29 de septiembre de 2013

LAUS DEO 5. Inicio de curso 2013.


 REVISTA PARROQUIAL
Haz un clic sobre la imagen
Laus Deo 5. Inicio de curso 2013.




También puedes escanear la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" de tu móvil para descargarla y llevarla contigo.



28 de septiembre de 2013

Domingo 29 de septiembre de 2013. XXVI TO C

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 29 de Septiembre de 2013  

Queridos hermanos:
El Evangelio que nos presenta la Iglesia en este domingo, narra la parábola del hombre rico y el hombre pobre. El mensaje de esta parábola puede ser doble: el primero es que “Dios ama a los pobres y les levanta de su humillación; la segunda es que nuestro destino eterno está condicionado por nuestra actitud; nos corresponde a nosotros seguir el camino que Dios nos ha mostrado para llegar a la vida, y este camino es el amor, no entendido como sentimiento, sino como servicio a los demás, en la caridad de Cristo.” (Benedicto XVI, Ángelus 26 septiembre 2010). En este sentido, cuando el Papa emérito afirma que nuestro destino eterno está condicionado por nuestra actitud, Sto. Tomás de Villanueva nos advierte: "Creedme, nada peor ni más indigno puede ocurrirle al hombre que carecer de entrañas de misericordia; el que ha llegado a ese extremo de impiedad se ha deslizado a lo profundo del mal y superado toda perversidad. Uno puede ser sensual, perjuro, homicida, etc… es una desgracia, pero aún tiene remedio. Ahora, un hombre que no tenga en su corazón ni una chispita de misericordia, no tiene remedio. Al final el rico murió y fue sepultado, él mismo se sepultó en el infierno. Por el contrario Lázaro, con toda su miseria y sus llagas acabó en el descanso, en el cielo. Dichosa la pobreza y malditas las riquezas mal empleadas..." (Santo Tomás de Villanueva)
Por tanto ante el sufrimiento humano la primera actitud que debe adoptar el cristiano deben ser las palabras que se nos anuncian en la epístola a los hebreos: “Fijémonos los unos en los otros para estímulo de la caridad y las buenas obras”. Por consiguiente se trata de poner nuestra mirada en el otro, estar atentos los unos a los otros, a no mostrarse extraños, indiferentes a la suerte de los hermanos. La segunda actitud sería la reciprocidad, ser “guardianes” de los demás. Ante una sociedad que puede llegar a estar sorda a las necesidades físicas y espirituales de los demás, el testimonio de cada cristiano debe ser cada vez renovado “para que, al ver vuestras buenas obras, den gloria a vuestro Padre del cielo”. (Mt 5, 16)
María, consuelo de los afligidos, mira nuestras miserias, debilidades e intercede por nosotros ante tu Hijo para que veamos las necesidades de aquellos que nos rodean como tú lo hiciste en las bodas de Caná.
Arturo vuestro vicario

  
+  Lectura del santo evangelio según san Lucas 16, 19-31
En aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos: —«Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y banqueteaba espléndidamente cada día. Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que tiraban de la mesa del rico. Y hasta los perros se le acercaban a lamerle las llagas. Sucedió que se murió el mendigo, y los ángeles lo llevaron al seno de Abrahán. Se murió también el rico, y lo enterraron. Y, estando en el infierno, en medio de los tormentos, levantando los ojos, vio de lejos a Abrahán, y a Lázaro en su seno, y gritó: “Padre Abrahán, ten piedad de mi y manda a Lázaro que moje en agua la punta del dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas.” Pero Abrahán le contestó: “Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces. Y además, entre nosotros y vosotros se abre un abismo inmenso, para que no puedan cruzar, aunque quieran, desde aquí hacia vosotros, ni puedan pasar de ahí hasta nosotros.” El rico insistió: “Te ruego, entonces, padre, que mandes a Lázaro a casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que, con su testimonio, evites que vengan también ellos a este lugar de tormento.” Abrahán le dice: “Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen.” El rico contestó: “No, padre Abrahán. Pero si un muerto va a verlos, se arrepentirán.” Abrahán le dijo: “Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no harán caso ni aunque resucite un muerto.”»

Palabra del Señor.
 
2444        "El amor de la Iglesia por los pobres… pertenece a su constante tradición " (CA 57). Está inspirado en el Evangelio de las bienaventuranzas (cf Lc 6,20-22), en la pobreza de Jesús (cf Mt 8,20), y en su atención a los pobres (cf Mc 12,41-44). El amor a los pobres es también uno de los motivos del deber de trabajar, con el fin de "hacer partícipe al que se halle en necesidad" (Ef 4,28). No abarca sólo la pobreza material, sino también las numerosas formas de pobreza cultural y religiosa (cf CA 57).
2445        El amor a los pobres es incompatible con el amor desordenado de las riquezas o su uso egoísta:

Ahora bien, vosotros, ricos, llorad y dad alaridos por las desgracias que están para caer sobre vosotros. Vuestra riqueza está podrida y vuestros vestidos están apolillados; vuestro oro y vuestra plata están tomados de herrumbre y su herrumbre será testimonio contra vosotros y devorará vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado riquezas en estos días que son los últimos. Mirad: el salario que no habéis pagado a los obreros que segaron vuestros campos está gritando; y los gritos de los segadores han llegado a los oídos del Señor de los ejércitos. Habéis vivido sobre la tierra regaladamente y os habéis entregado a los placeres; habéis hartado vuestros corazones en el día de la matanza. Condenasteis y matasteis al justo; él no os resiste (St 5,1-6).
2446 S. Juan Crisóstomo lo recuerda vigorosamente: "No hacer participar a los pobres de los propios bienes es robarles y quitarles la vida. Lo que tenemos no son nuestros bienes, sino los suyos" (Laz. 1,6). "Satisfacer ante todo las exigencias de la justicia, de modo que no se ofrezca como ayuda de caridad lo que ya se debe a título de justicia" (AA 8):
Cuando damos a los pobres las cosas indispensables no les hacemos liberalidades personales, sino que les devolvemos lo que es suyo. Más que realizar un acto de caridad, lo que hacemos es cumplir un deber de justicia (S. Gregorio Magno, past. 3,21).
  
