13 de junio de 2015

Domingo 14 de Junio de 2015. 11 TO B.

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 14 de Junio de 2015 

                 Queridos hermanos: 
Tras las diversas solemnidades del Tiempo Ordinario posteriores a las Fiestas de Pascua, nos encontramos en el Evangelio de este domingo con dos parábolas del Reino de los Cielos. “El Reino de Dios se parece...”.  La primera parábola nos habla de un hombre que siembra simiente. La segunda parábola nos habla de la simiente, en concreto, de la semilla de mostaza. En ambas parábolas podemos descubrir enseñanzas. 
En la primera parábola podemos decir lo que nos enseña Jesús: “somos siervos inútiles. Hemos hecho lo que teníamos que hacer.” (Lc 17,10). El Señor ha querido necesitar de ese siervo y de ese servicio o ministerio de la siembra de la Palabra. Pero la eficacia la lleva consigo la simiente. Así comenta san Pablo esta realidad, cuando en la comunidad de Corinto dan más importancia al catequista que al Señor:
¿Qué es, pues Apolo? ¿Qué es Pablo?... ¡Servidores, por medio de los cuales habéis creído!, y cada uno según lo que el Señor le dio. Yo planté, Apolo regó; mas fue Dios quien dio el crecimiento. De modo que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios que hace crecer. (1 Co 3,5-7).
Y si debe ser humilde el que siembra la Palabra, no menos humilde es lo sembrado. Así lo vemos en la segunda parábola. Jesús utiliza la imagen del grano de mostaza. Jesús es el humilde Misterio de amor rechazado en la cruz que lleva en sí misma la fuerza de transformar las cosas para que haya cobijo. Dice el Papa Francisco: “La Palabra tiene en sí una potencialidad que no podemos predecir. El Evangelio habla de una semilla que, una vez sembrada, crece por sí sola también cuando el agricultor duerme (cf. Mc 4,26-29). La Iglesia debe aceptar esa libertad inaferrable de la Palabra, que es eficaz a su manera, y de formas muy diversas que suelen superar nuestras previsiones y romper nuestros esquemas.” (Evangelii Gaudium 22). Hablar de semilla sembrada es hablar de la fuerza de la esperanza viva. Si hemos acogido la Palabra de Dios, fiémonos del poder de esa Palabra. A través de las parábolas nos enseña que “el Reino de Dios ya está presente en el mundo, y está desarrollándose aquí y allá, de diversas maneras: como la semilla pequeña que puede llegar a convertirse en un gran árbol (cf. Mt 13,31-32), como el puñado de levadura, que fermenta una gran masa (cf. Mt 13,33), y como la buena semilla que crece en medio de la cizaña (cf. Mt 13,24-30), y siempre puede sorprendernos gratamente. Ahí está, viene otra vez, lucha por florecer de nuevo. La resurrección de Cristo provoca por todas partes gérmenes de ese mundo nuevo; y aunque se los corte, vuelven a surgir, ... porque Jesús no ha resucitado en vano. ¡No nos quedemos al margen de esa marcha de la esperanza viva!” (Francisco. Evangelii Gaudium 278).
Jesús, vuestro párroco
+ Lectura del santo evangelio según san Marcos 4, 26-34

