5 de abril de 2014

Domingo 6 de abril de 2014. V CUA A

 HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 6 de abril de 2014  


     Queridos hermanos:
En este quinto domingo de Cuaresma escuchamos el Evangelio de la Resurrección de Lázaro. En este Evangelio nos encontramos ante un hecho insólito: Cristo resucita a un muerto. Pero la resurrección de Lázaro, ¿en qué consiste?, ¿vuelve a la vida anterior?, ¿inicia una nueva vida? Esta vida brota del amor de Dios, un amor que es equiparable a un manantial de agua que purifica todas las aguas del río. Pues bien este manantial es la fuente de amor infinito que, en primer lugar se profesa el Padre al Hijo, y el Hijo al Padre y ese amor lo recibimos principalmente en el sacramento de la Eucaristía. En este sacramento Cristo muestra de modo visible que Él es la “resurrección y la vida” pues está vivo entre nosotros para darnos su vida. El Bto. Juan Pablo II dirá en una de sus encíclicas cuenta: “La Eucaristía es tensión hacia la meta, pregustar el gozo pleno prometido por Cristo (cf. Jn 15, 11); es, en cierto sentido, anticipación del Paraíso y « prenda de la gloria futura ». En la Eucaristía, todo expresa la confiada espera: « mientras esperamos la gloriosa venida de nuestro Salvador Jesucristo ». Quien se alimenta de Cristo en la Eucaristía no tiene que esperar el más allá para recibir la vida eterna: la posee ya en la tierra como primicia de la plenitud futura, que abarcará al hombre en su totalidad. En efecto, en la Eucaristía recibimos también la garantía de la resurrección corporal al final del mundo: « El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día » (Jn 6, 54). Esta garantía de la resurrección futura proviene de que la carne del Hijo del hombre, entregada como comida, es su cuerpo en el estado glorioso del resucitado. Con la Eucaristía se asimila, por decirlo así, el « secreto » de la resurrección. Por eso san Ignacio de Antioquía definía con acierto el Pan eucarístico « fármaco de inmortalidad, antídoto contra la muerte ». (Ecclesia de Eucaristia 18)
La Virgen María que esperó, anheló la llegada de nuestro Señor Jesucristo, interceda por nosotros para que vivamos en la esperanza de que Cristo viene día a día en la pequeñez de un trozo de pan, que es al mismo tiempo prenda para la salvación del mundo del mundo entero.
Arturo vuestro vicario
Lectura del santo evangelio según san Juan   11, 3-7. 17. 20-27. 33b-45

En aquel tiempo, las hermanas de Lázaro mandaron recado a Jesús, diciendo: - «Señor, tu amigo está enfermo.» Jesús, al oírlo, dijo: - «Esta enfermedad no acabará en la muerte, sino que servirá para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella. »
Jesús amaba a Marta, a su hermana y a Lázaro. Cuando se enteró de que estaba enfermo, se quedó todavía dos días en donde estaba. Sólo entonces dice a sus discípulos: -«Vamos otra vez a Judea.»
Cuando Jesús llegó, Lázaro llevaba ya cuatro días enterrado.
Cuando Marta se enteró de que llegaba Jesús, salió a su encuentro, mientras María se quedaba en casa. Y dijo Marta a Jesús: - «Señor, si hubieras estado aquí no habría muerto mi hermano. Pero aún ahora sé que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo concederá.» Jesús le dijo: - «Tu hermano resucitará.» Marta respondió: - «Sé que resucitará en la resurrección del último día.» Jesús le dice: - «Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá; y el que está vivo y cree en mí, no morirá para siempre. ¿Crees esto?» Ella le contestó: - «Sí, Señor: yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo.»
Jesús sollozó y, muy conmovido, preguntó: - «¿Dónde lo habéis enterrado?» Le contestaron: - «Señor, ven a verlo.»
Jesús se echó a llorar. Los judíos comentaban: - «¡Cómo lo quería!» Pero algunos dijeron: - «Y uno que le ha abierto los ojos a un ciego, ¿no podía haber impedido que muriera éste?» Jesús, sollozando de nuevo, llega al sepulcro. Era una cavidad cubierta con una losa.
Dice Jesús: - «Quitad la losa.» Marta, la hermana del muerto, le dice: - «Señor, ya huele mal, porque lleva cuatro días.»
Jesús le dice: - «¿No te he dicho que si crees verás la gloria de Dios?» Entonces quitaron la losa. Jesús, levantando los ojos a lo alto, dijo: - «Padre, te doy gracias porque me has escuchado; yo sé que tú me escuchas siempre; pero lo digo por la gente que me rodea, para que crean que tú me has enviado.» Y dicho esto, gritó con voz potente: - «Lázaro, ven afuera.» El muerto salió, los pies y las manos atados con vendas, y la cara envuelta en un sudario. Jesús les dijo: - «Desatadlo y dejadlo andar.» Y muchos judíos que habían venido a casa de María, al ver lo que había hecho Jesús, creyeron en él.
Palabra del Señor.
994   Jesús liga la fe en la resurrección a la fe en su propia persona: "Yo soy la resurrección y la vida" (Jn 11, 25).
2603         Los evangelistas han conservado dos oraciones más explícitas de Cristo durante su ministerio. Cada una de el las comienza precisamente con la acción de gracias. En la primera (cf Mt 11, 25-27 y Lc 10, 21-23), Jesús confiesa al Padre, le da gracias y lo bendice porque ha escondido los misterios del Reino a los que se creen doctos y los ha revelado a los "pequeños" (los pobres de las Bienaventuranzas).

