14 de mayo de 2016

Domingo 15 de mayo de 2016. 8 PENTECOSTES C.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com


Domingo 15 de Mayo de 2016

                 Queridos hermanos:
Celebramos la solemnidad de Pentecostés con la que concluye el tiempo de Pascua y con la que comienza a vivirse los frutos de la Pascua.
Podemos aprender de esta solemnidad a llamar al Espíritu Santo: Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles, y enciende en ellos el fuego de tu amor. Y hacerlo no solamente este domingo, sino cada día del año.
Uno de los frutos del Espíritu Santo es la caridad. Decía San Francisco de Sales que “si el alma es un reino en el cual el Espíritu Santo es el rey, la caridad es la reina”. (Tratado del Amor de Dios – San Francisco de Sales Libro IV, 22)
Este amor de Dios es el que recibieron los apóstoles el día de Pentecostés. Inflamados de amor, con el fuego del Espíritu Santo, recibieron la misión de perdonar pecados, de anunciar el Reino de Dios, de predicar a Cristo muerto y resucitado. ¿Vivirían desde entonces una vida llena de consolaciones, suavidades, comodidades? Ciertamente no. Al discípulo le esperan sufrimiento, persecución, cruz. Pone San Francisco de Sales una imagen para entender esto que estamos hablando: “Muchos, ciertamente, no se complacen en el amor divino, sino cuando es confitado con el azúcar de alguna suavidad sensible, y fácilmente harían como los niños, los cuales cuando se les da miel sobre un pedazo de pan, lamen y chupan la miel, y echan, después, el pan; porque si la suavidad pudiese ser separada del amor, dejarían el amor y se quedarían con la suavidad. Estas personas están expuestas a muchos peligros": o al peligro de volver atrás, cuando los gustos y los consuelos faltan, o al de gozarse en vanas suavidades, bien ajenas al verdadero amor.” (Tratado del Amor de Dios – San Francisco de Sales Libro IX, IX).
Pidamos el Espíritu Santo para irradiar a Cristo, para “esparcir Tu fragancia por donde quiera que vaya. Inunda mi alma con Tu Espíritu y Vida. Penetra y posee todo mi ser tan completamente, que mi vida entera sea un resplandor de la Tuya. Brilla a través de mí y permanece tan dentro de mí, que cada alma con que me encuentre pueda sentir Tu presencia en la mía. (…) La luz oh, Jesus, vendrá toda de Tí, nada de ella será mía; serás Tú quien resplandezca sobre los demás a través de mí.”  (De la oración que rezan las Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa después de la misa cada día).
Recibamos el Espíritu Santo, que sea el rey de nuestra vida, sin miedo a la cruz del discipulado, de la misión o de nuestra condición humana. Que todo sea para dar “Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.”
Jesús, vuestro párroco
+     Lectura del santo evangelio según san Juan                    20, 19-23

Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:
— «Paz a vosotros.» Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: — «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.» Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: — «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»
Palabra del Señor.
Pentecostés
731           El día de Pentecostés (al término de las siete semanas pascuales), la Pascua de Cristo se consuma con la efusión del Espíritu Santo que se manifiesta, da y comunica como Persona divina: desde su plenitud, Cristo, el Señor (cf. Hch 2, 36), derrama profusamente el Espíritu.

732           En este día se revela plenamente la Santísima Trinidad. Desde ese día el Reino anunciado por Cristo está abierto a todos los que creen en El: en la humildad de la carne y en la fe, participan ya en la Comunión de la Santísima Trinidad. Con su venida, que no cesa, el Espíritu Santo hace entrar al mundo en los "últimos tiempos", el tiempo de la Iglesia, el Reino ya heredado, pero todavía no consumado:
Hemos visto la verdadera Luz, hemos recibido el Espíritu celestial, hemos encontrado la verdadera fe: adoramos la Trinidad indivisible porque ella nos ha salvado (Liturgia bizantina, Tropario de Vísperas de Pentecostés; empleado también en las liturgias eucarísticas después de la comunión)

741 "El Espíritu viene en ayuda de nuestra flaqueza. Pues nosotros no sabemos pedir como conviene; mas el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos inefables" (Rm 8, 26). El Espíritu Santo, artífice de las obras de Dios, es el Maestro de la oración.

