4 de febrero de 2011

Domingo 6 de febrero. V del T.O 2011 A

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
  
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 6 de febrero de 2011.


  


               Queridos hermanos:
Tres son las imágenes que Jesús utiliza en este evangelio para expresar qué es la Iglesia, para qué existe y cual es su misión: La sal no existe para sí misma, sino para conservar los alimentos y condimentar; la luz no existe para sí misma, sino para iluminar su entorno; la ciudad está puesta en lo alto del monte para ser visible para otros e indicarles el camino.
Decía el Papa Juan Pablo II: “La sal se usa para conservar y mantener sanos los alimentos. Como apóstoles del tercer milenio, os corresponde a vosotros conservar y mantener viva la conciencia de la presencia de Jesucristo, nuestro Salvador” a través de la Eucaristía y del Evangelio. Y añadía: “La sal condimenta y da sabor a la comida. Siguiendo a Cristo, debéis cambiar y mejorar el "sabor" de la historia humana. Con vuestra fe, esperanza y amor, con vuestra inteligencia, valentía y perseverancia, debéis humanizar el mundo en que vivimos.” Unidos siempre a Jesucristo, verdadera sal de la tierra, no nos volveremos sosos. Como decía el papa Pablo VI: “No pertenezcáis al grupo de católicos dimisionarios, apáticos, ocasionales, conformistas” (1-VI-1969).
“Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín”. El celemín era una medida de capacidad para áridos (cereales, etc.). Este recipiente de madera servía también para apagar la lámpara. El alumbrado de las casas se hacía con aceite o grasa. Si la llama se apagaba soplando, la casa se llenaba de un tufo irrespirable. No tendría sentido, llegado el atardecer, encender la lámpara e inmediatamente ponerla debajo del celemín para apagarla. Jesús, que es nuestra Luz, no prende fuego en nuestros corazones para apagar esa luz inmediatamente. La luz no debe apagarse. Es un servicio a los demás. Tan noble es el puesto que Dios nos ha asignado, dice la Carta a Diogneto, que no nos está permitido desertar de él.
Debe iluminar siempre, con las buenas obras, realizadas para que glorifiquen a Dios. Podría ocurrir que creyéramos que realizamos las obras de vida eterna por ostentación o vanidad, por falsa humildad, o por pereza, o cobardía. Mientras San Bernardo predicaba, le sugirió el diablo: - “¡Qué bien lo haces!” A lo que contestó el santo: –"Ni por tí lo comencé, ni por tí lo dejaré".
Todo en función de ser una ciudad: “Debemos sentir el ansia y la pasión por iluminar a todos los pueblos, con la luz de Cristo, que brilla en el rostro de la Iglesia, para que todos se reúnan en la única familia humana, bajo la paternidad amorosa de Dios.” (Mensaje de Benedicto XVI para la Jornada del DOMUND 2009).
Jesús, vuestro párroco

Lectura del santo evangelio según san Mateo      5, 13-16

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: -«Vosotros sois la sal de la tierra.  Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán?
No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente.
Vosotros sois la luz del mundo.  No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte.
Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa.
Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo. »
Palabra del Señor

Las características del Pueblo de Dios
782       El Pueblo de Dios tiene características que le  distinguen claramente de todos los grupos religiosos, étnicos, políticos o culturales de la Historia:
– Es el Pueblo de Dios: Dios no pertenece en propiedad a ningún pueblo. Pero El ha adquirido para sí un pueblo de aquellos que antes no eran un pueblo: "una raza elegida, un sacerdocio real, una nación santa" (1 P 2, 9).
– Se llega a ser miembro de este cuerpo no por el nacimiento físico, sino por el "nacimiento de arriba", "del agua y del Espíritu" (Jn 3, 3-5), es decir, por la fe en Cristo y el Bautismo.
– Este pueblo tiene por jefe [cabeza] a Jesús el Cristo [Ungido, Mesías]: porque la misma Unción, el Espíritu Santo fluye desde la Cabeza al Cuerpo, es "el Pueblo mesiánico".
– "La identidad de este Pueblo, es la dignidad y la libertad de los hijos de Dios en cuyos corazones habita el Espíritu Santo como en un templo".
– "Su ley, es el mandamiento nuevo: amar como el mismo Cristo mismo nos amó (cf. Jn 13, 34)". Esta es la ley "nueva" del Espíritu Santo (Rm 8,2; Ga 5, 25).
– Su misión es ser la sal de la tierra y la luz del mundo (cf. Mt 5, 13-16). "Es un germen muy seguro de unidad, de esperanza y de salvación para todo el género humano".
– "Su destino es el Reino de Dios, que el mismo comenzó en este mundo, que ha de ser extendido hasta que él mismo lo lleve también a su perfección" (LG 9). 1243   En Cristo, los bautizados son "la luz del mundo" (Mt 5,14; cf Flp 2,15).