"Con toda intención, el Señor nos ha presentado aquí a un rico que gozó de todos los placeres de este mundo, y que ahora, en el infierno, sufre el tormento de un hambre que no saciará jamás; y no en vano presenta, como asociados a sus sufrimientos, a sus cinco hermanos, es decir, los cinco sentidos del cuerpo, unidos por una especie de hermandad natural, los cuales se estaban abrasando en el fuego de una infinidad de placeres abominables; y, por el contrario, colocó a Lázaro en el seno de Abrahán, como en un puerto tranquilo y en un asilo de santidad, para enseñarnos que no debemos dejarnos llevar de los placeres presentes ni, permaneciendo en los vicios o vencidos por el tedio, determinar una huida del trabajo. Trátase, pues, de ese Lázaro que es pobre en este mundo, pero rico delante de Dios, o de aquel otro hombre que, según el Apóstol, es pobre de palabra, pero rico en fe (St 2, 5). En verdad, no toda pobreza es santa, ni toda riqueza reprensible " (S. Ambrosio, Tratado sobre el Evangelio de San Lucas).
———————————————————-
“¿Acaso no reconocemos tras la figura de Lázaro, que yace cubierto de llagas a la puerta del rico, el misterio de Jesús, que "padeció fuera de la ciudad" (Hb 13, 12) y, desnudo y clavado en la cruz, su cuerpo cubierto de sangre y heridas, fue expuesto a la burla y al desprecio de la multitud?: "Pero yo soy un gusano, no un hombre, vergüenza de la gente, desprecio del pueblo" (Sal 22, 7). Este Lázaro auténtico ha resucitado, ha venido para decírnoslo. Así pues, si en la historia de Lázaro vemos la respuesta de Jesús a la petición de signos por parte de sus contemporáneos, estamos de acuerdo con la respuesta central que Jesús da a esta exigencia. En Mateo se dice: "Esta generación perversa y adúltera exige una señal; pues no se le dará más signo que el del profeta Jonás. Tres días y tres noches estuvo Jonás en el vientre del cetáceo, pues tres días y tres noches estará el Hijo del hombre en el seno de la tierra" (Mt 12, 39 s). [...] Una cosa está clara: la señal de Dios para los hombres es el Hijo del hombre, Jesús mismo. Y lo es de manera profunda en su misterio pascual, en el misterio de muerte y resurrección. Él mismo es el "signo de Jonás". El, el crucificado y resucitado, es el verdadero Lázaro: creer en Él y seguirlo, es el gran signo de Dios, es la invitación de la parábola, que es más que una parábola. Ella habla de la realidad, de la realidad decisiva de la historia por excelencia.” (Benedicto XVI, Jesús de Nazaret)
—————————————————-
Había un hombre rico que vestía de púrpura y lino y celebraba cada día espléndidos banquetes. Un pobre, de nombre Lázaro, estaba echado en su portal, cubierto de úlceras, y deseaba hartarse de lo que cala de la mesa del rico (Lc 16, 19 ss). Murieron los dos [...]. ¿Es que el rico fue condenado porque tenía riquezas, porque abundaba en bienes de la tierra, porque vestía de púrpura y lino y celebraba cada día espléndidos banquetes? No [...]. El rico fue condenado porque no ayudó al otro hombre. Porque ni siquiera cayó en la cuenta de Lázaro [...]. En ningún sitio condena Cristo la mera posesión de bienes terrenos en cuanto tal. En cambio, pronuncia palabras muy duras para quienes utilizan los bienes egoístamente, sin fijarse en las necesidades de los demás (Bto. Juan Pablo II, Homilía en el Yankee Stadium de Nueva York, 2-X-1979)
  
“Tú eres el santo Señor Dios único, el que haces maravillas. Tú eres el amor, la caridad; tú eres la sabiduría, tú eres la humildad, tú eres la paciencia, tú eres la belleza, tú eres la mansedumbre. Tú eres la belleza, tú eres la mansedumbre, tú eres el protector, tú eres nuestro custodio y defensor; tú eres la fortaleza, tú eres el refrigerio. Tú eres nuestra esperanza, tú eres nuestra fe, tú eres nuestra caridad, tú eres toda nuestra dulzura, tú eres nuestra vida eterna, grande y admirable Señor, Dios omnipotente, misericordioso Salvador.” (S. Francisco de Asís, Alabanzas al Dios Altísimo)
 
A partir de octubre el horario de misas será el siguiente:
De lunes a viernes: 19.30 h.
Los sábados y vísperas de fiesta: 18.00 h.; 19.30 h. y 21.00 h.
Los domingos y festivos: 9.30 h.; 11.00 h.; 12.00 h.; 19.30 h.
A partir de octubre el horario de adoración (salvo festivos) será el siguiente:
De lunes a jueves de 9.30 a 10.30 de la mañana: Exposición menor con rezo de Laudes. 
Los viernes todo el día: 
  • 9.30 h.: Rezo de Laudes con Exposición del Santísimo Sacramento. 
  • de 10.30 a 18.30 h.: Adoración. 
  • 19.00 h.: Rezo del Rosario y Reserva.
  • 19.30 h.: Eucaristía

Los primeros jueves de mes de 8.30 a 9.30 noche.
Encontrarán unos folletos en la mesita para inscribirse en los turnos de vela.
1.  Inicios de curso de catequesis. El Buen Pastor el día 18 de octubre a las 17.45 h. Catequesis de infancia: 1º, el día 7 a las 18.00 h.; 2º, el día 8 a las 18.00 h.; 3º, el día 2 a las 18.00 h. Grupo Anatolé: el día 4 a las 18.00 h. Catequesis de confirmación: el día 4 a las 20.15 h.
Fiestas parroquiales.
Lunes 30 de septiembre.
Solemnidad local de San Francisco de Borja
9.30 y 10.30: Eucaristías en la Parroquia. 12.00: Eucaristía en la Colegiata. 20.00: procesión desde la Colegiata
Martes 1 de octubre
19.00: Rezo del Rosario con Exposición del Santísimo
19.30: Eucaristía con rezo de Vísperas en la fiesta de Santa Teresita del Niño Jesús. Al finalizar tendrá lugar la bendición de rosas
Miércoles 2 de octubre
19.00: Rezo del Rosario con Exposición del Santísimo
19.30: Eucaristía con rezo de Vísperas en la fiesta de los Ángeles Custodios.20.30: Celebración comunitaria de la Penitencia
Jueves 3 de octubre.
Solemnidad extrínseca de San Francisco de Borja
19.00: Rezo del Rosario con Exposición del Santísimo
19.30: Eucaristía con rezo de Vísperas en la solemnidad de San Francisco de Borja y la Fiesta de la Dedicación del Templo. Ágape tras la Eucaristía
Viernes 4 de octubre
9.30: Rezo de Laudes con Exposición del Santísimo Sacramento. Estará todo el día. 19.00: Rezo del Rosario tras el cual se hará la Reserva. 19.30: Eucaristía con rezo de Vísperas en la fiesta de San Francisco de Asís. 22.00: Vigilia de Adoración del Santísimo Sacramento con jóvenes. Se prolongará la Adoración del Santísimo Sacramento hasta las 8.00 de la mañana con Misa
Sábado 5 de octubre
18.00: Misa con Niños. 19.00: Rezo del Rosario con Exposición del Santísimo. 19.30: Eucaristía del domingo. 21.00: Eucaristía del domingo con las comunidades
Domingo 6 de octubre
9.30: Eucaristía con rezo de Laudes. 11.00: Eucaristía. 12.00: Eucaristía 19.30: Eucaristía
Lunes 7 de octubre
19.00: Rezo del Rosario con Exposición del Santísimo. 19.30: Eucaristía con rezo de Vísperas en la fiesta de la Virgen del Rosario
Martes 8 de octubre.
Témporas de Acción de gracias y petición
19.00: Rezo del Rosario con Exposición del Santísimo
19.30: Eucaristía con rezo de Vísperas en la celebración de las Témporas. Al finalizar tendrá lugar el envío de todas las personas que desarrollan alguna tarea o ministerio en la parroquia (catequistas, ministros de la eucaristía, miembros del Equipo de Cáritas, de liturgia, de pastoral de la salud...). 21.00: Cena de sobaquillo y película
Martes 9 de octubre. Convivencia y asamblea parroquial
  