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: — «El reino de Dios se parece a un hombre que echa simiente en la tierra.
Él duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra va produciendo la cosecha ella sola: primero los tallos, luego la espiga, después el grano. Cuando el grano está a punto, se mete la hoz, porque ha llegado la siega.»
Dijo también:
— «¿Con qué podemos comparar el reino de Dios? ¿Qué parábola usaremos? Con un grano de mostaza: al sembrarlo en la tierra es la semilla más pequeña, pero después brota, se hace más alta que las demás hortalizas y echa ramas tan grandes que los pájaros pueden cobijarse y anidar en ellas.»
Con muchas parábolas parecidas les exponía la palabra, acomodándose a su entender. Todo se lo exponía con parábolas, pero a sus discípulos se lo explicaba todo en privado.
Palabra del Señor.
543  Todos los hombres están llamados a entrar en el Reino. Anunciado en primer lugar a los hijos de Israel (cf. Mt 10, 5-7), este reino mesiánico está destinado a acoger a los hombres de todas las naciones (cf. Mt 8, 11; 28, 19). Para entrar en él, es necesario acoger la palabra de Jesús:
        La palabra de Dios se compara a una semilla sembrada en el campo: los que escuchan con fe y se unen al pequeño rebaño de Cristo han acogido el Reino; después la semilla, por sí misma, germina y crece hasta el tiempo de la siega (LG 5).
544  El Reino pertenece a los pobres y a los pequeños, es decir a los que lo acogen con un corazón humilde.

