12 de noviembre de 2011

Domingo 13 de Noviembre. XXIII de T.O.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 13 de noviembre de 2011.

Queridos hermanos:

El pasaje del evangelio de hoy nos coloca delante la doble dimensión de la fe. La fe es un don recibido que requiere la respuesta personal del que la recibe.

El ejemplo queda manifiesto en la parábola del señor que tiene tres empleados a sus órdenes. El don recibido, “talentos”, es recibido por cada uno de los empleados “según su capacidad”, dice el evangelio. Por tanto, no es que a uno de mucha capacidad se le dio poco o a uno de poca capacidad se le dio mucho. El talento, por tanto, es algo que se recibe, es un don.

El don recibido, bajo la figura de los “talentos” requiere la respuesta personal del que la recibe. Y es ahí donde los dos primeros se van “en seguida a negociar”, es decir, a poner en práctica el don recibido, a hacerlo suyo, a hacerlo rentable.

La fe que hemos recibido de la Iglesia, sembrada en nuestros corazones, regalada como un talento según la propia capacidad, ha de fecundar las experiencias más hondas de nuestra vida. (cf. Directorio General para la Catequesis nº 78). En la imagen de la semilla, (imagen agrícola), significaría que ha germinado y crecido en el corazón hasta el punto de dar fruto y devolverle al sembrador el ciento o el sesenta o el treinta por uno. En la imagen del talento, (imagen económica), significa que se ha rentabilizado, que se han obtenido beneficios hasta el punto de devolverle al que les encargó sus bienes lo que recibieron.

Así hacen los dos primeros con los talentos recibidos. Cuando los devuelven a su propietario los han multiplicado, de tal forma, que al devolverlos ellos no se quedan sin nada. Lo recibido lo han asimilado. Al devolver el don, ese don ya forma parte de sus vidas.

En cambio, el que tenía un solo talento, se dedica a conservarlo, sin rentabilizarlo. Diríamos en la imagen agrícola, sin sembrarlo. Pereza, ociosidad, que trasluce una imagen falsa de Dios: “sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces”. La relación con ese Dios es de miedo y no de confianza activa en el temor de Dios. “Esta parábola de los talentos nos enseña a distinguir el verdadero temor de Dios del falso. El verdadero temor de Dios no es miedo, sino más bien don del Espíritu, por el cual se teme ofenderle, entristecerle y no hacer lo suficiente para hacer su voluntad. (…) no nos podemos contentar con conservar el tesoro, mucho menos cuando dejar infructuoso los dones de los diversos talentos es culpa que merece llanto y rechinar de dientes (Mt 25,30). (Juan Pablo II. Homilía 15-XI-1981).

Jesús, vuestro párroco

 
Lectura del santo evangelio según san Mateo 25, 14-30

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: - «Un hombre, al irse de viaje, llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata, a otro dos, a otro uno, a cada cual según su capacidad; luego se marchó.

El que recibió cinco talentos fue en seguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor.

Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar las cuentas con ellos. Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo: "Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco." Su señor le dijo: "Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor. Se acercó luego el que había recibido dos talentos y dijo: "Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos." Su señor le dijo: "Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor. Finalmente, se acercó el que había recibido un talento y dijo: "Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces, tuve miedo y fui a esconder mi talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo." El señor le respondió: "Eres un empleado negligente y holgazán. ¿Con que sabías que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco, para que, al volver yo, pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echadle fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el rechinar de dientes.»

Palabra del Señor.

Señor Jesús, Tú que nos has dado la vida como un talento que se nos ha confiado para que lo transformemos y lo multipliquemos, dándola como don a los demás. Te pedimos que ningún hombre viva como un iceberg a la deriva en el océano de la historia; más bien descubra que forma parte de una gran familia, dentro de la cual tiene un puesto que ocupar y un papel que desempeñar. Libéranos, Señor, del egoísmo que nos vuelve sordos y mudos. Danos tu amor que abre de par en par los ojos y el corazón, capacita para dar la aportación original e insustituible que, junto a los innumerables gestos de tantos hermanos, a menudo lejanos y desconocidos, contribuye a constituir el mosaico de la caridad, que puede cambiar el rumbo de la historia. (Oración inspirada en el Mensaje del Santo Padre Juan Pablo II a los jóvenes con ocasión de la XI Jornada Mundial de la Juventud de 1996)



“La vida se confía al hombre como un tesoro que no se debe malgastar, como un talento a negociar. El hombre debe rendir cuentas de ella a su Señor.” (Juan Pablo II. Evangelium Vitae 52)

.........................................................

