15 de noviembre de 2014

Domingo 16 de noviembre de 2014. 33 TO A


Parroquia de Sant Francesc de Borja


Email de la parroquia: sfb500@gmail.com
Domingo 16 de noviembre de 2014
                  
                 Queridos hermanos:
Tal día como hoy, hace seis años, comencé mi andadura con vosotros en esta parroquia de Gandía. Se leyeron los mismos textos, el mismo evangelio. Coincidió el mismo domingo. Mi corazón se llena de agradecimiento por lo vivido en esta comunidad parroquial hasta hoy.
Las lecturas de este domingo hablan al mismo tiempo de regalos que Dios hace y de la necesaria cooperación con su gracia.
“Una mujer hacendosa, ¿quién la hallará?”, dice la primera lectura. Y digo yo: Una comunidad cristiana trabajadora, corresponsable, colaboradora, hacendosa, ¿quién la hallará? Desde que llegué he visto la gran cantidad de personas que, de una forma u otra, colaboráis con el Señor en esta porción del pueblo de Dios como catequistas, voluntarios de Cáritas, en la Liturgia, en la Pastoral de la Salud, en la oración, en la limpieza, en el canto, en la Adoración, en la economía, en la atención a los necesitados, en la formación, en los medios de comunicación, en el acompañamiento a los enfermos… El Señor cumplirá en ti lo que dice el salmo de este domingo: “Comerás del fruto de tu trabajo, serás dichoso, te irá bien.” (sal 127). La vida es un don de Dios que ponemos a disposición de los demás. En el don de sí hay dicha, cosecha abundante, bendición. El don que damos de nuestro tiempo, dinero, nuestra formación, nuestros dolores, sufrimientos, oraciones, beneficia en primer lugar a uno mismo. Pero también a los más necesitados y pobres de alegría, esperanza, salud, educación, alimento, cercanía: “Abre sus manos al necesitado y extiende el brazo al pobre”, dice la primera lectura de la mujer hacendosa.
Dice el Evangelio que “el que recibió un talento hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor”.
Esta parroquia es mejor que una perla. No escondas tu hermosura, bondad, colaboración. Hacen falta todavía muchos colaboradores: niños, jóvenes, matrimonios, adultos, ancianos, enfermos, viudas... Dice el verso del Aleluya de este domingo: “Permaneced en mí, y yo en vosotros -dice el Señor-; el que permanece en mí da fruto abundante. (Jn 15, 4a. 5b). Unidos a Jesucristo para dar fruto. En comunión con Él y la parroquia en la Diócesis para multiplicar los talentos recibidos del Señor. No lo escondas. No te escondas. El da. No pienses que basta con conservar íntegro lo recibido” (San Agustín. Sermón 351,4)Te hace don. Da.
Jesús, vuestro párroco


Lectura del santo evangelio según san Mateo       25, 14-30

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: - «Un hombre, al irse de viaje, llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata, a otro dos, a otro uno, a cada cual según su capacidad; luego se marchó.
El que recibió cinco talentos fue en seguida a negociar con ellos y ganó otros cinco.  El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor.
Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar las cuentas con ellos. Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo: "Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco." Su señor le dijo: "Muy bien.  Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor. Se acercó luego el que había recibido dos talentos y dijo: "Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos." Su señor le dijo: "Muy bien.  Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor. Finalmente, se acercó el que había recibido un talento y dijo: "Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces, tuve miedo y fui a esconder mi talento bajo tierra.  Aquí tienes lo tuyo." El señor le respondió: "Eres un empleado negligente y holgazán. ¿Con que sabías que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo?  Pues debías haber puesto mi dinero en el banco, para que, al volver yo, pudiera recoger lo mío con los intereses.  Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez.  Porque al que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echadle fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el rechinar de dientes.»
Palabra del Señor.