747 El Espíritu Santo que Cristo, Cabeza, derrama sobre sus miembros, construye, anima y santifica a la Iglesia. Ella es el sacramento de la Comunión de la Santísima Trinidad con los hombres.

1076 El día de Pentecostés, por la efusión del Espíritu Santo, la Iglesia se manifiesta al mundo.

2623 El día de Pentecostés, el Espíritu de la promesa se derramó sobre los discípulos, "reunidos en un mismo lugar" (Hch 2, 1), que lo esperaban "perseverando en la oración con un mismo espíritu" (Hch 1, 14). El Espíritu que enseña a la Iglesia y le recuerda todo lo que Jesús dijo (cf Jn 14, 26), será también quien la formará en la vida de oración.

“Ven, Espíritu Santo”

2670 "Nadie puede decir: '¡Jesús es Señor!' sino por influjo del Espíritu Santo" (1 Co 12, 3). Cada vez que en la oración nos dirigimos a Jesús, es el Espíritu Santo quien, con su gracia preveniente, nos atrae al Camino de la oración. Puesto que él nos enseña a orar recordándonos a Cristo, ¿cómo no dirigirnos también a él orando? Por eso, la Iglesia nos invita a implorar todos los días al Espíritu Santo, especialmente al comenzar y al terminar cualquier acción importante.

Si el Espíritu no debe ser adorado, ¿cómo me diviniza él por el bautismo? Y si debe ser adorado, ¿no debe ser objeto de un culto particular? (San Gregorio Nacianceno, or. theol. 5, 28).

2672 El Espíritu Santo, cuya unción impregna todo nuestro ser, es el Maestro interior de la oración cristiana. Es el artífice de la tradición viva de la oración. Ciertamente hay tantos caminos en la oración como orantes, pero es el mismo Espíritu el que actúa en todos y con todos. En la comunión en el Espíritu Santo la oración cristiana es oración en la Iglesia.

«Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo… recibid el Espíritu Santo» (Jn 20, 21.22), así dice Jesús. La efusión que se dio en la tarde de la resurrección se repite en el día de Pentecostés, reforzada por extraordinarias manifestaciones exteriores. La tarde de Pascua Jesús se aparece a sus discípulos y sopla sobre ellos su Espíritu (cf. Jn 20, 22); en la mañana de Pentecostés la efusión se produce de manera fragorosa, como un viento que se abate impetuoso sobre la casa e irrumpe en las mentes y en los corazones de los Apóstoles. En consecuencia reciben una energía tal que los empuja a anunciar en diversos idiomas el evento de la resurrección de Cristo: «Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en otras lenguas» (Hch 2, 4). Junto a ellos estaba María, la Madre de Jesús, la primera discípula, y allí Madre de la Iglesia naciente. Con su paz, con su sonrisa, con su maternidad, acompañaba el gozo de la joven Esposa, la Iglesia de Jesús.
La Palabra de Dios, hoy de modo especial, nos dice que el Espíritu actúa, en las personas y en las comunidades que están colmadas de él, las hace capaces de recibir a Dios “Capax Dei”, dicen los Santos Padres. Y ¿Qué es lo que hace el Espíritu Santo mediante esta nueva capacidad que nos da? Guía hasta la verdad plena (Jn 16, 13), renueva la tierra (Sal 103) y da sus frutos (Ga 5, 22-23). Guía, renueva y fructifica.
En el Evangelio, Jesús promete a sus discípulos que, cuando él haya regresado al Padre, vendrá el Espíritu Santo que los «guiará hasta la verdad plena» (Jn 16, 13). Lo llama precisamente «Espíritu de la verdad» y les explica que su acción será la de introducirles cada vez más en la comprensión de aquello que él, el Mesías, ha dicho y hecho, de modo particular de su muerte y de su resurrección. A los Apóstoles, (…) antes asustados y paralizados, encerrados en el cenáculo para evitar las consecuencias del viernes santo, ya no se avergonzarán de ser discípulos de Cristo, ya no temblarán ante los tribunales humanos. Gracias al Espíritu Santo del cual están llenos, ellos comprenden «toda la verdad», esto es: que la muerte de Jesús no es su derrota, sino la expresión extrema del amor de Dios. Amor que en la Resurrección vence a la muerte y exalta a Jesús como el Viviente, el Señor, el Redentor del hombre, el Señor de la historia y del mundo. Y esta realidad, de la cual ellos son testigos, se convierte en Buena Noticia que se debe anunciar a todos.
El Espíritu Santo renueva –guía y renueva– renueva la tierra. El Salmo dice: «Envías tu espíritu… y repueblas la faz tierra» (Sal 103, 30). (…) renovados por el Espíritu, podemos vivir la libertad de los hijos en armonía con toda la creación y en cada criatura podemos reconocer un reflejo de la gloria del Creador, (…) Guía, renueva y da, da fruto.
En la carta a los Gálatas, san Pablo quiere mostrar cual es el “fruto” que se manifiesta en la vida de aquellos que caminan según el Espíritu (cf. 5, 22). (…) en el hombre que con fe deja que el Espíritu de Dios irrumpa en él, florecen los dones divinos, resumidos en las nueve virtudes gozosas que Pablo llama «fruto del Espíritu». El mundo tiene necesidad de hombres y mujeres no cerrados, sino llenos de Espíritu Santo. (…) El mundo tiene necesidad del valor, de la esperanza, de la fe y de la perseverancia de los discípulos de Cristo. El mundo necesita los frutos, los dones del Espíritu Santo, (...) Reforzados por el Espíritu Santo –que guía, nos guía a la verdad, que nos renueva a nosotros y a toda la tierra, y que nos da los frutos– (…) llegamos a ser capaces de luchar, sin concesión alguna, contra el pecado, de luchar, sin concesión alguna, contra la corrupción que, día tras día, se extiende cada vez más en el mundo, y de dedicarnos con paciente perseverancia a las obras de la justicia y de la paz.” (Francisco. Homilía. Solemnidad de Pentecostés. 24-mayo-2015).

“Ven, Espíritu Santo”
“La forma tradicional para pedir el Espíritu es invocar al Padre por medio de Cristo nuestro Señor para que nos dé el Espíritu Consolador (cf Lc 11, 13). Jesús insiste en esta petición en su Nombre en el momento mismo en que promete el don del Espíritu de Verdad (cf Jn 14, 17; 15, 26; 16, 13). Pero la oración más sencilla y la más directa es también la más tradicional: "Ven, Espíritu Santo", y cada tradición litúrgica la ha desarrollado en antífonas e himnos:
Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor (cf secuencia de Pentecostés).
Rey celeste, Espíritu Consolador,
Espíritu de Verdad,
que estás presente en todas partes y lo llenas todo, tesoro de todo bien y fuente de la vida, ven, habita en nosotros, purifícanos y sálvanos.
¡Tú que eres bueno!
(Liturgia bizantina. Tropario de vísperas de Pentecostés). (Catecismo 2671)

- En España son más de 278.000 personas entre sacerdotes, religiosos y religiosas, catequistas y voluntarios que están al servicio de los demás.
- 325.233.202 € se destinan a la actividad caritativa y asistencial a través de Cáritas y Manos Unidas. Pero junto al dinero, está también el apoyo, la compañía, el consuelo, la esperanza... Lo que de verdad una persona puede dar por los demás. La labor social de la Iglesia es inmensa. Gracias, Xtantos, a tantos voluntarios como hacen posible la labor de la Iglesia.
- 2.850 millones de euros es el ahorro que suponen al Estado los 2.453 centros católicos concertados. El cálculo se realiza a partir de los datos del Ministerio de Educación 2012: cuánto cuesta un alumno en un colegio público y cuánto paga por un alumno en un colegio concertado. Esos centros concertados no reciben dinero por tener un ideario católico sino por ser colegios.
- Desde el año 2009, se han incrementado los lugares donde se hace presente la actividad caritativa y asistencial de la Iglesia, lo que supone un crecimiento del 76% (355 centros más que el año 2013). La labor social de la Iglesia contribuye a crear una sociedad mejor. Son servicios en beneficio de nuestra sociedad.
En total, 4.186.825 de personas fueron acompañadas y atendidas en alguno de los 8.490 centros sociales y asistenciales católicos durante el año 2013.

