17 de marzo de 2012

Domingo 18 de marzo. IV CUA B

 HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 18 de marzo de 2012.  

          Queridos hermanos:
Celebramos en este domingo IV de Cuaresma, "domingo Laetare", el amor obstinado de nuestro Dios, que no quiere que muramos: “a pesar de nuestra indignidad, somos los destinatarios de la misericordia infinita de Dios. Dios nos ama de un modo que podríamos llamar "obstinado", y nos envuelve con su inagotable ternura.” (Benedicto XVI. 26 de marzo de 2006).
La semana pasada el signo que nos dio Jesús de este amor obstinado de nuestro Dios era su cuerpo, como verdadero lugar de culto al Padre: «¿Qué signos nos muestras…? … «Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.» …Él hablaba del templo de su cuerpo.” Esta semana el signo que nos da es la cruz levantada. Ya Moisés levantó en el desierto una serpiente de bronce. Los que eran mordidos por las serpientes venenosas miraban la cruz levantada y quedaban curados. Del mismo modo, Jesús crucificado, fiel y misericordioso, se convierte en fuente de salvación. “En ella contemplamos la gloria del Señor que resplandece en el cuerpo martirizado de Jesús”. (Benedicto XVI. 26-3-2006). En la cruz "se realiza ese ponerse Dios contra sí mismo, al entregarse para dar nueva vida al hombre y salvarlo: esto es amor en su forma más radical" (Benedicto XVI. Deus caritas est 12). Si alguien pudiera pensar que no tiene esperanza, que no tiene arreglo, que no puede cambiar, la cruz levantada es una palabra de esperanza sin límites. Dios nunca nos considera desahuciados. Él sigue invitándonos a levantar los ojos hacia un futuro de esperanza y nos promete la fuerza para conseguirlo. (cf. Benedicto XVI. 22 -3- 2009). La cruz de Cristo, signo luminoso de la verdad del amor de Dios por toda vida, que debe seguir resplandeciendo para que conozcamos la verdad del hombre y la verdad de Dios: “todos hemos sido creados y redimidos por un Dios que por amor inmoló a su Hijo único. (Benedicto XVI. 26-3-2006). Para conocer quienes somos, el sentido de nuestra vida, la misión a la que se nos llama, se nos invita a mirar este signo, a acercarnos a Cristo levantado en la Cruz, con todo nuestro ser, nuestra debilidad, pecaminosidad, nuestra vida y nuestra muerte, (cf. Bto Juan Pablo II. Redemptor Hominis 10). Adentrándonos en este misterio de amor obstinado de Dios, saldrá el fruto de la gratitud y la adoración a nuestro Dios, y una “profunda maravilla de sí mismo. ¡Qué valor debe tener el hombre a los ojos del Creador, si ha «merecido tener tan grande Redentor», si «Dios ha dado a su Hijo», a fin de que él, el hombre, «no muera sino que tenga la vida eterna»! (Redemptor Hominis 10).
                                                                                                  Jesús, vuestro párroco

Lectura del santo evangelio según san Juan 3, 14-21

En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo: — «Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna. Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya esta juzgado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios. El juicio consiste en esto: que la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron la tiniebla a la luz, porque sus obras eran malas. Pues todo el que obra perversamente detesta la luz y no se acerca a la luz, para no verse acusado por sus obras. En cambio, el que realiza la verdad se acerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas según Dios.»
Palabra del Señor.Dios Padre Santo, que has querido que la vida humana naciente se pareciera a la semilla de mostaza, la semilla más pequeña, que encierra en sí la esperanza de una plenitud, llena de promesas e ilusiones, alguien único, irrepetible e insustituible, con un valor absoluto.