1936         Al venir al mundo, el hombre no dispone de todo lo que es necesario para el desarrollo de su vida corporal y espiritual. Necesita de los demás. Ciertamente hay diferencias entre los hombres por lo que se refiere a la edad, a las capacidades físicas, a las aptitudes intelectuales o morales, a las circunstancias de que cada uno se pudo beneficiar, a la distribución de las riquezas (cf GS 29,2). Los "talentos" no están distribuidos por igual (cf Mt 25,14-30; Lc 19,11-27).

1937         Estas diferencias pertenecen al plan de Dios, que quiere que cada uno reciba de otro aquello que necesita, y que quienes disponen de "talentos" particulares comuniquen sus beneficios a los que los necesiten. Las diferencias alientan y con frecuencia obligan a las personas a la magnanimidad, a la benevolencia y a la comunicación. Incitan a las culturas a enriquecerse unas a otras:
   Yo no doy todas las virtudes por igual a cada uno...hay muchos a los que distribuyo de tal manera, esto a uno aquello a otro...A uno la caridad, a otro la justicia, a éste la humildad, a aquél una fe viva...En cuanto a los bienes temporales las cosas necesarias para la vida humana las he distribuido con la mayor desigualdad, y no he querido que cada uno posea todo lo que le era necesario para que los hombres tengan así ocasión, por necesidad, de practicar la caridad unos con otros...He querido que unos necesitasen de otros y que fuesen mis servidores para la distribución de las gracias y de las liberalidades que han recibido de mí (S. Catalina de Siena, Dial. 1,7).

