27 de febrero de 2016

Domingo 28 de febrero de 2016. 3 CUA C.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 28.02.2016

SI NO OS CONVERTÍS, TODOS PERECERÉIS
                 Queridos hermanos:
Jesús nos llama a la conversión. Lo hace de forma apremiante. “El mensaje que Jesús quiere transmitir a sus oyentes es la necesidad de la conversión.” (Benedicto XVI. Ángelus. Domingo 11-3-2007). Parecería que ante los problemas del mundo actual la llamada que Jesús nos hace a través del evangelio de este domingo es algo fuera de la realidad.
Una sociedad que padece una fuerte secularización, que también afecta interiormente a la Iglesia, reduciendo la vida a la vida terrena y al pragmatismo, una sociedad que da la espalda a Dios, con poca valoración social de la religión, con la imposición del silencio sobre Dios en la vida pública, al tiempo que una consideración de la Iglesia como una institución anticuada, inútil, sin sentido, incluso falsa y perjudicial. Con la exaltación absoluta de la libertad y del bienestar material que lleva al subjetivismo y a la dictadura del relativismo, donde lo importante es lo que es importante “para mi”, convirtiéndose el yo en la medida de todas las cosas. Se crea así una cultura del “todo vale”, también en los avances científicos, que excluye y descarta al pobre, al débil. Se cumple lo que decía el Papa Pablo VI: “Ciertamente, el hombre puede organizar la tierra sin Dios, pero, al fin y al cabo, sin Dios no puede menos de organizarla contra el hombre” (Populorum Progressio nº 42). Una sociedad que coloca el dinero como dios supremo y las nuevas tecnologías las que merecen adoración. (cf. Conferencia Episcopal Española. Plan Pastoral 2016-2020)
Y en este panorama tan complejo, ¿el Señor nos llama a la conversión? Sí. Y lo hace desde la paciencia del viñador que intercede y pospone un año más la tala de la higuera estéril que cansa la viña. Y junto a la paciencia, el cavar alrededor. Y además el abono. Tiempo de conversión, tiempo de paciencia, tiempo de intercesión, tiempo de cavar, tiempo de abonar, tiempo de evangelizar para llevar la luz de Cristo a todos los pueblos.
Podríamos quejarnos de la situación que nos rodea. Pero “es mejor encender una cerilla que maldecir la oscuridad.” (Benedicto XVI. Ángelus. Domingo 11 de marzo de 2007). Por eso nos llama a la conversión de todo corazón. “El miércoles de ceniza escuchábamos la invitación que hacía el profeta Joel insistiendo en la conversión interior: «Volved a mí de todo corazón» (2, 12). Volver al Señor «de todo corazón» significa emprender el camino de una conversión no superficial y transitoria, sino un itinerario espiritual que concierne al lugar más íntimo de nuestra persona. En efecto, el corazón es la sede de nuestros sentimientos, el centro en el que maduran nuestras elecciones, nuestras actitudes.” (Francisco. Miércoles 18 de febrero de 2015). Pidamos al Señor la conversión de todo corazón para dar el fruto que pide la conversión.
Jesús, vuestro párroco
+   Lectura del santo evangelio     según san Lucas 13, 1-9

En una ocasión, se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos cuya sangre vertió Pilato con la de los sacrificios que ofrecían. Jesús les contestó: — «¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos, porque acabaron así? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis lo mismo. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera.»
Y les dijo esta parábola: — «Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró.
Dijo entonces al viñador: “Ya ves: tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde?”
Pero el viñador contestó: “Señor, déjala todavía este año; yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto. Si no, la cortas”.»
Palabra del Señor.
LA PENITENCIA INTERIOR
1430        Como ya en los profetas, la llamada de Jesús a la conversión y a la penitencia no mira, en primer lugar, a las obras exteriores "el saco y la ceniza", los ayunos y las mortificaciones, sino a la conversión del corazón, la penitencia interior. Sin ella, las obras de penitencia permanecen estériles y engañosas; por el contrario, la conversión interior impulsa a la expresión de esta actitud por medio de signos visibles, gestos y obras de penitencia (cf Jl 2,12-13; Is 1,16-17; Mt 6,1-6. 16-18).

