14 de septiembre de 2013

Domingo 15 de septiembre de 2013. XXIV TO 2013 C


HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 15 de Septiembre de 2013  

LA ALEGRÍA DE SER ENCONTRADOS EN EL AMOR
Queridos hermanos: 
Recientemente hemos podido ver la película “Preferisco il Paradiso”, que narra la vida de San Felipe Neri desde su llegada a Roma. Él quería marchar de misionero a las Indias con los jesuitas, como San Francisco Javier. Pero encuentra su carisma, “sus indias”, en la acogida de niños huérfanos o abandonados de las calles de Roma. La película muestra cómo los niños más mayores y algunos jóvenes responden conforme han sido tratados: sin amor. En concreto hay uno que se comporta con dureza, agresividad y falta de respeto, incluso al sacerdote. Al final de la primera parte de la película este joven es apuñalado y se teme su muerte. San Felipe lo asiste. En esa situación este joven confiesa que odia al sacerdote... y que odia a su padre que se avergüenza de su hijo bastardo que siempre le ha dejado solo. San Felipe le consuela y lo cura. De este saberse amado surgirá del joven una conversión, una vinculación al Oratorio de San Felipe y un celo que le hará marchar a las Indias como misionero.
Amor saca amor. La misericordia regenera.
Es lo que aparece hermosamente relatado en las tres parábolas del evangelio: encontrados en el amor. La oveja, la moneda, los hijos mayor y menor. El pastor camina hasta encontrar, la mujer busca, el Padre espera. Y el resultado es el mismo: la alegría y la fiesta. 
La bendición hace crecer y acabará encontrando al que se perdió. La maldición, el reproche, el desprecio del perdido, cierra las puertas de retorno. Nuestro Dios es amor que busca, que recorre caminos hasta encontrar, que espera, que suscita un lugar donde acoger al perdido, la Iglesia.
¡Cuántas personas, heridas por pecados propios o ajenos, están perdidas y no son encontradas porque falta este amor que va, que busca, que espera! “Se fue, ya volverá”, dicen algunos. El amor es activo, sale al encuentro, busca, no desespera, siembra esperanza esperando, siembra amor amando, siembra el encuentro buscando. Amor paciente y misericordioso concede al Papa Francisco, a los obispos y sacerdotes, a los padres de familia, profesores, catequistas y educadores este amor que regenera el corazón. Danos a todos la gracia de desear ser encontrados por ti y por nuestros hermanos.
Jesús, vuestro párroco

 
+  Lectura del santo evangelio según san Lucas 15, 1-10

En aquel tiempo, solían acercarse a Jesús los publicanos y los pecadores a escucharle. Y los fariseos y los escribas murmuraban entre ellos:
— «Ése acoge a los pecadores y come con ellos.»
Jesús les dijo esta parábola:
— «Si uno de vosotros tiene cien ovejas y se le pierde una, ¿no deja las noventa y nueve en el campo y va tras la descarriada, hasta que la encuentra? Y, cuando la encuentra, se la carga sobre los hombros, muy contento; y, al llegar a casa, reúne a los amigos y a los vecinos para decirles:
“¡Felicitadme!, he encontrado la oveja que se me había perdido.” Os digo que así también habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse.
Y si una mujer tiene diez monedas y se le pierde una, ¿no enciende una lámpara y barre la casa y busca con cuidado, hasta que la encuentra? Y, cuando la encuentra, reúne a las amigas y a las vecinas para decirles: “¡Felicitadme!, he encontrado la moneda que se me había perdido.” Os digo que la misma alegría habrá entre los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierta.»
Palabra del Señor


1434 La penitencia interior del cristiano puede tener expresiones muy variadas. La Escritura y los Padres insisten sobre todo en tres formas: el ayuno, la oración, la limosna  (cf. Tb 12,8; Mt 6,1-18), que expresan la conversión con relación a sí mismo, con relación a Dios y con relación a los demás. Junto a la purificación radical operada por el Bautismo o por el martirio, citan, como medio de obtener el perdón de los pecados, los esfuerzos realizados para reconciliarse con el prójimo, las lágrimas de penitencia, la preocupación por la salvación del prójimo (cf St 5,20), la intercesión de los santos y la práctica de la caridad "que cubre multitud de pecados" (1 P 4,8).

1435   La conversión se realiza en la vida cotidiana mediante gestos de reconciliación, la atención a los pobres, el ejercicio y la defensa de la justicia y del derecho (Am 5,24; Is 1,17), por el reconocimiento de nuestras faltas ante los hermanos, la corrección fraterna, la revisión de vida, el examen de conciencia, la dirección espiritual, la aceptación de los sufrimientos, el padecer la persecución a causa de la justicia. Tomar la cruz cada día y seguir a Jesús es el camino más seguro de la penitencia (cf Lc 9,23).