1938  Existen también desigualdades escandalosas que afectan a millones de hombres y mujeres. Están en abierta contradicción con el evangelio:
   La igual dignidad de las personas exige que se llegue a una situación de vida más humana y más justa. Pues las excesivas desigualdades económicas y sociales entre los miembros o los pueblos de una única familia humana resultan escandalosas y se oponen a la justicia social, a la equidad, a la dignidad de la persona humana y también a la paz social e internacional (GS 29,3).
“En el Credo profesamos que Jesús «de nuevo vendrá en la gloria para juzgar a vivos y muertos». La historia humana comienza con la creación del hombre y la mujer a imagen y semejanza de Dios y concluye con el juicio final de Cristo. A menudo se olvidan estos dos polos de la historia, y sobre todo la fe en el retorno de Cristo y en el juicio final a veces no es tan clara y firme en el corazón de los cristianos. Jesús, durante la vida pública, se detuvo frecuentemente en la realidad de su última venida. Hoy desearía reflexionar sobre tres textos evangélicos que nos ayudan a entrar en este misterio: el de las diez vírgenes, el de los talentos y el del juicio final. Los tres forman parte del discurso de Jesús sobre el final de los tiempos, en el Evangelio de san Mateo. [...] La segunda parábola, la de los talentos, nos hace reflexionar sobre la relación entre cómo empleamos los dones recibidos de Dios y su retorno, cuando nos preguntará cómo los hemos utilizado (cf. Mt 25, 14-30). Conocemos bien la parábola: antes de su partida, el señor entrega a cada uno de sus siervos algunos talentos para que se empleen bien durante su ausencia. Al primero le da cinco, al segundo dos y al tercero uno. En el período de ausencia, los primeros dos siervos multiplican sus talentos —son monedas antiguas—, mientras que el tercero prefiere enterrar el suyo y devolverlo intacto al señor. A su regreso, el señor juzga su obra: alaba a los dos primeros, y el tercero es expulsado a las tinieblas, porque escondió por temor el talento, encerrándose en sí mismo. Un cristiano que se cierra en sí mismo, que oculta todo lo que el Señor le ha dado, es un cristiano... ¡no es cristiano! ¡Es un cristiano que no agradece a Dios todo lo que le ha dado! Esto nos dice que la espera del retorno del Señor es el tiempo de la acción —nosotros estamos en el tiempo de la acción—, el tiempo de hacer rendir los dones de Dios no para nosotros mismos, sino para Él, para la Iglesia, para los demás; el tiempo en el cual buscar siempre hacer que crezca el bien en el mundo. Y en particular hoy, en este período de crisis, es importante no cerrarse en uno mismo, enterrando el propio talento, las propias riquezas espirituales, intelectuales, materiales, todo lo que el Señor nos ha dado, sino abrirse, ser solidarios, estar atentos al otro. En la plaza he visto que hay muchos jóvenes: ¿es verdad esto? ¿Hay muchos jóvenes? ¿Dónde están? A vosotros, que estáis en el comienzo del camino de la vida, os pregunto: ¿habéis pensado en los talentos que Dios os ha dado? ¿Habéis pensado en cómo podéis ponerlos al servicio de los demás? ¡No enterréis los talentos! Apostad por ideales grandes, esos ideales que ensanchan el corazón, los ideales de servicio que harán fecundos vuestros talentos. La vida no se nos da para que la conservemos celosamente para nosotros mismos, sino que se nos da para que la donemos. Queridos jóvenes, ¡tened un ánimo grande! ¡No tengáis miedo de soñar cosas grandes!” (Francisco, Audiencia general 24 abril 2013)
Señor Jesús, Tú que nos has dado la vida como un talento que se nos ha confiado para que lo transformemos y lo multipliquemos, dándola como don a los demás. Te pedimos que ningún hombre viva como un iceberg a la deriva en el océano de la historia; más bien descubra que forma parte de una gran familia, dentro de la cual tiene un puesto que ocupar y un papel que desempeñar. Libéranos, Señor, del egoísmo que nos vuelve sordos y mudos. Danos tu amor que abre de par en par los ojos y el corazón, capacita para dar la aportación original e insustituible que, junto a los innumerables gestos de tantos hermanos, a menudo lejanos y desconocidos, contribuye a constituir el mosaico de la caridad, que puede cambiar el rumbo de la historia. (Oración inspirada en el Mensaje del Santo Padre Juan Pablo II a los jóvenes con ocasión de la XI Jornada Mundial de la Juventud de 1996)
Ante la retirada de la reforma de ‘Ley del aborto’, más de cuarenta asociaciones civiles convocan una manifestación el 22 de Noviembre bajo el lema CADA VIDA IMPORTA. La manifestación se ha convocado a las 12.00h desde la Glorieta de Ruiz Giménez hasta la Plaza de Colón. El lema, igual que en 2009: “CADA VIDA IMPORTA, Por la Vida, la Mujer y la Maternidad”; un lema unitario que busca la defensa del niño por nacer, la mujer, y la madre embarazada. La organización ha puesto a disposición de todos aquellos que quieran asistir a la convocatoria una página web: www.cadavidaimporta.es
En el Día de la Iglesia Diocesana celebramos que vivimos nuestra fe en una parroquia concreta, en una diócesis determinada con otros cristianos de todas las edades, y con los sacerdotes y religiosos. Celebramos que nos preside en la fe y en la caridad un obispo. Estamos llamados a experimentar todas estas alegrías nacidas del bautismo en el seno de la maternidad de la Iglesia. No vivimos la fe en soledad, sino en comunidad junto a otros hermanos nuestros. ¿Cómo desentendernos de nuestra Iglesia diocesana? ¿Cómo no preocuparnos por nuestra parroquia? En la parroquia hemos recibido el don de la fe por el bautismo, que es el mayor regalo de amor, de misericordia, de comprensión, de alegría, que se nos da. Pero lo que hemos recibido gratis, hemos de darlo gratis. ¿Necesitará mi parroquia algo de mí? ¿Necesitará catequistas? ¿Necesitará mis conocimientos profesionales como voluntario? ¿Necesitará que sea generoso con mi dinero? Por eso, «Participar en tu parroquia es hacer una declaración de principios». Es reconocernos hijos de Dios, hermanos unos de otros, miembros de la misma comunidad parroquial, insertada en la gran comunidad de la diócesis.
DONATIVOS para la compra y colocación del Aire Acondicionado en el Templo parroquial. En la colecta extraordinaria del 31-1-2 de octubre-noviembre se recaudaron 534 €. Los donativos ascendieron a 566 €.
Recaudado hasta el 14 de noviembre: 1.100 €.
Para no perder el aire acogedor de nuestra parroquia: ¡Colabora!
Puedes hacer tu donativo en la cuenta que la parroquia tiene haciendo constar: “Para el Aire Acondicionado” en:
BANKIA (Paseo Germanías 82)
2038-6230-75-3000420970