1431        La penitencia interior es una reorientación radical de toda la vida, un retorno, una conversión a Dios con todo nuestro corazón, una ruptura con el pecado, una aversión del mal, con repugnancia hacia las malas acciones que hemos cometido. Al mismo tiempo, comprende el deseo y la resolución de cambiar de vida con la esperanza de la misericordia divina y la confianza en la ayuda de su gracia. Esta conversión del corazón va acompañada de dolor y tristeza saludables que los Padres llamaron "animi cruciatus" (aflicción del espíritu), "compunctio cordis" (arrepentimiento del corazón).

1432 El corazón del hombre es rudo y endurecido. Es preciso que Dios dé al hombre un corazón nuevo (cf Ez 36,26-27). La conversión es primeramente una obra de la gracia de Dios que hace volver a él nuestros corazones: "Conviértenos, Señor, y nos convertiremos" (Lc 5,21). Dios es quien nos da la fuerza para comenzar de nuevo. Al descubrir la grandeza del amor de Dios, nuestro corazón se estremece ante el horror y el peso del pecado y comienza a temer ofender a Dios por el pecado y verse separado de él. El corazón humano se convierte mirando al que nuestros pecados traspasaron (cf Jn 19,37; Za 12,10).

1989 La primera obra de la gracia del Espíritu Santo es la conversión, que obra la justificación según el anuncio de Jesús al comienzo del evangelio: "Convertíos porque el Reino de los Cielos está cerca" (Mt 4,17). Movido por la gracia, el hombre se vuelve a Dios y se aparta del pecado, acogiendo así el perdón y la justicia de lo alto. "La justificación entraña, por tanto, el perdón de los pecados, la santificación y la renovación del hombre interior.” 
LA NECESIDAD DE LA CONVERSIÓN

“La página del evangelio de san Lucas, que se proclama en este tercer domingo de Cuaresma, refiere el comentario de Jesús sobre dos hechos de crónica. El primero: la revuelta de algunos galileos, que Pilato reprimió de modo sangriento; el segundo, el desplome de una torre en Jerusalén, que causó dieciocho víctimas. Dos acontecimientos trágicos muy diversos: uno, causado por el hombre; el otro, accidental. Según la mentalidad del tiempo, la gente tendía a pensar que la desgracia se había abatido sobre las víctimas a causa de alguna culpa grave que habían cometido. (...) En ambos casos, concluye: "No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo" (Lc 13, 3.5).
Por tanto, el mensaje que Jesús quiere transmitir a sus oyentes es la necesidad de la conversión. No la propone en términos moralistas, sino realistas, como la única respuesta adecuada a acontecimientos que ponen en crisis las certezas humanas. Ante ciertas desgracias —advierte— no se ha de atribuir la culpa a las víctimas. La verdadera sabiduría es, más bien, dejarse interpelar por la precariedad de la existencia y asumir una actitud de responsabilidad: hacer penitencia y mejorar nuestra vida. (...) Cristo invita a responder al mal, ante todo, con un serio examen de conciencia y con el compromiso de purificar la propia vida. De lo contrario —dice— pereceremos, pereceremos todos del mismo modo. En efecto, las personas y las sociedades que viven sin cuestionarse jamás tienen como único destino final la ruina. En cambio, la conversión, aunque no libra de los problemas y de las desgracias, permite afrontarlos de "modo" diverso. Ante todo, ayuda a prevenir el mal, desactivando algunas de sus amenazas. Y, en todo caso, permite vencer el mal con el bien, si no siempre en el plano de los hechos —que a veces son independientes de nuestra voluntad—, ciertamente en el espiritual. En síntesis: la conversión vence el mal en su raíz, que es el pecado, aunque no siempre puede evitar sus consecuencias. (Benedicto XVI. Ángelus. Domingo 11 de marzo de 2007).