1439   El proceso de la conversión y de la penitencia fue descrito maravillosamente por Jesús en la parábola llamada "del hijo pródigo", cuyo centro es "el Padre misericordioso" (Lc 15,11-24): la fascinación de una libertad ilusoria, el abandono de la casa paterna; la miseria extrema en que el hijo se encuentra tras haber dilapidado su fortuna; la humillación profunda de verse obligado a apacentar cerdos, y peor aún, la de desear alimentarse de las algarrobas que comían los cerdos; la reflexión sobre los bienes perdidos; el arrepentimiento y la decisión de declararse culpable ante su padre, el camino del retorno; la acogida generosa del padre; la alegría del padre: todos estos son rasgos propios del proceso de conversión. El mejor vestido, el anillo y el banquete de fiesta son símbolos de esta vida nueva, pura, digna, llena de alegría que es la vida del hombre que vuelve a Dios y al seno de su familia, que es la Iglesia. Sólo el corazón de Cristo que conoce las profundidades del amor de su Padre, pudo revelarnos el abismo de su misericordia de una manera tan llena de simplicidad y de belleza.


"Un poco más arriba has aprendido cómo es necesario desterrar la negligencia, evitar la arrogancia, y también adquirir la devoción y a no a entregarte a los quehaceres de este mundo, ni anteponer los bienes caducos a los que no tienen fin; pero, puesto que la fragilidad humana no puede conservarse en línea recta en medio de un mundo tan corrompido, ese buen médico te ha proporcionado los remedios, aun contra el error, y ese juez misericordioso te ha ofrecido la esperanza del perdón. Y así, no sin razón, San Lucas ha narrado por orden tres parábolas: la de la oveja perdida y hallada después, la de la dracma que se había extraviado y fue encontrada, y el hijo que se había muerto y volvió a la vida; y todo esto para que aleccionados con este triple remedio, podamos curar nuestras heridas, pues "una cuerda triple no se rompe" (Si 4, 12). [...] ¿Quién es este padre, ese pastor y esa mujer? ¿Acaso representan a Dios Padre, a Cristo y la Iglesia? Cristo te lleva sobre sus hombros, te busca la Iglesia y te recibe el Padre. Uno porque es Pastor, no cesa de llevarte; la otra, como madre, sin cesar te busca y el Padre te vuelve a vestir. El primero por obra de misericordia; la segunda cuidándote, y el tercero, reconciliándote con Él. A cada uno de ellos le cuadra perfectamente una de esas cualidades: El Redentor viene a salvar, la Iglesia asiste y el Padre reconcilia. En todo actuar divino está presente la misma misericordia, aunque la gracia varíe según nuestros méritos. El Pastor llama a la oveja cansada, es hallada la dracma que se había perdido, y el hijo, por sus propios pasos, vuelve al Padre y vuelve arrepentido del error que le acusa sin cesar " (S. Ambrosio, tratado sobre el Evangelio de San Lucas lib. VII, 207-208).
“La fidelidad a sí mismo por parte del padre —un comportamiento ya conocido por el término veterotestamentario «hesed»— es expresada al mismo tiempo de manera singularmente impregnada de amor. Leemos en efecto que cuando el padre divisó de lejos al hijo pródigo que volvía a casa, «le salió conmovido al encuentro, le echó los brazos al cuello y lo besó». Está obrando ciertamente a impulsos de un profundo afecto, lo cual explica también su generosidad hacia el hijo, aquella generosidad que indignará tanto al hijo mayor. Sin embargo las causas de la conmoción hay que buscarlas más en profundidad. Sí, el padre es consciente de que se ha salvado un bien fundamental: el bien de la humanidad de su hijo. Si bien éste había malgastado el patrimonio, no obstante ha quedado a salvo su humanidad. Es más, ésta ha sido de algún modo encontrada de nuevo. Lo dicen las palabras dirigidas por el padre al hijo mayor: «Había que hacer fiesta y alegrarse porque este hermano tuyo había muerto y ha resucitado, se había perdido y ha sido hallado». En el mismo capítulo XV del evangelio de san Lucas, leemos la parábola de la oveja extraviada  y sucesivamente de la dracma perdida. Se pone siempre de relieve la misma alegría, presente en el caso del hijo pródigo. La fidelidad del padre a sí mismo está totalmente centrada en la humanidad del hijo perdido, en su dignidad. Así se explica ante todo la alegre conmoción por su vuelta a casa.” (Bto. Juan Pablo II, Dives in misericordia)

“En el nombre de Jesucristo, crucificado y resucitado, en el espíritu de su misión mesiánica, que permanece en la historia de la humanidad, elevemos nuestra voz y supliquemos que en esta etapa de la historia se revele una vez más aquel Amor que está en el Padre y que por obra del Hijo y del Espíritu Santo se haga presente en el mundo contemporáneo como más fuerte que el mal: más fuerte que el pecado y la muerte. Supliquemos por intercesión de Aquella, la Virgen María, que no cesa de proclamar «la misericordia de generación en generación», y también de aquellos en quienes se han cumplido hasta el final las palabras del sermón de la montaña: «Bienaventurados los misericordiosos porque ellos alcanzarán misericordia». (Juan Pablo II. Encíclica “Dives in misericordia”. nº 15)










A partir de octubre el horario de misas será el siguiente:
De lunes a viernes: 19.30 h.
Los sábados y vísperas de fiesta: 18.00 h.; 19.30 h. y 21.00 h.
Los domingos y festivos: 9.30 h.; 11.00 h.; 12.00 h.; 19.30 h.