737   La misión de Cristo y del Espíritu Santo se realiza en la Iglesia, Cuerpo de Cristo y Templo del Espíritu Santo. Esta misión conjunta asocia desde ahora a los fieles de Cristo en su Comunión con el Padre en el Espíritu Santo: El Espíritu Santo prepara a los hombres, los previene por su gracia, para atraerlos hacia Cristo. Les manifiesta al Señor resucitado, les recuerda su palabra y abre su mente para entender su Muerte y su Resurrección. Les hace presente el Misterio de Cristo, sobre todo en la Eucaristía para reconciliarlos, para conducirlos a la Comunión con Dios, para que den "mucho fruto" (Jn 15, 5. 8. 16).

738   Así, la misión de la Iglesia no se añade a la de Cristo y del Espíritu Santo, sino que es su sacramento: con todo su ser y en todos sus miembros ha sido enviada para anunciar y dar testimonio, para actualizar y extender el Misterio de la Comunión de la Santísima Trinidad

“Oh, Señor Jesucristo, en este lugar que conociste y amaste tanto, escucha a estos corazones jóvenes y generosos. Sigue enseñando a estos jóvenes la verdad de los mandamientos y de las bienaventuranzas. Haz que sean testigos gozosos de tu verdad y apóstoles convencidos de tu reino. Permanece siempre junto a ellos, especialmente cuando seguirte a ti y tu Evangelio sea difícil y exigente. Tú serás su fuerza, tú serás su victoria. Oh, Señor Jesús, tú has hecho de estos jóvenes tus amigos: mantenlos siempre junto a ti. Amén.
(Juan Pablo II. Viernes 24 de marzo 2000)