INVITACIÓN A RECIBIR EL SACRAMENTO DEL PERDÓN
EN EL AÑO DE LA MISERICORDIA

El sacramento de la reconciliación es un sacramento de sanación. Cuando yo voy a confesarme, es para sanarme: sanarme el alma, sanarme el corazón por algo que hice no está bien. El ícono bíblico que los representa mejor, en su profundo vínculo, es el episodio del perdón y de la curación del paralítico, donde el Señor Jesús se revela al mismo tiempo médico de las almas y de los cuerpos (Mc 2,1-12; Mt 9,1-8; Lc 5,17-26). … El perdón de nuestros pecados no es algo que podemos darnos nosotros mismos: yo no puedo decir: Yo me perdono los pecados; el perdón se pide, se pide a otro, y en la Confesión pedimos perdón a Jesús. El perdón no es fruto de nuestros esfuerzos, sino es un regalo, es don del Espíritu Santo, que nos colma de la abundancia de la misericordia y la gracia que brota incesantemente del corazón abierto del Cristo crucificado y resucitado. En segundo lugar, nos recuerda que sólo si nos dejamos reconciliar en el Señor Jesús con el Padre y con los hermanos podemos estar verdaderamente en paz. Y ésto lo hemos sentido todos, en el corazón, cuando vamos a confesarnos, con un peso en el alma, un poco de tristeza. Y cuando sentimos el perdón de Jesús, ¡estamos en paz! Con aquella paz del alma tan bella, que sólo Jesús puede dar, ¡sólo Él!
En la celebración de este Sacramento, el sacerdote no representa solamente a Dios, sino a toda la comunidad. …. Alguno puede decir: Yo me confieso solamente con Dios. Sí, tú puedes decir a Dios: Perdóname, y decirle tus pecados. Pero nuestros pecados son también contra nuestros hermanos, contra la Iglesia y por ello es necesario pedir perdón a la Iglesia y a los hermanos, en la persona del sacerdote. Pero, padre, ¡me da vergüenza!. También la vergüenza es buena, es salud tener un poco de vergüenza. Porque cuando una persona no tiene vergüenza, en mi País decimos que es un ... “sinvergüenza”. La vergüenza también nos hace bien, nos hace más humildes. Y el sacerdote recibe con amor y con ternura esta confesión, y en nombre de Dios, perdona. … No tengan miedo de la Confesión. Uno, cuando está en la fila para confesarse siente todas estas cosas también la vergüenza pero luego, cuando termina la confesión sale libre, grande, bello, perdonado, blanco, feliz. Y esto es lo hermoso de la Confesión.
Quisiera preguntarles, … ¿cuándo ha sido la última vez que te has confesado? Cada uno piense. ¿Dos días, dos semanas, dos años, veinte años, cuarenta años? … Y si ha pasado mucho tiempo, ¡no pierdas ni un día más! Ve hacia delante, que el sacerdote será bueno. Está Jesús, allí, ¿eh? Y Jesús es más bueno que los curas, y Jesús te recibe. Te recibe con tanto amor. Sé valiente, y adelante con la Confesión.
Queridos amigos, celebrar el Sacramento de la Reconciliación significa estar envueltos en un abrazo afectuoso: es el abrazo de la infinita misericordia del Padre. (Francisco. Audiencia General. miércoles 19 de febrero de 2014).
Que todo el pueblo cristiano eleve súplicas confiadas al Padre común para que se encuentren caminos de solución a las dolorosas e injustas situaciones por las que pasan tantos hermanos nuestros, que, por razones diversas, han tenido que abandonar sus familias, su patria, sus tierras, buscando condiciones de vida humana más dignas…. No endurezcamos nuestro corazón: “En casa hay sitio para un hermano más”. (D. Antonio Cañizares. Carta del 13 de septiembre de 2015).
Todos los viernes de Cuaresma también son días de abstinencia de comer carne. Os recordamos que durante toda la cuaresma, en los días laborables, a las 6’30 de la mañana, se reza la oración comunitaria de Laudes en el Templo parroquial de modo solemne y cantado.
A su vez, los viernes de Cuaresma se rezará el Santo Rosario a las 18.30 h. y se hará el Ejercicio del Vía Crucis a las 7 tarde.


