre (cf. Lc 2, 6). ¡Qué hondura adquiere esta realidad, que los primeros testigos del nacimiento de Cristo fuesen los pastores! Encontraron al Niño Jesús, pero hallaron a una pequeña familia: madre, padre e hijo nacido. ¡Qué maravilla, Dios ha querido revelarse naciendo en una familia humana! Desde entonces la familia humana se ha convertido en un icono de Dios. (…) 

Quisiera lanzar con esta carta una propuesta para todas las familias cristianas, una propuesta que no quiere eliminar otras pertenencias, necesarias y que expresan la riqueza de la Iglesia. Pero sí es una propuesta que quiere ser manifestación de una Iglesia particular que se ha tomado en serio lo que el Papa Benedicto XVI nos viene diciendo, como es entrar en el dinamismo de la “nueva evangelización”. Os llamo a todos los que estáis viviendo la fe en los movimientos de grupos de matrimonios, de familias, donde cultiváis de una manera especial lo que sois; os llamo también a los que pertenecéis a comunidades del estilo y carisma que fuere, lo mismo a las que os asociáis como familias para promover una educación cristiana de vuestros hijos a través de las asociaciones de padres; os llamo a tantas familias que vivís la fe en vuestra parroquia sin más y que os habéis tomado en serio ser cristianas. Estoy seguro que todas las familias, como miembros de la Iglesia que camina en nuestra Archidiócesis de Valencia, si nos unimos y promovemos el ser “familia misionera”, tendremos un vínculo esencial que, respetando el carisma de cada una, nos une a quien verdaderamente nos ha mostrado el rostro concreto del Señor, la Iglesia.
Nos unimos por nuestra pertenencia eclesial. Hoy la familia cristiana está llamada a asumir el compromiso de ser “familia misionera”. 

¿Qué compromisos asume una familia, una “iglesia doméstica” que quiere ser “familia misionera”? (…) Los compromisos son cinco: 
1) comer la familia una vez a la semana todos juntos, para hablar y compartir la vida entre todos los miembros; 
2) rezar una vez a la semana juntos, proclamando el evangelio del domingo próximo y rezando por lo menos un misterio del Santo Rosario; 
3) tener en la casa el “rincón del encuentro”, es decir, un lugar donde esté un Crucifijo, una imagen de la Virgen, la Biblia y el catecismo de la Iglesia Católica; 
4) Todos los domingos, mientras los hijos tengan la edad para hacerlo, ir juntos a Misa a la parroquia; 
5) Vivir sin vergüenza, con explicitud y testimonio en medio del mundo, que somos cristianos; en los lugares donde se estudia, se trabaja, en las relaciones que tengamos con los demás. Tendréis un signo que pondréis en vuestra casa, allí donde crece y se hace la “iglesia doméstica”, una imagen de la Sagrada Familia en la que se pondrá este rótulo: “Esta fue la primera Familia Misionera: mi familia como esta Familia”, y debajo irán escritos los cinco compromisos que asume quien desea ser “familia misionera”. (…) Con gran afecto, os bendice + Carlos, Arzobispo de Valencia (Carta del Arzobispo: Domingo 25 de Noviembre de 2012 )

Señor, Dios nuestro, en cuyos mandatos encuentra la familia su auténtico y seguro fundamento, atiende nuestras súplicas y concédenos que, siguiendo los ejemplos de la Sagrada Familia, practicando las virtudes domésticas, y manteniendo vivo el amor, lleguemos a gozar de los premios de tu reino.
118.359
No es el premio de la Lotería de Navidad. Es el récord de abortos alcanzado por España en 2011. El número oficial de vidas humanas eliminadas en los abortorios durante el pasado año. Más abortos que nunca. Un 4,7 por ciento más que el año anterior.