Ya veis cómo no sólo el que roba y defrauda, ni sólo el que obra mal, sino también el que no hace el bien, es castigado con el último suplicio. (…). Mientras es tiempo, trabajemos por nuestra salvación, tomemos aceite para nuestras lámparas, negociemos con nuestro talento. Porque si somos perezosos y nos pasamos la vida sin hacer nada, nadie nos tendrá allí ya compasión, por mucho que lloremos. (…) Pongamos a contribución, para aprovechamiento de nuestro prójimo, dinero, fervor, dirección, todo, en fin, cuanto tenemos. Porque talento vale aquí tanto como la facultad misma que cada un tiene, ora en gobierno, riqueza, doctrina, o cualquier otra cosa semejante. Que nadie, pues, diga: 'Yo no tengo más que un talento y no puedo hacer nada...'' No. Con un solo talento puedes también ser glorioso. Porque no serás más pobre que la viuda de las dos monedas, ni más rudo que Pedro y Juan, que eran ignorantes y no conocían las letras. Y, sin embargo, por haber dado muestras de su fervor y por haberlo hecho todo en interés común, alcanzaron el cielo..." (San Juan Crisóstomo. Homilías sobre San Mateo. 78)

.........................................................

“No pienses que basta con conservar íntegro lo recibido” (San Agustín. Sermón 351,4)


OTROS TEXTOS PARA LA REFLEXIÓN

“En su predicación, Jesús enseña a apreciar el trabajo. Él mismo «se hizo semejante a nosotros en todo, dedicó la mayor parte de los años de su vida terrena al trabajo manual junto al banco del carpintero», en el taller de José (cf. Mt 13,55; Mc 6,3), al cual estaba sometido (cf. Lc 2,51). Jesús condena el comportamiento del siervo perezoso, que esconde bajo tierra el talento (cf. Mt 25,14-30) y alaba al siervo fiel y prudente a quien el patrón encuentra realizando las tareas que se le han confiado (cf. Mt 24,46). Él describe su misma misión como un trabajar: «Mi Padre trabaja siempre, y yo también trabajo» (Jn 5,17); y a sus discípulos como obreros en la mies del Señor, que representa a la humanidad por evangelizar (cf. Mt 9,37-38). Para estos obreros vale el principio general según el cual «el obrero tiene derecho a su salario» (Lc 10,7); están autorizados a hospedarse en las casas donde los reciban, a comer y beber lo que les ofrezcan (cf. ibídem). En su predicación, Jesús enseña a los hombres a no dejarse dominar por el trabajo. Deben, ante todo, preocuparse por su alma; ganar el mundo entero no es el objetivo de su vida (cf. Mc 8,36). (Compendio de Doctrina Social de la Iglesia 259-260)

“El primer siervo significa un misionero apostólico a quien el Señor, a más del talento de la dignidad sacerdotal, le ha encomendado otros cuatro, que son los cuatro ángulos de la tierra (...) El segundo significa un párroco a quien el mismo Señor, a más del talento de la dignidad sacerdotal, le ha confiado el otro de la parroquia.

El tercero es cualquier sacerdote, a quien el Señor ha entregado el único talento de la dignidad sacerdotal. ¡Ay de él si no negocia! ¡Ay de él si lo esconde por temor o pereza! ¡Ay de él! Como criado malo, será echado a las tinieblas exteriores.” (San Antonio María Claret. "Avisos a un sacerdote" (1846)


546 Jesús llama a entrar en el Reino a través de las parábolas, rasgo típico de su enseñanza (cf. Mc 4, 33-34). Por medio de ellas invita al banquete del Reino (cf. Mt 22, 1-14), pero exige también una elección radical para alcanzar el Reino, es necesario darlo todo (cf. Mt 13, 44-45); las palabras no bastan, hacen falta obras (cf. Mt 21, 28-32). Las parábolas son como un espejo para el hombre: ¿acoge la palabra como un suelo duro o como una buena tierra (cf. Mt 13, 3-9)? ¿Qué hace con los talentos recibidos (cf. Mt 25, 14-30)? Jesús y la presencia del Reino en este mundo están secretamente en el corazón de las parábolas. Es preciso entrar en el Reino, es decir, hacerse discípulo de Cristo para "conocer los Misterios del Reino de los cielos" (Mt 13, 11). Para los que están "fuera" (Mc 4, 11), la enseñanza de las parábolas es algo enigmático (cf. Mt 13, 10-15).

1880 Una sociedad es un conjunto de personas ligadas de manera orgánica por un principio de unidad que supera a cada una de ellas. Asamblea a la vez visible y espiritual, una sociedad perdura en el tiempo: recoge el pasado y prepara el porvenir. Mediante ella, cada hombre es constituido "heredero", recibe "talentos" que enriquecen su identidad y a los que debe hacer fructificar (cf Lc 19,13.15). En verdad, se debe afirmar que cada uno tiene deberes para con las comunidades de que forma parte y está obligado a respetar a las autoridades encargadas del bien común de las mismas.