Os invitamos a poner en práctica con alegría las obras de misericordia corporales y espirituales, Decía San Vicente de Paul: “El fin principal para el que Dios nos ha llamado es para amar a Nuestro señor Jesucristo.
Si nos alejamos, por poco que sea, del pensamiento de que los pobres son los miembros de Jesucristo, infaliblemente disminuirán en nosotros la dulzura y la caridad.”
En la cruz a la entrada de la Iglesia el Equipo de Cáritas coloca diversas necesidades y unos sobres para facilitar la ayuda
Sólo tenéis que elegir del listado de necesidades que hay clavadas en la cruz, aquella en la que vosotros queráis colaborar con vuestra aportación, y así, cada semana, iremos tachando de la lista las necesidades que ya estén cubiertas. Podréis entregar las ayudas en sobres donde se especifique la ayuda concreta y entregándolo a los sacerdotes o en el buzón parroquial. Muchas gracias en nombre de los que más lo necesitan.
Acogiendo la petición que hizo el arzobispo D. Antonio, el sábado 5 de marzo habrá un encuentro de sensibilización sobre acogida de refugiados en el Colegio Calderón del Grau de Gandía de 10.00 h. a 13.00 h.
“Fui forastero y me acogiste”. Son palabras que, como el resto del capítulo veinticinco de San Mateo, siempre nos interpelan con una fuerza provocadora que nos llama a la conversión. (…) Lo primero que esta realidad reclama de nosotros y reclama particularmente de la Iglesia es el sentirnos al lado de los emigrantes, como si del Señor se tratara, ya que con ellos se identifica y cuya amargura El también tuvo que soportar en los primeros años de su vida terrena. Aceptarlos y acogerlos cordialmente para que se sientan reconocidos en toda su dignidad de hermanos. (…) La caridad no tiene límites. …. Es necesario asumir los sentimientos de Dios y actuar.” (D. Antonio Cañizares. Carta del 13 de septiembre de 2015).



¡Colabora con tu parroquia!
BANKIA (Paseo Germanías 82)
2038-6230-75-3000420970







  1. Confesión pública de la fe o Redditio Symboli de algunos miembros de la comunidad parroquial pertenecientes a la tercera comunidad neocatecumenal: lunes 29 de febrero, jueves 3 de marzo, martes 8 y jueves 10 de marzo a las 9 de la noche en el Templo parroquial. La última vez que se realizó esto en la parroquia fue en el año 2009.
  2. El miércoles 2 de marzo a las 17.30 h. habrá reunión del Equipo de Cáritas y a las 20.30 h. del Equipo de Liturgia.
  3. El viernes 4 de marzo será la visita ordinaria del sacerdote a los enfermos de la parroquia.
  4. El sábado 5 de marzo en la misa de 6 de la tarde será la entrega del Padrenuestro a los niños de 2º curso de Jesús es el Señor.
  5. PRIMER ANIVERSARIO DE LA ADORACIÓN EUCARÍSTICA PERPETUA DE GANDÍA. Con este motivo el domingo 6 de marzo se celebrará la Eucaristía en la parroquia de la Sagrada Familia a las 6 de la tarde presidida por nuestro Arzobispo D. Antonio Cañizares. Tras la Eucaristía se trasladará el Santísimo Sacramento a la Iglesia de las Clarisas donde se expondrá. Damos gracias a Dios por los muchos bienes que ha dado a la ciudad la Adoración Perpetua. Hacemos también un llamado a nuevos adoradores para incrementar el número de los que le adoren es espíritu y verdad.
  6. INFANCIA MISIONERA: Se han recaudado hasta el momento 303 €.
  7. MANOS UNIDAS: Se han recaudado hasta el momento 853 €.
  8. La semana que viene (5 y 6 de marzo) se realizará en todas las misas la colecta del Día del Seminario. Es una ocasión  para orar por las vocaciones y por los seminaristas y sus formadores. El lema de la Campaña es Enviados a reconciliar.
Del 29 de febrero al 6 de marzo de 2016
Lunes 29.  19.30 h.: En sufragio de: Rosendo Roche; Víctor Ferragut; Por las almas del purgatorio de una feligresa. 
Martes 1. 19.30 h.: En sufragio de: José Santacatalina y Concepción Camarena. 
Miércoles 2. 19.30 h.: En sufragio de: Dif. Fam. Ferrer-Puig. 
Jueves 3. 19.30 h.: En acción de gracias y pidiendo por la familia. 
Viernes 4. 19.30 h.: En sufragio de: Rogelio Roselló.
Sábado 5. Por la tarde: CUARTO DE CUARESMA. 18.00 h.: Con niños. En sufragio de: Dif. Fam. García-Estruch. 19.30 h.: Sin intención. 21.00 h.: En sufragio de: Manuel Viturro García.
Domingo 6.  CUARTO DE CUARESMA. 9.30 h.: Sin intención. 11.00 h.: Sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: En sufragio de: María Fernández Cazorla.
  ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Puedes descargar la Hoja Parroquial:

Hoja parroquial en formato pdf


Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil y tablet escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" que podrás encontrar en tu "App Store".
También la puedes descargar escaneando la siguiente etiqueta "QR":
Códigos QR / Qr Codes