Del 30 al 6 de octubre de 2013
Lunes 30. S. FRANCISCO DE BORJA. 9.30 h.: En sufragio de Isabel Sánchez López y difuntos familia. 10.30 h.: Pro populo. 
Martes 1. Sta. Teresa del Niño Jesús. 19.30 h.: En sufragio de Pepita Pérez Alamá, y Apolinar Suárez y Ricardo Arias. 
Miércoles 2. Ángeles Custodios. 19.30 h.: En sufragio de los difuntos de la familia Ferrer—Puig. 
Jueves 3. 19.30 h.: En sufragio de Rogelio Roselló. 
Viernes 4. S. Francisco de Asís. 19.30 h.: En sufragio de Octavio Monllor Colomina. 
Sábado 5. XXVII T.O. 18.00 h.: Misa con niños: En sufragio de los difuntos de la familia García Estruch. 19.30 h.: BODAS DE ORO: Vicente Morell y Ángeles Ibáñez. 21.00 h.: En sufragio de Rosa Peiró, Joaquín Escrivá y Martín Escriva, y Pepita Pérez Alamá. 
Domingo 6. XXVII T.O. 9.30 h.: sin intención. 11.00 h.: sin intención. 12.00 h. Pro Pópulo. 19.30 h.: sin intención.
-------------------------- --- ----------------------
Hoja Parroquial en formato pdf

Puedes descargar esta hoja parroquial en tu móvil, escaneando la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" de tu móvil.


20 de septiembre de 2013

Domingo 22 de septiembre de 2013. XXV TO C

HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 22 de Septiembre de 2013  


Queridos hermanos:

El evangelio de hoy nos presenta la parábola del administrador injusto. «La vida –decía Séneca, un filósofo antiguo— a nadie se le da en propiedad, sino a todos en administración». Un administrador no es el dueño de los bienes. Somos administradores de todo lo que el Señor ha puesto bajo su cuidado: los dones espirituales, el tiempo, los bienes materiales, las capacidades intelectuales, la familia, el propio cuerpo,.... Y lo que se pide de un administrador es que sea fiel. (cf. 1 Co 4,2). Dice el libro de los Proverbios que escasean los hombres fieles: “Muchos hombres se dicen piadosos, pero un hombre fiel, ¿quién lo encontrará?” (Pr 20,6). Entonces, ¿qué haremos para ser fieles? La pista nos la da el mismo Jesús: para ser fieles, comenzar por lo poco, por lo pequeño, por lo menudo: “El que es de fiar en lo menudo también en lo importante es de fiar; el que no es honrado en lo menudo tampoco en lo importante es honrado.” Eso menudo, nos dice Jesús, es la relación con el dinero. Por eso nos invita Jesús a dar el dinero a los pobres: “Ganaos amigos con el dinero injusto, para que, cuando os falte, os reciban en las moradas eternas”. «Quien ama a Dios no puede guardar para sí el dinero, sino que lo reparte ‘‘según Dios’’ (san Máximo el Confesor).

La semana pasada escuchábamos en el evangelio las tres parábolas de la misericordia, donde se da el perdón gratuito. Para llegar a este amor tan grande el Señor nos invita a comenzar por lo más pequeño y fácil: el dinero. ¿Cómo podremos llegar a dar el perdón, el don de uno mismo, quien no esté dispuesto a dar su dinero? No temamos, que a lo grande se llega por lo pequeño. El que es fiel en lo poco, lo será también en lo mucho. Decía el Papa León XIII: “todo el que ha recibido abundancia de bienes, sean éstos del cuerpo y externos, sean del espíritu, los ha recibido para perfeccionamiento propio, y, al mismo tiempo, para que, como ministro de la providencia divina, los emplee en beneficio de los demás. Por lo tanto, el que tenga talento, que cuide mucho de no estarse callado; el que tenga abundancia de bienes, que no se deje entorpecer para la largueza de la misericordia; el que tenga un oficio con que se desenvuelve, que se afane en compartir su uso y su utilidad con el prójimo.” (Carta Encíclica Rerum Novarum nº 16).

Jesús, vuestro párroco
 
+ Lectura del santo evangelio según san Lucas 16, 1-13

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: — «Un hombre rico tenía un administrador, y le llegó la denuncia de que derrochaba sus bienes. Entonces lo llamó y le dijo: “¿Qué es eso que me cuentan de ti? Entrégame el balance de tu gestión, porque quedas despedido.” El administrador se puso a echar sus cálculos: “¿Qué voy a hacer ahora que mi amo me quita el empleo? Para cavar no tengo fuerzas; mendigar me da vergüenza. Ya sé lo que voy a hacer para que, cuando me echen de la administración, encuentre quien me reciba en su casa.” Fue llamando uno a uno a los deudores de su amo y dijo al primero: “¿Cuánto debes a mi amo?” Este respondió:

“Cien barriles de aceite.” El le dijo: “Aquí está tu recibo; aprisa, siéntate y escribe cincuenta.” Luego dijo a otro: “Y tú, ¿cuánto debes?” El contestó: “Cien fanegas de trigo.” Le dijo:

“Aquí está tu recibo, escribe ochenta.” Y el amo felicitó al administrador injusto, por la astucia con que había procedido. Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su gente que los hijos de la luz. Y yo os digo: Ganaos amigos con el dinero injusto, para que, cuando os falte, os reciban en las moradas eternas.

El que es de fiar en lo menudo también en lo importante es de fiar; el que no es honrado en lo menudo tampoco en lo importante es honrado. Si no fuisteis de fiar en el injusto dinero, ¿quién os confiará lo que vale de veras? Si no fuisteis de fiar en lo ajeno, ¿lo vuestro, quién os lo dará? Ningún siervo puede servir a dos amos, porque, o bien aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero.»