Señor de la Vida y la Historia, que nos has regalado en la encarnación de tu Hijo el sí a la vida elevando nuestra dignidad al concedernos compartir la naturaleza divina el que se ha unido a nuestra naturaleza humana y haciéndonos partícipes de tu misma vida, plena y definitiva y eterna.
Padre tierno y fiel, que, para darnos esperanza y abrirnos al futuro nos regalas la apertura a la vida, concédenos respetar y cuidar toda vida humana desde su inicio en la concepción hasta la muerte natural. Ayúdanos a cuidar a las madres embarazadas de modo que puedan llevar a término su vocación maternal, en lo posible, en un entorno familiar adecuado, con legislaciones que favorezcan la vida y políticas familiares justas que favorezcan la institución familiar.
Danos respeto, admiración y agradecimiento ante la vida en toda su existencia, sea cual sea su circunstancia física, psíquica o relacional en la que se encuentre, tenga salud o esté enferma o anciana. Infunde en nuestros corazones valentía para amar y defender la vida, toda la vida, promoviendo la cultura de la vida y de la familia que haga posible el respeto a todo ser humano. Amén.
PASIÓN POR LA VIDA
EUTANASIA NO. MÁS CLARO: EUROPA
El Consejo de Europa ha aprobado, el pasado 25 de enero, una Resolución en la que se dictamina que «la eutanasia, en el sentido de la muerte intencional, por acción u omisión, de un ser humano en función de su presunto beneficio, debe ser prohibida siempre», y especifica que «en caso de duda, la decisión siempre debe ser pro-vida y a favor de la prolongación de la vida».(Resolución 1859 (2012). En ningún caso se puede aceptar la legitimación social de la eutanasia. (cf. Mensaje de los Obispos. Jornada por la Vida 2012).
.....................................................................
La reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea5, (Sentencia del Tribunal de Justicia (Gran Sala) de 18 de octubre de 2011), prohíbe patentar los procedimientos que utilicen células madre embrionarias humanas y que considera a todo óvulo humano a partir de la fecundación como «embrión humano». Además, se incluye en el mismo contexto a los embriones procedentes de trasplante nuclear (una técnica que está autorizada en España por la Ley de Reproducción Asistida de 2006) y a los óvulos no fecundados estimulados para dividirse y desarrollarse por partenogénesis. Por otra parte, una resolución de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa condena la selección prenatal del sexo. (cf. Mensaje de los Obispos. Jornada por la Vida 2012).
.....................................................................
LA CRUZ, SIGNO DEL TANTO AMOR DE DIOS
“La cruz es la inclinación más profunda de la Divinidad hacia el hombre (...) La cruz es como un toque del amor eterno sobre las heridas más dolorosas de la existencia terrena del hombre” (Bto Juan Pablo II. Dives in Misericordia 8)
.....................................................................
EL TANTO AMOR DE DIOS
“El hombre no puede vivir sin amor. Él permanece para sí mismo un ser incomprensible, su vida está privada de sentido si no se le revela el amor, si no se encuentra con el amor, si no lo experimenta y lo hace propio, si no participa en él vivamente. Por esto precisamente, Cristo Redentor, como se ha dicho anteriormente, revela plenamente el hombre al mismo hombre. Tal es —si se puede expresar así— la dimensión humana del misterio de la Redención. En esta dimensión el hombre vuelve a encontrar la grandeza, la dignidad y el valor propios de su humanidad. En el misterio de la Redención el hombre es «confirmado» y en cierto modo es nuevamente creado. ¡Él es creado de nuevo!” (Bto Juan Pablo II. Redemptor Hominis 10)
.....................................................................
“Dios da su Hijo unigénito para que el hombre “no muera”; y el significado del “no muera” está precisado claramente en las palabras que siguen: “sino que tenga la vida eterna”. El hombre “muere” cuando pierde “la vida eterna”. Lo contrario de la salvación no es, pues, solamente el sufrimiento temporal, cualquier sufrimiento, sino el sufrimiento definitivo: la pérdida de la vida eterna, el ser rechazados por Dios, la condenación. El Hijo unigénito ha sido dado a la humanidad para proteger al hombre, ante todo, de este mal definitivo y del sufrimiento definitivo. En su misión salvífica El debe, por tanto, tocar el mal en sus mismas raíces trascendentales, (...) fijadas en el pecado y en la muerte: en efecto, éstas se encuentran en la base de la pérdida de la vida eterna. La misión del Hijo unigénito consiste en vencer el pecado y la muerte. El vence el pecado con su obediencia hasta la muerte, y vence la muerte con su resurrección”. (Bto Juan Pablo II. Salvífici Dolores. 14)
DIVERSAS FORMAS DE PENITENCIA
EN LA VIDA CRISTIANA
1437         La lectura de la Sagrada Escritura, la oración de la Liturgia de las Horas y del Padre Nuestro, todo acto sincero de culto o de piedad reaviva en nosotros el espíritu de conversión y de penitencia y contribuye al perdón de nuestros pecados.

1438         Los tiempos y los días de penitencia a lo largo del año litúrgico (el tiempo de Cuaresma, cada viernes en memoria de la muerte del Señor) son momentos fuertes de la práctica penitencial de la Iglesia (cf SC 109-110; CIC can. 1249-1253; CCEO 880-883). Estos tiempos son particularmente apropiados para los ejercicios espirituales, las liturgias penitenciales, las peregrinaciones como signo de penitencia, las privaciones voluntarias como el ayuno y la limosna, la comunicación cristiana de bienes (obras caritativas y misioneras).

1439 El proceso de la conversión y de la penitencia fue descrito maravillosamente por Jesús en la parábola llamada "del hijo pródigo", cuyo centro es "el Padre misericordioso" (Lc 15,11-24): la fascinación de una libertad ilusoria, el abandono de la casa paterna; la miseria extrema en que el hijo se encuentra tras haber dilapidado su fortuna; la humillación profunda de verse obligado a apacentar cerdos, y peor aún, la de desear alimentarse de las algarrobas que comían los cerdos; la reflexión sobre los bienes perdidos; el arrepentimiento y la decisión de declararse culpable ante su padre, el camino del retorno; la acogida generosa del padre; la alegría del padre: todos estos son rasgos propios del proceso de conversión. El mejor vestido, el anillo y el banquete de fiesta son símbolos de esta vida nueva, pura, digna, llena de alegría que es la vida del hombre que vuelve a Dios y al seno de su familia, que es la Iglesia. Sólo el corazón de Cristo que conoce las profundidades del amor de su Padre, pudo revelarnos el abismo de su misericordia de una manera tan llena de simplicidad y de belleza.
 