546 Jesús llama a entrar en el Reino a través de las parábolas, rasgo típico de su enseñanza (cf. Mc 4, 33-34). Por medio de ellas invita al banquete del Reino (cf. Mt 22, 1-14), pero exige también una elección radical para alcanzar el Reino, es necesario darlo todo (cf. Mt 13, 44-45); las palabras no bastan, hacen falta obras (cf. Mt 21, 28-32). Las parábolas son como un espejo para el hombre: ¿acoge la palabra como un suelo duro o como una buena tierra (cf. Mt 13, 3-9)? ¿Qué hace con los talentos recibidos (cf. Mt 25, 14-30)? Jesús y la presencia del Reino en este mundo están secretamente en el corazón de las parábolas. Es preciso entrar en el Reino, es decir, hacerse discípulo de Cristo para "conocer los Misterios del Reino de los cielos" (Mt 13, 11). Para los que están "fuera" (Mc 4, 11), la enseñanza de las parábolas es algo enigmático (cf. Mt 13, 10-15). 
En la cruz se descifran las parábolas
Llama la atención la importancia que adquiere la imagen de la semilla en el conjunto del mensaje de Jesús. El tiempo de Jesús, el tiempo de los discípulos, es el de la siembra y de la semilla. El «Reino de Dios» está presente como una semilla. Vista desde fuera, la semilla es algo muy pequeño. A veces, ni se la ve. El grano de mostaza —imagen del Reino de Dios— es el más pequeño de los granos y, sin embargo, contiene en sí un árbol entero. La semilla es presencia del futuro. En ella está escondido lo que va a venir. Es promesa ya presente en el hoy. El Domingo de Ramos, el Señor ha resumido las diversas parábolas sobre las semillas y desvelado su pleno significado: «Os aseguro que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo; pero, si muere, da mucho fruto» (Jn 12,24). Él mismo es el grano. Su «fracaso» en la cruz supone precisamente el camino que va de los pocos a los muchos, a todos: «Y cuando sea elevado sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí» (Jn 12, 32). El fracaso de los profetas, su fracaso, aparece ahora bajo otra luz. Es precisamente el camino para lograr «que se conviertan y Dios los perdone». Es el modo de conseguir, por fin, que todos los ojos y oídos se abran. En la cruz se descifran las parábolas. En los sermones de despedida dice el Señor: «Os he hablado de esto en comparaciones: viene la hora en que ya no hablaré en comparaciones, sino que os hablaré del Padre claramente» (Jn 16,25). Así, las parábolas hablan de manera escondida del misterio de la cruz; no sólo hablan de él: ellas mismas forman parte de él. Pues precisamente porque dejan traslucir el misterio divino de Jesús, suscitan contradicción. Precisamente cuando alcanzan máxima claridad, como en la parábola de los trabajadores homicidas de la viña (cf. Mc 12, 1-12), se transforman en estaciones de la vía hacia la cruz. En las parábolas, Jesús no es sólo el sembrador que siembra la semilla de la palabra de Dios, sino que es semilla que cae en la tierra para morir y así poder dar fruto.  (Benedicto XVI. Jesús de Nazaret)
La necesidad de la humildad y la paciencia
“Todos tienen necesidad del Evangelio; el Evangelio está hecho para todos y no sólo a un sector determinado de personas, por esto estamos obligados a buscar nuevas vías para llevar el Evangelio a todos.
Sin embargo, aquí se esconde una tentación - la tentación de la impaciencia, la tentación de buscar inmediatamente el gran éxito, de buscar los grandes números. Y este no es el método de Dios. Para el reino de Dios y, de esta manera, para la evangelización, instrumento y vehículo del reino de Dios, siempre es válida la parábola del grano de mostaza (cf. Mc 4, 31 - 32). El Reino de Dios siempre vuelve a comenzar bajo este signo. (...) las realidades grandes empiezan con humildad. (...) Un viejo proverbio dice "el éxito no es un nombre de Dios". La nueva evangelización debe someterse al misterio del grano de mostaza y no pretender producir rápidamente el gran árbol”. (Cardenal Joseph Ratzinger. Jubileo de los catequistas. año 2000)
.........................................
“La fuerza que sostiene la esperanza del catequista viene del mismo Dios: «Estoy contento en las debilidades, ultrajes e infortunios, persecuciones y angustias, sufridas por Cristo; pues cuando soy débil, entonces soy fuerte» (2 Cor 12,10). Esta fuerza de Dios en nosotros es confianza en la palabra de Cristo que nos dice que el Reino de Dios es semilla que crece de modo imperceptible (Mc 4,26- 28), semilla de mostaza que se desarrolla hasta convertirse en árbol y pequeña cantidad de levadura que transforma toda la masa (Lc 13,18-21).” (Conferencia Episcopal Española. El catequista y su formación. nº 64)
.........................................
No hay catequesis posible, como no hay evangelización, sin la acción de Dios por medio de su Espíritu. En la práctica catequética, ni las técnicas pedagógicas más avanzadas, ni siquiera un catequista con la personalidad humana más atrayente, pueden reemplazar la acción silenciosa y discreta del Espíritu Santo. «El es, en verdad, el protagonista de toda la misión eclesial»; El es el principal catequista; El es el «maestro interior» de los que crecen hacia el Señor. En efecto, El es el «principio inspirador de toda obra catequética y de los que la realizan». Por ello, en la entraña misma de la espiritualidad del catequista están la paciencia y la confianza en que es Dios mismo quien hace que la semilla de la Palabra de Dios que ha sido sembrada en tierra buena y labrada con amor, nazca, crezca y de fruto. El evangelista Marcos es el único en recoger una parábola en la que Jesús muestra, una tras otra, las etapas del desarrollo gradual y constante de la semilla sembrada: «El Reino de Dios es como un hombre que echa el grano en la tierra: duerma o se levante, de noche o de día, el grano brota y crece, sin que él sepa cómo. La tierra da el fruto por sí misma; primero hierba, luego espiga, después trigo abundante en la espiga. Y cuando el fruto lo admite, en seguida se le mete la hoz porque ha llegado la siega» (Mc 4, 26-29). (Directorio General para la Catequesis nº 288-289)
Te pedimos, Señor, que nuestra vida sea esa «buena tierra» en la que el divino sembrador siembre la Palabra, para que produzca en nosotros frutos de santidad, «del treinta o del sesenta o del ciento por uno» (Mc 4,20). (Benedicto XVI. Verbum Dómini 49).
Te pedimos Señor no caer en “la tentación de la impaciencia, la tentación de buscar inmediatamente el gran éxito, de buscar los grandes números” (Card. Joseph Ratzinger. Jubileo catequistas).
Te pedimos Señor colaborar contigo en la siembra de la palabra de Dios, sobre todo haciendo como la semilla: caer en la tierra para morir y así poder dar fruto”. (Benedicto XVI. Jesús de Nazaret).
  1. El domingo 14 de junio a las 17.30 h. se pondrá una película en los locales nuevos. También habrá una merienda.
  2. Durante el mes de junio les invitamos a traer alimentos no perecederos, litros, kilos o botes, para el Economato de Cáritas.
  3. Colecta del Día de Caridad en la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo para Cáritas Diocesana: 985 €.