Palabra del Señor.
952 "Todo lo que posee el verdadero cristiano debe considerarlo como un bien en común con los demás y debe estar dispuesto y ser diligente para socorrer al necesitado y la miseria del prójimo" (Catech. R. 1, 10, 27). El cristiano es un administrador de los bienes del Señor (cf. Lc 16, 1, 3).

2113 La idolatría no se refiere sólo a los cultos falsos del paganismo. Es una tentación constante de la fe. Consiste en divinizar lo que no es Dios. Hay idolatría desde que el hombre honra y reverencia a una criatura en lugar de Dios. Trátese de dioses o de demonios (por ejemplo, el satanismo), de poder, de placer, de la raza, de los antepasados, del Estado, del dinero, etc. "No podéis servir a Dios y al dinero", dice Jesús (Mt 6,24). Numerosos mártires han muerto por no adorar a "la Bestia" (cf Ap 13-14), negándose incluso a simular su culto. La idolatría rechaza el único Señorío de Dios; es, por tanto, incompatible con la comunión divina (cf Gál 5,20; Ef 5,5).

2424 Un sistema que "sacrifica los derechos fundamentales de la persona y de los grupos en aras de la organización colectiva de la producción" es contrario a la dignidad del hombre (cf GS 65). Toda práctica que reduce a las personas a no ser más que medios de lucro esclaviza al hombre, conduce a la idolatría del dinero y contribuye a difundir el ateísmo. "No podéis servir a Dios y al Dinero" (Mt 6,24; Lc 16,13).
 
-"Los que tienen y quieren, cada uno según su libre determinación, da lo que bien le parece, y lo recogido se entrega al presidente y él socorre de ello a huérfanos y viudas, a los que por enfermedad o por otra causa están necesitados, a los que están en las cárceles, a los forasteros de paso, y en una palabra, él se constituye en provisor de cuantos se hallan en necesidad". (San Justino. Apología 1,67)
-"El no dar parte de lo que se tiene es ya rapiña. Hay un testimonio de las Escrituras Divinas que llama rapiña, avaricia y defraudación no sólo arrebatar lo ajeno sino también el no dar parte de lo propio a los demás". (S. Juan CRISÓSTOMO)
-"La Iglesia no es un museo de oro y plata... No era de plata, en la cena última, la mesa aquella ni el cáliz en que el Señor dio a sus discípulos su propia sangre... ¿Queréis de verdad honrar el Cuerpo de Cristo? No consintáis que esté desnudo. No le honréis aquí con vestidos de seda y fuera le dejéis perecer de fría desnudez". (S. Juan CRISOSTOMO)
-"Forzosamente el principio y la raíz de tus riquezas proceden de la injusticia. Porque Dios al principio no hizo a uno rico y a otro pobre, sino que dejó a todos la misma tierra. ¿De dónde, pues, siendo la tierra común, tienes tú tantas yugadas de tierra y tu vecino ni un palmo de terreno?". (S. Juan CRISÓSTOMO)

-"Abrid de par en par las puertas de vuestro graneros, dad salida a vuestras riquezas en todas las direcciones. Dime, ¿qué es lo que te pertenece?, ¿de dónde trajiste nada a la vida?, ¿de quién lo recibiste?... Así son los ricos; se apoderan los primeros de lo que es de todos y se lo apropian, sólo porque se han adelantado a los demás. Si cada uno se contentase con lo indispensable para atender a sus necesidades y dejase lo superfluo a los indigentes, no habrían ricos ni pobres". "Del hambriento es el pan que tú retienes. (San Basilio)

-"No le das al pobre de lo tuyo, sino que le devuelves lo que es suyo". (San Ambrosio)

-"Las vidas de todo un pueblo habrían podido salvar las piedras de tu anillo". (San Ambrosio)

-"Necesita, pues, el que quiera vivir con placer, ante todo, una casa lujosa, adornada como una novia, de baldosas, piedras y oro... Después de eso son menester también vestidos preciosos... mientras los pobres van lastimosamente desnudos. Añade los vasos de oro y plata, los graves gastos para comer faisanes... Para adquirir todo eso, ¡qué de iniquidades se cometen con los pobres, a cuántos huérfanos no se abofetea, cuántas viudas no han de llorar largamente". (San Asterio Amaseno)

-"El superconfort de los satisfechos se paga con la miseria de las masas, cada vez más numerosas". (Helder Cámara)

-"La propiedad privada no constituye para nadie un derecho incondicional y absoluto. No hay ninguna razón para reservarse en uso exclusivo lo que supera la propia necesidad cuando a los demás les falta lo necesario". (Pablo VI)

-"No sería cristiano, ni siquiera humano, que, en tiempos difíciles de crisis económica y de grave desocupación, quienes se encuentran libres de tales problemas mantuvieran un ritmo de vida hecho de ostentación, de lujo y de consumismo, que constituiría una ofensa para tantas familias". (JUAN PABLO II)

- “Si te vieres rico, teme aquella palabra del Señor que dice: ¡Oh, con cuánta dificultad entran los ricos en el cielo! Y si tu prójimo lo estuviere, puedes pensar que por ser fiel despensero de la hacienda del Señor le es acrecentado el talento. Y si tú te vieres pobre, échalo al justo juicio de Dios, que es por haber tú disipado los bienes espirituales que Dios puso en tu ánima, o por no haber socorrido según tu facultad a la necesidad de los pobres, o en oraciones o en limosnas”. (San Francisco de Borja. Colirio espiritual ).
 
Señor, tú que dijiste: “Buscad primero el Reino de Dios y su justicia y todo lo demás se os dará por añadidura”, concédenos ser fieles administradores de los bienes de este mundo de manera que te amemos con todo el corazón, con toda el alma y con todas las fuerzas y con astucia invirtamos nuestros bienes en los pobres y necesitados ganando su amistad.

Te pedimos por los que dirigen las naciones para que administren con rectitud los bienes atendiendo a los más desfavorecidos.
 
A partir de octubre el horario de misas será el siguiente:
De lunes a viernes: 19.30 h.
Los sábados y vísperas de fiesta: 18.00 h.; 19.30 h. y 21.00 h.
Los domingos y festivos: 9.30 h.; 11.00 h.; 12.00 h.; 19.30 h.