· Todos los viernes de Cuaresma son días de abstinencia de comer carne, excepto el viernes 16 de marzo, por las fiestas de San José.
· De martes 20 a viernes 23, a las 6’30 de la mañana, se reza la oración comunitaria de Laudes en el Templo parroquial de modo solemne y cantado. Y a las 9.30 h. Oración de la mañana con Exposición del Santísimo Sacramento en la Capilla de la Comunión.
· Los viernes de Cuaresma se hará el Ejercicio del Vía Crucis a las 7 tarde.
· Horario confesiones: De lunes a viernes, de 7.00 a 7.30 tarde y antes de las misas de sábado y domingo.

Simón de Cirene, padre de dos hijos, Alejandro y Rufo, volvía del campo cuando le obligaron a llevar una carga que él no había buscado. Esa carga era la cruz de Nuestro Señor Jesucristo. Si la paga o recompensa por dar de beber un vaso de agua a un profeta es grande ¡cuánta más sería la paga al que llevó la Cruz del mismo Señor! Y así nos lo atestigua el evangelista San Marcos (15,21). Sus hijos formarán parte de la Iglesia primitiva. No hay mejor paga. A tantos Simón de Cirene, que con vuestra aportación aliviáis la carga de Cristo, el Señor os dé su paga.

En la Parroquia de Cristo Rey los martes y jueves a las 20.30 h. se está realizando el rito de confesión pública de la fe. Nuestro Vicario parroquial realizará este mismo rito el lunes 26 de marzo a las 20.30 h. en la Parroquia del Sagrado Corazón de Alcoy. Interesados en acompañarle lo comuniquen al párroco.
1. El lunes 26 de marzo es la Solemnidad de la Anunciación del Señor. Con este motivo la Parroquia tendrá el Santísimo Sacramento expuesto desde las 9.30 h. de la mañana hasta la hora de la misa. Se ruega colaborar en los turnos de vela.
2. El miércoles 28 a las 20.30 h. habrá una charla del presidente de la Comisión diocesana de Familia y Vida: “La familia edifica la cultura de la Vida”.
3. El Viernes 30 de marzo os proponemos un ayuno por la Vida. A las 20.30 h. tendríamos la Cena del Hambre por la Vida. Cenaremos pan, aceite y sal. El coste de la cena irá destinado íntegramente a Cáritas parroquial. Durante la cena proyectaremos una película sobre la importancia de toda vida.
4. De cara a la Semana de la Vida se invita a los niños a realizar dibujos por la vida que serán expuestos en un panel.
1. El lunes 19 de marzo, solemnidad de San José, habrá un horario especial de misas: a las 10.30 de la mañana y a las 12.00 h.
2. El miércoles 21, a las 20.30 h., estará el Curso de Liturgia.
3. La formación de Cáritas será el jueves 22 a las 17 h.
4. El viernes 23 de marzo será la Asamblea Parroquial extraordinaria.
5. El sábado 24 de marzo de 10 a 13.00 h será el Encuentro de Ministros extraordinarios de la Sagrada Comunión de la Vicaría VIII en nuestro templo parroquial.
6.  El sábado 24 de marzo, en la misa de 18 h., los niños de 3º de comunión harán la renovación de las promesas bautismales.
7. El domingo 25 de marzo a las 17.00 h. será la oración con jóvenes con la Palabra de Dios en los locales parroquiales.
Donativos recibidos para los nuevos locales en la calle Ciudad de Laval:
Ingresados hasta el 9-03-2012: 55.418,32  €.
+ 535,10 €.
Ingresados hasta el 16-03-2012:
55.953,42 €.
Colabore en la cuenta que la parroquia tiene en
BANCAJA (Paseo Germanías 82)
2077-0249-55-1101860850

Del 19 al 25 de marzo de 2012
Lunes 19. Solemnidad de S. José. 10.30 h.: sin intención. 12.00 h.: en acción de gracias a S. José. 
 Martes 20. 19.30 h.: En sufragio de María Escrivá Fuster.  
Miércoles 21. 19.30 h.: En sufragio de María Escrivá Fuster.  
Jueves 22. 19.30 h.: En sufragio de María Escrivá Fuster.  
Viernes 23. 19.30 h.: En sufragio de María Escrivá Fuster.  
Sábado 24. V CUARESMA. 18 h.: Misa con niños: Sin intención. 19.30 h.: Sin intención. 21 h.: En sufragio de María Escrivá Fuster. 
Domingo 25. V CUARESMA. 12.00 h. Pro Pópulo.