El sábado 13 de junio a las 11.00 h. en la Catedral de Valencia se ordenarán de presbíteros diez diáconos.
 Les invitamos a rezar por estos jóvenes que inician su ministerio presbiteral al servicio de la Iglesia.
Entre ellos se encuentra un hijo de Gandía: Vicente Fayos, de la parroquia de Cristo Rey con quien hemos compartido muchos campamentos interparroquiales con los niños. Celebrará su Primera Misa el domingo 21 de junio a las 12.00 en Cristo Rey.
Recen para que el Señor suscite jóvenes que acojan la llamada que les hace el Señor de seguirlo. En nuestra parroquia hay tres jóvenes que asisten al Seminario durante el fin de semana. Sigamos orando por las vocaciones.

CAMPAÑA  para la compra y colocación del Aire Acondicionado en el Templo:
PRIMERA FASE:
- Ampliación eléctrica para aumento de potencia: 2.255 €
- Instalación de 1ª máquina y conductos en medio templo:
             + 13.670 €    = 15.925€ (objetivo para Mayo de 2015)
SEGUNDA FASE
- Instalación de conductos en el resto del templo:
+ 3.427 € = 19.352 €
- Instalación de 2ª máquina de aire: + 8.565 €: = 27.917 €
Recaudado hasta el 12 de junio de 2015:
11.551,28 €.
Faltan 4.373,72 € para la primera fase.
 Para no perder el aire acogedor de nuestra parroquia: ¡Colabora!
Puedes hacer tu donativo en la cuenta que la parroquia tiene
haciendo constar: “Para el Aire Acondicionado”
en BANKIA (Paseo Germanías 82)
2038-6230-75-3000420970
 
1. El próximo lunes 15 de junio a las 20.30 h. tenemos la Celebración de la Palabra para concluir el presente curso del Itinerario Diocesano de Evangelización.
2. El próximo jueves 18 de junio realizaremos una excursión parroquial con los catequistas.
3. A partir del sábado 18 no habrá misa de 6 de la tarde los sábados hasta el mes de octubre.
4. ACTIVIDADES PARA EL VERANO:
- Campamento de verano para niños entre 6 y 12 años en Guadalest del 12 al 19 de julio.
- Convivencia retiro para jóvenes entre 13 y 16 años en Vivar del Cid (Burgos) del 21 al 27 de julio.
- Viaje a Caleruega (Burgos), tras las huellas de Santo Domingo de Guzmán, para las familias, del 31 de julio al 2 de agosto.


COMO LA SEMILLA DE MOSTAZA

Jesús es el humilde Misterio de amor
rechazado en la cruz
que lleva en sí misma la fuerza
de transformar las cosas
para que haya cobijo.

Del 15 al 21 de junio de 2015
Lunes 15. Santa María Micaela del Santísimo Sacramento. 19.30 h.: En sufragio de: Joaquina Montaner y dif. Fam Martí—Montaner. 
Martes 16. 19.30 h.: En sufragio de: Dif. Fam. Todolí. Estanislao Estrugo Castillo. 
Miércoles 17. 19.30 h.: En sufragio de: Carmen Bardés. 
Jueves 18. 19.30 h.: Sin intención. 
Viernes 19. 19.30 h.: Sin intención. 
Sábado 20.  Por la tarde: XII del T.O. 19.30 h.: En sufragio de: Dif. Espí-Sanchis. 21.00 h.: Sin intención. 
Domingo 21. XII del T.O.  9.30 h.: Sin intención. 11.00 h.: Sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: Sin intención.
 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Puedes descargar la Hoja Parroquial:

Hoja parroquial en formato pdf


Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil y tablet escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" que podrás encontrar en tu "App Store" y "Google Play".
También la puedes descargar escaneando la siguiente etiqueta "QR":
Códigos QR / Qr Codes