El cambio más significativo se produce los domingos que pasa de tener una sola misa a las 12.00 h., a tener tres misas más para atender mejor a la feligresía.
A partir de octubre el horario de adoración (salvo festivos) será el siguiente:
De lunes a jueves de 9.30 a 10.30 de la mañana: Exposición menor con rezo de Laudes. 
Los viernes todo el día: 
9.30 h.: Rezo de Laudes con Exposición del Santísimo Sacramento. 
de 10.30 a 18.30 h.: Adoración. 
19.00 h.: Rezo del Rosario y Reserva.
19.30 h.: Eucaristía
Los primeros jueves de mes de 8.30 a 9.30 noche.
Encontrarán unos folletos en la mesita para inscribirse en los turnos de vela.
El lunes 30 de septiembre es la solemnidad de nuestro patrón San Francisco de Borja. A las 12.00 h. es la misa solemne en la Colegiata y a las 8 tarde la Solemne procesión.
Del 1 al 9 de octubre serán las fiestas en nuestra parroquia. Todos los días habrá Exposición menor con rezo del Rosario a las 7 tarde y la misa a continuación. Habrá bendición de rosas, celebración penitencial comunitaria, convivencia parroquial con la Asamblea y comida fraterna.
Rogamos su colaboración con la parroquia de cara a los pagos ordinarios y extraordinarios que la parroquia tiene que acometer cada mes. Muchas gracias
1. El jueves 26 se retransmitirá la oración del Sto. Rosario por Radio María desde nuestra parroquia a partir de las 19 h.
2. Los días 27 y 28 de septiembre serán las Jornadas de profundización de oratorio para niños pequeños en Cullera a partir de las 16.30 h. dirigidos por el P. Gonzalo M. Carbó Bolta, CVMD.
3. El día 28 tendrá lugar el encuentro de todos los animadores del IDR de la diócesis en el Seminario mayor de Moncada a partir de las 10 h.
Lunes 30 de septiembre.
Solemnidad local de San Francisco de Borja
9.30 y 10.30: Eucaristías en la Parroquia. 12.00: Eucaristía en la Colegiata. 20.00: procesión desde la Colegiata
Martes 1 de octubre
19.00: Rezo del Rosario con Exposición del Santísimo
19.30: Eucaristía con rezo de Vísperas en la fiesta de Santa Teresita del Niño Jesús. Al finalizar tendrá lugar la bendición de rosas
Miércoles 2 de octubre
19.00: Rezo del Rosario con Exposición del Santísimo
19.30: Eucaristía con rezo de Vísperas en la fiesta de los Ángeles Custodios.20.30: Celebración comunitaria de la Penitencia
Jueves 3 de octubre.
Solemnidad extrínseca de San Francisco de Borja
19.00: Rezo del Rosario con Exposición del Santísimo
19.30: Eucaristía con rezo de Vísperas en la solemnidad de San Francisco de Borja y la Fiesta de la Dedicación del Templo. Ágape tras la Eucaristía
Viernes 4 de octubre
9.30: Rezo de Laudes con Exposición del Santísimo Sacramento. Estará todo el día. 19.00: Rezo del Rosario tras el cual se hará la Reserva. 19.30: Eucaristía con rezo de Vísperas en la fiesta de San Francisco de Asís. 22.00: Vigilia de Adoración del Santísimo Sacramento con jóvenes. Se prolongará la Adoración del Santísimo Sacramento hasta las 8.00 de la mañana con Misa
Sábado 5 de octubre
18.00: Misa con Niños. 19.00: Rezo del Rosario con Exposición del Santísimo. 19.30: Eucaristía del domingo. 21.00: Eucaristía del domingo con las comunidades
Domingo 6 de octubre
9.30: Eucaristía con rezo de Laudes. 11.00: Eucaristía. 12.00: Eucaristía 19.30: Eucaristía
Lunes 7 de octubre
19.00: Rezo del Rosario con Exposición del Santísimo. 19.30: Eucaristía con rezo de Vísperas en la fiesta de la Virgen del Rosario
Martes 8 de octubre.
Témporas de Acción de gracias y petición
19.00: Rezo del Rosario con Exposición del Santísimo
19.30: Eucaristía con rezo de Vísperas en la celebración de las Témporas. Al finalizar tendrá lugar el envío de todas las personas que desarrollan alguna tarea o ministerio en la parroquia (catequistas, ministros de la eucaristía, miembros del Equipo de Cáritas, de liturgia, de pastoral de la salud...). 21.00: Cena de sobaquillo y película
Martes 9 de octubre. Convivencia y asamblea parroquial

 
Del 23 al 29de septiembre de 2013
Lunes 23. S. Pío de Pietrelcina, presbítero. 19.30 h.: En sufragio de José Antonio Cabanilles. 
Martes 24. 19.30 h.: sin intención. 
Miércoles 25. 19.30 h.: sin intención. 
Jueves 26. 19.30 h.: sin intención. 
Viernes 27. S. Vicente de Paúl. 19.30 h.: En sufragio del Rvdo. D. Rafael Calatayud. 
Sábado 28. XXVI T.O. 19.30 h.: En sufragio de Rosendo Roche, y Víctor Ferragut. 21.00 h.: En sufragio de los difuntos de la familia Cabrera—Romero. 
Domingo 29. XXVI T.O.12.00 h. Pro Pópulo



Hoja Parroquial en formato pdf

Puedes escanear la siguiente imagen con la aplicación "tipatag" de tu móvil.


14 de septiembre de 2013

Domingo 15 de septiembre de 2013. XXIV TO 2013 C


HOJA
PARROQUIAL
Parroquia de Sant Francesc de Borja
Email de la parroquia: sfb500@gmail.com

Domingo 15 de Septiembre de 2013  

LA ALEGRÍA DE SER ENCONTRADOS EN EL AMOR
Queridos hermanos: 
Recientemente hemos podido ver la película “Preferisco il Paradiso”, que narra la vida de San Felipe Neri desde su llegada a Roma. Él quería marchar de misionero a las Indias con los jesuitas, como San Francisco Javier. Pero encuentra su carisma, “sus indias”, en la acogida de niños huérfanos o abandonados de las calles de Roma. La película muestra cómo los niños más mayores y algunos jóvenes responden conforme han sido tratados: sin amor. En concreto hay uno que se comporta con dureza, agresividad y falta de respeto, incluso al sacerdote. Al final de la primera parte de la película este joven es apuñalado y se teme su muerte. San Felipe lo asiste. En esa situación este joven confiesa que odia al sacerdote... y que odia a su padre que se avergüenza de su hijo bastardo que siempre le ha dejado solo. San Felipe le consuela y lo cura. De este saberse amado surgirá del joven una conversión, una vinculación al Oratorio de San Felipe y un celo que le hará marchar a las Indias como misionero.
Amor saca amor. La misericordia regenera.
Es lo que aparece hermosamente relatado en las tres parábolas del evangelio: encontrados en el amor. La oveja, la moneda, los hijos mayor y menor. El pastor camina hasta encontrar, la mujer busca, el Padre espera. Y el resultado es el mismo: la alegría y la fiesta. 
La bendición hace crecer y acabará encontrando al que se perdió. La maldición, el reproche, el desprecio del perdido, cierra las puertas de retorno. Nuestro Dios es amor que busca, que recorre caminos hasta encontrar, que espera, que suscita un lugar donde acoger al perdido, la Iglesia.
¡Cuántas personas, heridas por pecados propios o ajenos, están perdidas y no son encontradas porque falta este amor que va, que busca, que espera! “Se fue, ya volverá”, dicen algunos. El amor es activo, sale al encuentro, busca, no desespera, siembra esperanza esperando, siembra amor amando, siembra el encuentro buscando. Amor paciente y misericordioso concede al Papa Francisco, a los obispos y sacerdotes, a los padres de familia, profesores, catequistas y educadores este amor que regenera el corazón. Danos a todos la gracia de desear ser encontrados por ti y por nuestros hermanos.
Jesús, vuestro párroco