1936 Al venir al mundo, el hombre no dispone de todo lo que es necesario para el desarrollo de su vida corporal y espiritual. Necesita de los demás. Ciertamente hay diferencias entre los hombres por lo que se refiere a la edad, a las capacidades físicas, a las aptitudes intelectuales o morales, a las circunstancias de que cada uno se pudo beneficiar, a la distribución de las riquezas (cf GS 29,2). Los "talentos" no están distribuidos por igual (cf Mt 25,14-30; Lc 19,11-27).

1937 Estas diferencias pertenecen al plan de Dios, que quiere que cada uno reciba de otro aquello que necesita, y que quienes disponen de "talentos" particulares comuniquen sus beneficios a los que los necesiten. Las diferencias alientan y con frecuencia obligan a las personas a la magnanimidad, a la benevolencia y a la comunicación. Incitan a las culturas a enriquecerse unas a otras:

Yo no doy todas las virtudes por igual a cada uno...hay muchos a los que distribuyo de tal manera, esto a uno aquello a otro...A uno la caridad, a otro la justicia, a éste la humildad, a aquél una fe viva...En cuanto a los bienes temporales las cosas necesarias para la vida humana las he distribuido con la mayor desigualdad, y no he querido que cada uno posea todo lo que le era necesario para que los hombres tengan así ocasión, por necesidad, de practicar la caridad unos con otros...He querido que unos necesitasen de otros y que fuesen mis servidores para la distribución de las gracias y de las liberalidades que han recibido de mí (S. Catalina de Siena, Dial. 1,7).

1938 Existen también desigualdades escandalosas que afectan a millones de hombres y mujeres. Están en abierta contradicción con el evangelio:

La igual dignidad de las personas exige que se llegue a una situación de vida más humana y más justa. Pues las excesivas desigualdades económicas y sociales entre los miembros o los pueblos de una única familia humana resultan escandalosas y se oponen a la justicia social, a la equidad, a la dignidad de la persona humana y también a la paz social e internacional (GS 29,3).

 


La cruz no fue el desenlace de un fracaso, sino el modo de expresar la entrega amorosa que llega hasta la donación más inmensa de la propia vida. El Padre quiso amar a los hombres en el abrazo de su Hijo crucificado por amor. La cruz en su forma y significado representa ese amor del Padre y de Cristo a los hombres. En ella reconocemos el icono del amor supremo, en donde aprendemos a amar lo que Dios ama y como Él lo hace: esta es la Buena Noticia que devuelve la esperanza al mundo.“ (Vía Crucis, 18-08-2011)


1.Tienen a su disposición en el despacho parroquial el Evangelio 2012.

2. La Asociación de Padres de Discapacitados Psíquicos (Aspadis), fundada y dirigida por el sacerdote Vicente Aparicio, ha lanzado una campaña de venta de "turrón solidario" para recaudar fondos destinados a financiar la asociación "que este año ha visto reducida de forma considerable la ayuda que, todos los años, recibía de la Administración". Para colaborar podrán encontrar estos turrones en el despacho parroquial.

3. El lunes 14 estará la reunión del IDR y la oración de Vísperas a las 20.30h.

4. El martes 15 de noviembre a las 6 tarde y a las 8.30 noche habrá reunión con los padres de 2º de comunión.

5. El miércoles 16 estará el Curso Básico de voluntariado para agentes de Cáritas a las 18.30h. Por la noche se impartirá la 3ª sesión “La Palabra de Dios según la Verbum Domini” por el profesor Juan M. Díaz Rodelas a las 21h.

6. El jueves 17 se reunirá el Equipo de Cáritas. Al mismo tiempo el Equipo de Pastoral de la salud irá al hospital para visitar a sus enfermos a las 17h.

7. El sábado 19 de noviembre será la entrega de la cruz a los niños de 2º de comunión en la misa de 6 tarde.

8. Se está confeccionando una revista parroquial, y en una de sus secciones aparecen dos concursos: dibujo y definiciones. Los dibujos y definiciones serán: familia, sacerdote, Iglesia y Navidad. En el apartado definiciones se tendrá en cuenta: creatividad, 10 palabras máximo

Donativos recibidos para los nuevos locales en la calle Ciudad de Laval:
Ingresados hasta el 28-10-2011: 51.155,66 €.
+ 50
Ingresados hasta el 04-11-2011:
52.205,66 €.
Colabore en la cuenta que la parroquia tiene en
BANCAJA (Paseo Germanías 82)
2077-0249-55-1101860850

Del 14 al 20 de noviembre de 2011

Lunes 14. 19.30 h.: En sufragio de Vicente Burguera Moncho y Pura García Sabater. Anita Martínez Orengo y Jaime Mas Martínez.

Martes 15. 19.30 h.: sin intención.

Miércoles 16. 19.30 h: sin intención.

Jueves 17. Sta. Isabel de Hungría. 19.30 h.: sin intención.

Viernes 18. Dedicación de las Basílicas de S. Pedro y S. Pablo. 19.30 h.: sin intención.

Sábado 19. 18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: sin intención. 21.00 h.: sin intención.

Domingo 20. 12.00 h. Pro Pópulo