2604         La segunda oración es narrada por San Juan (cf Jn 11, 41-42) en el pasaje de la resurrección de Lázaro. La acción de gracias precede al acontecimiento: "Padre, yo te doy gracias por haberme escuchado", lo que implica que el Padre escucha siempre su súplica; y Jesús añade a continuación: "Yo sabía bien que tú siempre me escuchas", lo que implica que Jesús, por su parte, pide de una manera constante. Así, apoyada en la acción de gracias, la oración de Jesús nos revela cómo pedir: antes de que la petición sea otorgada, Jesús se adhiere a Aquél que da y que se da en sus dones. El Dador es más precioso que el don otorgado, es el "tesoro", y en El está el corazón de su Hijo; el don se otorga como "por añadidura" (cf Mt 6, 21. 33).
"Yo soy la resurrección": beber en la fuente de la vida es entrar en comunión con el amor infinito que es la fuente de la vida. Al encontrar a Cristo, entramos en contacto,  más aún, en comunión con la vida misma y ya hemos cruzado el umbral de la  muerte, porque estamos en contacto, más allá de la vida biológica, con la vida  verdadera.  Los Padres de la Iglesia llamaron a la Eucaristía medicina de inmortalidad. Y lo es,  porque en la Eucaristía entramos en contacto, más aún, en comunión con el  cuerpo resucitado de Cristo, entramos en el espacio de la vida ya resucitada, de  la vida eterna. Entramos en comunión con ese cuerpo que está animado por la  vida inmortal y así estamos ya desde ahora y para siempre en el espacio de la  vida misma. Así, este evangelio es también una profunda interpretación de lo que  es la Eucaristía y nos invita a vivir realmente de la Eucaristía para poder ser  transformados en la comunión del amor. Esta es la verdadera vida.  En el evangelio de san Juan el Señor dice: "Yo he venido para que tengan vida y  la tengan en abundancia" (Jn 10, 10). Vida en abundancia no es, como algunos  piensan, consumir todo, tener todo, poder hacer todo lo que se quiera. En ese  caso viviríamos para las cosas muertas, viviríamos para la muerte. Vida en  abundancia es estar en comunión con la verdadera vida, con el amor infinito. Así  entramos realmente en la abundancia de la vida y nos convertimos en portadores  de la vida también para los demás.  Los prisioneros de guerra que estuvieron en Rusia durante diez años o más,  expuestos al frío y al hambre, después de volver dijeron: "Pude sobrevivir porque  sabía que me esperaban. Sabía que había personas que me esperaban, sabía que  yo era necesario y esperado". Este amor que los esperaba fue la medicina eficaz  de la vida contra todos los males.  En realidad, hay alguien que nos espera a todos. El Señor nos espera; y no sólo  nos espera: está presente y nos tiende la mano. Aceptemos la mano del Señor y  pidámosle que nos conceda vivir realmente, vivir la abundancia de la vida, para  poder así comunicar también a nuestros contemporáneos la verdadera vida, la  vida en abundancia. Amén. (Benedicto XVI. 9-3-2008)
——————————————————