  1. Próximamente se iniciará en el Convento de las clarisas de Gandía la Adoración Eucarística Perpetua (AEP). Os invito a pasar 1 hora de silencio y unión con el Señor disfrutando cada momento de ese tiempo del abrazo del Señor. Elegid la hora y el día que más os convenga de la semana. Se trata de responsabilizarse de esa hora cada semana. Hay unas fichas en la parroquia para rellenar los datos.
  2. El lunes 17 a las 5.45 de la tarde habrá reunión con los padres de 1º de comunión y el miércoles 19 a las 5.30 tarde con los padres de 3º de comunión.
  3. El sábado 22 de noviembre a las 11.00 h. en el Seminario de Moncada será el rito de Lectorado y Acolitado. Un feligrés nuestro, Juan Carlos Picornell, Cooperador de la Verdad, recibirá este ministerio de servir el altar y a los enfermos y necesitados en el Acolitado. Les invitamos a acompañarle con su presencia y oración.
  4. El sábado 22 de noviembre a las 18.00 h. se realizará el canto del salmo 112 por parte de los niños de 3º de comunión.
  5. La Coral y Rondalla de Santa Cecilia de Gandía acompañará con su música y cantos la celebración de las 19.30 h. del sábado 22 de noviembre para honrar a la patrona de la música Santa Cecilia.
  6. Todos los días de lunes a viernes en la Capilla de la Parroquia se reza la Oración de Laudes de 9.30 h. a 10.15 h. con la Exposición del Santísimo Sacramento. Además los viernes está el Santísimo Expuesto desde las 9.30 h. hasta las 19.30 h.
  7. Encontrarán en el despacho parroquial el Evangelio 2015 a su disposición, así como los calendarios del año que viene, tanto de mesa como de pared.
  8. Itinerario Diocesano de Evangelización: IDE. El 4 de diciembre se convocará a los animadores de grupos y el 15 de diciembre a los miembros de los Consejos de Pastoral de cara al IDE.
  9. Colecta Cáritas parroquial 8-9 noviembre: 584,23 €.
Del 17 al 22 de noviembre de 2014
    Lunes 17. Sta. Isabel de Hungría. 19.30 h.: sin intención. 
    Martes 18. 19.30 h.: sin intención. 
    Miércoles 19. 19.30 h.: sin intención. 
    Jueves 20. 9.30 h.: En sufragio de los difuntos de la familia Espí—Sanchis. 
    Viernes 21. La Presentación de la Santísima Virgen. 19.30 h.: sin intención. 
    Sábado 22. (Por la mañana) Sta. Cecilia. (Por la tarde) JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO. 18.00 h.: (con los niños) sin intención. 19.30 h.: MISA EN HONOR A SANTA CECILIA. Sin intención. 21.00 h.: En sufragio de los difuntos de la familia Peiró—Santamaría. 
    Domingo 23. JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO. 9.30 h.: sin intención. 11.00 h.: En sufragio de José Antonio Cabanilles. 12.00 h. Pro Pópulo. 13.00 h.: Bautismo. 19.30 h.: En sufragio de Clemente Jesús Serrano y difuntos familia Montblanch—Jiménez, y en sufragio de José Enrique.

     ************ *** ************
     Puedes descargar la Hoja Parroquial:

    Hoja parroquial en formato pdf


    Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil y tablet escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" que podrás encontrar en tu "App Store" y "Google Play".


    También la puedes descargar escaneando la siguiente etiqueta "QR":

    Códigos QR / Qr Codes