"Vosotros sois la sal de la tierra,...vosotros sois la luz del mundo". Quienes vivan las bienaventuranzas serán sal, fermento y luz entre los hombres, ya que el mandato del Señor es inseparable del sermón de la montaña; es inherente a la vocación y a la misión de todo bautizado. Supone una transformación interior y propone una gran pasión, la de transformar la sociedad.
la sal tenía el mismo significado básico que tiene actualmente, el de ser un condimento irrenunciable. Los alimentos poco sabrosos, con un poco de sal ofrecen su mejor sabor. Así el pobre Job, rodeado de desgracias, menciona entre sus males la comida sin gusto alguno. Reclama: "así, lo que ni tocar mi alma quiere, ha venido a ser mi comida de enfermo" (Jb 6,7).
Y ante la dificultad de mantener los alimentos en buenas condiciones, la gente valoraba la virtud de la sal de conservarlos. Por eso en Israel se consideraba la sal como algo "esencial para la vida del hombre" (Si 39, 26). Precisamente por darle valor a los alimentos, la sal era un símbolo de las cosas preciosas y permanentes. La sabiduría popular unió el valor de la sal al pan y a la amistad. Comer la sal de alguien era sinónimo de comer su pan, de pertenecer a su casa, de ser leal con él (Cf. Esd 4,14). Por otra parte, comer la sal con alguien significaba hacer con él un pacto de amistad. Y como la sal da permanencia, una alianza duradera, indisoluble, fue llamada un "pacto de sal" (Nm 18,19).
Eliseo usa la sal para sanear el agua a fin de que no cause muerte ni esterilidad (Cf. 2 R 2, 19-22). Esta función vivificante y purificadora aparece asimismo en los actos rituales del Templo, cuando se esparce sal sobre las oblaciones, como signo, también aquí, de una alianza, de la alianza con Dios (Cf. Lv 2,13; Ez 43,24).
Sabor, salud, vida, permanencia, amistad, lealtad, alianza duradera con Dios y con los hombres, son significadas mediante un solo símbolo: la sal.
(...) Por obra de Jesucristo, la vida y la tierra dejaron de ser algo insípido. Jesucristo les devolvió su sabor conforme a los sueños de Dios y del hombre, porque Jesús era, y sigue siendo, la verdadera sal de la tierra.
(...) Jesús es la sal de la tierra porque le da sentido, vigor, esperanza y trascendencia a la vida, elevándola, dándole valor y "sabor" humano y divino, y apartando de ella el sabor amargo, realmente venenoso, de la enemistad y la injusticia, del odio y de todo pecado. Para ello nos reconcilió con el Padre, nos revela la verdad que nos hace libres, nos otorga una vida nueva, que nos colma de alegría, y nos regala su Espíritu, que hace nuevas todas las cosas. Por Cristo, la historia del hombre, aunque pareciera ser la misma, cambió sustancialmente, adquirió un nuevo sabor, el sabor de la salvación, de la fraternidad y la lealtad, en una palabra, el sabor de la nueva alianza y de la nueva vida con vocación de cielo.
Porque Cristo es la verdadera sal, comprendemos que el llamado de Jesús a ser sal de la tierra, expresa nuestra vocación más plena y verdadera, la de ser como él, es decir, otros "cristos" en medio del mundo.
(Catequesis del Cardenal Monseñor Francisco Javier Errázuriz. Toronto, miércoles 24 de Julio de 2002)
Programa de actos
· 10’30 h. Acogida en la Parroquia de San Nicolás del Grau
· 11’00 h. Recepción de la Cruz y del icono de María en la Parroquia de San Nicolás
· 11’15 h. Hora intermedia
· 11’30 h. Traslado de la Cruz y del icono de María en       procesión hasta el Colegio María Suárez de Calderón
· 12’15 h. Liturgia de la Palabra
· 13’00 h. Presentación JMJ Madrid 2011
· 14’00 h. Comida de sobaquillo (Durante la comida tendremos turnos de oración ante la Cruz y el icono de María)
· 15’30 h. Presentación y preparación del Vía Crucis
· 17’00 h. Traslado y Vía Crucis hasta la Colegiata de Gandia
· 19’00 h. Recepción de la Cruz y del icono de María en la Plaza de la Colegiata
· 19’30 h. Eucaristía Dominical en la Colegiata presidida por nuestro Arzobispo D. Carlos.
· Al finalizar traslado de la Cruz y del icono de María en procesión hasta el Colegio de las Escolapias
· 21’30 h. Cena de sobaquillo en el Colegio de las Escolapias
· 22’30 h. Vigilia de Oración en el Colegio de las Escolapias presidida por el Sr. Arzobispo.
· 00’00 h. Exposición del Santísimo y Turnos de Adoración