Ya sólo faltan dos semanas para la Pascua y todas las lecturas bíblicas de este  domingo hablan de la resurrección. Pero no de la resurrección de Jesús, que  irrumpirá como una novedad absoluta, sino de nuestra resurrección, a la que  aspiramos y que precisamente Cristo nos ha donado, al resucitar de entre los  muertos. En efecto, la muerte representa para nosotros como un muro que nos  impide ver mas allá; y sin embargo nuestro corazón se proyecta mas allá de este  muro y, aunque no podemos conocer lo que oculta, sin embargo, lo pensamos, lo  imaginamos, expresando con símbolos nuestro deseo de eternidad. (…) En el  Evangelio de hoy —la resurrección de Lázaro—, escuchamos la voz de la fe de  labios de Marta, la hermana de Lázaro. A Jesús, que le dice: «Tu hermano  resucitará», ella responde: «Sé que resucitará en la resurrección en el último día»  (Jn 11, 23-24). Y Jesús replica: «Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí,  aunque haya muerto, vivirá» (Jn 11, 25). Esta es la verdadera novedad, que  irrumpe y supera toda barrera. Cristo derrumba el muro de la muerte; en él habita  toda la plenitud de Dios, que es vida, vida eterna. Por esto la muerte no tuvo poder  sobre él; y la resurrección de Lázaro es signo de su dominio total sobre la muerte  física, que ante Dios es como un sueño (cf. Jn 11, 11).  Pero hay otra muerte, que costó a Cristo la lucha más dura, incluso el precio de la  cruz: se trata de la muerte espiritual, el pecado, que amenaza con arruinar la  existencia del hombre. Cristo murió para vencer esta muerte, y su resurrección no  es el regreso a la vida precedente, sino la apertura de una nueva realidad, una  «nueva tierra», finalmente unida de nuevo con el cielo de Dios. (Benedicto XVI. Ángelus 10-4-2011)
Señor Jesús, que a través de la Eucaristía entramos en comunión con tu cuerpo resucitado, entramos en el espacio de la vida ya resucitada, de la vida eterna.  Concédenos vivir realmente de la Eucaristía para poder ser transformados en la comunión del amor: sé para nosotros medicina de inmortalidad por medio de la Eucaristía. (cf. Benedicto XVI. 9-3-2008).
· REZO DE LAUDES: De lunes a viernes, a las 6’30 de la mañana, se reza la oración comunitaria de Laudes en el Templo parroquial de modo solemne y cantado. Y a las 9.30 h. Oración de la mañana con Exposición del Santísimo Sacramento en la Capilla de la Comunión.
· VÍA CRUCIS: Los viernes de Cuaresma se hará el Ejercicio del Vía Crucis a las 7 tarde.
· CELEBRACIÓN DEL PERDÓN: Horario confesiones. De lunes a viernes, de 7.00 a 7.30 tarde y antes de las misas de sábado y domingo. Durante los retiros cuaresmales.
· CELEBRACIONES DEL PERDÓN EN EL ARCIPRESTAZGO 33 SAN FRANCISCO DE BORJA:
Viernes 4 de abril: Parroquia San Antonio de Padua de Xeresa a las 21 h.
Jueves 10 de abril: Parroquia de Ntra. Sra. de la Encarnación de Xeraco a las 20 h.
Viernes 11 de abril: Parroquia de S. Pere de Tavernes de la Valldigna a las 20 h.
Lunes 14 de abril: Parroquias de S. Miguel Arcángel  de Simat y Barx a las 20 h.; Rotova y Alfauir a las 20 h. y 21 h. respectivamente; de Palma y Ador a las 20 h. y 21 h.​ respectivamente; y de Cristo Rey de Gandía a las 20.30 h.
Martes 15 de abril: Parroquia de S. Juan Evangelista en Benifairo de la Valldigna a las 20 h.; Parroquia de Sta. María Magdalena de Beniopa a las 20:30 h. y S. Nicolas de Bari a las 20:30 h.