 
+  Lectura del santo evangelio según san Lucas 15, 1-10

En aquel tiempo, solían acercarse a Jesús los publicanos y los pecadores a escucharle. Y los fariseos y los escribas murmuraban entre ellos:
— «Ése acoge a los pecadores y come con ellos.»
Jesús les dijo esta parábola:
— «Si uno de vosotros tiene cien ovejas y se le pierde una, ¿no deja las noventa y nueve en el campo y va tras la descarriada, hasta que la encuentra? Y, cuando la encuentra, se la carga sobre los hombros, muy contento; y, al llegar a casa, reúne a los amigos y a los vecinos para decirles:
“¡Felicitadme!, he encontrado la oveja que se me había perdido.” Os digo que así también habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse.
Y si una mujer tiene diez monedas y se le pierde una, ¿no enciende una lámpara y barre la casa y busca con cuidado, hasta que la encuentra? Y, cuando la encuentra, reúne a las amigas y a las vecinas para decirles: “¡Felicitadme!, he encontrado la moneda que se me había perdido.” Os digo que la misma alegría habrá entre los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierta.»
Palabra del Señor


1434 La penitencia interior del cristiano puede tener expresiones muy variadas. La Escritura y los Padres insisten sobre todo en tres formas: el ayuno, la oración, la limosna  (cf. Tb 12,8; Mt 6,1-18), que expresan la conversión con relación a sí mismo, con relación a Dios y con relación a los demás. Junto a la purificación radical operada por el Bautismo o por el martirio, citan, como medio de obtener el perdón de los pecados, los esfuerzos realizados para reconciliarse con el prójimo, las lágrimas de penitencia, la preocupación por la salvación del prójimo (cf St 5,20), la intercesión de los santos y la práctica de la caridad "que cubre multitud de pecados" (1 P 4,8).

1435   La conversión se realiza en la vida cotidiana mediante gestos de reconciliación, la atención a los pobres, el ejercicio y la defensa de la justicia y del derecho (Am 5,24; Is 1,17), por el reconocimiento de nuestras faltas ante los hermanos, la corrección fraterna, la revisión de vida, el examen de conciencia, la dirección espiritual, la aceptación de los sufrimientos, el padecer la persecución a causa de la justicia. Tomar la cruz cada día y seguir a Jesús es el camino más seguro de la penitencia (cf Lc 9,23).

1439   El proceso de la conversión y de la penitencia fue descrito maravillosamente por Jesús en la parábola llamada "del hijo pródigo", cuyo centro es "el Padre misericordioso" (Lc 15,11-24): la fascinación de una libertad ilusoria, el abandono de la casa paterna; la miseria extrema en que el hijo se encuentra tras haber dilapidado su fortuna; la humillación profunda de verse obligado a apacentar cerdos, y peor aún, la de desear alimentarse de las algarrobas que comían los cerdos; la reflexión sobre los bienes perdidos; el arrepentimiento y la decisión de declararse culpable ante su padre, el camino del retorno; la acogida generosa del padre; la alegría del padre: todos estos son rasgos propios del proceso de conversión. El mejor vestido, el anillo y el banquete de fiesta son símbolos de esta vida nueva, pura, digna, llena de alegría que es la vida del hombre que vuelve a Dios y al seno de su familia, que es la Iglesia. Sólo el corazón de Cristo que conoce las profundidades del amor de su Padre, pudo revelarnos el abismo de su misericordia de una manera tan llena de simplicidad y de belleza.


"Un poco más arriba has aprendido cómo es necesario desterrar la negligencia, evitar la arrogancia, y también adquirir la devoción y a no a entregarte a los quehaceres de este mundo, ni anteponer los bienes caducos a los que no tienen fin; pero, puesto que la fragilidad humana no puede conservarse en línea recta en medio de un mundo tan corrompido, ese buen médico te ha proporcionado los remedios, aun contra el error, y ese juez misericordioso te ha ofrecido la esperanza del perdón. Y así, no sin razón, San Lucas ha narrado por orden tres parábolas: la de la oveja perdida y hallada después, la de la dracma que se había extraviado y fue encontrada, y el hijo que se había muerto y volvió a la vida; y todo esto para que aleccionados con este triple remedio, podamos curar nuestras heridas, pues "una cuerda triple no se rompe" (Si 4, 12). [...] ¿Quién es este padre, ese pastor y esa mujer? ¿Acaso representan a Dios Padre, a Cristo y la Iglesia? Cristo te lleva sobre sus hombros, te busca la Iglesia y te recibe el Padre. Uno porque es Pastor, no cesa de llevarte; la otra, como madre, sin cesar te busca y el Padre te vuelve a vestir. El primero por obra de misericordia; la segunda cuidándote, y el tercero, reconciliándote con Él. A cada uno de ellos le cuadra perfectamente una de esas cualidades: El Redentor viene a salvar, la Iglesia asiste y el Padre reconcilia. En todo actuar divino está presente la misma misericordia, aunque la gracia varíe según nuestros méritos. El Pastor llama a la oveja cansada, es hallada la dracma que se había perdido, y el hijo, por sus propios pasos, vuelve al Padre y vuelve arrepentido del error que le acusa sin cesar " (S. Ambrosio, tratado sobre el Evangelio de San Lucas lib. VII, 207-208).
“La fidelidad a sí mismo por parte del padre —un comportamiento ya conocido por el término veterotestamentario «hesed»— es expresada al mismo tiempo de manera singularmente impregnada de amor. Leemos en efecto que cuando el padre divisó de lejos al hijo pródigo que volvía a casa, «le salió conmovido al encuentro, le echó los brazos al cuello y lo besó». Está obrando ciertamente a impulsos de un profundo afecto, lo cual explica también su generosidad hacia el hijo, aquella generosidad que indignará tanto al hijo mayor. Sin embargo las causas de la conmoción hay que buscarlas más en profundidad. Sí, el padre es consciente de que se ha salvado un bien fundamental: el bien de la humanidad de su hijo. Si bien éste había malgastado el patrimonio, no obstante ha quedado a salvo su humanidad. Es más, ésta ha sido de algún modo encontrada de nuevo. Lo dicen las palabras dirigidas por el padre al hijo mayor: «Había que hacer fiesta y alegrarse porque este hermano tuyo había muerto y ha resucitado, se había perdido y ha sido hallado». En el mismo capítulo XV del evangelio de san Lucas, leemos la parábola de la oveja extraviada  y sucesivamente de la dracma perdida. Se pone siempre de relieve la misma alegría, presente en el caso del hijo pródigo. La fidelidad del padre a sí mismo está totalmente centrada en la humanidad del hijo perdido, en su dignidad. Así se explica ante todo la alegre conmoción por su vuelta a casa.” (Bto. Juan Pablo II, Dives in misericordia)