SOBRE LA POLÍTICA FAMILIAR

Promovida por la ideología de género han entrado en la legislación española políticas que no solo han ignorado el matrimonio y la familia, sino que los han “penalizado”. (cf. Conferencia Episcopal Española. La verdad del amor humano. Orientaciones sobre el amor conyugal, la ideología de género y la legislación familiar. Nº 66). Teniendo en cuenta que el matrimonio, la familia y la vida son elementos esenciales del bien común, este documento de la Conferencia Episcopal llama a los políticos a asumir su responsabilidad proponiendo Políticas familiares justas y adecuadas. Aunque la responsabilidad es de todos los ciudadanos, los políticos tienen como responsabilidad fundamental la consecución del bien común (cf. Id. nº 97). Dice entre otras cosas: 

- Los poderes públicos han de dejar que la familia “sea lo que es”, y, por eso, «que sea reconocida en su identidad y aceptada en su naturaleza de sujeto social»[ Juan Pablo II, Gratissimam sane, n, 17]. Un reconocimiento que requiere necesariamente una política familiar estructurada y suficientemente dotada de recursos económicos. A ello aludía Benedicto XVI en su visita a Barcelona: «La Iglesia aboga por adecuadas medidas económicas y sociales para que la mujer encuentre en el hogar y en el trabajo su plena realización; para que el hombre y la mujer que contraen matrimonio y forman una familia sean decididamente apoyados por el Estado; para que se defienda la vida de los hijos como sagrada e inviolable desde el momento de su concepción; para que la natalidad sea dignificada, valorada y apoyada jurídica, social y legislativamente» (Benedicto XVI, Homilía en la consagración del templo expiatorio de la Sagrada Familia (7.XI. 2010). (Nº 135).

- Es necesaria una política demográfica que favorezca el incremento de la natalidad. Los hijos son una contribución decisiva para el desarrollo de la sociedad, que debe ser reconocido adecuadamente por el Estado. Las familias numerosas no pueden verse gravadas por falta de ayudas por parte de los poderes públicos. ” (Nº 136). 

- Es imprescindible impulsar políticas familiares adecuadas que permitan a las familias disponer de la autonomía económica suficiente para poder desarrollarse, (Nº 137).

- Corresponde sobre todo a los gobernantes presentar una política articulada que sea el motor de recuperación de la economía familiar (Nº. 138)

1. El Domingo 30 de diciembre a las 12.00 h.: Fiesta de la Sagrada Familia en la Parroquia.
2. Horario especial de misas para los días 31 de diciembre y 1 de enero; y los días 5 y 6 de enero. Consulte el apartado de Intenciones de las misas.
3. El miércoles 2 de enero, a las seis de la tarde se hará la entrega de las cartas al Paje Real para que se las entregue a los Reyes y puedan así estos organizar mejor la distribución de los regalos.
4. El viernes 4 de enero a las 20.30 h. en el templo parroquial habrá un Concierto benéfico de Navidad a favor de la parroquia a cargo del Coro Veus de la Safor de la Parroquia de Cristo Rey de Gandía. Les invitamos a asistir a este concierto.
5. El lunes 5 de enero Sus Majestades, los Santos Reyes de Oriente, han confirmado su asistencia, que tendrá lugar durante la celebración de bienvenida y entrega de regalos a las 8.30 de la noche. Pueden venir todos los niños que lo deseen con sus padres o acompañantes.
6. Anuncios de las catequesis de adultos: sábado 12 y domingo 13 de enero en todas las misas. Comienzo de las catequesis: el martes 15 de enero a las 9,30 noche.
7. Fiesta del bautismo del Señor. Invitamos a la misa de 12.00 del domingo 13 de enero a las familias que a lo largo del año 2012 han llevado a bautizar a su hijo o hija para dar gracias a Dios por el bautismo.
8. El sorteo del jamón parroquial será el 5 de enero. El ganador será el que tenga los dos últimos números del gordo premiado en el Sorteo de la Lotería Nacional del Niño.


Lunes 31.  Solemnidad de Santa María Madre de Dios. 18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: En sufragio de: Fco. Javier Poyatos.
Martes 1. Solemnidad de Santa María Madre de Dios. 9.30 h.: Sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: Sin intención. 
Miércoles 2. Santos Basilio Magno y Gregorio Nacianceno. 19.30 h.: En sufragio de: Dif. Fam. Ferrer—Puig.
Jueves 3. 19.30 h.: En sufragio de: Rogelio Roselló.
Viernes 4. 19.30 h.: En sufragio de: Octavio Monllor.
Sábado 5. 18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: Sin intención. 
Domingo 6. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: Sin intención.