Miércoles 16 de abril: Parroquia de S. Jose de Tavernes de la Valldigna a las 20 h.; Parroquia de la Sagrada Familia de Gandía a las 20 h. y Parroquia de S. Francisco de Borja a las 20:30 h.
· Todos los viernes de Cuaresma son días de abstinencia de comer carne.
CUARESMA DE CARIDAD: En relación con la Cruz de cuaresma de 2014 se han recibido en total hasta ayer: 825 €.
Las necesidades que aparecen son:
- Alimentación Familia = 100 € *
- Carrito silla niño = 95 € (donación)*
- Alquiler = 150 €*
- Medicinas = 87 €*
- Gafas = 89 €*
- Trasporte estudiante = 95 €
- Alimentación Familia = 100 €
- Arreglo coche accidente = 360 €*
- Recibo de luz = 52 €*
- Recibo de agua = 70 €*
-----------------------------------------------
Total = 1.103 € (el carrito no cuenta).
1. El Señor Arzobispo, con motivo del cuarto año del Itinerario Diocesano de Renovación ha querido realizar una peregrinación diocesana a Tierra Santa desde el sábado 23 de agosto al sábado 30. Se sale desde Valencia a Tel Aviv en vuelo Charter. Hay 175 plazas. La confirmación de las plazas es a mediados de mayo. Interesados hablar con cualquiera de los sacerdotes.
2. Campamento Parroquial de verano para niños: del 12 al 20 de julio de 2014 en la Sierra de Mariola. Interesados hablar con D. Arturo.
3. El domingo 6 de abril a las 12.30 h. en la Iglesia de la Escuela Pía de Gandía será el Pregón de Semana Santa a cargo de Javier Grande, rector del Seminario Menor.
4. El lunes 7 de abril a las 7 tarde en el Centro de Cáritas interparroquial última sesión de formación Los Lunes Compartidos.
5. El mismo lunes a las 20.30 h. reunión del Grupo del Itinerario Diocesano de Renovación.
6. RETIROS CUARESMALES: El martes 8 de abril desde las 9.30 a las 12.00 de la mañana.
7. El miércoles 9 a las 17.30 oración con el Equipo de Cáritas a las 18.00 h. reunión con los padres de 3º de la catequesis de infancia y a las 20.30 h. reunión del Equipo de Liturgia.
8. VÍA CRUCIS POR LAS CALLES DEL BARRIO: el viernes 11 de abril a las 10 de la noche.
9. El sábado de Ramos por la noche habrá una oración ante la Cruz a las 22.30 h.
10. El domingo de >Ramos se suprime la Misa de 11.00 h.
11. Se han recaudado para donativos para el cambio de las lámparas del templo y la capilla a unas lámparas de menor consumo hasta la fecha 1.047 €.
Del 7 al 13 de abril de 2014
Lunes 7.  19.30 h.: sin intención. 
Martes 8. 19.30 h.: En sufragio de Antonio Casanova. 
Miércoles 9. 19.30 h.: sin intención. 
Jueves 10. 19.30 h.: sin intención. 
Viernes 11. 19.30 h.: sin intención. 
Sábado 12. DOMINGO DE RAMOS EN LA PASIÓN DEL SEÑOR. 18.00 h.: Con niños. sin intención. 19.30 h.: sin intención. 
Domingo 13. DOMINGO DE RAMOS EN LA PASIÓN DEL SEÑOR.9.30 h.: sin intención. 11.00 h.: sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: sin intención.


********************** * **********************
Puedes descargar la hoja parroquial:
Hoja Parroquial en formato pdf

Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil y tablet escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" que podrás encontrar en tu "App Store" y "Google Play".
También la puedes descargar escaneando la siguiente etiqueta QR.


Códigos QR / Qr Codes