“En el nombre de Jesucristo, crucificado y resucitado, en el espíritu de su misión mesiánica, que permanece en la historia de la humanidad, elevemos nuestra voz y supliquemos que en esta etapa de la historia se revele una vez más aquel Amor que está en el Padre y que por obra del Hijo y del Espíritu Santo se haga presente en el mundo contemporáneo como más fuerte que el mal: más fuerte que el pecado y la muerte. Supliquemos por intercesión de Aquella, la Virgen María, que no cesa de proclamar «la misericordia de generación en generación», y también de aquellos en quienes se han cumplido hasta el final las palabras del sermón de la montaña: «Bienaventurados los misericordiosos porque ellos alcanzarán misericordia». (Juan Pablo II. Encíclica “Dives in misericordia”. nº 15)










A partir de octubre el horario de misas será el siguiente:
De lunes a viernes: 19.30 h.
Los sábados y vísperas de fiesta: 18.00 h.; 19.30 h. y 21.00 h.
Los domingos y festivos: 9.30 h.; 11.00 h.; 12.00 h.; 19.30 h.

El cambio más significativo se produce los domingos que pasa de tener una sola misa a las 12.00 h., a tener tres misas más para atender mejor a la feligresía.

A partir de octubre el horario de adoración (salvo festivos) será el siguiente:
De lunes a jueves de 9.30 a 10.30 de la mañana: Exposición menor con rezo de Laudes. 
Los viernes todo el día: 
9.30 h.: Rezo de Laudes con Exposición del Santísimo Sacramento. 
de 10.30 a 18.30 h.: Adoración. 
19.00 h.: Rezo del Rosario y Reserva.
19.30 h.: Eucaristía
Los primeros jueves de mes de 8.30 a 9.30 noche.
Encontrarán unos folletos en la mesita para inscribirse en los turnos de vela.

El lunes 30 de septiembre es la solemnidad de nuestro patrón San Francisco de Borja. A las 12.00 h. es la misa solemne en la Colegiata y a las 8 tarde la Solemne procesión.
Del 1 al 9 de octubre serán las fiestas en nuestra parroquia. Todos los días habrá Exposición menor con rezo del Rosario a las 7 tarde y la misa a continuación. Habrá bendición de rosas, celebración penitencial comunitaria, convivencia parroquial con la Asamblea y comida fraterna.

Rogamos su colaboración con la parroquia de cara a los pagos ordinarios y extraordinarios que la parroquia tiene que acometer cada mes. Muchas gracias


El lunes 16 a las 20.30 h. se reunirá el grupo de oración para hacer la reunión preparatoria del curso que vamos a empezar. También se reunirá a la misma hora el Equipo de formación para preparar la Convivencia de inicio de curso del 9 de octubre.
El grupo de prebautismales se reunirá el martes 17 a las 20.00 h. para tener su reunión de programación de curso.
El equipo de Cáritas tendrá su reunión de programación de curso el miércoles 18 a las 17.30 h.
El jueves 19, el equipo de Pastoral de la salud se reunirá a las 17.30 h. Ese mismo día, a las 20.15 h., los responsables del Camino neocatecumenal tendrán su reunión de programación.
El Consejo de pastoral parroquial tendrá lugar el viernes 20 en los locales parroquiales a las 20.30 h.
El que fuera párroco de nuestra parroquia de San Francisco de Borja, D. Miguel Fons García, ha sido nombrado por nuestro Arzobispo párroco de Beniarjo, Potríes y Beniflà. Hará su entrada el sábado 21 de septiembre en Potríes a las 20 h., y en Beniarjó a las 7 de la tarde.
El domingo 22 a las 22.00 h. se reunirán los catequistas de la primera comunidad.
El lunes 23 de septiembre será la primera reunión del grupo de IDR de nuestra parroquia. El sábado 28 será la reunión con todos los animadores de la diócesis a las 10.00 h. en Moncada.
El jueves 26 de septiembre a las 19.00 h. se retransmitirá en nuestra parroquia la oración del Santo Rosario por Radio María 
 Del viernes 27 al domingo 29 tendrá lugar la 12 Jornada de profundización al Oratorio de Niños Pequeños en Cullera.
El próximo sábado 21 de septiembre, a las 10 h., celebraremos el Retiro/convivencia para los voluntarios de todas las Cáritas parroquiales y de proyectos de Interparroquial. El retiro es en la casa de espiritualidad "Buenavista" anexa al Preventorio, en el Real de Gandia. Hay que llevar el bocadillo para comer y algo para compartir (la bebida la comprará Cáritas Interparroquial). 

Del 16 al 22de septiembre de 2013
Lunes 16. S. Cornelio y S. Cipriano. 19.30 h.: En sufragio del Rvdo. D. Jesús José Novell Carbó. 
Martes 17. 19.30 h.: sin intención.  
Miércoles 18. 19.30 h.: sin intención. 
Jueves 19. 19.30 h.: En sufragio de Pilar Domínguez Buendía y difuntos familia. 
Viernes 20. 19.30 h.: En sufragio de los difuntos de la familia Espí—Sanchis. 
Sábado 21. XXV. T.O. 19.30 h.: sin intención. 21.00 h.: En sufragio de los difuntos de la familia Escrivá—Peiró. 
Domingo 22. XXV T.O. 12.00 h. Pro Pópulo.


8 de septiembre de 2013

Papa Francisco: Convirtámonos en hombres y mujeres de reconciliación y de paz

El santo padre invita a gritar un ¡Sí es posible la paz!