Me llamo Carmen, soy una feligresa de la Parroquia de S. Francisco de Borja y quisiera compartir con vosotros mi testimonio. Yo vivía con mi hijo y este murió inesperadamente hace un año. Estaba un poco perdida, rezaba pero no aceptaba su muerte, estaba enfadada con Dios. Con el tiempo el Señor me ha hecho ver mi egoísmo y mi soberbia queriendo manejar mi vida y hacer mis planes. Dios permitió la enfermedad para ayudarme. Antes era autosuficiente, iba a misa todos los días, me valía sola. Después de la muerte de mi hijo me caí varias veces y me quedé impedida con muchos dolores, necesitaba ayuda para todo, levantarme, vestirme etc... Gracias a Dios encontré apoyo en mi familia. Poco a poco el Señor me fue dando fuerzas físicas y espirituales. Ahora camino con el andador por casa y me siento mejor. Nunca dejé de rezar y el Señor fue proveyendo en mi vida, la familia, la parroquia que envió a los agentes de pastoral de la salud y me di cuenta que ya estaba en condiciones de escuchar y no juzgar tanto. Las visitas de estos agentes de pastoral son de gran ayuda, cambiamos impresiones, rezamos juntos y podemos experimentar cómo se da la comunión de los santos. Siento que el Señor me quiere mucho, nunca me ha fallado y voy comprendiendo el sentido que tiene mi vida y mi enfermedad. Ahora por distintos motivos me siguen necesitando mis tres hijos y aquí estoy para ayudar en lo que pueda, escuchándolos, animándolos, y sobre todo, no haciéndoles la vida más difícil con mis quejas y achaques, sino tratando de hacerlo fácil. He comprendido que antes que a nadie, mis quejas se las digo al Señor. Estoy agradecida a mi madre la Iglesia que me atiende en mis necesidades espirituales con los sacramentos y estas visitas que verdaderamente nos enriquecen a todos.
Firmado: Carmen una enferma de la parroquia.
Con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid, la cruz que el Papa Juan Pablo II entregó a los jóvenes va pasando por todas las Diócesis españolas. El domingo 13 de febrero llegará a Gandía. Estas fueron las palabras del Papa Juan Pablo II al entregar la Cruz del Año Santo de la Redención de 1984 a los jóvenes, en el 1950 aniversario de la muerte y resurrección de Cristo:
“Queridísimos jóvenes, al clausurar el Año Santo os confío el signo de este Año Jubilar: ¡la Cruz de Cristo! Llevadla por el mundo como signo del amor del Señor Jesús a la humanidad y anunciad a todos que sólo en Cristo muerto y resucitado hay salvación y redención”. (Domingo, 22 de abril de 1984).
................................................
1. Del 6 al 11 de febrero será la Semana del Enfermo. Actos:
· Domingo 6 a las 17.30 h.: Película Despertares.
· Lunes 7 a las 20.30 h.: Charla “Jesús y los enfermos”, a cargo del P. Carlos Ramón Alvarez, religioso Camilo.
· Viernes 11 a las 19.30 h.: Solemne Eucaristía en la Fiesta de la Virgen de Lourdes, Día Mundial del enfermo.
2. Las colectas de este fin de semana es extraordinaria para las obras de los locales.
3. El lunes 7 de febrero a las 10.00 de la mañana reunión del Equipo de Pastoral de la Salud.
4. El lunes 7 de febrero sesión de "las bienaventuranzas" con Adolfo Chércoles: bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, a las 20.00 h. en el Palacio Ducal.
5. Catequesis de jóvenes y adultos: martes y viernes a las 9.30 noche.
6. El miércoles 9 de febrero a las 17.30 h. oración con el Equipo de Cáritas.
7. El jueves 10 de febrero a las 5 de la tarde: reunión del Equipo de Cáritas.
8. El viernes 11 de febrero es el día del ayuno voluntario que propone Manos Unidas. Las colectas del fin de semana del 12 y 13 serán para Manos Unidas.
9. El sábado 12 de febrero tendrá lugar el segundo encuentro de catequistas, de los tres programados, en el Seminario Mayor de Moncada.

Donativos recibidos para los nuevos locales en la calle Ciudad de Laval:
Ingresados hasta el 28-1-2011:                                          39.938,66 €.
                                                                                                        
Ingresados hasta el 4-2-2011                                                  :+ 20 €.
    39.958,66 €.

Colabore en la cuenta que la parroquia tiene en
Caixa Ontinyent, c. Madrid 38:
2045-6028-12-0000095170

Del 7 al 13 de febrero de 2011
Lunes 7.  19.30 h.: En sufragio de: P. Ricardo Sánchez López y dif. Fam.
Martes 8. Santa Josefina Bakhita. 19.30 h.: En sufragio de: Antonio Casanova.
Miércoles 9. 19.30 h.: Sin intención.
Jueves 10. Santa Escolástica. 19.30 h.: Sin intención.
Viernes 11. Ntra. Sra. la Virgen de Lourdes. 19.30 h.: Sin intención.
Sábado 12. VI del T.O. 18.00 h.: Con niños. Sin intención.
19.30 h.: Sin intención.
21.00 h.: En sufragio de: Consuelo Canet Simó.
Domingo 13. VI del T.O.
12.00 h. Pro Pópulo. 13.00 h.: Bautismo.