Escuelas Católicas y Colegios Diocesanos convocan una concentración en defensa de la libertad de enseñanza el día 22 de mayo en la Plaza de la Virgen a las 12 horas, en protesta por el cierre de unidades.

1. El martes 17 de mayo a las 17.30 h. habrá reunión con los padres de 2º para preparar la celebración del perdón.
2. El miércoles 18 de mayo a las 17.30 h. se reunirá el Equipo de Cáritas para ultimar detalles de cara a la Semana de Cáritas.
3. El jueves 19 de mayo es la Fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote y la Jornada de oración por la santificación del Clero. Les invitamos a orar por esta intención.
4. El jueves 19 de mayo a las 7 de la tarde se retransmitirá el Rosario de Radio María desde la Parroquia de San Francisco de Borja.
5. El domingo que viene es la Fiesta de la Santísima Trinidad y la Jornada Pro Orantibus. Les invitamos a rezar por aquellas personas cuyo carisma es rezar por todos nosotros.
6. El fin de semana del 20 al 22 la cuarta comunidad neocatecumenal realizará el paso del Segundo Escrutinio.
7. La semana de Cáritas se realizará en nuestra parroquia el viernes 27, con un acto que organiza Cáritas interparroquial y el jueves 2 de junio (Vigilia de oración) y viernes 3 de junio (cena y película en los locales).
8. Información del Campamento: El campamento de este año se realizará del 10 al 17 de julio en la población de Uña (Cuenca) en el Albergue la Canadilla (www.alberguelacanadilla. com) para niños entre 6 y 12 años. Es un campamento organizado por las Parroquias de Cristo Rey y San Francisco de Borja de Gandía. La reunión informativa para los padres (normas, actividades, consejos…) se realizará el viernes 17 de junio en la Parroquia de San Francisco de Borja de Gandía a las 20.30 h.
8. Información del viaje de Anatolé con las familias de la parroquia. Se realizará en Jaca, siguiendo las huellas del Santo Cáliz, del 12 al 15 de agosto.
9. Del 29 de junio al 3 de julio tendrá lugar la peregrinación diocesana a Lourdes presidida por nuestro arzobispo. Se podrá ir en autocar, tren o avión. Para más información: Elena Navarro. Móvil: 675 724 509.
Del 16 al 22 de mayo de 2016
Lunes 16.  19.30 h.: En sufragio de: Estanislao Estrugo Castillo. 
Martes 17. San Pascual Bailón. 19.30 h.: Sin intención. 
Miércoles 18. San Juan I, Papa y mr. 19.30 h.: Sin intención. 
Jueves 19. 19.30 h.: En sufragio de: Rvdo. D. Felipe Ferrer Serer. 
Viernes 20. San Bernardino de Siena. 19.30 h.: En sufragio de: Dif. Fam. Espí-Sanchis. 
Sábado 21. Por la tarde: Solemnidad de la Santísima Trinidad. 18.00 h.: Con niños. Sin intención. 19.30 h.: Sin intención. 21.00 h.: Sin intención. 
Domingo 22.  Solemnidad de la Santísima Trinidad.  9.30 h.: Sin intención. 11.00 h.: Sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: Sin intención.
  ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Puedes descargar la Hoja Parroquial:

Hoja parroquial en formato pdf

Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil y tablet escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" que podrás encontrar en tu "App Store".
También la puedes descargar escaneando la siguiente etiqueta "QR":