Podemos preguntarnos: ¿Qué significado tienen estas palabras? ¿Qué nos dicen a ti, a mí, a todos nosotros?
1. Nos dicen simplemente que nuestro mundo, en el corazón y en la mente de Dios, es "casa de armonía y de paz" y un lugar en el que todos pueden encontrar su puesto y sentirse "en casa", porque "es bueno". Toda la creación forma un conjunto armonioso, bueno, pero sobre todo los seres humanos, hechos a imagen y semejanza de Dios, forman una sola familia, en la que las relaciones están marcadas por una fraternidad real y no sólo de palabra: el otro y la otra son el hermano y la hermana que hemos de amar, y la relación con Dios, que es amor, fidelidad, bondad, se refleja en todas las relaciones humanas y confiere armonía a toda la creación. El mundo de Dios es un mundo en el que todos se sienten responsables de todos, del bien de todos. Esta noche, en la reflexión, con el ayuno, en la oración, cada uno de nosotros, todos, pensemos en lo más profundo de nosotros mismos: ¿No es ése el mundo que yo deseo? ¿No es ése el mundo que todos llevamos dentro del corazón? El mundo que queremos ¿no es un mundo de armonía y de paz, dentro de nosotros mismos, en la relación con los demás, en las familias, en las ciudades, en y entre las naciones? Y la verdadera libertad para elegir el camino a seguir en este mundo ¿no es precisamente aquella que está orientada al bien de todos y guiada por el amor?
2. Pero preguntémonos ahora: ¿Es ése el mundo en el que vivimos? La creación conserva su belleza que nos llena de estupor, sigue siendo una obra buena. Pero también hay "violencia, división, rivalidad, guerra". Esto se produce cuando el hombre, vértice de la creación, pierde de vista el horizonte de belleza y de bondad, y se cierra en su propio egoísmo.
Cuando el hombre piensa sólo en sí mismo, en sus propios intereses y se pone en el centro, cuando se deja fascinar por los ídolos del dominio y del poder, cuando se pone en el lugar de Dios, entonces altera todas las relaciones, arruina todo; y abre la puerta a la violencia, a la indiferencia, al enfrentamiento. Eso es exactamente lo que quiere hacernos comprender el pasaje del Génesis en el que se narra el pecado del ser humano: El hombre entra en conflicto consigo mismo, se da cuenta de que está desnudo y se esconde porque tiene miedo (Gn 3,10), tiene miedo de la mirada de Dios; acusa a la mujer, que es carne de su carne (v. 12); rompe la armonía con la creación, llega incluso a levantar la mano contra el hermano para matarlo. ¿Podemos decir que de la "armonía" se pasa a la "desarmonía"? ¿Podemos decir esto, que de la "armonía" se pasa a la "desarmonía"? No, no existe la "desarmonía": o hay armonía o se cae en el caos, donde hay violencia, rivalidad, enfrentamiento, miedo…
Precisamente en medio de este caos, Dios pregunta a la conciencia del hombre: «¿Dónde está Abel, tu hermano?». Y Caín responde: «No sé, ¿soy yo el guardián de mi hermano?» (Gn 4,9). Esta pregunta se dirige también a nosotros, y también a nosotros nos hará bien preguntarnos: ¿Soy yo el guardián de mi hermano? Sí, tú eres el guardián de tu hermano. Ser persona humana significa ser guardianes los unos de los otros. Sin embargo, cuando se pierde la armonía, se produce una metamorfosis: el hermano que deberíamos proteger y amar se convierte en el adversario a combatir, suprimir. ¡Cuánta violencia se genera en ese momento, cuántos conflictos, cuántas guerras han jalonado nuestra historia! Basta ver el sufrimiento de tantos hermanos y hermanas. No se trata de algo coyuntural, sino que es verdad: en cada agresión y en cada guerra hacemos renacer a Caín. ¡Todos nosotros! Y también hoy prolongamos esta historia de enfrentamiento entre hermanos, también hoy levantamos la mano contra quien es nuestro hermano. También hoy nos dejamos llevar por los ídolos, por el egoísmo, por nuestros intereses; y esta actitud va a más: hemos perfeccionado nuestras armas, nuestra conciencia se ha adormecido, hemos hecho más sutiles nuestras razones para justificarnos. Como si fuese algo normal, seguimos sembrando destrucción, dolor, muerte. La violencia, la guerra traen sólo muerte, hablan de muerte. La violencia y la guerra utilizan el lenguaje de la muerte. Después del caos del diluvio, ha dejado de llover, se ve el arcoiris. La paloma lleva una rama de olivo. Pienso también hoy en aquel olivo que representantes de las diferentes religiones hemos plantado en Buenos Aires en la plaza de Mayo en el 2000 pidiendo que no haya más caos, pidiendo que no haya más guerra, pidiendo paz.
3. En estas circunstancias, me pregunto: ¿Es posible seguir otro camino? ¿Podemos salir de esta espiral de dolor y de muerte? ¿Podemos aprender de nuevo a caminar por las sendas de la paz? Invocando la ayuda de Dios, bajo la mirada materna de la Salus populi romani, Reina de la paz, quiero responder: Sí, es posible para todos. Esta noche me gustaría que desde todas las partes de la tierra gritásemos: Sí, es posible para todos. Más aún, quisiera que cada uno de nosotros, desde el más pequeño hasta el más grande, incluidos aquellos que están llamados a gobernar las naciones, dijese: Sí, queremos. Mi fe cristiana me lleva a mirar a la Cruz. ¡Cómo quisiera que por un momento todos los hombres y las mujeres de buena voluntad mirasen la Cruz! Allí se puede leer la respuesta de Dios: allí, a la violencia no se ha respondido con violencia, a la muerte no se ha respondido con el lenguaje de la muerte. En el silencio de la Cruz calla el fragor de las armas y habla el lenguaje de la reconciliación, del perdón, del diálogo, de la paz. Quisiera pedir al Señor, esta noche, que nosotros cristianos, los hermanos de las otras religiones, todos los hombres y mujeres de buena voluntad gritasen con fuerza: ¡La violencia y la guerra nunca son camino para la paz! Que cada uno mire dentro de su propia conciencia y escuche la palabra que dice: Sal de tus intereses que atrofian tu corazón, supera la indiferencia hacia el otro que hace insensible tu corazón, vence tus razones de muerte y ábrete al diálogo, a la reconciliación; mira el dolor de tu hermano - pero piendo en los niños: solamente a aquellos...mira el dolor de tu hermano - y no añadas más dolor, detén tu mano, reconstruye la armonía que se ha perdido; y esto no con la confrontación, sino con el encuentro. ¡Que se acabe el sonido de las armas! La guerra significa siempre el fracaso de la paz, es siempre una derrota para la humanidad. Resuenen una vez más las palabras de Pablo VI: «Nunca más los unos contra los otros; jamás, nunca más… ¡Nunca más la guerra! ¡Nunca más la guerra!» (Discurso a las Naciones Unidas, 4 octubre 1965: AAS 57 [1965], 881). «La Paz se afianza solamente con la paz; la paz no separada de los deberes de la justicia, sino alimentada por el propio sacrificio, por la clemencia, por la misericordia, por la caridad» (Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz 1976AAS 67 [1975], 671). Perdón, diálogo, reconciliación son las palabras de la paz: en la amada nación siria, en Oriente Medio, en todo el mundo. Recemos por la reconciliación y por la paz, contribuyamos a la reconciliación y a la paz, y convirtámonos todos, en cualquier lugar donde nos encontremos, en hombres y mujeres de reconciliación y de paz. Amén.