El cambio más significativo se produce los domingos que pasa de tener una sola misa a las 12.00 h., a tener tres misas más para atender mejor a la feligresía.

A partir de octubre el horario de adoración (salvo festivos) será el siguiente:
De lunes a jueves de 9.30 a 10.30 de la mañana: Exposición menor con rezo de Laudes. 
Los viernes todo el día: 
9.30 h.: Rezo de Laudes con Exposición del Santísimo Sacramento. 
de 10.30 a 18.30 h.: Adoración. 
19.00 h.: Rezo del Rosario y Reserva.
19.30 h.: Eucaristía
Los primeros jueves de mes de 8.30 a 9.30 noche.
Encontrarán unos folletos en la mesita para inscribirse en los turnos de vela.

El lunes 30 de septiembre es la solemnidad de nuestro patrón San Francisco de Borja. A las 12.00 h. es la misa solemne en la Colegiata y a las 8 tarde la Solemne procesión.
Del 1 al 9 de octubre serán las fiestas en nuestra parroquia. Todos los días habrá Exposición menor con rezo del Rosario a las 7 tarde y la misa a continuación. Habrá bendición de rosas, celebración penitencial comunitaria, convivencia parroquial con la Asamblea y comida fraterna.

Rogamos su colaboración con la parroquia de cara a los pagos ordinarios y extraordinarios que la parroquia tiene que acometer cada mes. Muchas gracias


El lunes 16 a las 20.30 h. se reunirá el grupo de oración para hacer la reunión preparatoria del curso que vamos a empezar. También se reunirá a la misma hora el Equipo de formación para preparar la Convivencia de inicio de curso del 9 de octubre.
El grupo de prebautismales se reunirá el martes 17 a las 20.00 h. para tener su reunión de programación de curso.
El equipo de Cáritas tendrá su reunión de programación de curso el miércoles 18 a las 17.30 h.
El jueves 19, el equipo de Pastoral de la salud se reunirá a las 17.30 h. Ese mismo día, a las 20.15 h., los responsables del Camino neocatecumenal tendrán su reunión de programación.
El Consejo de pastoral parroquial tendrá lugar el viernes 20 en los locales parroquiales a las 20.30 h.
El que fuera párroco de nuestra parroquia de San Francisco de Borja, D. Miguel Fons García, ha sido nombrado por nuestro Arzobispo párroco de Beniarjo, Potríes y Beniflà. Hará su entrada el sábado 21 de septiembre en Potríes a las 20 h., y en Beniarjó a las 7 de la tarde.
El domingo 22 a las 22.00 h. se reunirán los catequistas de la primera comunidad.
El lunes 23 de septiembre será la primera reunión del grupo de IDR de nuestra parroquia. El sábado 28 será la reunión con todos los animadores de la diócesis a las 10.00 h. en Moncada.
El jueves 26 de septiembre a las 19.00 h. se retransmitirá en nuestra parroquia la oración del Santo Rosario por Radio María 
 Del viernes 27 al domingo 29 tendrá lugar la 12 Jornada de profundización al Oratorio de Niños Pequeños en Cullera.
El próximo sábado 21 de septiembre, a las 10 h., celebraremos el Retiro/convivencia para los voluntarios de todas las Cáritas parroquiales y de proyectos de Interparroquial. El retiro es en la casa de espiritualidad "Buenavista" anexa al Preventorio, en el Real de Gandia. Hay que llevar el bocadillo para comer y algo para compartir (la bebida la comprará Cáritas Interparroquial). 

Del 16 al 22de septiembre de 2013
Lunes 16. S. Cornelio y S. Cipriano. 19.30 h.: En sufragio del Rvdo. D. Jesús José Novell Carbó. 
Martes 17. 19.30 h.: sin intención.  
Miércoles 18. 19.30 h.: sin intención. 
Jueves 19. 19.30 h.: En sufragio de Pilar Domínguez Buendía y difuntos familia. 
Viernes 20. 19.30 h.: En sufragio de los difuntos de la familia Espí—Sanchis. 
Sábado 21. XXV. T.O. 19.30 h.: sin intención. 21.00 h.: En sufragio de los difuntos de la familia Escrivá—Peiró. 
Domingo 22. XXV T.O. 12.00 h. Pro Pópulo.